- El rincón del poeta
- Relatos breves
- Libros digitales
- Trabajos de investigación
 
 
Cultura en general (museos, exposiciones, patrimonio, etc...)
Enseñanza de español y didáctica de otras lenguas
Cooperación, igualdad, dependencia, desarrollo, etc.
Publicaciones e información sobre el mundo del libro.
 
 
Publicar en Liceus



 

  Guías culturales

RELATOS


Por Antonio Arriaza Moreno


DIVAGANDO


Dicen, que los malos momentos nunca vienen solos, pues tienen razón, vienen muy bien acompañados.
¿Quien dijo que la vida era fácil?, seguramente algún erudito filósofo sin nada más que hacer en su aburrida y letárgica vida de pensador y observador.
En cada etapa de la vida, uno pasa de ser algo importante en ella, jugamos un rol, como que de la noche a la mañana pasamos a ser meros observadores, sin nada a lo que poder aferrarse, salvo en contadas ocasiones, a tus más íntimos recuerdos. Pero, ¿es bueno aferrarse a ellos sin descanso?, ¿es bueno aguantar ese agudo dolor, cundo sabes que ya nada puede cambiar?, sinceramente no se qué contestar, díganmelo ustedes, pues yo desconozco la respuesta.
Sólo sé, que no sé nada, dijo algún famoso charlatán, creo que Sócrates, pero bueno da igual, a quien le interesa. Existe una obra de teatro del siglo XIX, que omitiré su nombre, no por desconocimiento, sino por orgullo. La cual sus personajes dicen verdades como castillos, mientras viven o eso intentan, en el campo, eso sí acomodadamente. Personajes en los que te identificas claramente, por sus pensamientos, por sus costumbres, por su forma de ver la vida…, bueno, no con todos, algunos más bien tendrían que prenderles fuego en la plaza mayor del pueblo y mientras gritan echarles leña para que ardan más y más tiempo hasta verles desaparecer entre cenizas y los escollos de la hoguera, amen.
Dejando a un lado la parte rabiosa de mí ser, que aflora en los momentos menos indicados, la obra, la verdad tengo que admitirlo, me ha gustado mucho, y eso que era mi primera vez en esto de leer clásicos (teatro). Aquí un fragmento de un dialogo de uno de sus personajes, que también omitiré su nombre, repito, no por desconocimiento, aunque tengo memoria de pez, aun conservo parte de mi materia gris intacta, diría que incluso virgen, que ya tendré tiempo de llenarla con estupideces de la vida en algún momento de ella, tan cruel y descorazonadora. Ya empiezo a divagar otra vez, si nadie me para podría seguir haciéndolo eternamente. Tengo que dejar de leer a esos escritores a los que llaman grandes pensadores de la historia y filósofos de vanguardia.
E aquí ese fragmento del dialogo.
“en un momento cesara la lluvia y todo en la naturaleza volverá a renovarse y respirar libremente. Yo soy el único a quien la tormenta no va a renovar. Día y noche, como un espíritu maligno, me sofoca la idea de que he malgastado mi vida sin remedio. No tengo un pasado-todo él lo he derrochado tontamente en fruslerías- y el presente me aterra por lo absurdo. Ahí tiene mi vida y mi amor: ¿en donde encajan? ¿Qué voy a hacer con ellos? Lo que siento por usted es tan inútil como un rayo de sol que cae en un pozo – y yo también soy inútil.”
¿Interesante verdad?, a mi me lo parece, me identifico con el personaje, aunque eso en el fondo me duela, pero lo admito, me gusta. No, no diré como se llama ni en qué obra aparece, pues para humillarme me vasto yo solo.

L a crisis de valores:
Es muy común escuchar hablar de crisis de valores. Parece que es una de las tantas modas que suelen aparecer y a la que se les dedica libros, artículos, etc. Sin embargo, no se trata de una moda; sino de la raíz, el centro o corazón de muchas de las crisis actuales.
Basémonos en las múltiples manifestaciones de una praxis personal y social basada en valores efectivamente compartidos. El hombre contemporáneo está amenazado por el peligro de la fragmentación que lo lleva a asumir posturas esquizofrénicas: una ética para el hogar, otra en el trabajo, otra en la calle; pareciéndose así a la legendaria hidra de múltiples cabezas y jaquecas. No se puede pretender ser justos en la familia y en la calle hacer gala de la llamada viveza criolla; es necesario procurar tener unidad de vida.
¿Qué le da consistencia a la convivencia social? la ética es el conectivo social por excelencia y de lo que se trata es de encontrar los modos para que ella vitalice a la sociedad civil. Esto nos enfrenta con uno de los problemas actuales, que va de la mano con la crisis de valores, el individualismo. El individualismo es un error porque el hombre se encierra en sí mismo y no se preocupa por los demás. Y menos aún puede vivir una verdadera amistad. Porque la amistad, es una actitud, es una oferta porque yo ofrezco mi amistad, es una apertura hacia todos.
La actitud adecuada para afrontar la crisis de valores no es el desánimo, ni la acidez espiritual, sino un talante lleno de esperanza, que huya de los ceños fruncidos y de la solemnidad acartonada, siguiendo aquel consejo de Escrivá: "la verdadera virtud no es triste y antipática, sino amablemente alegre".
La falta de unidad de vida, como se ve, genera falta de unidad social. La sociedad se dispersa en bandos -y no en comunidades, las cuales implican amistad- movidos por intereses particulares y regidos por curiosas escalas de "valores" como el beneficio propio. La promoción de la unidad de vida es una pieza clave para la solución de esta crisis de valores; pero ésta sólo puede asumirse de modo personal; y únicamente se realiza de modo social. Y las principales comunidades desde las que hay que empezar, son la familia y la universidad.

