- El rincón del poeta
- Relatos breves
- Libros digitales
- Trabajos de investigación
 
 
Cultura en general (museos, exposiciones, patrimonio, etc...)
Enseñanza de español y didáctica de otras lenguas
Cooperación, igualdad, dependencia, desarrollo, etc.
Publicaciones e información sobre el mundo del libro.
 
 
Publicar en Liceus
 
 
 
ESTUDIO Y CATALOGACIÓN DE LAS FUENTES DOCUMENTALES E HISTORIOGRÁFICAS DE LA CATEDRAL DE LUGO (735-1217)
Pilar Solis Parga
ISBN- 84-9714-072-9
 

En 1975, Manuel Rubén García Alvarez (1915-1980) publica Galicia y los Gallegos en la Alta Edad Media. Estudiante de medicina, al relacionarse con el grupo de intelectuales orensanos, - Otero Pedrayo, Taboada Chivite, Ferro Couselo, López Cuevillas etc., se dedica al cultivo de la historia en la rama de arqueología y más tarde, tras su correspondencia con Sánchez Albornoz, a la Alta Edad Media. En 1952, debido a sus sólidas investigaciones fue elegido miembro de la Real Academia gallega y en 1962, miembro de la Real Academia de la Historia.

 Publicó numerosos artículos (67) aunque otros lamentablemente aun permanecen inéditos. Ha sido incluido en esta sección porque el libro anteriormente citado pretendía ser un estudio general sobre Galicia. Este trabajo en sus planteamientos iba a constar de cuatro volúmenes dedicados dos de ellos a la demografía, uno a economía y otro a la sociedad. El problema fue que la muerte de García Alvarez la redujo a un estudio demográfico, es decir, a los dos primeros volúmenes. Con todo, hasta el momento es la mejor investigación que se ha hecho sobre este tema para el  ámbito gallego.

 Las preocupaciones metodológicas de García Álvarez hacen de esta publicación un hito de obligada referencia al abrir nuevos caminos para la investigación en este campo. Utiliza numerosas fuentes como demuestra en el capítulo que dedica a estas, aunque no se reflejan en la obra de un modo efectivo. García Alvarez da los datos ya analizados y sintetizados sin indicarnos en la mayoría de los casos de que documentación ha obtenido la información que le lleva a sus conclusiones. Hay que tener en cuenta que lo más importante para él es la conjunción entre el análisis y la síntesis como lo dicen sus propias palabras:
 

“Sólo la estrecha alianza entre todas estas disciplinas, la íntima colaboración de la historia con la geografía, la tecnología, la arqueología, la prehistoria, la toponimia, la lingüística, la etnografía, la sociología, la economía y la psicología colectiva, es capaz de desvelar los enigmas que plantea la historia rural.

Ahora bien, esta meta ideal sólo puede ser alcanzada con una condición: pedir a una amplia visión de conjunto los medios de clasificar e interpretar los menudos detalles coleccionados. Si este trabajo preliminar de análisis no está  orientado desde una perspectiva superior por una visión sintética, la investigación está  fatalmente condenada a la asfixia” (68).


 El contenido de la obra, se sistematiza del siguiente modo:

 - orientación general de la investigación
 - las estructuras demográficas
- estructuras y problemas de la población gallega medieval (incluye la distribución demográfica, hábitat, los hombres, su número y distribución)
- estructuras familiares y demografía dinámica (incluye demografía de la nobleza y del campesinado gallego altomedieval).

 Dentro del movimiento de carácter enciclopédico, en 1980, la Editorial Planeta publica Historia de Galicia, cuya sección dedicada a la Historia Medieval fue dirigida por el profesor numerario de Historia Medieval de la Universidad de Santiago, Ángel Rodríguez González. Es figura de gran prestigio no sólo por sus trabajos de investigación y por la transcripción y publicación de fuentes bajomedievales gallegas (69), sino también por ser cronista oficial y archivero de la ciudad de Santiago y a esos cargos se une la presidencia de la sección de historia del Instituto de Estudios Gallegos Padre Sarmiento entre otros honores. No es extraño, dado el perfil del director, que la obra este dentro de este nuevo espíritu renovador, del que ya he hablado, incorporando la novedad de estar escrita en gallego.

 En este mismo año salen a la luz otras dos obras de este estilo. Se trata de la Historia de Galicia de la Editorial Alhambra y la Galicia Eterna de la Editorial Nauta. La parte dedicada al mundo medieval de ambas publicaciones ha sido realizada por Ermelindo Portela Silva y María del Carmen Pallares Méndez, profesores de la Universidad de Santiago y figuras renovadoras de la historiografía gallega en lo referente a estudios agrarios y estructuras económicas reflejadas en la documentación cisterciense, como ya he dicho. Esto, indudablemente se refleja en los estudios de ambas enciclopedias.

