- El rincón del poeta
- Relatos breves
- Libros digitales
- Trabajos de investigación
 
 
Cultura en general (museos, exposiciones, patrimonio, etc...)
Enseñanza de español y didáctica de otras lenguas
Cooperación, igualdad, dependencia, desarrollo, etc.
Publicaciones e información sobre el mundo del libro.
 
 
Publicar en Liceus

Agenda: destacados

Festival Escena Contemporánea 2009.

Del 26 de enero al 22 de febrero de 2009
 

EXPOELEARNING 2009.

19 y 20 de marzo de 2009








Publicar en Liceus
Platón y La República

Una de las preocupaciones últimas de Platón, en La república o de lo justo, es la demostración de la inmortalidad del alma. No deduce de ello ningún premio ni castigo de ultratumba. Vicente Adelantado Soriano

 Ir al artículo...

Publicar en Liceus


POEMAS

Arnaldo Sejas
ellarvarecords@hotmail.com

 

Bye, bye, au revoir, arrivederci

Ya murieron los días ingenuos mi amor, nadie es nada especial.
Tal ves un buen negocio de tanto en tanto y mantenerse a cubierto de todas las culpas.
La inocencia fue un instante efímero que en la cocina del alma se nos arrebato mal.
Y verborragias de profesional se amalgama con los nuevos viejos del futuro.

Traicionamos a los salvajes que cargábamos con orgullo por un puesto detrás de un mostrador.
Y toda la ignorancia fue virtud y copas de cristal.
Brindis de pobres diablos en mesas de mal gusto.
Y nada crece nunca mas, solo calvicie y estómagos de borrachos.

días que imitan a días en los que valía la pena todos los gritos.
Bye, bye, au revoir, arrivederci,
es tiempo de vorágines y decepciones.
Bye, bye, au revoir, arrivederci,
es el acto final de los campeones.
Babeando en el piso
con la toalla a mil kilómetros de distancia.

Ya murieron los días ingenuos mi amor, nadie conoce a nadie en verdad.
Miráme a mi, shokeado y atontado como una mosca en la ventana del mundo.
Ellos (como en aquella vieja canción) taparon sus bocas y quemaron sus ojos.
" This it is the end, my only friend the end " es todo lo que escucho.

El tiempo se desmigaja en mediocridades mientras nos jactamos de lograr nuestras tareas repetitivas, orgullo de licuadoras y charlas de viejas.
Y zapatos que se gastan y piel muerta en la mesa de luz.
Y risas que estallan repentinamente, ya lejos de significar algo.

Sonrisas que imitan a sonrisas de las que ya no muestra el espejo.
Bye, bye, au revoir, arrivederci,
es tiempo de silencios incomodos y chistes gastados.
Bye, bye, au revoir, arrivederci,
es el acorde final de los campeones.
Ni ropa violeta ni anillos,
todos somos gente del pasado en knockout.

Y yo aun escucho la campana.
y escupo en el ring,
al costado de tantas manchas
de sangre seca
y promesas añejas.


