- El rincón del poeta
- Relatos breves
- Libros digitales
- Trabajos de investigación
 
 
Cultura en general (museos, exposiciones, patrimonio, etc...)
Enseñanza de español y didáctica de otras lenguas
Cooperación, igualdad, dependencia, desarrollo, etc.
Publicaciones e información sobre el mundo del libro.
 
 
Publicar en Liceus
 
 
 
Nivel del contexto

Contexto histórico y cultural
 

El siglo veinte ha sido extraordinariamente generoso en acontecimientos. Dos guerras mundiales, una depresión económica de gran severidad y la austeridad de la vida en Gran Bretaña que siguió a la segunda de esas guerras, ayudan a explicar las diversas direcciones que ha seguido la literatura inglesa en el siglo XX. 

Los valores tradicionales de la civilización occidental, que los victorianos sólo habían empezado a cuestionar, fueron seriamente criticados por bastantes de los escritores jóvenes. Las formas literarias tradicionales se dejan con frecuencia de lado, y los escritores buscan nuevos modos de expresar lo que consideran que son nuevos tipos de experiencia, o experiencias vistas desde nuevas perspectivas. Una gran producción de movimientos poéticos, con frecuencia efímeros; pero que no han dejado de aportar unos contenidos vivenciales que se han realizado estéticamente con mayor o menor fortuna.

A comienzos del siglo se proclama la Commonwealth de Australia, ya en 1905 Albert Einstein expones su teoría de la relatividad. En 1909 se funda es Poetry Recital Society (ahora Poetry Society) y dos años más tarde Gran Bretaña establece seis bibliotecas donde copias de todos los libros publicados: Bodleian Library (Oxford); British Library (Londres); National Library of Scotland (Edimburgo); National Library of Wales (Aberystwyth); Trinity College (Dublín); and University Library (Cambridge). En 1920 en Estados Unidos el voto se le permitió a la mujer, mientras que en Inglaterra esto ocurre ocho años más tarde. Nos sirve como ejemplo Sylvia Plath, la esposa de Ted, que proviene de un país más abierto a los cambios y a los nuevos movimientos. Así pues, mientras que en Inglaterra acababan de llegar, Sylvia era una consumada autora de las nuevas corrientes experimentales literarias Esto influenciará también su obra. Y desde 1920 a 1960, tenemos expresiones modernistas y vanguardista (como el expresionismo, futurismo, cubismo, dadaismo, surrealismo…ya consolidadas en Europa y America), que se dan de forma tardía en el marco británico y tan solo algunas.

El pasado y la infancia de Ted Hughes.

El Reino Unido en la I Guerra Mundial 

. El padre de Ted Hughes participó en la Primera Guerra Mundial, sus narraciones de la guerra marcan la infancia del pequeño Ted

"… the Great War is something that is still around. Hughes calls it ‘the national ghost’. His father fought in the First World War and it must have been the ghost in the house where he was growing up. It was certainly the ghost in ours."… "Hughes talks about this ghost which is still ‘everywhere, molesting everybody’ and the reason he gives for it is that because of the hostility that grew up between the fighting men at the front and the people at home who were totally uncomprehending of what was going on in France, you have got some of the resonance of a civil war. It is an argument I hadn’t heard advanced by anyone else. That is why it is so difficult for us to put this particular war to sleep."

La amenaza alemana a Francia y la invasión de Bélgica, rompiendo su estado de neutralidad, lo que incitó al Reino Unido a declarar la guerra Se envió inmediatamente una fuerza expedicionaria a Francia que contribuyó a frenar el avance alemán en el Marne. Los esfuerzos realizados para superar a las potencias centrales (Alemania, Austria y Turquía) en los Balcanes, en especial en la campaña de Gallípolli (1915-1916)- de la cual el padre de Ted fue superviviente-, fracasaron. La intervención estadounidense en la guerra en 1917 trastocó el equilibrio de poder e hizo posible la victoriosa ofensiva en el verano de 1918 y la rendición alemana en noviembre. Tras la victoria en la guerra, Inglaterra se hizo con la mayoría de las antiguas colonias alemanas en África y las posesiones turcas en Oriente Próximo.

La narrativa posterior a la I Guerra Mundial 

Esta es la narrativa de la infancia de Ted, obras que más tarde leerá, aceptará o negará como ejemplos a seguir o mejorar. 