 Las tres enciclopedias mencionadas no se limitan a plasmar una sucesión de hechos más o menos relevantes de la historia gallega sino que son un estudio sobre episodios y figuras concretas de diferentes momentos del mundo medieval en los que están siempre presentes las estructuras socio - económicas consideradas como condicionantes de los fenómenos históricos.

 En 1981, se publica una obra con un título muy sugerente, Estudios sobre Galicia en la Temprana Edad Media por Don Claudio Sánchez Albornoz. La publicación es en realidad una recopilación de algunos de sus artículos que se ocuparon de Galicia. Esta labor fue llevada a cabo por la Fundación Barrié de La Maza. Los trabajos se agrupan en cinco grandes temas: 

  - las fuentes documentales; 
  - batallas y revueltas;
  - la despoblación;
  - los problemas fiscales y sociales; 
  - Compostela. 

 El interés que suscita esta publicación es el facilitar el acceso a los trabajos que sobre Galicia realizó Sánchez Albornoz.

 Por último, en 1985 Ramón Villares profesor de Historia Contemporánea de la Universidad de Santiago de Compostela publicó en Alianza Editorial su trabajo de síntesis Historia de Galicia en la que resume las obras anteriores y difunde estas nuevas corrientes. El libro es de interés para una iniciación a la historia general de Galicia y ha tenido gran difusión.

 En este capítulo no se va a continuar analizando obras de publicación reciente debido a que una de las características que está dominando la historiografía gallega de los últimos años es ir realizando estudios de carácter local o sobre temas muy específicos por lo que se ha considerado más didáctico estudiarlas según su tema de investigación.

1.4 LAS PUBLICACIONES PERIÓDICAS GALLEGAS

 Podrían citarse innumerables revistas y publicaciones que con carácter periódico han ayudado al desarrollo de la historiografía gallega, pero tan sólo se van a recoger aquellas que han sido puntuales para este desarrollo y que se dedican exclusivamente a temas históricos gallegos.

 La primera revista que se publicó fue Galicia Diplomática dirigida por Bernardo Barreiro de Vázquez Varela. Fue creada como revista semanal de Archivos y Bibliotecas, Historia y Arqueología, Heráldica, Literatura, Ciencia y Artes. Se empezó a publicar en Santiago de Compostela el 9 de julio de 1880. La colección se compone de cinco tomos terminándose de imprimir el último en 1893.

 Sus pretensiones, que aparecen en el "programa circular" que la revista distribuyó antes de su aparición publica, eran:
 

"Galicia Diplomática" viene a llenar el gran vacío producido por diez siglos de abandono y de silencio, durante los cuales han permanecido encerrados sigilosamente los papeles bajo triples llaves, y forzosamente callados nuestros cronistas.

(...) A remediar este daño, y aunque tarde a recoger lo que nos queda útil, (...) a la propogación de tanto como existe oculto e ignorado concurrimos nosotros con la presente Revista, esparciendo por do quiera millares de copias, perpetuando lo que está  próximo a perecer, y haciendo conocer de todos lo que uno solo no pudiera utilizar en beneficio del país.

De esta suerte se fomenta  el estudio de la historia patria, que , dejando de ser privilegio de afortunadas inteligencias, haciéndose puramente popular, no sólo levantar  la decaída nacionalidad gallega, encendiendo el amor entre nosotros y dando a conocer a los extraños nuestro gloriosos pasado, sino que en brevísimo tiempo (cuando aún nos falta por recorrer todo el camino), marcharemos a la par de los pueblos más adelantados en este genero de trabajos” (70).

 En 1898, nacía el Boletín de la Comisión Provincial de Monumentos de la Provincia de Orense (BCPMO). Su esquema de trabajo, caracterizado por la organización de un cohesionado consejo de redacción con una serie de colaboradores adicionales, marcar  la pauta para el que hacer de todas las revistas históricas del momento (71). Los motivos que llevaron a la fundación de esta revista se expresan en estas palabras: 
 
  “Convencida esta Comisión Provincial de Monumentos Históricos y Artísticos del interés y conveniencia de dar a conocer sus trabajos y las adquisiciones de objetos arqueológicos hechos con destino al Museo Provincial recientemente inaugurado, tomó el plausible acuerdo de fundar con tal objeto el Boletín que hoy ofrece al público y en particular a los amantes de este linaje de estudios” (72) .


La publicación desapareció en 1958 tras, haber potenciado a investigadores y haber publicado colecciones diplomáticas.

 Uno de los intentos más válidos de crear una revista de historia de Galicia, fue Galicia Histórica de Antonio López Ferreiro. A pesar de que sólo se publicaron dos volúmenes entre 1901-1903, se fundó con la pretensión de sacar a la luz pública periódicamente estudios históricos, fuentes, bibliografía y crónicas de Galicia, a fin de dar forma a una escuela histórica gallega.

