- El rincón del poeta
- Relatos breves
- Libros digitales
- Trabajos de investigación
 
 
Cultura en general (museos, exposiciones, patrimonio, etc...)
Enseñanza de español y didáctica de otras lenguas
Cooperación, igualdad, dependencia, desarrollo, etc.
Publicaciones e información sobre el mundo del libro.
 
 
Publicar en Liceus

Agenda: destacados

Festival Escena Contemporánea 2009.

Del 26 de enero al 22 de febrero de 2009
 

EXPOELEARNING 2009.

19 y 20 de marzo de 2009

 

 

Publicar en Liceus
Platón y La República

Una de las preocupaciones últimas de Platón, en La república o de lo justo, es la demostración de la inmortalidad del alma. No deduce de ello ningún premio ni castigo de ultratumba. Vicente Adelantado Soriano

 Ir al artículo...

 

 


 

  Guías culturales

El género periodístico en el 3º Ciclo de EGB.
Reflexiones y una propuesta de trabajo

Lic. Prof. Marcelo Bianchi Bustos

El presente trabajo fue presentado para el seminario "Lenguaje y Comunicación" a cargo del Prof. Miguel Carlos Schust (Universidad CAECE, Departamento de Humanidades).
Marcelo Bianchi Bustos es Profesor de Castellano, Literatura e Historia (Instituto Argentino de Enseñanza Superior); Licenciado en Enseñanza de la lengua y la Comunicación (Universidad CAECE); Especialista en Educación de Adolescentes y Adultos (Instituto Privado de la Unión Docentes Argentinos). Posgrado en Investigación Educativa (Universidad Nacional del Comahue - CTERA). Actualmente cursa la Maestría en Educación como becario (Universidad de San Andrés). Docente de la Universidad CAECE, Universidad Argentina J. F. Kennedy y en escuelas del distrito de Pilar, Provincia de Buenos Aires. Ha publicado artículos y presentado ponencias en numerosos eventos..

 

1. ¿Por qué trabajar con la Comunicación en el área de Lengua?

A partir de la implementación de la Ley Federal de Educación, entraron al aula distintas tipologías textuales que antes no eran tenidas en cuenta o que eran trabajadas por algunos docentes a pesar de las críticas de sus colegas. Una de esas tipologías textuales es la del género periodístico. Como docente que concurre a cursos de perfeccionamiento y que trabaja en varias escuelas de Educación General Básica he podido observar que la enseñanza del género se limita en muchos casos a la mera comprensión —encuadrados dentro de la denominada "compresión lectora"— o que en otros sólo comprende la enseñanza de estrategias de producción de discursos no ficcionales.

Hoy se pretende dar un vuelco importante en lo que respecta a la didáctica de la lengua. Tal como lo señala Mónica Rojo, existen una serie de cuestiones de fundamental importancia que antes no eran tenidas en cuenta por los docentes del área y que hoy forman parte de una realidad indiscutible y que no puede ser alejada de las aulas. En primer lugar, la autora dice que "la lengua sirve para comunicar e influir sobre los demás; los textos responden a necesidades variadas; están insertos en diferentes situaciones y sus reglas de uso no sólo responden a cuestiones ortográficas o a la sintaxis de la oración" [1]. El segundo aspecto analizado por la autora es que la lectura es un proceso en el cual se producen intercambios entre los conocimientos previos que posee el lector y la información visual que el texto ofrece, incluidos los tipos de letras, ilustraciones, fotografías, etc.

Considero que la única manera de aprender realmente estos contenidos es por medio de un trabajo integrado en el cual se tenga en cuenta ambos enfoques.

Si la propuesta pedagógica impuesta tiene que ver con la adquisición y el aumento de nuevas competencias necesarias para poder desenvolverse en el mundo actual, el estudio y el trabajo con el género periodístico puede resultar de fundamental importancia, ya que posibilita leer, analizar, comprender y valorar una visión del mundo y, a partir de estas, nos da las herramientas básicas para actuar en consecuencia.

