- El rincón del poeta
- Relatos breves
- Libros digitales
- Trabajos de investigación
 
 
Cultura en general (museos, exposiciones, patrimonio, etc...)
Enseñanza de español y didáctica de otras lenguas
Cooperación, igualdad, dependencia, desarrollo, etc.
Publicaciones e información sobre el mundo del libro.
 
 
Publicar en Liceus
 
 
 

POEMAS

Breve Antología Personal y otros poemas.

 

 

por Patricio Armando Sanchez

(Talca, Chile, 1959), poeta y profesor de español. Reside en Montpellier, Francia.

patricio.sanchez@wanadoo.fr

 


 

HAY DíAS

Hay días, y son los más, eternamente breves.

Días para grabar en un mármol.

Días que parecen días, y no lo son.

Días de dos noches y cuatro atardeceres.

 

Hay días, mi Dios, de fuego consumido.

Días para arrancar del calendario.

Días en que te dicen iBuenas Noches!

Días cual una piedra inmensa en tu zapato.

 

Hay días de recuerdos, con sabor a café.

Días...en tu hastío mental de estar cansado.

Días sin ton ni son, y nadie al otro lado del espejo.

 

Días, ¡caray!, de tanto anonimato.

Días en que pasas agotado de esperarte en un zaguán.

Días, a medianoche, de alguna tarde de un jueves.


VERSOS DEL DESASOSIEGO

 

Vivo en un mundo al revés

Uno

dos

         y

                  tres

 

Vivo en un árbol de agua

A dos pasos de Rancagua

 

Vivo en un barco de sol

Con alas de chincol

 

Vivo en un libro que vuela

Cachivache de mi abuela

 

Uno

dos

         y

                  tres

 


 

LA CIUDAD

   

En cada país hay un lugar llamado Talca

y una iglesia de oro con ojos de paloma

kioscos soñolientos: revistas y periódicos

y muchachas sonrientes con el rostro cansado

 

Por las calles circulan vendedores de fruta

y alegres panaderos se aprontan a dormir

en lechos semejantes a enormes sepulturas

donde el amor espera sobre unos senos cálidos

 

El sacerdote cuenta las perlas de un rosario

y tañen las campanas para anunciar el alba

mientras los comerciantes conversan barren limpian

 

Automóviles pasan de prisa echando humo

y en la acera sonríen alegres secretarias

cuando los lustrabotas les lanzan un piropo

 


 

TEATRO PALET

 

Te complace destrenzar

de la memoria esas ramas

transparentes que las hojas

del invierno destrozaron.

 

Los domingos: tu boca olía

a caramelos a la hora de “la matinée”.

 

Chaplin era tu héroe.

 

Querías ser “el pibe”

en cualquier lugar de la ciudad,

 

mientras tus ojos centelleaban

como meteoros reflejados

en la máquina del algodón

caramelizado.


 

GRACIAS

 

Doy las gracias al búho del molino

y también a la oveja trasquilada

cuando el sol en la hierba me ilumina

con sus claros cabellos de muchacha

 

Doy las gracias al sabio caracol

que detiene su marcha cuando fulgen

en el cielo febril y lo coloran

unas alas hermosas de gorrión

 

Doy las gracias a los lobos del bosque

a la hechicera que sueña con sapos

al sendero de piedra del camino

 

Doy las gracias al viento y a los árboles

a las palomas que vendrán mañana

a despertarme con sus alas blancas