Entre los novelistas y autores de relatos, Aldous Huxley es uno de los que expresan mejor la sensación de desesperanza del periodo posterior a la I Guerra Mundial. D. H. Lawrence expuso la necesidad de un regreso a las fuentes primigenias de la vitalidad de la raza. El evidente simbolismo de los argumentos de Lawrence, y la exposición directa de sus opiniones rompen los lazos con el realismo, que queda reemplazado por la propia dinámica del espíritu de su autor. Un autor que influenció mucho a Ted.

Mucho más experimentales y heterodoxas fueron las novelas del irlandés James Joyce. De algunos de estos experimentos participan las novelas de Virginia Woolf y Ivy Compton-Burnett. Es el contexto internacional de modernismo angloamericano. Evelyn Waugh, como Huxley, hizo sátiras de las debilidades sociales. Graham Greene, convertido al catolicismo como Waugh, investigó el problema del mal en la vida humana. La reputación de George Orwell proviene de dos novelas, una alegórica y una mordiente sátira dirigidas contra los peligros del totalitarismo.

A principios de la década de 1920 el teatro británico estaba dominado por las revistas musicales y las obras de Sir Noel Coward. A partir de la II Guerra Mundial, se introdujo una fuerte tendencia al realismo social, que comenzó con el trabajo de John Osborne, y se mantuvo la tradición de las comedias ingeniosas en las obras de Alan Ayckbourn.

El periodo de entreguerras 

Ted Hughes nace en un periodo de aparente tranquilidad en 1930 que pronto se verá frustrada.

Las elecciones generales de 1923, ningún partido consiguió una mayoría clara. Como consecuencia Ramsay MacDonald, el líder del Partido Laborista, se convirtió en el primer ministro socialista del Reino Unido.

Entre 1929 y 1932 los efectos de la Gran Depresión duplicaron la ya alta tasa de desempleo del Reino Unido. La sociedad de entreguerras conoció el desarrollo de la radio (monopolizada por la BBC, que se fundó en 1927) y el cine; a pesar del auge de las ideologías comunistas y fascistas en el continente, éstas afectaron poco a la sociedad británica. El Imperio permaneció inalterable, incluso cuando el Estatuto de Westminster (Statute of Westminster, 1931) proclamó la igualdad en la Commonwealth; de todos los territorios miembros, incluidos Canadá y Australia. La asistencia a los servicios religiosos descendió y el rey George V mantuvo el prestigio de la monarquía. Cuando su hijo Eduardo VIII insistió en casarse con una divorciada estadounidense tuvo que abdicar (1936). Bajo el hermano de Eduardo, George VI, la monarquía se convirtió de nuevo en la familia modelo del país.

El Reino Unido y la II Guerra Mundial 

Ted Hughes tuvo que sufrir hasta casi su adolescencia una guerra en la distancia y las secuelas de otra a través de su padre. El miedo a la muerte o la llamada al frente estuvieron pendientes en los últimos años, hasta que se puso fin. 

En 1933, Adolf Hitler llegó al poder en Alemania. Sus decisiones de abandonar la Sociedad de Naciones (1934), rearmar (1935) y remilitarizar Renania (1936), en claro desafío al Tratado de Versalles, al igual que la anexión alemana de Austria (1938), no encontraron oposición entre las potencias occidentales. En sus esfuerzos por mantener la paz a cualquier precio, el primer ministro británico Neville Chamberlain también accedió al Pacto de Munich de 1938, por el que Alemania consiguió la región de los Sudetes de Checoslovaquia. Sólo tras la anexión de Praga (marzo de 1939) el Reino Unido prestó apoyo militar a Polonia y Rumania. 

Cuando Hitler invadió Polonia en septiembre de 1939, el Reino Unido y Francia y conjuntamente Nueva Zelanda y Australia declaran la guerra a Alemania. Después de la derrota de Polonia y tras medio año de relativa tranquilidad, en la primavera de 1940 Dinamarca, Noruega, Holanda, Bélgica y Francia fueron ocupadas por los alemanes. En mayo, Winston Churchill, el principal detractor de la política de apaciguamiento, que se había vuelto a unir al gabinete de gobierno en 1939, reemplazó a Chamberlain como presidente de un gobierno de guerra (1940-1945). A principios de 1941, Estados Unidos, todavía neutral, aprobó el Programa de Préstamos y Arriendos para ayudar al Reino Unido.