Tenemos que tener presente que desde el origen mismo de la escritura, la misma significó para el hombre un elemento de fundamental importancia ya que le permitió revisar, estudiar y reinterpretar los hechos. Así, el periodismo es de gran utilidad ya que nos ofrece una mirada muy especial sobre a actualidad, la estudia, la analiza y por medio de este recurso podemos ampliar nuestro conocimiento de mundo. Tal como lo afirma Roxana Morduchowicz [2] —especialista en comunicación y educación del Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología y docente de la Universidad de Buenos Aires—, hay que utilizar el diario en la escuela ya que los alumnos reciben fuera de la escuela un gran caudal de información y por lo tanto es necesario poder integrar los saberes cotidianos del alumno con los aprendizajes escolares. También es importante tener en cuenta que la importancia de los medios radica en el hecho de trascender los límites del tiempo y del espacio en el aula para poder de esa forma acceder a otras realidades. Pensemos tan sólo por un instante en el alumno que en Tierra del Fuego o en La Quiaca puede leer y estudiar a partir de los medios lo que sucede en Buenos Aires. Además, también hay que tener en cuenta que el conocimiento del mundo está cada vez más mediatizado, es decir que lo que conocemos del mundo nos llega a partir de los medios de comunicación. Pensemos finalmente que quien está mejor informado puede tomar mejores decisiones y actuar en consecuencia.

 

2. La comunicación periodística en el currículum

En el marco de la reforma educativa, los ministros de educación de cada una de las provincias reunidos en el Consejo Federal de Cultura y Educación seleccionaron una serie de contenidos que deberán ser trabajados por todos los alumnos de la República Argentina a los efectos de asegurar la igualdad y la equidad educativa. Estos contenidos son llamados "Contenidos Básicos Comunes" y representan un tronco común de conceptos que deben ser adquiridos por los estudiantes a los efectos de aumentar sus competencias culturales y comunicativas.

El género periodístico aparece en los Contenidos Básicos Comunes en el bloque 2 "Lengua escrita". De acuerdo con la síntesis explicativa que ofrecen los mismos, la adquisición de la lengua escrita tiene por objeto permitir que las personas puedan expandir su ámbito de proyección, ampliando su circuito de comunicación inmediata. La escuela debe enseñar a leer y a escribir pero con algunos cambios. Hoy hay que formar lectores que puedan emitir juicios de valor y que puedan producir escritos coherentes, correctos y adecuados, para lo cual necesitan poder internalizar modelos textuales a partir de la lectura [3]. Ser un buen lector de los medios de comunicación implica —tal como señalan los CBC— "responder activamente, a partir de un determinado propósito de lectura, a las exigencias que cada texto plantea, reconocer o atribuir coherencia a un texto, detectando los procedimientos de conexión y de adecuación a un contexto educativo específico" [4].

Los temas tratados en relación con este discurso son: "Lectura de medios de comunicación social: periódico (titular, sección, temas de interés, hecho y opinión, postura y línea editorial, criterio de audiencia)" [5]. Su inclusión tiene una serie de objetivos, entre los que se desataca:

  • "Ser buenos lectores que disfruten cotidianamente de la lectura, que se apropien de contenidos culturalmente valiosos a partir del acto de leer, que interactúan críticamente con gran variedad de textos pertenecientes a distintos discursos sociales y conformen su propio gusto y sensibilidad.
  • Ser competentes y entusiastas escritores (...) que puedan producir escritos coherentes, bien conectados, con precisión y variedad léxica, adecuados a una situación comunicativa determinada" [6].

 

3. Dificultades en la enseñanza del tema

Lamentablemente el tema es mal enseñado en muchas de las aulas de nuestras escuelas. No por voluntad de los docentes sino por que muchos de ellos no saben cómo realizar un abordaje de la temática ya que carecieron de una capacitación previa. En muchos de los casos lo que sucede que el tema es desarrollado a partir de la información que contienen los libros esclares, pero estos presentan recortes que empobrecen el trabajo con la temática [7]. Hoy todos los intentos van por dos caminos que lamentablemente no se unen:

  • Se leen distintos tipos de textos periodísticos y se debate a partir de ellos.
  • Se aplican técnicas de estudio dirigido que se quedan con el subrayado de ideas principales y la elaboración de síntesis.
  • Se hacen talleres de escritura donde los alumnos producen textos que después quedan guardados en una carpeta y que pierden su objetivo fundamental de informar y formar opinión, pasando a formar parte de una territorio olvidado, el de las producciones personales que no volverán a ser rescatadas.