16 de febrero

Nací cuando toqué aquella chica y me dijo que estaba bien.
Nací cuando solo en una pieza fría escuche The final cut.
Nací cuando desperté en medio de la calle después de mi primer borrachera.
Nací cuando le compré a una vieja golpeada y sorda mi primer bajo.
Nací cuando tome vino y me trato de igual aquel tipo que me dijo "Se vos"
Nací cuando mi padre me llevo al cine, en la oscuridad, solos, riendo (el mundo era un misterio)
Nací cuando leí "Continuidad de los parques", "It", "La maquina de coger" y todo lo que escribió ella y me mostró a mi.
Nací cuando vi morir a la araña que vivía en mi cuarto.
Nací cuando la gente grito y pidió mas a ese pibe flaco y desgarbado sobre el escenario.
Nací cuando me pidieron un cigarrillo de mi primer atado de Marlboro.
Nací cuando me echaron de la escuela por mis pantalones rotos.
Nací cuando alguien dijo "Traje esto" y todos eramos una especie de Dioses alucinógenos.
Nací cuando volcamos un chevrolet negro en la arena.
Nací cuando vivíamos de fondo blanco en Michel.
Nací cuando me encerré a escribir con una botella de Whisky, unos abanos de Miami y ella sentada riendo y riendo y riendo.
Nací cuando descubrí que nada en el mundo era demasiado importante.
Nací cuando llore junto a ella por el tipo del cine.
Nací cuando vi "Atrapado sin salida" y el indio arrojo el refrigerador por la ventana.
Nací cuando encontramos un fajo de billetes y compramos pan y cerveza y cigarrillos y paz.
Nací cuando olí mi primer libro y nací cuando olí su piel.
Nací cuando el gordo tocaba y tomaba café y yo escuchaba sin poder creer.
Nací cuando el sol entraba por la ventana y yo no iba al colegio.
Nací cuando murió Galtieri.Nací cuando el dijo "Vivir solo cuesta vida" y me dije "Este tipo sabe"
Nací cuando fumábamos en el balcón de aquella pensión sintiéndonos estrellas de rock.
Nací cuando escapamos de aquel bar pesadilla con la cabeza sobre el cuello.
Nací cuando ella brindó conmigo por décimo quinta vez y pasaron nuestra canción.
Nací cuando entre en su pollera por primera vez y nací cuando lo hice por millonésima vez.
Nací cuando destrozamos aquel Púb y vino la policía.
Nací cuando caminábamos con una caja de vino por calles de tierra rumbo al mar.
Nací cuando una noche enterramos botellas y las pudimos encontrar.
Nací cuando el hirió su corazón y el otro entregó el suyo y sin embargo no fue mortal.
Nací cuando María vino a mi vida y desintegro todo lo que alguna vez importó.
Nací cuando nadie vino a molestar y ella se acostaba en el techo y todas las estrellas fueron insignificantes,
y todas las promesas cumplidas y todos los errores perdonados.


Tal vez mañana...

La cerveza era más rica cuando era inocente.
La noche era más tibia cuando no era viejo.
Las calles eran eternas cuando no tenía donde ir.
Los días eran más largos cuando no tenia horarios.
Los besos eran más suaves cuando todos eran el primero.
Y cada deseo era posible y cada mirada un misterio.
El mundo era gigante cuando todo era un cuarto.
El cielo era más limpio cuando sólo debía mirarlo.
El tiempo era lento cuando era sólo eso.
El dinero era divertido cuando sólo era un medio.
El amor era más puro cuando era un deseo.
Y cada sueño era posible y cada sonrisa un secreto.
Las canciones eran únicas cuando todo era música.
La cama era un mundo cuando era todo lo que había.
Los peligros eran irreales cuando nada importaba.
Los mareos eran divertidos cuando los buscábamos.
Las palabras eran todo cuando sólo hablaban de nosotros.
Y cada roce era excitante y cada dolor pasajero.
Y hay días en que todo se vuelve gris.
Y hay instantes que se desvanecen.
Las esperanzas se vuelven algo del pasado.
Las personas divagan con agujeros en sus almas que absorben todos los síntomas de este suicidio temprano.
Y casi todo lo que digo se diluye en demoras y retrasos.
Y casi todo lo que hagamos es algo repetido.
Y casi todo lo que decimos carece de sentido.
Y nada de lo que compramos llena este vacío.
Somos todo ojos tristes y sonrisas maltrechas.
Somos los que nacimos con las manos atadas y la fe destrozada.
Y la promesa de un mundo sin limites es solo esta jaula de confort.
¿Es que nadie mas lo ve?
Te escucho en el teléfono aunque no te entiendo.
Y cuando finalmente te pregunto ya se la respuesta.

"Tal vez mañana" ...

es la frase de todos los días...


