- El rincón del poeta
- Relatos breves
- Libros digitales
- Trabajos de investigación
 
 
Cultura en general (museos, exposiciones, patrimonio, etc...)
Enseñanza de español y didáctica de otras lenguas
Cooperación, igualdad, dependencia, desarrollo, etc.
Publicaciones e información sobre el mundo del libro.
 
 
Publicar en Liceus
 
 
 
ARTÍCULOS VARIOS
ISBN- 84-9714-11-5 
Francisco Arias Solis
e-mail: aarias@arrakis.es
URL: http://www.arrakis.es/~aarias
 

IV CENTENARIO DEL NACIMIENTO DE MARIA CORONEL. (1602-1665)

“Tiene el Infierno muchas cavernas y mansiones de penas, 
y todo él es una caverna infernal”.
Sor María de Jesús de Agreda.
 

LA VOZ DE LA CONSEJERA DEL REY

Para sus contemporáneos, y para las generaciones inmediatamente posteriores, Sor María de Jesús de Agreda no era sino la escritora “a quien la misma Virgen llevaba la mano”. Su propio confesor, Fray Andrés de Fuenmayor, escribió: “Sabe que la dicha Madre Sor María de Jesús
tuvo ciencia infusa sobrenaturalmente, en grado superior y eminente...”

María Coronel había nacido en Agreda, provincia de Soria, el 2 de abril de 1602, de Francisco Coronel y Catalina de Arana, hidalgos castellanos. Tan piadosos eran sus padres que decidieron separarse para entrar en religión: el padre entró con sus hijos en un convento de franciscanos, y la madre con sus hijas en uno de franciscanas, fundado en la que había sido su casa. En 1627 fundó otro monasterio de la misma orden, en la misma villa de Agreda, del cual fue varias veces priora, y en el que recibió, en 1643, la visita de Felipe IV. En él murió el 24 de mayo de 1665.

La santidad, inteligencia y misticismo de Sor María de Jesús le supusieron una notable notoriedad. Sus “muertes místicas” le hacían permanecer, durante varias horas inmóvil e insensible para seguidamente alcanzar el éxtasis que generalmente iba acompañado de arrobamientos y levitación. También cuenta la leyenda que tenía, la Venerable, el don de la bilocación. Fue vista por los indios xumanas de la Baja California. Existe una crónica narrada por un franciscano que se encontraba allí, fray Alonso de Benavides, que cuenta, la vio predicando a los indios, con un vestido azul, es por ello que se la sigue llamando la Dama Azul.

Ella misma cuenta que quizá Dios puso en su lugar un ángel para hacer realidad su sueño de ser misionera.

Estos fenómenos motivaron las sospechas del Santo Oficio que inició un proceso de investigación para dilucidar sus actividades. Salió absuelta y ello fomentó más su fama. Su proceso de beatificación iniciado por el Papa Clemente X, en 1765 (fue él quién la declaró Venerable) está en suspenso. 

Su “historia” además; el hallarse voluntariamente claustrada desde los doce años, y el entregarse en el claustro a las más duras mortificaciones, atraía la imaginación hacia el aspecto “santo” de la Venerable. Cuando Felipe IV, al regresar de Zaragoza, se detuvo en Agreda, visitó a Sor María por la fama de santidad de que ésta gozaba. Su “ciencia infusa”, sus arrobos, hacían creer en la aparición de una nueva Teresa de Jesús, y el rey no quería desaprovechar la oportunidad de una “guía” celestial, que le descargaría del cuidado de tener que pensar y decidir por sí en el que consideraba harto enorme negocio del Estado. Su obra Mística Ciudad de Dios, se vio constantemente reimpresa en España por espacio de cerca de un siglo, publicándose además en latín y otros idiomas. De las demás obras de Sor María, las que mayor predicamento alcanzaron fueron las Primeras y Segundas Leyes de la Esposa, el Testamento Espiritual y el Mapa de los orbes celestiales y elementales, desde el cielo empíreo hasta el centro de la Tierra, y lo principal que en ella se contiene”.

Lo que hoy constituye su gloria, es aquello que sus contemporáneos no pudieron jamás sospechar que la inmortalizara: la correspondencia sostenida con Felipe IV por espacio de veintitrés años. Como mística, en nuestra literatura, ocupa un lugar secundario; como “directora” de Felipe IV, y hasta, más genéricamente, como inspiradora de gobernante, su puesto, en la literatura y en la historia, no ha sido sobrepasado.