En todos los casos, el trabajo está incompleto y no produce los resultados esperados en el aprendizaje de los alumnos.

 

4. Cómo se tendría que enseñar el tema

Considero que para que exista un aprovechamiento integral de la temática, esta no tendría que aparecer representada como algo aislado sino que el mensaje periodístico tendría que ser uno de los ejes de la materia, alrededor del cual se van a insertar otras tipologías textuales.

Pensemos que el género periodístico tiene una función social que consiste en informar y formar opinión sobre los sucesos de la realidad. Es aquí reside su importancia y su complejidad ya que no sólo se limitan a informar sino a formar opinión, es decir a colaborar con el lector en la elaboración de una opinión fundamentada sobre una determinada temática. Como género que está en contacto con todos los miembros de la sociedad, su tratamiento no debe ser realizado sólo por los docentes de Lengua sino que se deben realizar proyectos interdisciplinarios que tiendan a la lectura, comprensión, análisis y producción de estas tipologías textuales.

Cuando se habla del diario en la escuela, se hace referencia a tres ejes: la utilización del diario como objeto de estudio, como fuente de información y como instrumento de expresión. Estos tres ejes se complementan y trabajar hoy con el género periodístico significa poder integrarlos para que formen un todo homogéneo.

Teniendo en cuenta muchos de los planteos realizados por Ángel López García en su obra La estructura del lenguaje periodístico [8], he planificado una propuesta de trabajo para poder abordar el tema y trabajarlo de forma integral. Este proyecto lo pensé para alumnos de 9º año de EGB, es decir para el 2º año de las escuelas de Educación Media.

El proyecto que desarrollaría con los alumnos está dividido en cuatro unidades. A los efectos de la presentación en este trabajo he puesto una serie de observaciones para explicitar cuáles son los criterios con los que he seleccionado estos contenidos y por qué considero que es importante trabajarlos durante el desarrollo de las clases.

Las unidades a desarrollar son:

Unidad 1:
En esta unidad, los contenidos a desarrollar son: La comunicación. La importancia de cuidar la producción del mensaje para lograr una comunicación fluida. Figuras y fondos del mensaje comunicativo. Las 6 W del periodismo [9].

En esta primera unidad trabajaré con los alumnos a partir de análisis de distintos textos periodísticos teniendo en cuenta los 10 principios que enuncia López García y que deben caracterizar a todo texto periodístico:

  • Claridad: Se debe escribir para todos. No basta con que se entienda lo que escribimos, es necesario que en ningún caso se deje de entender.
  • Concisión: Deben utilizarse las palabras justas para que el sentido sea patente y la comprensibilidad inmediata.
  • Verosimilitud: No es suficiente con decir la verdad, hay que escribir de manera que los hechos reales parezcan verdaderos.
  • Univocidad: se deben evitar la ambigüedades.
  • Debe acumular hechos, no descripciones u observaciones.
  • Sencillez: Se deben utilizar palabras comunes, no un vocabulario especializado ya que es propio de otro tipo de periodismo, tal como lo indica la palabra.
  • Naturalidad: Se deben evitar términos que generen distancia con el lector.
  • Corrección: Se debe cumplir con la normativa gramatical.
  • Interés: El periodista debe motivar la noticia y a partir de esta motivación, hacer que el lector sienta deseos de leerla.
  • Variedad: Estimular el interés del lector.

Cada alumno podría tener estos puntos dentro de sus materiales de estudio como una especie de grilla, a los efectos de ir analizando si los textos presentados y trabajados en clase cumplen con estas diez indicaciones básicas. Por supuesto que al aplicar estos diez principios, tenemos que tener en cuenta otros aportes que son igualmente esclarecedores, como por ejemplo las máximas conversacionales de Grice [10].

Una vez concluida la primera de las unidades, se deberá abordar los contenidos que señalo a continuación en la unidad 2.

Unidad 2:
En ella, serán abordados los siguientes temas: Nociones gramaticales básicas: un camino hacia la comprensión. Cohesión y coherencia textual. Las superestructuras.

