- El rincón del poeta
- Relatos breves
- Libros digitales
- Trabajos de investigación
 
 
Cultura en general (museos, exposiciones, patrimonio, etc...)
Enseñanza de español y didáctica de otras lenguas
Cooperación, igualdad, dependencia, desarrollo, etc.
Publicaciones e información sobre el mundo del libro.
 
 
Publicar en Liceus
 
 
 
REFLEXIONES/ Pedro Donaire Jiménez
 

TRÍPTICO DE UN ERRANTE

DESPREOCUPADO
———————
DESOCUPADO
—————
DESHABITADO
—————
DESPREOCUPADO

Una imagen bien cuidada,
la ropa bien elegida,
de una tienda a otra husmeando felicidad.

Libros que te expenden sabiduría
y servicios que enajenan su necesidad.
Todos circunspectos sabiendo a dónde van,
no me cabe duda, estoy en la ciudad.

Sentado en la plaza,
observando a la gente en su devenir,
sin nada en que pensar.

Todos tienen propósitos, objetivos,
rumiando alguna esperanza,
envarados a sus pertenencias y de su identidad.

« ¡ Qué notable es esa ley con la que conseguimos votar ! »
« ¡ Qué importante es el placer y el dinero,
la igualdad de oportunidades y, oh, la libertad ! »
« El mercado de las creencias es libre y secreto,
opina lo que quieras, por supuesto,
dentro de lo legal. »
« La comunicación, la información y la economía
si quieres estar al día,
si quieres sobrevivir, ya sabes, te debes preparar ... »
...

El agua de la fontana sube y baja sin cesar,
me refresco un poco la cara
y retorno a mi caminar.

Más adelante,
entre paradas y coloquios,
escucho los chascarrillos esenciales
de esta sociedad:

« Yo sé más que tú; yo tengo más cultura;
 yo soy más realista; yo soy más espiritual. »
« Mis valores y principios superan a los tuyos;
mi creencia es mejor; yo tengo la verdad. »
« Yo soy de un país y una raza superior;
la ciencia y la tecnología son el no va más. »
« Yo visto mejor y mi coche es más caro;
mi política, todo lo va a arreglar. »
« Yo soy más bueno y asisto más a la gente;
calla, yo soy más fuerte;
no, yo a ti te amo más. »

La enraizada letanía del poder
se pierde en la distancia.
Sólo queda en la fuente
el sonido del agua
que sube de nuevo para volver a bajar. »

DESOCUPADO

Paseo sin nada que hacer,
despacio, camino despacio.
La puesta de sol,
ese mar, ese horizonte,
en este rincón dormiré un rato.

Lo hecho, hecho está,
 no hay rastros
ni se alza ningún estandarte.
El cielo azul y la tierra mojada,
las estrellas lejanas y el vino en la mesa.
Nada hay que realizar,
no hay nada que interpretar,
sólo cuando la barriga está vacía
se puede volver a llenar.

Todo está en su sitio
sigo mi caminar.
La montaña y la arboleda ,
cualquier situación que se pueda habitar.
¡ Hombre, aquí hay una sombra agradable
donde poder descansar !

DESHABITADO

De alegre soledad
moro en silencio, 
entre las multitudes que pueblan las fronteras.
Vacío de pensamientos,
mi lento caminar
no tiene preguntas ni tiene respuestas.

La identidad personal, el pueblo y la ciudad;
la patria y la región, el país y la nación.
Trabajo, eficacia y labor, 
oficio y profesionalidad.
La moda, imagen y estudios,
la tribu callejera y la clase social.
El rol sexual y relacional, política y religión,
filosofía, ideología y modo de pensar.

Todo esto y mucho más,
pertenece a la memoria de una cultura
que se empeña en buscar:
• Los datos de su pasado
( entonces lo llaman encontrarse a sí mismo
o tener autenticidad ).
• Reinterpretar su pasado
( entonces lo llaman cambiar, progreso y desarrollo
o la mejora de la humanidad ).
...
Sin sentido, como la vida,
nada tengo que decir
ni lugar donde pertenecer.
Las formas van y vienen
y cualquier asidero sólo existe en el ayer.

El tiempo es una forma de conocimiento,
el espacio también lo es.
La materia sin tiempo no puede existir,
el tiempo sin espacio no puede ser.
Todos son conceptos e ideas
de un entendimiento
que te lleva a no-conocer.

Formas de saber y el saber como forma,
todo es conocimiento
que gustamos retener
porque nos da poder.

Se pretende así, poseer la realidad,
no siendo más
que mera cavilación y opiniones,
teorías, argumentos y razones
que dejaron su huella en el ayer
...

El impulso del miedo
es el temor a perder.
Perder la vida, la razón,
el estatus o la pertenencia.
Perder la libertad, la felicidad,
los valores y principios y, en suma,
la permanencia.

Siempre buscando y creando
tantos porqués y tanta teoría,
tanta razón y tanta realidad.
Creando tanta diferencia y desdén,
tanto juicio
que separa y condiciona la conciencia
y no deja a nadie vivir en paz.
...
No, dejadme sin postura que mantener,
desierto de sabiduría,
sin ideario en el que creer.
Desarraigado de tradiciones,
romper el hilo umbilical
con líderes, dioses y héroes.

