- El rincón del poeta
- Relatos breves
- Libros digitales
- Trabajos de investigación
 
 
Cultura en general (museos, exposiciones, patrimonio, etc...)
Enseñanza de español y didáctica de otras lenguas
Cooperación, igualdad, dependencia, desarrollo, etc.
Publicaciones e información sobre el mundo del libro.
 
 
Publicar en Liceus

Agenda: destacados

Festival Escena Contemporánea 2009.

Del 26 de enero al 22 de febrero de 2009
 

EXPOELEARNING 2009.

19 y 20 de marzo de 2009


Publicar en Liceus
Platón y La República

Una de las preocupaciones últimas de Platón, en La república o de lo justo, es la demostración de la inmortalidad del alma. No deduce de ello ningún premio ni castigo de ultratumba. Vicente Adelantado Soriano

 Ir al artículo...

 

  Guías culturales

ALBERTO FUJIMORI: EL ULTIMO DICTADOR DE SUDAMERICA


Por Alejandro Guevara Onofre
alejandro77_89@hotmail.com

 
1-RESÚMEN
2-LA REENCARANACIÓN DE FERDINAND MARCOS
3-EL REMATE DE LAS EMPRESAS ESTATALES
4-FUJIMORI-ANTERRORISMO Y CASTRO-DEPORTE
5-FUJIMORI Y LASMUJERES
6-CULTURA Y DESARROLLO HUMANO
7-RELACIONES CON ELMUNDO
8-FUENTES

1-RESÚMEN
La presente obra es la historia del gobierno del controversial dictador peruano Alberto Kenya Fujimori Fujimori, el último dictador de Sudamérica en el siglo XX. Criticado y admirado, Fujimori es una de las peores experiencias políticas de América Latina por su papel en el remate de las empresas nacionales, las violaciones a los derechos humanos y la utilización de la igualdad de género. Como la mayoría de dictadores del Tercer Mundo, Fidel Castro en el deporte, Thomas Sankhara en la igualdad de género, ParkChung-hee en el desarrollo humano, Pinochet en la economía, y Yoweri Museveni en la la lucha contra el Sida y elVih, el dictador peruano justifico sus crímenes y corrupción gubernamental a través de su lucha antiterrorista.

2.LA REENCARNACIÓN DE FERDINAND MARCOS
Es difícil pensar en el poder ilimitado de un dictador sudamericano a fines del siglo XX,especialmente después de la corriente democrática liberal que hecho raíces en todas las naciones a partir de inicios de la época de los años ochenta. Tras largos años de lucha contra la ola terrorista y la grave crisis económica, algunos pensaban que el Perú necesitaba urgentemente un "buen" dictador, es decir un hermano gemelo del mismo pensamiento autocrático de los gobernantes de Malasia, Indonesia y Tailandia. Los amantes de las dictaduras argumentaban que el éxito económico del Sudeste Asiático y de Chile obedecía cien por ciento a la mano fuerte de sus tiranos, ignorando por completo el desastre ecológico, el auge de la prostitución infantil, la ausencia de seguridad laboral, y el descarado exterminio de los indígenas.

Se recuerda con gran tristeza que en los años del gobierno del general Augusto Pinochet Ugarte, los indígenas chilenos se llevaron la peor parte de la historia dictatorial, incluyendo la indiferencia de la Comunidad Internacional. A decir verdad, el autogolpe de estado, a principios de los años noventa, fue una plataforma perfecta para gobernar con poderes absolutos bajo el manto de las elecciones multipartidistas, es decir el último grito de la moda dictatorial: La pseudodemocracia. Todo parecía indicar que Fujimori era nada menos que la reencarnación del extinto Ferdinand Marcos, gobernante de por vida de Filipinas entre los años 1965-1986. Al igual que el mandatario de origen japonés, Marcos falsificó documentos, fomento la corrupción, persiguió a sus opositores y lideró una lucha contra grupos terroristas.