El curso de la guerra cambió con la invasión alemana de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) en junio de 1941 y el ataque japonés a Pearl Harbor en diciembre de 1941. Churchill forjó entonces la ‘Gran Alianza’, junto al líder soviético Iósiv Stalin y al presidente de Estados Unidos Franklin Delano Roosevelt, contra Alemania, Italia y Japón. En las secuelas inmediatas de la intervención japonesa, fue la invasión de gran parte del Imperio Británico en el Sureste asiático, pero a finales de 1942 la situación cambió. La contribución británica fue importante en la batalla del Atlántico norte para romper el cerco de los submarinos alemanes y en la campaña contra el ejército alemán dirigida por el general Bernard Law Montgomery en el norte de África. El contacto entre los aliados fue constante, estableciendo las directrices bélicas; las fuerzas británicas tuvieron un destacado papel en la invasión de Sicilia e Italia (1943), la invasión de Francia (1944) y la derrota final de las potencias del Eje en 1945 tras el bombardeo estadounidense a Hiroshima y Nagasaki en Agosto con bombas atómicas. Comienza la era nuclear, contra la que lucha The Iron Man y The Iron Woman

La adolescencia de Ted Hughes.

La narrativa posterior a la II Guerra Mundial 

Han aparecido pocas tendencias claramente distinguibles en la narrativa inglesa de después de la II Guerra Mundial, al margen de los llamados Angry Young Men de los años cincuenta y sesenta. Este grupo incluía a los novelistas Kingsley Amis, John Wain, Alan Sillitoe y John Braine, que atacaron los valores superados que quedaban del periodo de preguerra. Iris Murdoch realizó análisis cómicos de la vida contemporánea en sus muchas novelas. Tanto con Alan Sillitoe como con Irish Murdoch Ted Hughes trabajaron en varias colaboraciones. 

Anthony Burgess, profundo escritor, se hizo famoso por su novela sobre la violencia juvenil, La naranja mecánica (1962), y John LeCarré ganó gran popularidad por su ingeniosas y complejas novelas de espionaje. William Golding explora el mal del ser humano. Durante los años sesenta el realismo social de escritores como Amis, Braine y Alan Sillitoe, con su énfasis en el restrictivo provincialismo inglés, dio paso a influencias más internacionales. V. S. Pritchett y Doris Lessing, desde posturas muy distintas, se hicieron muy conocidos. Lessing destacó por las novelas donde se ocupa del papel de la mujer en la sociedad actual. Debe subrayarse también el humor negro altamente estilizado de escritores como Angus Wilson y Muriel Spark.

Vientos de cambio.

En las elecciones generales de 1945 el Partido Laborista consiguió por primera vez la mayoría del voto popular, lo que le permitió dominar el Parlamento.

Mandato de Clement Attlee (1945-1951) 

Durante los años posteriores, el dirigente laborista Clement Richard Attlee, intentó promover la igualdad social en el Reino Unido, sobrevivir a la austeridad de la posguerra, desmantelar el Imperio y prepararse para la Guerra Fría con la URSS.

El Reino Unido, ayudado por el Plan Marshall patrocinado por Estados Unidos (1948-1952), se unió a otras potencias occidentales y a Estados Unidos en la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), en 1949, para contrarrestar la amenaza soviética. El mundo se divide en dos bloques, el Comunismos y el Capitalismo protegidos por la U.R.S.S. o Los Estados Unidos respectivamente. A partir de la entrada Británica en la O.T.A.N. el Reino Unido depende para su defensa básica de esta y por ello realiza una mayor contribución para mantener el sistema defensivo de la OTAN. En 1973 el Reino Unido se convirtió en miembro de la Comunidad Europea (actualmente la Unión Europea) en un intento de mejorar la situación económica y de producción, completando así, su adhesión a la política europea. 

Algunas de las mejoras internas tras la guerra son el establecimiento de una Educación secundaria para todos en 1944, the National Insurance Act aumenta las ayudas a los ancianos, desempleados y enfermos en 1946. Y en 1948, la creación del Servicio de Salud Nacional (SSN), que todavía proporciona cuidados sanitarios a la vasta mayoría de ciudadanos británicos. 