Los conceptos de cohesión y de coherencia fueron elaborados por Halliday y Asan en Cohesion in English, quienes sostienen que la cohesión es una ligazón entre los elementos superficiales de texto, que implica una relación semántica entre un elemento del texto y otro elemento que es crucial para su interpretación. Por supuesto que sólo podemos tener una idea acabada de las relaciones entre las palabras y las estructuras si somos usuarios competentes de la lengua. Es fundamental el buen manejo gramatical, pues considero que sólo podemos ser buenos usuarios de un código si lo conocemos y podemos hacer un buen uso de él. Este es una de los principales problemas con el que nos encontramos los docentes en el área de Lengua. Por un lado está la falta de interés de los alumnos por el conocimiento del código y por el otro las "modas pedagógicas" que dejaron de lado la enseñanza de algunos temas para intentar reemplazarlos por otros más modernos pero que en la práctica resultan incompletos.

Pero la duda puede ser: ¿qué reglas de gramática trabajar?, ¿cuáles son fundamentales en el momento de escribir? Para poder contestar estas preguntas podemos tener en cuenta los aportes de Daniel Cassany [11], quien elige 22 reglas que tienen como propósito poder ayudar al alumno a escribir un texto, en este caso del género periodístico. El conjunto seleccionado por el autor comprende catorce reglas de ortografía y ocho de morfosintaxis. Estas son: Uso de B/V, de G/J+E o I, de H, de C/Z, de D/Z, Y, M/N y R/RR. Diéresis, acentuación, acentuación en verbos, separación en sílabas, coma, conjunciones, artículo, pronombres la y lo, gerundio, Proposición a. Uso de SINO /SI NO. Concordancia de sujeto y verbo. Concordancia del verbo haber. Relativos.

Como lo ha demostrado Teum van Dijk, existen varios niveles en lo que respecta a la estructura de un texto. Estas son: la microestructura, macroestructura y la superestructura. Mientras que las dos primeras están en el texto propiamente dicho, una al nivel de las oraciones y la otra a un nivel más macro, es decir más amplio, que tiene que ver con la posibilidad de atribuirle un significado al texto como unidad discursiva; la otra es la estructura del texto, una especie de esquema, de armazón, de esqueleto que nos dice cómo es la forma que debe tener cada una de las tipologías textuales. Creo que su utilización es importante para que los alumnos puedan analizar correctamente un texto periodístico y también en la etapa de producción.

A continuación, se trabajará con los contenidos de la siguiente unidad.

Unidad 3:
Se deberán abordar las siguientes cuestiones: El lenguaje. La connotación. La metáfora. Tipos. El uso de Internet.

Aquí es necesario que el alumno comprenda que el periodista debe seleccionar con sumo cuidado su vocabulario. Para poder hacer esto debe manejar muy bien la lengua y tener criterios como para poder elegir entre dos o más términos disponibles en la ella para expresar cosas similares. La única forma de lograrlo es por medio del conocimiento de los ejes semánticos. Muchas de las dificultades con las que se puede encontrar el periodista son fácilmente subsanables con la utilización de un buen diccionario, pero esto no es suficiente. Como decía antes, hay que conocer el aspecto semántico de las palabras y expresiones para de esa forma evitar problemas en la redacción y en la posterior lectura del artículo por parte de los lectores. También el periodista debe ser capaz de utilizar tecnicismos y neologismos, demostrando de esta forma un dominio técnico del lenguaje.

Pero además, tanto el escritor como el lector deben tener en cuenta que las palabras siempre connotan algo, es decir que tienen un significado añadido al que se les da comúnmente. López García define a la connotación como "el conjunto de sentidos culturales añadidos al significado de las palabras tal y como lo recogen los diccionarios. Técnicamente, la connotación se comporta igual que un metalenguaje, en el sentido de que representa una semiótica de segundo nivel" [12]. Pasando desde el terreno del periodismo a la literatura para buscar una cita que apoye esto que dice el autor y que yo enuncié unas líneas antes, encontré unos versos de Alejandra Pizarnik en los que dice:

"Esperando que un mundo sea desenterrado por el lenguaje, alguien canta el lugar del silencio. Luego comprobará que no porque se muestre furioso existe el mar, ni tampoco el mundo. Por eso cada palabra dice lo que dice y además más y más" [13].

