- El rincón del poeta
- Relatos breves
- Libros digitales
- Trabajos de investigación
 
 
Cultura en general (museos, exposiciones, patrimonio, etc...)
Enseñanza de español y didáctica de otras lenguas
Cooperación, igualdad, dependencia, desarrollo, etc.
Publicaciones e información sobre el mundo del libro.
 
 
Publicar en Liceus
 
  Guías culturales

POEMAS


Por Andrés Marcelo Pazmiño
andres_mad@hotmail.com

ME OBLIGARON A RECORDARTE

Ayer me obligaron a retroceder en el tiempo,
Me obligaron a hablar de ti ¡y no como si fueses una persona más en el mundo!,
Si no que, me obligaron ha hablar de ti como cuando te amaba,
Con el mismo cariño y la misma ilusión, me obligaron a recordarte,
Como cuando lo nuestro era algo bonito; ya hace mucho de eso, verdad,
Cuanto tiempo se ha desgastado ya entre tu y yo, cuantas noches hemos pasado
En la misma luna pero no en el mismo lugar, ya cuantos besos le habrás dado, y yo,
Yo cuantas canciones habré compuesto y dedicado a tu ausencia.

Hace mucho que no te recordaba, pero ayer me obligaron ha hablar de ti,
Y sabes aunque no creas se me hizo fácil hablar bonito de ti,
Entendí que en mi cabeza hay dos partes de ti, una antes de tu ida y la otra después
Entendí que no puedo odiar a lo que ame, y las palabras que salieron de mi,
Llenaron oídos sordos, y dilataron pupilas ciegas, porque hable con dulzura y cariño,
Fue ahí cuando mi mundo comprendió que algún día te ame.

El recordarte me volvió a lastimar un poco,
Me hizo recordar que tu eras de roca y yo de papel, yo siempre tan sensible,
Y tu, tu siempre tan dura, inflexible y orgullosa, en fin eso fue lo que me enamoro de ti,
Por eso después de ti no he encontrado la mezcla que me enamoró, pero,
No hay apuro en hallarla, en silencio ya vendrá, hasta eso la soledad,
Ha sido una buena compañera porque es la única que me ha ayudado a no sufrir.

Ayer que te recordé, mientras hablaba volví a saborear la vida contigo,
y me preguntaba, ¿ahora como serás?, ¿Cuánto habrás cambiado?,
¿ tu vida que color tendrá?, ¿serás feliz o muy feliz?,¿vestirás igual?, ¿Cómo hablaras?,
¿ que expresiones nuevas tendrás?, ¿Cómo besaras?, ¿lo amarás? o mejor dicho,
¿Cuánto lo amaras?, ¿me habrás olvidado? O ¿hace cuanto me olvidaste?
tantas cosas que ahora desconozco de ti, tu eres tan ajena ya para mi.

Ayer que me obligaron a recordarte, lo hice sin llorar por dentro,
Te recordé con pasión y entrega, el amor me sonrió contigo lo reconozco,
Fui feliz hasta más no poder, disfrute mi vida contigo, y vi disfrutar tu vida conmigo,
Tuve sueños a tu lado, lo entregue todo, y te vi darlo todo , pero un día,
Sin querer, sin pensarlo ni planearlo, lo arruinamos, falle y fallaste, y construimos
Una enorme pared entre los dos, y no se si alguna ves te acordaras de mi, pero yo,
Así como ahora si te recuerdo, aunque ahora solo y lejos de ti. Hoy debo este poema,
Al amor, al tiempo, al sentimiento, al recuerdo, a la ira, a la angustia, y hasta a una canción,
porque ellos fueron quienes ayer me obligaron a recordarte y hablarles de ti…

HOY NO QUIERO

Hoy no quiero escribirte, hoy no hay ganas de verte,
hoy no quiero seguir mintiendo diciendo que estoy bien,
hoy no reíre, ni gozaré, estaré callado en mi esquina,
siempre viendo a la pared que dejaste al partir.

Hoy no quiero vivirte, porque solo lo hago yo,
No quiero pasear por la calle buscando amor,
Hoy no quiero estar solo, sentirme solo, verme solo,
No quiero verte con el, hoy no quiero llorar.

Hoy no quiero amarte, porque solo lo hago yo,
Siempre tan torpe en el amor, tan frágil, tan yo,
Hoy no quiero ser quien soy, hoy quiero ser tu,
Quiero saber que se siente hacer sufrir.