3.EL REMATE DE LAS EMPRESAS ESTATALES
Bajo el lema de la lucha antiterrorista-narcotráfico y críticas a la política tradicional, Fujimori y su socio, Vladimiro Montesinos, crearon un tipo de pseudodemocracia confundida dentro del área del multipartidismo latinoamericano. Para unos era una democracia parcial, pero para otros simplemente una dictadura. Una dictadura que prácticamente legalizó la corrupción gubernamental al viejo estilo de las tiranías africanas. Con un alto porcentaje de analfabetismo que golpea sin piedad a la población indígena y con uno de los peores sistemas educativos de América Latina, el Perú fue presa fácil del saqueo y los crímenes, hecho que no ocurría desde los tiempos del dictador boliviano Luis García Meza (1980-1981).

Con el respaldo económico del remate de varias empresas estatales, Fujimori emprendió varios proyectos populistas en beneficio del desarrollo humano parcial de los habitantes del Trapecio Andino, una zona gravemente afectada por la extrema pobreza, con índices similares a los del Africa del Sahel, y la política genocida del grupo terrorista Sendero Luminoso. Más del 70 por ciento de las empresas estatales, especialmente de las ramas minería, teléfonos, aviación fueron rematas a la mitad de su precio internacional, entre ellas HierroPerú, Centromin, Naviera Transoceánica, AeroPerú y PetroPerú. A decir verdad, durante la dictadura de Fujimori, el Perú,por excelencia un tradicional exportador de minerales, perdió el 90 de sus empresas mineras.

El legado de Fujimori fue más de 120 mil desocupados y la contaminación ambiental de diversas zonas de la costa y la sierra peruana. En los años de su periodo autocrático no hubo la voluntad política para concretar de fuentes de trabajo de largo plazo, pese al respaldo de los miles de millones de dólares que dejo su política de privatizaciones de las empresas estatales.En realidad es fácil ganar popularidad cuando se regala con el respaldo de un presupuesto millonario proveniente del remate desesperado del patrimonio nacional. Sin embargo, sólo el 20 por ciento del remate de las empresas estatales ingreso para la ayuda social. En tanto, más del 50 por ciento, unos 4, 600 millones de dólares, se destino a la compra de armamentos y para sufragar el costoso aparato de la propaganda fujimorista. No hay ninguna duda el caso de la dictadura peruana es único en la Tierra.


4.FUJIMORI-ANTITERRORISMO Y CASTRO-DEPORTE
No hay duda que el terrorismo en el Perú es un asunto que despierta rechazo general en toda la población nacional. Los dos grupos terroristas, Sendero Luminoso (Shining Path) y el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA), han ocasionado pérdidas por más de 14 mil millones de dólares -más del 50,0% de la deuda externa peruana- y la muerte de cerca de 60 mil peruanos. La mayoría de familias del Trapecio Andino registran en sus vidas episodios sangrientos con los terroristas.Tal vez sorprenda señalar que el terrorismo que práctica el grupo maoísta Sendero Luminoso sólo es comparable con la política genocida de Pol Pot y los Khmers Rouges que sembraron los famosos "campos de la muerte" por toda Camboya entre los años 1975-1979. Por muchos años la comunidad internacional no comprendió la magnitud del terrorismo en el Perú, incluso en Francia, Noruega y Suecia los terroristas fueron confundidos como grupos guerrilleros de liberación nacional, al estilo de los grupos independentistas del África de los años sesenta.

Durante el gobierno de Alberto Fujimori, Lori Berenson, una terrorista norteamericana aliada del MRTA, fue utilizada para ganar imagen ante la Comunidad Internacional, principalmente por las criticas a los derechos humanos y la ausencia de democracia. No hay duda, Berenson como ciudadana estadounidense llamo la atención internacional. En tanto,una terrorista japonesa, otra aliada de un grupo terrorista peruano, no tuvo mayor problema para regresar a su país. Así por otra parte, es interesante anotar que el sistema judicial peruano estuvo marcado por la corrupción y se ubicó tristemente entre los poderes judiciales menos transparentes de América Latina. Por ejemplo, hace poco un canal de televisión, aliado al gobierno oficialista presento a varias madres de familia injustamente encarceladas -con juicios congelados desde hace varios meses- por supuestos nexos indirectos con el terrorismos y el narcotráfico. Al igual que muchos dictadores del Tercer Mundo, Fidel Castro en el deporte o Daniel Arap Moi en la ecología, el dictador peruano utilizo el terrorismo como una plataforma para legalizar sus crímenes y corrupción. Como en la mayoría de historias de las tiranías en América Latina o África, muchos héroes en la lucha antiterrorista peruana recién surgieron tras la caída del dictador de origen japonés.