Los hospitales y la muerte

Los hospitales y la muerte.
Los locos y los cuerdos.
Manejan por la misma ruta,
y mueren por las mismas razones.
En eso coinciden,
miedo
y
furia
y
sexo
y
dinero
es todo cuanto hay
al final del camino.
Y repetirse,
levantarse,
dormirse,
masturbarse,
Son sólo deseos reprimidos.
Ansias de cambio.

Preguntas inconclusas
en
un
cuaderno.
Nombres en agendas
de
alguien
que no llamo.
y perros
en
la
calle
que no recuerdan la historia
ni lloraron a Cortazar
o
al
viejo
que tallaba en madera
y
sonreía
al
sol.

Mucho mas lejos,
más allá de cualquier frontera
(marcadas con sangre y peajes)
Espera el ultimo hombre
(aquel que fue un niño en Macondo
y un joven en Derry)
El que nunca pidio
ni
vio
a
Jesús
fuera de la cruz.
Está armando cigarrillos.
Está en paz con el mundo.
(que es dueño y deudor de nuestros fracasos)
Inalterable,
Inamovible,
Sabiéndose que es dueño de todo,
Y que nada de nada es de nadie.
Sólo el cuerpo,
y
el
olvido
Marchitándonos
en
este
crepúsculo
de
un
Dios
ausente.


Enterprise

Bitácora del capitán. Hora 0600.
He pensado en escribirte,
en decirte: "Ya estoy bien, todo en orden"
En realidad no es verdad.
Todavía están las botellas y las horas muertas,
y llegar tarde a todo, como una especie de estigma.
Debo confesar que más de una vez dije:
"Estoy cansado de esta canción, nada de esto lo vale"
o la frase celebre:
"No cuentes conmigo, me tengo que ir"
Fui un tipo bastante idiota en esos días.
Aun lo soy.
Me gustaría creer que hice bien en alejarme.
También me gusta pensar que no estoy tan viejo,
pero lo estoy.
Y tengo muchas tapitas de cervezas en el piso,
y colillas de cigarrillo inconcientes, y fotos y recuerdos.
Pero solo eso.
Supongo que vos serás algo más que lo que dejé
cuando hice las valijas y olvide mis escritos.
O tal vez no, al fin y al cabo nadie dijo que nos merecíamos el cielo,
pero lo intentamos y por momentos lo sentimos.
Fue el mejor viaje de nuestra Enterprise.
Éramos tan inocentes, perdidos en una ciudad perdida,
cazando ratas con taperwares rotos, fumando marihuana en la oscuridad,
y todo el hambre y toda la cerveza y todos los empleos,
nunca nos mataron.
Mujeres y bares y pool, eran la novedad.
Y pensiones que nos llevaban a otras pensiones.
Y cucarachas en los subtes y en la cama.
Recuerdo los huesos en la caja, recuerdo el quinto A y el ascensor roto.
recuerdo el chevrolet de Longi, y las fogatas y las resacas y las risas.
No es justo, todo ha cambiado desde entonces y poco es lo que se a vuelto mejor.
Recordar es un lujo que me puedo dar, tengo todo el tiempo que sobró de aquella aventura.
Sobras de días, pudriéndose en mi mente.
Solo nosotros nos dimos por muertos.
Nadie tiene nuestra victoria, nadie entiende quienes fuimos.
No esperes que te escriba o te busque,
yo se que vos no lo harás,
siempre supiste cuando abandonar aquella nave.
Bitácora del capitán. Hora 0620
Fin del mensaje.


Operador 539

Soy el operador número 539
Soy alguien al final de una larga lista.
Soy un botón de apagado.
Soy la clave de salida y de entrada.
Pero soy tan sucio que deberían quitarme de todas las páginas del mundo.

Soy la garantía de un lavarropas.
Soy la gracia de la serpiente.
Soy todas las resacas de todos los quinceañeros.
Soy una excusa sin sentido moral.
Y después soy de alguien que es de alguien que es de todos y es de nadie.

