- El rincón del poeta
- Relatos breves
- Libros digitales
- Trabajos de investigación
 
 
Cultura en general (museos, exposiciones, patrimonio, etc...)
Enseñanza de español y didáctica de otras lenguas
Cooperación, igualdad, dependencia, desarrollo, etc.
Publicaciones e información sobre el mundo del libro.
 
 
Publicar en Liceus
 
 
 
ESTUDIO Y CATALOGACIÓN DE LAS FUENTES DOCUMENTALES E HISTORIOGRÁFICAS DE LA CATEDRAL DE LUGO (735-1217) 2/
Pilar Solis Parga
ISBN- 84-9714-072-9
 

INTRODUCCIÓN

 El presente trabajo dirigido por la Dra. María Isabel Pérez de Tudela y Velasco, profesora titular del Departamento de Medieval de la Universidad Complutense de Madrid, ha sido concebido como una memoria de licenciatura en la que dentro de la especialidad de historia medieval se engloben dos de los estudios que consideramos básicos para la formación de un historiador, los conocimientos historiográficos y el manejo de los documentos.

 Esta memoria consta de tres partes, la historiográfica, la documental y los apéndices. Todo el trabajo se ha basado en el estudio de los documentos pertenecientes a la Catedral de Lugo y conservados en la Sección de Clero del Archivo Histórico Nacional.

 Al comenzar a investigar, se empezaron a percibir los problemas que había con respecto a la bibliografía, en relación con los aspectos que trataba este fondo y con la historia de Galicia. Ante estos problemas y tras haber realizado un estudio del fondo mencionado, tanto a mi directora como a mí, nos pareció oportuno, investigar primero el campo historiográfico gallego, centrándome en Plena Edad Media para así poder comprender y tener una panorámica de la historia gallega y en concreto de la lucense para este periodo tanto desde el punto de vista documental como bibliográfico.

 Soy consciente de que ya han aparecido obras de este tipo como la de Santiago Jiménez Gómez, pero hay que tener en cuenta que son obras que necesitan una revisión inmediata porque tienen más de quince años y porque se ocupan de toda Galicia sin detenerse en un área geográfica concreta. Por ello, el objetivo fundamental de la primera parte de esta investigación ha sido indagar y recoger todo aquello relacionado con la provincia de Lugo. Lamentablemente, los estudios concretos son pocos y he tenido que volver a las obras generales.

 Otro de los objetivos propuestos ha sido identificar las grandes etapas de la historiografía gallega, incluyendo la labor de los últimos veinte años que ha sido fundamental y ha significado la verdadera puesta en marcha de la historiografía gallega. Pero, no sólo, me se ha propuesto esto, sino que también creímos conveniente investigar cada personalidad en relación con la cultura e historia gallega, su formación y otros aspectos quizás más personales, pero siempre en íntimamente ligados con la producción histórica.

 El marco cronológico como ya se ha dicho, se ha fijado en Plena Edad Media, ampliándolo a Alta y Baja Edad Media, ya que hay trabajos que por lo que han significado dentro de la historiografía gallega es necesario citar.

 Aunque se ha seguido un criterio de exhaustividad, muchas obras no han sido tratadas en este trabajo, aunque si incluidas en su apéndice bibliográfico, debido a su escaso interés historiográfico ya que como he dicho los objetivos de esta investigación, e insisto sobre ello, es ver los estudios que han marcado un estilo histórico en su momento y que continúan vigentes en la actualidad.

 Puede llamar la atención del lector, el que encuentre referencia a obras clásicas, conocidas de todos, y que no se centran en el área galaica. Ha sido necesario hacer referencia a estas investigaciones en el caso de que no haya nada investigado para Galicia sobre ciertos temas como por ejemplo podría ser la moneda. Ahora bien, sobre estas publicaciones no he hecho especial hincapié puesto que son obras de gran difusión.

 Respecto a la parte documental se ha pretendido dar tanto una visión general del volumen documental como en concreto de los documentos en los que se ha centrado cronológicamente la memoria realizando por ello un estudio tipológico y un catálogo de los documentos. No sólo se ha centrado en estos aspectos sino que además se han empleado técnicas informáticas para realizar gráficos y estadísticas que ilustrarán y facilitarán la comprensión de los contenidos.

 Respecto a la última parte, los apéndices, se considera  que estos, son básicos para la total conclusión del trabajo y como base para otras investigaciones futuras que se esperan realizar. Los apéndices son de dos tipos, en primer lugar documental en el que se transcriben algunos de los documentos que hemos considerado más representativos del fondo. Esta labor es asimismo básica para demostrar nuestro conocimiento en el manejo de los documentos medievales. El segundo apéndice es bibliográfico en el que se incluyen tanto las fuentes como los estudios realizados sobre Galicia y en concreto sobre Lugo.