5.LAS MUJERES Y FUJIMORI
Después de asistir como invitado especial a la IV Conferencia Mundial de la Mujer China 1995, el gobernante peruano anuncio la creación del Ministerio de la Mujer. A fines de 1996, se alzó el Ministerio de la Mujer en tierras peruanas. "El Ministerio de la Mujer debe dar prioridad a la lucha contra la violencia y brindar cursos de capacitación sobre manejo de la micro y macro empresa. Así impulsará el desarrollo de la mujer en el nivel comercial y empresarial. No podemos pensar que de la noche a la mañana se generen fuentes de trabajo, sin haber tenido una previa preparación. Las mujeres por naturaleza nacemos con mucha fortaleza pero, desgraciadamente, las posturas sociales han provocado que haya mujeres en el Perú con escasa autoestima. Aún no somos aceptadas como debería ser y cuesta mucho llegar a conseguirlo. Pero sabemos que las personas no se valoran por el sexo, sino por su capacidad, inteligencia y honestidad",sostuvo la alcaldesa Luisa Cuculiza, una de las aliadas del gobernante Fujimori.

A decir verdad, Fujimori seguía los pasos de otros dictadores "defensores" de la igualdad de género, entre ellos Jean-Bedell Bokassa, Mao Tse-tung, Idi Amin Dada y Fidel Alejandro Castro Ruz. Entre los años 1971 y 1979,en un intento por ganar prestigio internacional, el Mariscal Idi Amin, tirano del país africano de Uganda, nombró a dos mujeres en cargos importantes: Primero, la Princesa Bagaaya Toro fue designada Ministra de Relaciones Exteriores, una de las primeras mujeres en ocupar un alto cargo gubernamental a nivel mundial.Segundo, Bernardette Olowo ocupó el cargo de Embajadora de Uganda en la Santa Sede.

Aunque Alberto Fujimori se considera un pionero y aliado en la lucha por los derechos humanitarios y sociales de las mujeres, ello se convierte en una contradicción cuando se menciona el caso de su esposa Susana Higushi.Tal vez la única diferencia entre los dictadores del Perú y Filipinas,es decir Alberto Fujimori y Ferdinand Marcos, se encuentre en la figura de sus esposas: Imelda Romualdez de Marcos, la bella Primera Dama de Filipinas, llamada la "Mariposa de Hierro", jamás recibió el trato que tuvo Susana Higushi, la efímera Primera Dama del Perú. Como ninguna otra esposa de un dictador latinoamericano, la señora Susana Higushi recibió un trato cruel e ingrato de parte del padre de sus cuatro hijos por no aceptar el modelo pseudodemocrático.A decir verdad, su vida al lado de Alberto Fujimori fue triste por no pertenecer al club de esposas y cuñadas obedientes a las ordenes de los clásicos dictadores del Tercer Mundo, tal como lo es en la actualidad Vilma Espín, Primera Dama de la Revolución Cubana, o una esposa socia de una satrapía cleptómana y genocida, tal como ocurrió con la haitiana Michelle Bennett, la última Primera Dama de la dinastía Duvalier.

Por ordenes del primer dictador de origen japonés desde el fin de la Segunda Guerra Mundial, la señora Higushi fue perseguida y torturada en varias oportunidades por agentes fujimoristas del Servicio de Inteligencia Nacional (SIN), una especie de copia fiel de la temida Securuti, la policía secreta que utilizaba el sátrapa Nicolae Ceausescu para eliminar a todos aquellos que no estaban de acuerdo con su régimen sangriento en la Rumania de los años setenta y ochenta.