Sor María de Jesús de Agreda no desea influir en el ánimo del Rey para disponer, en provecho propio, de esta influencia. Ni siquiera aspira a captar su voluntad. Lo que intentó, a lo largo de todas sus epístolas, fue darle voluntad propia. En su correspondencia con el Rey fue siempre una consejera de indiscutible “equilibrio”, que no expresó sino ideas honradamente sentidas y maduradas, y cuyo defecto fue tal vez precisamente el de una cordura de alcance excesivamente corto: el considerar la política bajo un ángulo demasiado estrecho. Sor María de Jesús de Agreda no pretendió nunca hablar al Rey con voz inspirada por la Divinidad, sino según la voz popular; todos sus consejos pueden resumirse en éste: el Rey debía gobernar por sí mismo. 

Este “gobernar por sí”, sería lo que le haría decir a Olivares, a quien sin duda el Rey lo repitiera en un momento de enojo -o de valentía- que las monjas sólo debían rezar. 

La correspondencia abarca desde 1643 hasta 1666, o sea hasta la muerte de la Venerable. Por aquellos años en los cuales los que aspiraban a influir en el negocio público valíanse de las más bajas adulaciones, una pobre monja, desde su humilde convento castellano, escribía al Monarca: “El reinar tanto tiene de peso como de grandeza, y el trono real no es asiento de descanso ni de retiro, sino de solicitud para el bien común de todos.”.


LA NOTICIA DEL AÑO 2001.

Para muchos, sin duda alguna, la noticia del año 2001 ocurrió el once de septiembre.
Lo extraño es que no la vi en televisión ni la leí en los diarios ni la escuché por radio, no porque yo no vea televisión ni lea los diarios. (Es cierto, no veo TV ni leo la prensa), sino porque no apareció en ningún medio de comunicación. La encontré algunas semanas después, casi por casualidad, en Internet y me parece que en una página de Ecuador. Si alguien la encuentra le agradeceré que me envíe la dirección de esa página que perdí, porque quiero reconocer públicamente a la persona que la publicó, ya que fue el único en el mundo en hacerlo.

Esa mañana del día once, en un par de horas murieron más de 6.800 niños. Ese día trágico fallecieron alrededor de 82.000 niños en todo el mundo. Murieron de hambre como parte del Programa Neoliberal de Exterminio de la Infancia Pobre. Como es sabido gracias a ese programa "made in USA", cada año en este planeta mueren de hambre unos treinta millones de niños. Algo verdaderamente increíble. 

Esa noticia pasó desapercibida. No fue comentada, ni publicada, ni siquiera en periódicos de pueblo, ni siquiera en radios populares. Ni comentaristas ni periodistas la publicaron, con excepción de una sola persona (cuyo nombre y página web no recuerdo) y que la publicó en Internet y yo, que les envío este comentario.

Los líderes religiosos no dijeron nada. Ni los líderes políticos dijeron nada, con excepción de uno sólo, que había adelantado un comentario. Fidel Castro había dicho: "Unos treinta millones de niños mueren cada año de hambre. Ninguno de ellos es cubano". 

Ayuda a difundir esta noticia. Distribúyela a tu libreta de direcciones, publícala en listas, news y foros de discusión. Ya sea por Internet o por cualquier otro medio. Es la noticia más importante y la más dramática. Nunca, en toda la Historia de la Humanidad, tantos niños han muerto de hambre cada año. Ayuda a evitar que esta tragedia se reedite en este nuevo año (Máximo Kinast Avilés).

Francisco Arias Solis
Gracias


VEINTICINCO ENCUENTROS LITERARIOS 
Y DOS FESTIVALES POETICOS

La programación del primer semestre del año 2002 de la Asociación Cultural, Artística y
Literaria Foro Libre incluye veinticinco encuentros literarios y dos festivales poéticos, siendo la
entidad andaluza que cuenta en su programación para inicio de este año con un mayor número de actos culturales.

Los encuentros literarios estarán dedicados a los siguientes personajes y motivos: Rafael Alberti, Fray Luis de León y el renacimiento, Pedro Pérez Clotet, Jorge Manrique y la poesía medieval, Concepción Arenal, La Celestina, Rubén Darío y el modernismo, Víctor Hugo y el
romanticismo, Mujeres escritoras, Vicente Huidobro y la vanguardia, Constitución de Cádiz,
Ignacio de Luzán, Sor María de Jesús de Agreda, Fernán Caballero, César Vallejo, Cervantes y el Siglo de Oro, Antonio Gaudi, Ramón y Cajal, Gabriel Celaya y la poesía social, Blanco White, Pedro Garfias, Max Aub y el exilio, Jacinto Verdaguer, Ramón Basterra y José Herrera y Petere.