Soy una sartén de colesterol.
Soy la úlcera del mundo.
Soy la verruga en el cerebro de George Bush Jr.
Soy las pastillas que acabaron con Hendrix.
Nadie puede entender como despertamos cada día mientras otros mueren en hospitales desiertos.

Soy la amonestación de todos ustedes.
Soy el secreto mas oscuro. (y sucio, sucio, sucio)
Soy el que cae escaleras abajo en cada fiesta.
Soy la picazón constante en la garganta.
Pero huelo bien y fresco en las tardes de calor y en las noches vírgenes.

Soy el que odia la h y las esdrújulas.
Soy una palabra mal escrita.
Soy un nombre en una servilleta.
Soy todo carne y agua y miedo.
Y todo lo que escriba puede ser verdad o puede ser mentira.

Soy el silencio del asesino.
Soy la oreja cortada, masacrada y violada de Van Gogh.
Soy los bigotes de Dalí.
Soy la mancha en la certeza de ser nada.
Y toda la espuma de todas las cervezas de todos los alemanes que tienen vasos de arcilla.

Soy un cigarrillo mal prendido.
Soy un perro mal enseñado.
Soy un seguro vencido.
Soy un remitente desconocido.
Pero desvarió con tanta clase que se hace difícil ignorarme.

Soy el operador numero 539.
Soy alguien al final de una larga lista de espera.
¿Cuál es la nueva queja?


Margaritas

Me quiero desperezar de todas las desgracias.
No quiero pensar en el ciego que no ayudé a cruzar la avenida.
Me quiero entregar a todos los placeres.
No quiero negar que me gusta cuando ella es sucia.
Me quiero deshacer de todas las verdades.
No quiero mas promesas envueltas en mentiras.
Y después cuando el sol muera, avergonzado de todo lo que debe mostrar...
...solo quiero deshojar una margarita.
(Sin penas nadie gana mi amor)

Me quiero tatuar el numero de documento.
No quiero responder una pregunta más a la policía.
Me quiero reponer de todas las resacas.
No quiero que sepan que pago mis sonrisas.
Me quiero suscribir a algún curso de ortografía.
No quiero que digan que nunca lo intenté.
Y después cuando ella entre en mi estudio y encienda sus ojos espías...
...solo quiero el viejo "Me quiere, no me quiere".
(Sin apuestas nadie gana mi amor)

Me quiero dormir antes del comienzo del día.
No quiero sufrir mas mañanas de golpes en el piso.
Me quiero tomar una botella de buen Whisky.
No quiero que me acuses de avaro.
Me quiero invitar al caos.
No quiero que pienses en bailar.
Y después cuando la música nos cubra sin demoras, innegable y fortuita...
...solo quiero asesinar una margarita.
(Sin pecado no hay perdón)


Ella sabe

Vos podes dejar que el día se vuelva despacio, como extrañando el sueño a las 7: 00 a.m
Miras por la ventana dejando que tus ojos sean niños jugando con barcos de papel bajo la lluvia.
Yo observo.
Nada es tuyo, pero dominas la situación.
En una mina de carbón nunca serías el canario.
Yo te seguiría.
Amar las flores es para gente fácil de conformar.
Vos sabes que es bueno, no intentas arrebatarte, tomas lo necesario y lo dejas resbalar por tus labios.
Yo nunca te regalé flores. (Sería un insulto)
Cuando tus piernas avanzan el mundo se vuelve efervescente, todo lo que recuerdo es saber que tengo demasiado.
Una caricia como de amantes, sos la única con el secreto.
Yo soy afortunado.
Nada que me haga el mundo puede quitarme tus labios.
Ni accidentes.
Ni incidentes.
Ni la gente.
Ni el dinero.
Tengo una mujer que sabe el secreto, tengo mas de lo que merezco...
shssssss...
(ella no debe saberlo...)



Arnaldo Sejas
Argentina

 






        
Universidad de Alcalá Confía learning confianza online