Siguiendo el mandato de las Naciones Unidas (1945), en 1948 abandonó el mandato en Palestina, lo que provocó el establecimiento del Estado de Israel y la primera Guerra Árabe-israelí. El gobierno laborista concedió la independencia a la India y Pakistán en 1947, y a Birmania y Ceilán en 1948.

Epoca adulta y de su consagración como autor.

Gobierno conservador (1951-1964) 

Las elecciones de 1951 permitieron a los conservadores encabezados por Winston Churchill, regresar al poder. Con excepción de la privatización de la industria metalúrgica, los conservadores no hicieron ningún intento para cambiar la legislación del programa de bienestar establecida por los laboristas. La ceremonia de la coronación de Isabel II en junio de 1953 fue retransmitida por televisión a todo el mundo.

En contra con los años sesenta que fueron unos años de revueltas y descontentos, los cincuenta se orientaron a las ciencias y a hechos más materiales y menos ideales. Así, en 1953 Francis Crick y James D. Watson descubren la estructura del A.D.N. La producción de coches se dobló, lo que permitió que más gente pudiese poseer un coche.

Eden y Macmillan

El sucesor de Churchill, el ministro de Exteriores Sir Anthony Eden (1955-1957), consiguió renovar su victoria electoral en 1955.

No obstante, la presidencia de Eden se vio abruptamente interrumpida por la crisis que siguió a la nacionalización egipcia del canal de Suez en 1956. Su sucesor, Harold Macmillan (1957-1963), presidió un periodo de renovado incremento del consumo. En 1959 su partido obtuvo una tercera victoria electoral sucesiva.

En 1955 comenzaron en Londres los primeros programas regulares de televisión privada, bajo el patrocinio de la Independent Televisión Authority (ITA). En 1972, la ITA fue reemplazada por la Independent Broadcasting Authority (IBA), que supervisaba la administración de televisión y radio.

Descolonización

En África, el gobierno de Macmillan siguió una deliberada política de descolonización. Sudán ya se había independizado en 1956, y durante los siete años siguientes Ghana, Nigeria, Somalia, Tanzania, Sierra Leona, Uganda y Kenia siguieron su ejemplo. La mayor parte de estos estados continuaron siendo miembros de la Commonwealth, cada vez más descentralizada y multirracial, pero la Unión de Suráfrica, dominada por una minoría blanca, abandonó la Commonwealth en 1961 y se declaró una república. Malaysia, Chipre y Jamaica también recibieron la independencia durante el mandato de Macmillan.

En 1961 Macmillan solicitó la integración británica en la Comunidad Europea (CE), o Mercado Común (actualmente llamada Unión Europea), pero recibió el veto del presidente francés Charles de Gaulle. En 1963 Macmillan fue reemplazado por Sir Alexander Frederick Douglas-Home. En las elecciones generales de 1964, sin embargo, este último fue derrotado por un estrecho margen por el Partido Laborista, encabezado por Harold Wilson.

La sociedad permisiva 

Durante la década de 1960 el Reino Unido experimentó un extendido sentimiento de rebelión contra las convenciones del pasado que se manifestó en moda, música, entretenimientos populares y comportamiento social. En los últimos años del siglo XX, el Reino Unido ha sido un importante centro de música popular, en especial de las distintas manifestaciones de la música rock, como la de los Beatles que dominaron por completo el panorama musical británico e internacional en los sesenta. Son los representantes de la clase obrera de Liverpool.

El rock and roll empieza con los Rolling Stones también en los sesenta. Más tarde aparecerá en los setenta el original grupo Queen. Sin embargo, las letras de Mick Jagger y las de Osborne representan los ideales de las revueltas. Son los años de los levantamientos estudiantiles en las universidades expresan también su descontento con la sociedad. Aunque no fueron tan fuertes como los que se dieron en Europa, basta recordar las revueltas de los universitarios de 1968 en París. No obstante, la actividad intelectual no se frenó. 

Se dan también las primeras bandas de hooligans en el fútbol, los jóvenes empezaron a vivir juntos sin casarse, las medidas para controlar los nacimientos facilitaron las relaciones sexuales,… y los divorcios eran más comunes. Es paradójico que esta atmósfera de disconformidad y renovación en la sociedad, Sylvia Plath se suicidase tras su separación de Ted Hughes.

Aunque el gobierno laborista de Harold Wilson (1964-1970) simpatizó con algunas de estas tendencias, en 1970 los conservadores volvieron al poder con Edward Heath a la cabeza.