 En resumen, lo que se ha pretendido hacer en la presente investigación es, en primer lugar, recopilar todos aquellos estudios bien editados, bien inéditos, que se han hecho sobre Lugo y sobre Galicia que pueden servir como base metodológica y conceptual para el estudio de la documentación catedralicia lucense. En segundo lugar, da una visión clara y concisa sobre el fondo de documentos de la Catedral de Lugo a través de un estudio tipológico, un catálogo y un apéndice documental.

PARTE I
ESTUDIO HISTORIOGRÁFICO

CAPITULO I
LAS OBRAS GENERALES SOBRE GALICIA

 Es imposible escindir los estudios locales de Lugo de los generales de Galicia por la sencilla razón de que apenas hay estudios parciales para el  ámbito de la ciudad y su dominio. Por lo tanto, para abordar la investigación, aparte de las fuentes, ya mencionadas, hay que referirse a los estudios de carácter general que tratan la historia de Galicia. En ellas, por supuesto, se hace mención, aunque de un modo más superficial en la mayoría de los casos, a las distintas zonas geográficas que constituyen el Reino.

 Estas historias, que denomino generales, son las primeras que hay que manejar al realizar este tipo de investigación. Las obras que aquí se analizan, se estudian desde el punto de vista histórico e historiográfico. La exposición se desarrolla  del siguiente modo:

 1. Las obras producidas hasta el siglo XIX

2. Las obras producidas en el siglo XIX

3. Las obras producidas en el siglo XX: 

Éstas han sido divididas en dos grandes periodos, la producción hasta la década de los setenta y la que se produce ha partir de este momento. Esta última ha sido considerada a parte por su gran importancia historiográfica debido a la renovación metodológica.

 4. Las publicaciones periódicas gallegas.

1.1 LA PRODUCCIÓN HISTORIOGRÁFICA HASTA EL SIGLO XIX

 Dentro de la producción historiográfica cristiana medieval, la primera obra, que obligadamente hay que citar, por ser escrita contemporáneamente a los hechos que narra es la Crónica Compostelana. Indudablemente, su calificación es de fuente histórico - literaria, pero está incluida en este apartado para diferenciarla de las fuentes documentales. Para establecer esta diferencia me baso en el criterio de que estas últimas se caracterizan por su naturaleza involuntaria frente a las primeras que se redactan con una intención claramente informativa o propagandística sobre ciertos aspectos.

 Esta obra es la más importante dentro del grupo de historia eclesiástico -   política, denominación empleada por Sánchez Alonso (1). El nombre por la que la conocemos actualmente es moderno ya que al realizarse se denominó simplemente Registrum y respondió a una orden personal del Arzobispo Gelmírez (m. en 1140). Encargó su redacción a dos canónigos de la cancillería compostelana, Don Munio y Don Hugo, tesorero y arcediano respectivamente de la Catedral. En 1112, al alcanzar ambos la dignidad episcopal fueron sustituidos por Don Giraldo, que comenzó a historiar a partir de 1113 (2).

 Los primeros redactores, Don Munio y Don Hugo, eran franceses, debido a la gran afluencia de monjes galos que hubo en este momento gracias a las estrechas relaciones de la casa real con la corte borgoñona. Su origen era muy apreciado por Gelmírez y deja huella en toda la extensión de la obra que fue realizada por ellos. Esta no sólo se ve en el modo de relatar los hechos sino en el modo de tratarlos; la diferencia con el otro monje es notable.

 La obra es muy extensa y fue escrita con pretensiones de elocuencia. Esta dividida en tres libros, precedido de un prólogo que habla de la costumbre de los antiguos de consignar los hechos de los hombres ilustres para así enseñar a las generaciones futuras. El hombre ilustre, es sin lugar a dudas, Don Diego Gelmírez. No quiso ser el absoluto protagonista y al comienzo de la narración se relatan los hechos memorables de sus antecesores en la mitra. Pero, esta exposición es tan "pobre" que tan sólo ocupa tres capítulos de los doscientos cuarenta y seis en que se divide la obra.


1. SANCHEZ ALONSO, Benito: Historia de la Historiografía Española, CSIC (Madrid 1947) Tomo I Pág. 152.

2.  Para una información más precisa sobre esta crónica se recomienda consultar la introducción que realiza el Padre Manuel Suárez a la versión española de la misma. La referencia a la obra se puede consultar en la bibliografía de obras generales