En abril se celebrará el X Festival de Poesía en Primavera, dedicado Rafael Alberti, y en el mes de junio tendrá lugar el V Festival Poético por la Paz y la Libertad, dedicado a Luis Cernuda. 

Los encuentros literarios de Foro Libre se celebran los lunes a las 20.00 horas, en la
cafetería-restaurante El Cantábrico (Avda. Cayetano del Toro, 21). La entrada es libre y todos
los asistentes pueden participar con plena libertad en los distintos encuentros.


HOMENAJE DE FORO LIBRE
A PEDRO PEREZ-CLOTET
EN SU CENTENARIO (1902-1966)

LA VOZ DEL PAISAJE

El próximo lunes, día 21, a las 20.00 horas, en la cafetería-restaurante El Cantábrico (Avda.
Cayetano del Toro, 21) de Cádiz, la Asociación Cultural, Artística y Literaria Foro Libre
celebrará un encuentro literario sobre la vida y la obra del poeta gaditano (1902- 1966), con
motivo del centenario de su nacimiento.

Pedro Pérez-Clotet nace en 1902, en el mismo año que Alberti, Cernuda, Manuel Halcón,
Nicolás Guillén... Vio la luz en plena sierra gaditana, en un lindo pueblo blanco, Villaluenga del
Rosario, que parece “un pueblo de papel, de un infantil belén” y que según Jorge Guillén es un
pueblo inventado ex-profeso para la poesía.

Pérez-Clotet estudia la primera enseñanza en su propia casa particular. A los once años ingresó en el colegio jesuita de San Luis Gonzaga del Puerto de Santa María, donde también cursaron estudios Alberti, Juan Ramón Jiménez, Fernando Villalón y Muñoz Seca.

Inicia los estudios de Derecho en la Universidad Hispalense. Fue alumno de Pedro Salinas en
dicha Universidad y compañero de Luis Cernuda y Joaquín Romero Murube. En 1925 llega a
Madrid para hacer el doctorado. Asiste a las tertulias literarias organizadas por Juan Ramón
Jiménez. Al terminar su tesis La política de Dios, de Quevedo, Pérez-Clotet dijo: “Empecé
entonces a dejar de ser abogado...”.

En la imprenta “Sur” de Málaga se imprime su primer libro Signo del alba, en 1929.  En ese
mismo año fallece su madre y dos años más tarde su padre. En 1931 es designado alcalde de Villaluenga del Rosario. En su pueblo desarrolla una intensa actividad cultural.Tres años
más tarde, en 1932 crea la revista poética Isla, que es la primera de las numerosas revistas poéticas gaditanas del pasado siglo -nació en Cádiz el año 1932 y murió en Jerez en 1940-. Isla es uno de los órganos de expresión de mayor alcance literario y proyección social de los nacidos en la provincia de Cádiz. 

Entre sus colaboradores se encuentran: Aleixandre, Prados, Villalón, Miguel Hernández, Jorge
Guillén, Gerardo Diego, Vicente Carrasco, Dionisio Ridruejo, Pemán, Luis Rosales, Muñoz
Rojas, Carmen Conde, Adriano del Valle... En 1934 Pérez-Clotet contrae matrimonio con Aurea Moscoso, también natural de Villaluenga del Rosario.

Al inicio de la guerra civil se fuga del pueblo ante el temor de una detención inmediata y marcha a Jerez, donde permanece hasta el año 1940. En Jerez se dedica plenamente a leer y escribir. Posteriormente se marcha a vivir a Ronda. En su casa tenía una de las mejores bibliotecas de poesía de España.

Pérez-Clotet se mostró en Signo del alba, como un auténtico poeta. En Trasluz, su lenguaje
poético es aún más expresivo. El joven Miguel Hernández escribía en El Diario de Cádiz: “Para alternarlo con San Juan y Fray Luis sin inconveniente. Es el tiempo de las voces pacíficas, por serenas. Trasluz, creedlo me ha faltado: bello excesivo. Desnudo adánico como Eva. Adán, siendo poeta, hubiese hecho un libro así ante la sencillez y graciosidad pura de sus primeros ojos”. En 1935 publicó A la sombra de mi vida, donde hay intensos y bellos poemas y donde se supera el surrealismo y aparece el intimismo simbólico. Posteriormente publica Invocaciones, A orillas del silencio, Presencia fiel, Soledades en vuelo, Noche del hombre, Mensajes y Como un sueño.  En prosa, publicó La sierra de Cádiz en la literatura, Tiempo literario (I),  Tiempo literario (II), Algunas notas sobre la Andalucía del Padre Coloma, Romances de la Sierra de Cádiz y Bajo la voz amiga.  Pedro Pérez-Clotet muere en Ronda, en 1966. Póstumamente se editó Primer adiós (Cádiz, 1974). Como inéditos quedaron dos títulos: Paisajes de ida y vuelta y Viento de montaña. 