Matar la esperanza,
soltar la presa del yo y la consciencia
abandonar todo ese equipaje.

Perder los papeles
y quedarme en medio de la nada,
hasta sentir, de una vez,
el pálpito de la vida.

EL MOTIVO VITAL

En todo lugar,
en cualquier acción y situación,
en todo pensamiento y en toda emoción,
existe el motivo vital.

Es el fundamento
que une lo externo y lo interno.
Es la esencia
que da sentido al movimiento.

No es tangible,
pero sí evidente.
No se puede radicar
porque es ubicuo.
Es el continente de universos
y el vacío de los mundos.

He aquí la creación de un principio metafísico. Bueno, no está mal. Se
pretende expresarlo todo sin decir absolutamente nada. Si con un poco de
valor, repasáramos todas nuestras creencias, encontraríamos esa misma
fascinante vacuidad.

POSTULADOS

El Conocimiento es una descripción creativa e interesada de una realidad
dada, ya sea ésta objetual, ideal o fenoménica.

Todo lo que existe es conocimiento y memoria de ese conocimiento.

Las Percepciones están condicionadas por el conocimiento.

Las Emociones y Sentimientos están condicionados por la percepción y, a
su vez, por el conocimiento.

Las Creencias son creaciones ideales del conocimiento, son su noción de
verdad.

Experimentar es hacer uso del conocimiento para entender una cosa. De
esta manera, todo aquello que se experimenta lleva implicado un
conocimiento previo.

La Verdad como valor superior no existe. Sólo hay soluciones que dependen
del contexto y del interés que existe en considerarlas de una forma y
valor determinados.

La Personalidad, la Conciencia, el « yo »
Es el conocimiento interesado (que cree), en la existencia de un sujeto
que percibe y experimenta. Supone la reificación de dicho sujeto.

La personalidad (una forma individual del conocimiento), pretende
continuar su supuesta existencia, por eso inventa conceptos tales como «
el Ser », « el Alma », « la Inmortalidad», « Dios », « la Esencia », « la
Naturaleza de las cosas », « la Verdad », « el Tiempo », etc.

El Tiempo es la esperanza que tiene el conocimiento de mantener sus
creaciones y buscar más experiencias. Obviamente, sin tiempo no se puede
conocer.

El Espacio es la configuración de relaciones entre los elementos físicos
que hacen posible la experiencia.

El tiempo y el espacio son formas de conocimiento.

LA CREACIÓN DE DIOS

Retengamos todos los atributos y relaciones cualitativas conocidos sobre
lo que consideramos "bueno". Hagamos un conjunto de todo ello y tendremos
lo más bueno, « la Bondad máxima».

Hagamos lo mismo con todos los atributos y relaciones sobre el
conocimiento, y tendremos la sapiencia máxima, « lo Omnisciente ».

Reunamos tales conceptos en un mismo punto que pueda servirnos de
referente. Para ello, necesitamos un sujeto del que se puedan decir todas
estas cualidades, y otras más, que de igual manera imaginemos.

Bien, retengamos todos los atributos y relaciones sobre lo que creemos
que "son" las cosas, y tendremos lo que Es por antonomasia, « el Ser ».

Podemos añadirle los atributos y relaciones que configuran el mayor
poder: la capacidad de creación. Obtendremos « la Omnipotencia ».

Y ahora que ya tenemos un Ser, como sujeto, le aplicamos dichos conjuntos
de atributos. Nos resulta un Ser Todo-bondadoso, omnipotente y
omnisciente.

Nos falta una cuestión fundamental, inherente a todo conocimiento: ha de
ser creíble. Es decir, hace falta la noción de verdad.

Muy bien, hagamos igual que antes, retengamos todos los atributos y
relaciones cualitativas sobre lo que consideramos verdadero, y tendremos
la verdad superior a todas las demás, « la Única Verdad ».

Apliquemos sin demora esta razón a nuestro perfecto Sujeto y tendremos,
por fin, al único Ser verdadero, del cual emana toda la verdad y toda la
sabiduría.

Por supuesto, hemos de ponerle un nombre. Podría ser Dios, Buda, Alá o
Jehová o no sé cuántos más. En fin, dejemos, no obstante, que cada
cultura lo entienda a su manera.

ALGUNOS PENSAMIENTOS 

El fracaso es la última esperanza que le resta
al ser humano.
• 
La contemplación es la más gozosa, terapéutica y subversiva de todas las
acciones.
• 
El problema capital del ser humano consiste en una recidiva obsesión por
la búsqueda del ser. Se empeña en llegar a ser sin darse cuenta de que ya
lo es. Tan empecinado intento yerra en los mismos cimientos de su
construcción: Si uno es, por ende lo abarca todo; si no es, jamás podrá
llegar a ser nada, porque no existe.

Tamaña simpleza teórica es difícil de aceptar por una cultura, cuyo
impulso dinámico básico confunde la simple declinación genitiva con
categorías ontológicas.

