- El rincón del poeta
- Relatos breves
- Libros digitales
- Trabajos de investigación
 
 
Cultura en general (museos, exposiciones, patrimonio, etc...)
Enseñanza de español y didáctica de otras lenguas
Cooperación, igualdad, dependencia, desarrollo, etc.
Publicaciones e información sobre el mundo del libro.
 
 
Publicar en Liceus

Agenda: destacados

Festival Escena Contemporánea 2009.

Del 26 de enero al 22 de febrero de 2009
 

EXPOELEARNING 2009.

19 y 20 de marzo de 2009

Publicar en Liceus
Platón y La República

Una de las preocupaciones últimas de Platón, en La república o de lo justo, es la demostración de la inmortalidad del alma. No deduce de ello ningún premio ni castigo de ultratumba. Vicente Adelantado Soriano

 Ir al artículo...

 

 


 

  Guías culturales

La fotografía en la pintura de José y Pepino Benlliur

Por Mª Jesús Blasco
maje_su@yahoo.es
ALEIXANDRE, José: La fotografía en la pintura de José y Pepino Benlliure, Colección Formas Plásticas, nº 4, Valencia, Institució Alfons el Magnànim, 1999. 167 páginas con ilustraciones en color.

El texto está dividido en seis apartados, el primero de ellos Pintores y Fotografía, narra la complicada relación que hubo entre la fotografía y la pintura, considerada en un principio como una dura competencia para los artistas, como si un recién llegado les hubiera quitado el puesto que, con tanto orgullo, habían ostentado históricamente los maestros del color y el pincel. Pero en realidad en lugar de un rival, para muchos fue un aliado. Pintores como Ingres, Delacroix, Courbet, Manet, Rodin, Gaugin, Cézanne, es decir, casi todos los pintores contemporáneos a su aparición pública en 1839, se sirvieron de las virtudes de la fotografía para sus creaciones pictóricas, es más, era tal la familiaridad de ambas técnicas que muchos de los mejores fotógrafos fueron antes pintores.

Los beneficios de la fotografía fueron reconocidos prontamente por las academias. En el siguiente capítulo, titulado La Real Academia de Bellas Artes de San Carlos y la fotografía, relata este experto en la historia de la fotografía valenciana, como los alumnos de esta escuela, manejaban fotografías con vistas de monumentos y paisajes, acercando al futuro artista a lugares en los que jamás había estado. Resultaba válida para copiar casi cualquier imagen, incluso muchos desnudos se realizaban a partir de fotografías, aunque donde resultaba de mayor comodidad era en la ejecución de retratos, evitando así las aburridas y largas sesiones de posado a aquellos que deseaban ser inmortalizados pictóricamente hablando.

En los dos capítulos siguientes, dando un giro temático y traza la biografía personal y artística de los dos Benlliure pintores, José Benlliure Gil, padre y José Benlliure Ortiz, hijo, apodado "Peppino".

El ambiente artístico vivido siempre por los Benlliure quedaba patente en las visitas recibidas allí donde fijaban su residencia, tanto en Roma, Asís o Valencia la familia Benlliure estaba rodeada de personalidades como Blasco Ibáñez, por ejemplo, que recibió asilo de José y Juan Antonio, cuando el escritor huyó de España. Parte de la vida del ilustre novelista y la relación con el artista se relata en este quinto capítulo.

Por último en Las fotografías de José Benlliure y de Peppino, además de ofrecer una somera introducción al catálogo de imágenes posterior, explica como Antonio García, primero escenógrafo y después célebre fotógrafo, les fue introduciendo en la práctica de esta nueva técnica. Era tal el interés que suponía para esta saga de artistas, que a través de las citas textuales de sus cartas, sabemos que todos ellos viajaban acompañados de sus cámaras y que inmortalizaban todo aquello que les resultaba atractivo o servible para la composición de sus obras, llegando a conformar verdaderos catálogos de tipos populares, paisajes típicos, interiores costumbristas, que más tarde podían ser intercambiados entre los propios pintores. Además les sirvió como instrumento para difundir y dar a conocer sus obras a colegas o clientes de forma cómoda y rápida.

La parte gráfica que se extiende a lo largo de más de cien páginas, muestra parte del repertorio de imágenes coleccionadas por los Benlliure, divididas temáticamente en seis bloques: Retratos de familia, Vistas italianas, Fiestas de Valencia, Los Toros, Imágenes de Valencia, Fotografías de la barraca.

Echando un vistazo al conjunto del trabajo se advierte rápidamente la profusión de imágenes en detrimento del texto, sin embargo, sería un error juzgar la obra por este desequilibrio ya que como anuncia el título, el sujeto principal de este estudio es la fotografía en si misma y que mejor opción que ofrecer un gran repertorio de más de 200 fotografías antiguas de la vida y costumbres de la época, tanto para su estudio, como para el gozo y deleite del lector.

Maria Jesús Blasco Sales
Historiadora del Arte
Universidad de Valencia

Volver a Relatos breves ...

 

 

DOCE ROSAS


        
Universidad de Alcalá Confía learning confianza online