Enamorado de una pureza inasible. Pérez-Clotet la perseguía desasiéndose de cuanto consideró accesorio. La luz y el viento, son, acaso, los asideros únicos para su representación paisajística. Solos, la luz y el viento. Y la noche, como un hondo paisaje nacido de su propio sueño, que pasa ungiendo de nostalgia la frente del hombre. 

Andaluz hondo: de los que viven la vida despacio: Había afirmado, casi a modo de poética:
“Trabajo mucho y descansadamente, sin prisas... Esa ha sido la virtud más ambicionada en mi
vida”. Pérez-Clotet prefirió su agreste soledad para hundirse en la poesía sin compromisos
profesionales. Leopoldo de Luis hermana a Pérez Clotet con Rafael Porlán, dentro del 27, y
considera que su poesía real o irreal, subreal o sobrereal “mantiene un turbador equilibrio de
falsas perspectivas verdaderas”. Pródiga en nombres, la famosa promoción del 27 ha dejado
atrás valores como Pérez-Clotet que elaboró una obra de calidad llena de la belleza inmóvil que ronda su pueblo: Y es que, como dijo el poeta: 

“Sumiso pueblo esquivo -cal y nube-, 
hoy como ayer un agua fugitiva 
tras cada posesión; tras cada goce 
un aguijón de cálidos beleños. 
Hoy como ayer, mañana como siempre,
tan cierto amor que crece en el olvido”. 


PEDRO DE MADRAZO Y KUNTZ 
(1816-1898) 

“¿Quién eres, virgen bella?, la pregunto: 
De dicha y de bonanza, 
Tu semblante risueño es el trasunto 
Soy, dice, la Esperanza.” 
Pedro de Madrazo. 

LA VOZ DE UN ARTISTA

Pedro de Madrazo ayudó asiduamente a su hermano Federico en la labor de El Artista, revista
literaria que fundaron los hermanos Madrazo junto con Eugenio de Ochoa y que es de excepcional importancia para la historia del romanticismo en nuestro país.

El hermano de Federico de Madrazo escribió artículos de crítica pictórica, biografías de artistas, poesías francamente románticas. Pedro de Madrazo era ciertamente poeta. Su alma de artista hondamente impregnada en el ambiente del romanticismo, quedaba suspensa en la contemplación de palacios ruinosos, de castillos medievales, de magníficos templos; pero sabía especialmente sentirlos como arqueólogo, y cuando trataba de exteriorizar en rimas las impresiones que le producían, la palabra no respondía a sus deseos. Pedro de Madrazo publicó poesías en El Artista, en el No me olvides, en El Domingo, en el Semanario Pintoresco y en otros muchos periódicos: Madrazo dejó también un recuerdo imperecedero como crítico de arte.

Pedro de Madrazo nació en Roma, donde estaba emigrado su padre, el 11 de octubre de 1816, pero fue trasladado a Madrid; estudió en el Seminario de Nobles, cursó el bachillerato en Toledo y concluyó en Valladolid la carrera de Jurisprudencia. Perteneció a la Academia de Bellas Artes (1842) y fue Director de la misma (1894). También perteneció a las de la Lengua (1874) y de la Historia (1858). Murió el 30 de agosto de 1898 en Madrid. 

En El Artista colaboraron unos setenta escritores. La contribución de Ochoa fue la más extensa.

El segundo en el orden de importancia fue Pedro de Madrazo. Por lo que se refiere a la parte
ilustrada de la revista, el principal colaborador fue Federico de Madrazo. Entre los colaboradores más ocasionales merecen destacarse Cecilia Böhl de Faber, Bretón de los Herreros, Patricio de Escosura, Bartolomé José Gallardo, Juan Nicasio Gallego, García de Tassara, Alberto Lista, José de Madrazo (padre de los hermanos Federico y Pedro), Juan María Maury, Nicomedes Pastor Díaz, Roca de Tagores, Julián Romea y Ventura de la Vega, es decir, muchos de los nombres que iban a componer la plana mayor del romanticismo español. En  El Artista publicó también Espronceda su Canción del pirata  y algunos fragmentos del Pelayo, además de su famosa sátira El Pastor Clasiquino, y Zorrilla cinco poesías y un relato en prosa con anterioridad a su “revelación” ante el cadáver de Larra. 

