- El rincón del poeta
- Relatos breves
- Libros digitales
- Trabajos de investigación
 
 
Cultura en general (museos, exposiciones, patrimonio, etc...)
Enseñanza de español y didáctica de otras lenguas
Cooperación, igualdad, dependencia, desarrollo, etc.
Publicaciones e información sobre el mundo del libro.
 
 
Publicar en Liceus
 
 
 
Ensayo
"Solución" Controversia Azar – Causalidad
paulinoalfeon@euskalnet.net
 

Si me lo permiten, quisiera exponer a su consideración la siguiente cuestión sobre una singular aproximación a dos controvertidos y paradójicos pares de opuestos fundamentales como son: 
  • El Par ("Azar – Causalidad") con su consecuencia Libertad
  • El Par ("Pasado – Futuro") con su consecuencia Presente


La realidad observable parece mostrar que la vida existe en función de pares de opuestos como: (luz – oscuridad), (frío – calor) o la fuerza gravitacional centrípeta y la electromagnética expansiva, las positivas y negativas del átomo en equilibrada interacción, etc. 

Los citados, son algunos elocuentes ejemplos que nos sugieren que la vida no es posible en ninguno de los extremos del par de opuestos, ni alternada o mezcladamente. 

Solamente la vida parece poder surgir de la combinación o "fusión controlada" del par, de la que nace un tercer valor o polo o hijo un tanto similar pero diferente. Como en el caso del ser humano, constituido por los cromosomas del padre y de la madre... O en la Luz y su dualidad onda – partícula que revela que la luz no es onda ni partícula ni dual, sino algo (tripolar) similar pero diferente...

En todo nuestro universo vemos que sin la "combinación" del par gravitación-electromagnetismo o electrón-protón en el átomo, nada coherente existiría.

Si nos fijamos bien, vemos que uno de los polos del par, el frío o la gravedad, "amalgaman" la energía "caótica" y la dotan hasta cierto punto de estructura o coherencia, es decir, causalidad.

El polo opuesto al anterior, el calor o electromagnetismo, dota a la realidad de calor-movimiento-espacio, y en su polarización extrema llevan a tal polo al caos o casualidad.

Ni que decir tiene que sin el concurso de sus dos polos la vida nosería posible o la mente no podría ser objetiva, etc.; ya que un polo aporta el "cromosoma paterno": hasta cierto punto coherencia-sustancia-masa-frío, y el otro, el "cromosoma-materno": movimiento-caótico-calor-espacio-vacio . Si pudiésemos anular el polo gravitacional, el movimiento o tiempo no tendría sustancia-masa que mover. Si pudiésemos anular el tiempo, electromagnetismo, etc., la sustancia-masa no podría moverse o existir diferenciada por falta de movimiento. El espacio-Tiempo, es pues, el hijo o equilibrio dinámico en eterno presente...Por eso el presente o realidad física está hecha de la fusión controlada del espacio y del tiempo. Es decir, la realidad física y psíquica esta hecha de la fusión controlada del azar y la causalidad; es decir, de libertad inteligente... 

...Sería muy interesante tratar de comprender la influencia de la gravedad (fuerza causal coherente) en el pensamiento y fisiología masculina de todos nuestros átomos cerebrales y corporales... Al igual que la influencia de la fuerza electromagnética (fuerza expansiva-abstracta) en la fisiología particularmente femenina...O la fusión atómica...

De la "fusión" de la gravedad y el electromagnetismo o del Espacio-Tiempo, etc., es decir; de la fusión del Azar y la Causalidad, ¡nace como resultado la libertad inteligente y toda la realidad observable!...

¡Sucede lo mismo con el par (Pasado – Futuro) del que surge el hijo a modo de presente continuo!...

¡ No será esta Trinidad, en realidad tres polos distintos y un solo Dios verdadero ?

¿Sería posible rebatir por esta vía la filosofía de la evolución al azar, etc.?

Esta realidad tripolar, libre, inteligente y volitiva hasta cierto punto "formal", sugiere la realidad de un Creador del que los seres humanos somos en cierto modo a su imagen y semejanza. Un ser que no es personal ni impersonal sino una fusión tripolar o Trinidad de esas características: A imagen y semejanza del átomo de hidrógeno, en el que sus cargas positiva y negativa: electrón-protón: Azar-Causalidad, se destruirían o agotarían sin resurrección de no contar con la fuerza neutralizante(neutrón) asociada al protón y su carga positiva.

Esa Trinidad da lugar a la " Forma de Dios": que no es personal, ni tan impersonal como sugieren los budistas...La solución está más en el punto medio o fusión tripolar libre ...
 

Paulino María Iñigo