 En 1906 comenzó a publicarse el Boletín de la Real Academia Gallega (BRAG) que abarca todos los campos de la cultura y en los que se han distinguido por su interés en el campo de la Historia Medieval, Andrés Martínez de Salazar, César Vaamonde Lores y Ángel del Castillo (73).
 

 El Instituto Padre Sarmiento de Estudios Gallegos se funda en 1943, y en 1944, comienza a publicar los Cuadernos de Estudios Gallegos (CEG) que se dedican a la publicación de monografías de Galicia bajo el patrocinio del CSIC (74).

 En este mismo año se crea el Boletín de la Comisión de Monumentos de la Provincia de Lugo (BCPML), inspirado en su homónimo orensano que se publica en la actualidad con el nombre de Boletín do Museo Provincial de Lugo, gracias a su director Don Manuel Vázquez Seijas, a Don Francisco Vázquez Saco y a Don Antonio Gárcía Conde, asiduos colaboradores, canónigos y profesores del seminario de dicha ciudad (75).

 Por último hay que mencionar la revista Compostellanum que salió a la luz en 1956, publicándose ininterrumpidamente desde entonces con sus dos secciones: Estudios Eclesiásticos y Estudios Jacobeos.

1.5 LA CELEBRACIÓN DE CONGRESOS EN EL ÁMBITO GALAICO

 Para completar este capítulo se ha considerado conveniente tratar el tema de los congresos que se han celebrado en Galicia, ahora que estos están adquiriendo tanta fuerza. Lamentablemente, los congresos históricos sobre Galicia o celebrados en esta zona han sido poquísimos en lo que se refiere a Historia Medieval. Los que más continuidad observan son los Coloquios Galaico Miñotos sobre temas históricos galaico-portugueses que en septiembre de 1990 celebró su cuarta edición.

 Siguiendo un orden cronológico, en 1972, se celebró el Congreso Internacional de Estudios Jacobeos, que versó en su totalidad a excepción de una comunicación, sobre el tema jacobeo. Esta comunicación de carácter excepcional fue elaborada por el ya fallecido Manuel García Álvarez y versó sobre el tema Galicia al Filo del Año 1000. En ella expuso la historia política de Galicia, - aunque el autor no era muy partidario de esta -, para los años inmediatamente anteriores y posteriores a esta significativa fecha.

 En 1975, se celebraron las Primeras Jornadas de Metodología aplicada a las Ciencias Históricas en el que hubo todo tipo de comunicaciones de gran interés y calidad referidas a la historia de Galicia y de la península. Tan sólo se van a mencionar dos de ellas ya que tienen gran relevancia para esta investigación. Se trata de las elaboradas por Mª del Carmen Pallares Méndez y Ermelindo Portela Silva con el título Aproximación al estudio de las explotaciones agrarias en Galicia durante los siglos IX - XII y la de Santiago Jiménez Gómez con el título Análisis de la terminología agraria en la documentación lucense del siglo XIII. Ambas son de gran importancia porque se centran en temas muy concretos que no habían sido tratados anteriormente y porque están dentro de este nuevo movimiento de renovación histórica.

 En 1977, se convoca el Coloquio Internacional sobre el Bimilenario de Lugo, celebrado en la misma ciudad. Lo cito aquí por la sencilla razón de que ningún lector se lleve a engaño ante el título y crea hallar una recopilación de todo tipo de temas. Ocurre todo lo contrario, cronológicamente se limita a la época prerromana y romana, no habiéndose incluido otras áreas lo que desde mi punto de vista hubiera sido muy oportuno.


67. Destaca entre otros”Moneda y Precios del ganado en la Galicia Altomedieval”, Cuadernos de Estudios Gallegos XXIV (1969).

68. GARCIA ALVÁREZ, Manuel Rubén: Galicia y los Gallegos en la Alta Edad Media, Ed. Pico Sacro (Santiago de Compostela 1975) Vol. I Pág. 17-18.
  
69. Dos trabajos que cito aquí por su excepcional importancia aunque su cronología está alejada de los presupuestos de este trabajo son: la publicación de las Memorias del Arzobispado de Santiago. Transcripción del Manuscrito Original del año 1607 en colaboración con Benito Varela Jacome y Las Fortalezas de la Mitra compostelana y los Irmandiños. Pleito Tabera - Fonseca en dos volúmenes en 1984.
  
70. Gran Enciclopedia Gallega, Vol. IX Págs. 67-68.

71.  JIMÉNEZ GÓMEZ, Santiago: Op. Cit. Pág. 36.

72. JIMÉNEZ GÓMEZ, Santiago: Op. Cit. Nota 31.

73. JIMÉNEZ GÓMEZ, Santiago: Op. Cit. Pág. 37.

74. JIMÉNEZ GÓMEZ, Santiago: Op. cit.. Pág. 39.

75. JIMÉNEZ GÓMEZ, Santiago: Op. cit.. Pág. 39.