A finales del siglo XX, las encuestas presidenciales no le favorecían al entonces aspirante Alejandro Toledo. Se pensaba que su participación política sería simbólica, como ocurrió en las elecciones del año 1995, mas la realidad cambio cuando el Perú se alzo contra la dictadura. En tanto, la figura política de Eliane Karp, esposa de Alejandro Toledo, se multiplicó en los medios de comunicación, donde surgió como una destacada figura de la política peruana. Pero no todo fue color de rosa, el régimen del presidente Fujimori al notar la emergente influencia que ejercía sobre la población peruana optó por lanzar calumnias contra el honor de Eliane Karp de Toledo.

6.CULTURA Y DERECHOS HUMANOS
Enemigo número uno de la cultura, Fujimori no tuvo mayores reparos en exterminar a la cultura peruana, por cierto una de las más ricas y completas de la Tierra. Al igual que muchos extintos de tiranos del África y América Latina, en sus años dictatoriales el Perú estuvo secuestrado por la llamada "subcultura basura", es decir programas televisivos de corte humorístico y sensacionalista, donde se explotaba a más no poder el racismo, la marginación de los indígenas, el machismo, la extrema pobreza y la degradación de la mujer. Sin el mayor respeto por nuestras raíces históricas, estos programas se burlaron de los indígenas por su condición de analfabetos y por no seguir la línea de las costumbres occidentales. En tanto, una buena parte de la corriente de la prensa nacional estuvo atrapada en desacreditar a los principales arquitectos de la oposición antidictatorial, exhibir noticias sensacionalistas y rendir culto a la personalidad del último tirano de América del Sur.

En el año 1999 el Departamento de Estado Norteamericano publicó un extenso informe sobre la grave realidad de los derechos humanos en el Perú. Dicho informe revelaba que el país andino era uno de los mayores centros de violaciones integrales a los derechos humanos a nivel de América Latina: Primero, un sistema judicial incompetente y corrupto. Segundo, el sistema judicial bajo el control del sistema ejecutivo. Tercero, Policía y fuerzas militares eran responsables en graves violaciones a los derechos humanos. Cuarto, el presidente Fujimori era el principal responsable de la ausencia de libertad de prensa y la persecución de periodistas de oposición. Quinto, el gobierno de Fujimori no limitaba su autoridad y respeto a la privacidad de las personas, especialmente en las regiones con fuerte presencia militar por cuestiones de terrorismo y narcotráfico. Entanto, las fuerzas de seguridad se encontraron responsables de torturas y palizas. Sétimo, la impunidad siguió.Por otra parte, a fines del mismo año, la Secretaria de Estado, Madeleine Albright criticó el Caso Baruch Ivcher y la ausencia de libertad de expresión en el Perú.

De hecho el Perú se vio envuelto en una extraña dictadura manejada por un co-gobierno cívico-militar encabezado por Alberto Fujimori y Vladimiro Montesinos. La dictadura era tan extraña como el surgimiento inexplicable del grupo terrorista Sendero Luminoso, que como fanáticos de Pol Pot pretenden aplicar la política genocida de los Khmers Rouges en territorio peruano.

7.RELACIONES CON EL MUNDO
Entre los años 1968-1975 durante el gobierno militar del general Juan Velasco Alvarado, los lazos entre el Perú y los Estados Unidos sufrieron su primer altibajo en su historia, principalmente por el decreto de las nacionalizaciones, el discurso gubernamental peruano antinorteamericanoy los fuertes lazos con el Mundo Soviético. Ahora bien, entre 1976-1980, los años del gobierno militar de Francisco Morales Bermúdez representó una de las mejores épocas en los nexos Perú-Estados Unidos, a tal punto que la Primera Dama Rosalynn Carter, esposa del presidente Jimmy Carter, visito Lima en dos oportunidades. La Administración Carter aprecio con buenos ojos las gestiones del gobierno militar de instaurar las primeras bases democráticas en el Perú.

En el ciclo del gobernante Fernando Belaúnde Terry, ganador de las elecciones multipartidistas de 1980, las relaciones entre ambos países florecieron en armonía, pero no desarrollaron altos niveles. No obstante, Belaúnde siempre se identificó por ser aliado de la política estadounidense, aun cuando no abandono su apoyo a la Argentina durante el Conflicto de las Islas Malvinas.