Los dos volúmenes de Los españoles pintados por sí mismos aparecieron en 1843 y 1844, no
sólo fueron invitados a colaborar literatos profesionales sino también representantes de la
erudición, la política, las profesiones liberales. Entre los literatos figuran Mesonero Romano,
Estébanez Calderón, Hartzenbusch, Bretón de los Herreros, el duque de Rivas, García Gutiérrez, Zorrilla, Gil y Carrasco, García Tassara, Fermín Caballero, Eugenio de Ochoa y Pedro de Madrazo.


EDUARDO MARQUINA (1879-1846)

“Tuvo un amor, hizo un poema 
y murió pobre; lo demás 
no hace al caso; en su vida no hay más
que sufrimiento y diadema.”
Eduardo Marquina.

LA VOZ DE UN MAESTRO DEL IDIOMA

“Poeta -decía Marquina- es el hombre que tiene el don de idear y expresar lo que los demás presienten y no saben decir”. Y añadía: “En el primer momento -el de la inspiración- el poeta es un poco adivino”, “vate” se le ha llamado. En el segundo momento -el de la expresión- el poeta es, por instinto, a la manera del pueblo, inventor, maestro del idioma”.

Eduardo Marquina nace en Barcelona el 21 de enero de 1879. Estudia en el Colegio de los Jesuitas. Más tarde en la Universidad estudia Derecho y Filosofía y Letras. Pero huérfano de padre y madre, desde lo dieciséis años, abandona los estudios y se dedica a la literatura y al
periodismo. Su primer libro Jesús y el Diablo, se publica precisamente en 1898. Escribe en La Publicidad. Llega a Madrid con su nuevo libro Odas. Conoce a Juan Valera, Menéndez Pelayo, Galdós, Echegaray, Benavente, Pío Baroja, Maeztu, Ramón Pérez de Ayala, Ortega y Gasset, Amadeo Vives, etc. “En paseos y excursiones de algunos días por la sierra -escribía Marquina- puede relacionarse con elementos de la Institución Libre de Enseñanza y tuve la dicha de conocer a Francisco Giner y hablar con él dos o tres veces”.

A los veinticuatro años se casa en Barcelona. Hacia el año 1906 se instala definitivamente en Madrid. Llega a ser redactor-jefe en España Nueva y sigue escribiendo para el teatro obras que no llegaba a estrenar. Publica libros de poesía: Eglogas, Las vendimias y Elegías. 

Todos los años pasa una gran parte del invierno en París, y algunos meses del verano en Cadaqués. Visita el norte de Italia, Londres, Berlín, Bruselas y Varsovia.

El estreno de la obra Las Hijas del Cid en el Español, por María Guerrero, en 1908, fue su primer gran éxito en el teatro. A partir de esta obra, el teatro es su principal actividad.

En 1916, se embarca en Cádiz con destino a América para dar conferencias y asistir a los estrenos de sus obras. Recorre Uruguay, Argentina, Perú, Panamá, Venezuela, Puerto Rico y Cuba. Regresa en 1917 desembarcando en Vigo. El estreno de Ebora y después El pavo real tuvieron muy buena crítica y fueron muy bien acogida por el público. En 1931 fue elegido Académico de la Lengua. Viaja por Yugoslavia, Hungría, Austria, Checoslovaquia, Dinamarca y Holanda. Eduardo Marquina muere en Nueva York el 21 de noviembre de 1946.

Otras obras de teatro importantes son: Doña María la Brava, En Flandes se ha puesto el sol, La morisca, Una noche en Venecia, La cometa, la fuente y el río, La vida es más, Sin horca
ni cuchillo. Entre sus novelas destacan: Las dos vidas, El destino cruel y Alma de mujer.

“Las obras de poesía -decía Marquina- son fruto de phatos emocional que embebe y agita el alma del poeta, poniéndole en trance de superación de sí mismo, inserto en la onda de la energía universal que hace a los árboles florecer, rodar a los astros, querer a los corazones. 

Un nexo inefable de convivencia se establece entre el poeta, la naturaleza y la humanidad.

” Y como cantaba el poeta catalán:
“Porque nunca maldigas 
 de la piadosa tierra, 
y el buscar no te canse
y el sufrir te consuele, 
que encuentres violetas, 
un montón de olorosas violetas!”


Siempre podemos hacer algo por la Paz y la Libertad

Aviso: Se ruega a los internautas que pongan en sus páginas el logotipo o banner de
Internautas por la Paz y la Libertad que figura en la URL: 
http://www.arrakis.es/~aarias/internau.htm
Gracias

Asociación Cultural, Artística y Literaria
Foro Libre