Y precisamente es eso la connotación. Pero más allá de saber qué es, creo que lo importante es descubrir que connotan las palabras puestas en un determinado texto, en este caso periodístico. Por supuesto que esta habilidad no es innata sino que se trata de una competencia que se puede ir logrando básicamente con entrenamiento.

Con respecto a la metáfora, me parece muy interesante su inclusión en el proyecto ya que a partir del texto trabajado en la materia Lenguaje y Comunicación, se logra muy bien diferenciar las metáforas literarias de las no literarias. El autor habla de metáforas cognitivas y explica que las mismas tienen la función de organizar el discurso, pero además el pensamiento y la acción. Obviamente que la lectura de las mismas no es sencilla, pero tampoco lo es la escritura y la correcta selección de las metáforas que debe realizar el periodista. Siguiendo a Lakoff y Jonson, habla de tres grandes tipo de metáforas:

  • Estructurales (por ejemplo la expresión "el tiempo es oro" [14]).
  • Orientacionales (Por ejemplo "estoy por el piso").
  • Ontológicas (por ejemplo "le falta un tornillo").

Durante el transcurso de las clases se prevé la utilización de diarios. A los efectos de poder realizar mejor el trabajo, los alumnos deberán poder manejar varios diarios que respondan a distintas tendencias. Debido a los costos, considero que la mejor alternativa es poder leerlos en el formato virtual. Por lo tanto uno de los recursos por excelencia que utilizaremos es la computadora conectada a Internet. Otra de las utilizaciones que le podemos dar a la Red es la de ayudarnos con el vocabulario, es decir recurrir a ellas para poder conocer sinónimos, giros lingüísticos, expresiones adecuadas, etc. Algunos sitios recomendables son: www.rae.es, www.el-castellano.com/manual.html o www.reuna.cl/centril_apunte/docs/apuntes_para_manual_estilo_periodístico.pdf.

En la última de las unidades de trabajo de este proyecto propongo la consideración de lo paratextual y del anclaje explícito e implícito en la información periodística.

El estudio del paratexto es de fundamental importancia al momento de poder realizar u profundo análisis de un articulo periodístico y de planificar cómo hacer para que un artículo resulte atractivo y que sea leído. La palabra "paratexto" significa "junto al texto. Es decir que con ese término se hace referencia a toda la información que acompaña a un texto pero que no forma parte de él. Genette lo define diciendo que es "un discursos auxiliar, al servicio del texto, que es su razón de ser" [15]. Pensemos, tal como lo explicité en la unidad 1 que el mensaje escrito es diferido, es decir que el artículo periodístico es elaborado por un periodista en un momento determinado y que va a ser consumido un poco después, pasando antes por el "filtro" editorial. Por este mismo motivo, el paratexto tiene la función de reforzar la comprensión del texto, es decir compensar la ausencia entre el autor (anónimo) y el lector. Gracias a él, el medio gráfico nos dice qué es lo importante, cuál es la noticia del momento, qué dejar de lado, etc.

Cuando abordamos el estudio de lo paratextual, en el caso de los artículos periodísticos tenemos que tener en cuenta dos elementos fundamentales:

  • Los titulares y la tipografía: en muchos casos son la primera entrada que los alumnos (y nosotros los adultos también) al texto. El hecho de que exista un buen titular es fundamental para que la nota periodística llame realmente la atención y que sea "consumida"por el lector/es. Por eso, más allá de las diferencias que puedan existir, creo que es oportuno citar a Roland Barthes quien dice que el título equivale a la marca de un producto comercial y acompaña la constitución del texto en mercancía [16].
  • Las fotografías, las infografías [17] y los cuadros estadísticos.

El estudio del anclaje es sumamente importante para poder analizar el mensaje construido y poder producir textos adecuados. Como dice López García, el texto ya elaborado es como una especie de barco que necesita ser fijado en un caladero. Pasando al terreno de la teoría, quiere decir que es necesario anclar el texto en el mundo. Lo que significa esto es sumamente sencillo: el periodista necesita referirse a una situación concreta conocida por el lector, al mundo conocido por este.