Hoy no quiero que vivas, no quiero que lo ames,
No quiero que rías, ni que llores, si no es por mi,
Hoy no quiero verte linda, ni inteligente,
Hoy solo vete, vete, ándate que hoy no estoy para ti.

Hoy no quiero abrir los ojos, porque siempre te ven a ti,
Hoy no quiero rezar por ti, ni pedirle a Dios por tu regreso,
No quiero que rondes en mis sueños, ya no,
Hoy no quiero recordar que se cumple un año,
de que entregaste a otro, a otro, tu amor…

 

CULPA DE UN ADIÓS

No eres la primera que veo partir, pero tampoco eres la última ,
No tengo que ofrecerte para decirte: “no vayas yo estoy aquí” ,
No tengo logros, ni triunfos que entregarte, ni sueños tampoco,
No tengo nada más que una leve promesa sin garantías, ni verdades,
Y una mano extendida gritando con desesperación y angustia
Al sentir que su compañera le empieza a decir adiós.

No tengo lágrimas en mis ojos para despedirte,
Y no es porque no sienta, si no porque el pasado me las arrebato,
Las lágrimas nunca me dieron nada bueno, y ellas no te dejan conmigo,
Si escucharas el viento que sale de mi boca, supieras lo que quiero,
Supieras que me estoy muriendo, supieras que te amo.

No quiero demostrarte cuanto me duele,
Solo te sonreiré, te abrazare, daré la vuelta y caminaré,
Sin que notes que se me parte el corazón, mientras hago esto,
Sin que escuches los quejidos que doy a gritos, sin que me ames,
Solo rezaré por que te vayas pronto, antes que me rinda, y te pida que te quedes.

No eres la primera que veo partir, pero si la que más me a dolido,
Este adiós tuyo, lo recordaré hasta mi muerte, sin mentiras,
Recordaré cuanto estoy sufriendo, cuanto me duele el pecho de tanto llanto,
Cuanto te amé, y cuanto me va a costar levantarme y volver a amar,
Todo esto siempre recordaré como la lección que me dio la vida,
Recordaré para entender porque te solté mi mano, sabiendo que tu adiós,
Que tu adiós, se me iba hacer para siempre eterno.

TE AGRADEZCO

Te agradezco las tardes de lluvia
Que a mi lado te empapaste, te
Agradezco las sonrisas que a mi
Alma dabas, agradezco tu belleza
En mis ojos, las veces que junto
A mi te quedaste a pesar de no
Tener tiempo para hacerlo, tus
Labios en los míos, y tus ojitos
Llenos de amor por mi, eso
También te lo agradezco…

Te digo gracias por regalarme
Tus días, tus tardes y noches; por
Haber sido la lucecita que a mi
Corazón levantaba, gracias por ser
La muñequita que se dejo amar
Sin pedirme pruebas ni grandes hazañas,
Te agradezco la ternura y dulzura
Que a mi rutina regalaste, tus juegos
Con mi cabello y los enojos que
Me brindaste también van incluidos…

Te agradezco las cartas que en ti
nacieron, los corazones que con
mi nombre y el tuyo dibujaste, las
platicas eternas mirando tus labios,
y las veces que sin decir nada, corriendo
viniste, me abrazaste y un solo beso me plantaste,
Por dejar el calorcito de aquel febrero
En donde nuestra historia empezó, por
Los triunfos y fracasos que juntos tuvimos
Y por las veces que te dije te amo sin
Prejuicios ni inhibiciones, y no lloremos más…..

Te agradezco por enseñarme a amarte,
Por cuidar de mi cuando lo necesite, por defenderme
Cuando no tenía fuerzas en mi cuerpo a causa
De las dificultades que tiene la vida, y por las
Cosquillitas que a mi pansa regalaste con tu primer
Beso que aún lo recuerdo con tanto amor como cuando
Paso, y si algo he olvidado pues te lo agradezco también.
Llegara otra e ira otro a ti lo se, lo presiento,
Sin embargo deja de llorar y sonrié por todo
Lo que aún tengo que agradecerte,
y por todo lo que aún tengo de ti……..

 


Volver al Rincon del Poeta...


        
Universidad de Alcalá Confía learning confianza online