DUBITATIVO

Instalado en la duda,
no sé hacer otra cosa que indagar.
Tengo miedo a afirmar por equivocarme.
Miedo a creer por errar el tino.

Entretanto descubro con asombro y admirado a otras personas, viejos
filósofos, insignes contemporáneos y gente de mi entorno que creen, ya
sea en una tradición, una doctrina o cualquiera otro convencionalismo
socio-cultural.

Está tan lleno de mentiras este mundo que hasta lo auténtico sabe a
impostura.
¿ Cómo decidir qué hacer y pensar en un mundo así ? ...

En una realidad tal
que un punto de vista, una interpretación, por loca que sea, cabe en su
contexto y resulta complementaria de otra radicalmente contraria, ¿ qué
se puede decir ? ...

Que la visión de un político y la de un vagabundo son complementarias.

De la misma manera, la de un científico que la de una maruja.

¿ Cómo pueden defenderse de forma altisonante, dogmática o
convencionalmente, toda un serie de valores, que no son más que productos
de una visión determinada, sin tener en cuenta cuánto se nos escapa de la
realidad ?

¿ Podemos, alegremente, hacer eso ?

¿ Se puede ser capaz de enjuiciar a los demás sabiendo que, pese a
nosotros, sólo vemos pequeñas porciones de esa multivalente realidad ?

¿ Podemos ser firmes de carácter cuando eso implica una visión rígida
sobre nuestra historia y nuestra propia identidad ?

LA HERIDA

Cuando nos queremos ensebar
con la fatuidad de ser instruidos,
solemos opinar de todo
lo que a nuestro alcance pueda acontecer.

La vanal rutina embarga nuestro tiempo,
conplaciéndosenos la faz
cuando construimos hermosos argumentos
( fútiles intentos de autoafirmación ).

Mas, ¿ qué son las opiniones,
si no acendrados espejos
donde otear nuestro primoroso semblante ?

La naturaleza, así constreñida,
parece hacernos caso
y entre los pasillos de nuestra realidad
deambulamos incólumes y seguros.

Pero los corredores van quedándose
solitarios y, de súbito,
miramos al cielo
para darnos cuenta de la estrechez
panorámica de nuestro mundo.

Hay momentos inoportunos
para un holgado consuelo que reza:
« las cosas son como son ».
Y este es uno de ellos.

Tienes una herida abierta,
una herida que sangra,
y resulta ser un ventanal de oxigenación
aireando los intrincados y angostos pasadizos.
A su través parece asomarse la misma realidad,
plausiblemente de otra guisa.

EL TALÓN DE AQUILES

Estúpido peregrinaje,
cuántos cientos de horas
vagando sin descanso,
perdido entre los fulgores
de la noche.

Casi mustio el corazón
por lides impías
a la intemperie del alma.
Y desolado el espíritu,
por recuas de emociones e ideas
amamantadas con el tiempo.

Corriendo siempre veloz,
indeciblemente rápido,
y darse cuenta al fin,
del imposible término medio
que jamás penetrará
siquiera a discernir el infinito.

Obsesión tras obsesión,
horadando el saber
entre sus arcanos intersticios.
Mas, después de remover el mundo
descubro las fáciles palabras,
la alegre ignorancia
y la terrible soledad del escéptico.

ANONYMOS

En un anfiteatro se representa una comedia griega. Diversas casas bajas y
un edificio de solemnes columnas rodean, como fondo, el ágora donde se
sitúan y conversan los actores.
1er Actor
No sé, quizás la herida ya dejó de sangrar
y cerró la puerta a lo impoluto, lo inconcebible
2º Actor
Puede ser ..., hoy he retenido una mirada,
de un profundo sentido, y he mutilado con saña el lenguaje
y desnudo, hoy,
me he sentado en la aduana del fin de un mundo
1er Actor
Sí, creo que has comprendido lo que quiero decir:
Rompes una realidad e inicias otra,
y acabas con ésta para empezar una nueva
2º Actor
Te entiendo, en un mismo terreno de juego,
que suelen llamar realidad, todo parece discernirse
como distintas estrategias,
que suelen, además, denominar creencias
1er Actor
Exacto; pero ¿ Dónde está mi auténtica voz,
aquella no manipulada por el juego
ni sus esquivas estrategias ?
2º Actor
Acabas, amigo mio, de comenzar el juego de nuevo,
separándote una vez más de aquello que más ansías
1er Actor
Ahora sí que me he perdido.
¿ Puedes explicarme aquí, cuál es tu razón ?
 2º Actor
Bien, si así lo quieres,
¿ Se te ha olvidado lo que representamos
con el juego y sus estrategias ?
Entonces, ¿ A quién preguntas para resolver tus respuestas ?

MOMENTO FUGAZ

Lluvia y Sol,
Una nube blanca cubre la vieja Tierra.
Los cielos se manchan 
de espesas sombras.

Pero basta el alcance de un rayo de luz
Para justificar toda la existencia:
El presente se transforma en infinito
Y el conocimiento ya no sabe que lo es.

Vana gloria de un momento
que escapa de la triste caverna platónica.