Posteriormente, Alan García se convirtió en uno de los líderes más antinorteamericanos de América Latina. Entre sus primeras medidas, relanzó los vínculos con el Mundo Soviético, China Continental, el régimen sandinista de Nicaragua y estableció relaciones diplomáticas con Corea del Norte. En un caso insólito en medio de la peor crisis económica nacional, el Perú otorgó apoyo económico a Cuba. A mediados de los ochenta, en Naciones Unidas, García Pérez dio un discurso atacando duramente a los Estados Unidos, algo que ningún gobernante peruano había realizado.

En los dos primeros años de los noventa, las relaciones entre Perú y los Estados Unidos mejoraron levemente, sobre todo por el viaje del presidente Fujimori a Washington, donde fue recibido calurosamente por el presidente George Bush.En el año 1992, el presidente Fujimori lanzó un autogolpe de Estado y prolongó su período gubernamental bajo la enmienda constitucional de la reelección, la primera de su género a nivel de América Latina. Años después, el gobierno peruano tomó el cuerpo de una dictadura sui generis, con un poder de fondo a manos de los militares y un poder de forma encabezado por un presidente civil, con gran parecido al presidente José María Bordaberry, gobernante de Uruguay entre los años 1973-1976.

En general las relaciones entre Lima y Washington se concentraron en el narcotráfico. Sin embargo, en la agenda de la política exterior peruana los Estados Unidos no figuraba entre las prioridades, aun cuando la ayuda humanitaria norteamericana hacia los sectores más empobrecidos del Perú fue utilizada con fines políticos para la reelección presidencial de Fujimori en el año 1995.

La prioridad de Fujimori fue estrechar fuertes lazos con Japón, China Continental y otros países asiáticos con modelos autoritarios y economías emergentes. A pesar de los anuales viajes al Asia y a la enérgica defensa de China Continental, el Perú consiguió poca cooperación asiática para reactivar su economía, excepto el apoyo en el ingreso al APEC. En tanto, se convirtió en un aliado de los gobiernos totalitarios y autoritarios del planeta. Curiosamente, él y Fidel Castro se convirtieron en los únicos gobernantes latinoamericanos que exhibieron profundas simpatías con el dictador yugoslavo Milosevic durante el genocidio de Kosovo.

FUENTES:
-Bach, Caled. "Mario Vargas Llosa mundo sin limites", Americas, Washington DC, abril 2004

-Bowen, Sally. El expediente Fujimori, Perú Monitor, Lima, 2000

-Elton, Catherine. "El retorno de Ayacucho", Americas, Washington DC, diciembre de 1999

-Gasparini, Juan. Mujeres de Dictadores, Ediciones Península, Barcelona, 2002

-Guevara Onofre, Alejandro. "Cultura y Derechos Humanos" en www.monografias.com


-----------------------------"Dictadura y desarrollo humano: el régimen de Fidel Castro" en www.monografias.com

-----------------------------"Rosalynn Carter: una dama a favor de la democracia latinoamericana" en www.monografias.com

-----------------------------"Historia de las dictaduras en el Tercer Mundo" en www.avizora.com

-Lama, Abraham. "Perú: difícil sendero", Nueva Sociedad, Caracas, septiembre-octubre 1988

-Lizarburu,Raúl. "El documental del terror", La República, Lima, 4 de julio 2005

-Perry, Ellen. Documental: La caída de Fujimori/ Estados Unidos/ 2005

-Platero, Dalila. "Madeleine Albright: un perfil para la democracia", El Comercio, Lima, 12 de junio del 2001

-Seminario, Diana. "Habra elecciones transparentes"; El Comercio, Lima, 8 de abril 2001

-Time Almanac 2003, Time Inc, Boston, 2003

-Vargas llosa, Mario. El Lenguaje de la pasión, Peisa,Lima, 2001

-Yates, Pamela. Documental: Estado de miedo / Perú-Estados Unidos/2005

Volver a Trabajos de Investigación...



        
Universidad de Alcalá Confía learning confianza online