Existen dos tipos de anclaje:

  • Explícito: Son las categorías gramaticales que se pueden reconocer en el discurso. Se subdivide en tres: Tiempos informativos; Visiones y fases y Modalidades informativas.
  • Implícito: Este comprende: La redundancia; Los sobrentendidos; Las preferencias y las presuposiciones

Un aspecto a tener en cuenta en el momento de desarrollar el proyecto es el de la evaluación. Esta será de carácter continuo, esto significa que cada una de las clases tendrán momentos de evaluación y de reflexión sobre lo trabajado a nivel aula.

Como se podrá observar, todos los elementos de la planificación se encuentran incluidos en esta red. En ella, parto de la palabra comunicación ya que considero que ese es el punto de partida y el de llegada de toda la práctica pedagógica a desarrollar. Sólo si hacemos un proyecto integral, podremos aprender más y de esa forma elevar las competencias lingüísticas y comunicativas de los alumnos.

 

BIBLIOGRAFÍA:

- ALVARADO, Maite: El paratexto, Buenos Aires, Eudeba, 1999.

- "El diario en la escuela". Revista Zona Educativa, junio de 1998. Suplemento "En el aula", Nº 5, Buenos Aires, Ministerio de Cultura y educación de la Nación.

- LÓPEZ GARCÍA, Ángel: Escritura e información. La estructura del lenguaje periodístico, Madrid, Cátedra, 1996.

- Ministerio de Cultura y Educación de la Nación, Consejo Federal de Cultura y Comunicación: Contenidos Básicos Comunes para a la Educación General Básica, 1995.

- ROJO, Mónica: Didáctica especial. Área: Lengua 3º ciclo de EGB, Buenos Aires, Estrada, 2001.

- CASSANY, Daniel: Describir el escribir. Cómo se aprende a escribir, Buenos Aires, Paidós, 1997.

- PIZARNIK, Alejandra: El infierno musical, Buenos Aires, Siglo XXI, 1971.

 

NOTAS:

[1] ROJO, Mónica: op. cit., pág. 13. (Volver)

[2] Entrevista a Roxana Morduchowicz, El diario en la escuela, pág. 9. (Volver)

[3] Esta línea de acción es la propuesta por Daniel Cassany en Describir el escribir, Buenos Aires, Paidós, 1997. Él propone que la mejor manera de escribir es partiendo de la lectura de textos de calidad. De esa forma y por imitación, el alumno va adquiriendo distintas herramientas que lo llevan a escribir más y mejor. (Volver)

[4] Contenidos Básicos Comunes, pág. 31. (Volver)

[5] Contenidos Básicos Comunes, pág. 51. (Volver)

[6] Contenidos Básicos Comunes, pág. 33. (Volver)

[7] Ver Anexo 1 al final de este trabajo. (Volver)

[8] LÓPEZ GARCÍA, Ángel: op. cit., capítulo 1. (Volver)

[9] Toda noticia debe incluir la respuesta a seis preguntas básicas: who?, what?, when?, where?, why? y how? (Volver)

[10] Grice propone cuatro máximas que deben regir la comunicación entre las personas y el intercambio de distintos tipos de mensajes. Estas son: cualidad (la contribución debe ser verdadera), cantidad (se debe decir lo estrictamente necesario), relevancia (lo que se dice debe tener relación con el tema sobre el que se está hablando o escribiendo) y manera (se debe evitar la ambigüedad y la oscuridad del lenguaje). (Volver)

[11] CASSANY, Daniel: op. cit., pág 94 y 95. (Volver)

[12] LÓPEZ GARCÍA, Ángel: op. cit, pág. 135. (Volver)

[13] PIZARNIK, Alejandra: op. cit. (Volver)

[14] Utilizo los ejemplos citados por LÓPEZ GARCÍA: por. cit., pág. 69. (Volver)

[15] Citado en ALVARADO, Maite: op. cit., pág. 20. (Volver)

[16] ALVARADO, Maite: op. cit., pág. 47. (Volver)

[17] Hay quienes hablan de la infografía como un nuevo género periodístico. Una interesante página en la cual se puede encontrar información sobre el tema es: www.ull.es/publicaciones/latina/l/88/infozek.html (Volver)

 

 


 

Volver a Trabajos de investigación...

 

 



        
Universidad de Alcalá Confía learning confianza online