El teatro moderno

En los años sesenta, con los llamados "Angry Young Men", se inició una nueva fuerza en el teatro inglés. Como la poesía de Ted Hughes intentan buscar un nuevo estilo, alejado de los tradicional, mientras plasman un mundo gris y van en busca de una naturaleza verdadera. Destacan entre ellos John Osborne, Arnold Wesker, Shelagh Delaney y John Arden, que centraron su atención en las clases trabajadoras, retratando la monotonía, mediocridad e injusticia de sus vidas. Aunque Harold Pinter y el irlandés Brendan Behan escribieron también obras que se desarrollaban en ambientes de clase trabajadora, se mantienen al margen de los jóvenes airados. Fuera de cualquier tendencia, el novelista y dramaturgo irlandés Samuel Beckett, escribió obras lacónicas y simbólicas en francés y las tradujo al inglés. 

Batalla contra la inflación 

Un importante tema en la historia británica posterior a la década de 1960 ha sido la lucha para eliminar la inflación de doble dígito. La política de Heath de deliberada expansión económica no consiguió este objetivo y el intento de frenar el poder de los sindicatos (1971) provocó un ambiente de desobediencia civil entre los dirigentes sindicales. Cuando Heath apeló al público en las elecciones generales de 1974, los resultados fueron indecisos. Sin embargo, el apoyo prestado por el Partido Liberal permitió a Harold Wilson formar un gobierno laborista minoritario que bajo su liderazgo, y el de James Callaghan desde 1976, duró cinco años.

Problemas en Irlanda y Escocia 

Irlanda es un país muy cercano a la persona de Ted Hughes, puesto que durante los setenta vivió a caballo entre Devon e Irlanda. Durante la década de 1970, los sucesivos gobiernos británicos también afrontaron problemas en Irlanda y Escocia. Recordemos que Irlanda (Eire) se convirtió en una república independiente en 1937.

En 1969 el gobierno británico envió tropas a Irlanda del Norte para mantener el orden, y en 1972 se suspendió el Parlamento del país. A esta acción siguió una campaña de terrorismo del Ejercito Republicano de Irlanda o IRA (Irish Republican Army) cuyo objetivo era unir Irlanda del Norte con la República de Irlanda, mientras que la mayoría protestante deseaba que Irlanda del Norte continuara siendo parte del Reino Unido. En Escocia, un partido nacionalista consiguió unos resultados impresionantes en las elecciones de 1974, y el gobierno de Callaghan (1976-1979) intentó sin éxito establecer un Parlamento semiautónomo en Edimburgo.

Dificultades económicas bajo los laboristas 

El gobierno laborista de 1974 a 1979 terminó con todas las restricciones legales a las subidas de salarios y precios, pero la tasa de inflación anual alcanzó un máximo del 25% en 1975. Durante la recesión mundial de 1974 el desempleo aumentó en más de un millón de personas, la productividad descendió, los salarios subieron vertiginosamente y la moneda bajó a unos niveles sin precedentes. Las mejoras más importantes en la balanza de pagos ocurrieron a finales de la década de 1970 gracias a los ingresos del petróleo del mar del Norte. La explotación del petróleo del mar del Norte, cerca de la costa noreste de Escocia, comenzó en 1975. La explotación de gas natural de los campos del mar del Norte, cerca de la costa oriental inglesa se inició en 1967 y se ha incrementado paulatinamente. A finales de esta década, la política británica se había polarizado entre el ala izquierda del Partido Laborista y los conservadores, que esperaban restaurar un papel mayor para la empresa privada y la iniciativa personal.

En 1969 el hombre llega a la Luna, un pequeño paso para el hombre y un gran paso para la humanidad. De igual manera, nos encontramos en este siglo algunos de los advances tecnologicos de comunicación como algo relevante a la viad del hombre contemporaneo. La televisión, el primer satelite en orbita y el primer viaje a la luna, videocamaras, ordenadores, de la bomba atómica a la guerra bacteriológica, la globalización, internet, la guerra fria, del golfo... Es lógico pues, que un autor tan amante de la naturaleza escribieses unas obras tan oscuras y negativa. En verdad, Ted Hughes en muchas de sus obras expresa su miedo de que el avance tecnológico destruya el mundo natural. Ted se dedica al estudio antropologico del hombre y que considera que la tierra se esta convirtiendo en un planeta globalizado.