Bueno, con semejante discurso, no es mío claro, pero estoy totalmente de acuerdo en “casi” todo, da para pensar en cómo está la sociedad, la “familia” (muy de películas de gánsters), y la universidad, este punto no lo entiendo demasiado (estudie lo justo para poder hablar y escribir lo mínimo), ¿a que se refiere con eso de la universidad?, si me dan un segundo me informo en el universo de las letras y la tecnología, en el mundo del propio mundo, en el saber de las personas que, con su dedicación han hecho que internet sea algo más que juego y diversión, que sea una herramienta más de sabiduría.

 

 

 

universidad.
(Del lat. universĭtas, -ātis).
1. f. Institución de enseñanza superior que comprende diversas facultades, y que confiere los grados académicos correspondientes. Según las épocas y países puede comprender colegios, institutos, departamentos, centros de investigación, escuelas profesionales, etc.
2. f. Edificio o conjunto de edificios destinado a las cátedras y oficinas de una universidad.
3. f. Conjunto de personas que forman una corporación.
4. f. Conjunto de las cosas creadas.
5. f. universalidad (‖ cualidad de universal).
6. f. Instituto público de enseñanza donde se hacían los estudios mayores de ciencias y letras, y con autoridad para la colación de grados en las facultades correspondientes.
7. f. Conjunto de poblaciones o de barrios que estaban unidos por intereses comunes, bajo una misma representación jurídica.

~ de villa y tierra.

1. f. Conjunto de poblaciones o barrios que estaban unidos bajo una misma representación.

Siete, siete definiciones nos da la R.A.E, en fin no sé si me lo aclara o me entran más dudas, pero tirare el dado y me quedare con la respuesta que me dé el azar, dígase de paso que el azar está muy insaturado en la vida, nada está escrito.
El siete, en fin así es el azar. Maldito sea el siete dicho sea de paso, cuantos recuerdos me trae a la mente el dichoso siete. Y aun dicen que este fatídico número trae suerte. Hay muchos datos en la historia de humanidad y de las religiones donde el número siete está presente, unas veces como buen augurio y otra como desgracias, pero el siete, si parece que tiene algo en común con la historia, pero sobretodo en la religión, no voy a entrar en temas que me desagradan en demasía.

A ver, volvamos al principio, repito, avisarme porque me voy por las ramas y no hago más que decir tonterías. El principio, ¿Quién dijo que la vida era fácil?, eso es, este era el principio.
Pues bien todo es más complicado de lo que parece, los estudios: la etapa de formación de todo ser humano, donde aprende las nociones de la vida en libros, donde aprende a ser persona a través de otras y a ampliar conocimientos y sabiduría de todo lo que nos rodea.
¿Pueden las enseñanzas obtenidas en tu etapa de aprendizaje aplicarlas a la vida cotidiana?, depende. Todo se valora cuando empiezas a trabajar para ganarte la vida, sea donde sea, y dependiendo de tu grado adquirido con los estudios. Si, es cierto, pero no todos los lumbreras llegan a hacer las cosas que siempre han querido y tienen que conformarse con lo que hay. Luego hay otras personas que cuando no ven luz al final del túnel, simplemente dicen que necesitan hacer cosas diferentes, se escudan en situaciones difíciles, o no quieren ver que las cosas son simplemente como son, es decir, que por mucho que te esfuerces en ver lo que puedes hacer y a lo que optas en la vida, decides echar el freno de mano y tirar por otro camino, que al fin y al cabo todos los caminos llevan al mismo sitio. Si, es cierto, es mejor coger otro camino distinto, con otras personas y con otras situaciones que quedarse estancado y mirando cómo pasa el tiempo sin llegar a ser nada en esta vida. Pero, ¿Quién es alguien en esta vida?, ¿los famosos?, ¿los políticos?, ¿los deportistas?, ¿filósofos, escritores?, no, no nos equivoquemos, ellos no son alguien en la vida que nos represente y al cual debamos seguir como ejemplo. Cada uno es como es, para poder seguir adelante hay que saber afrontar la vida de cara, con esfuerzo, con tropiezos, con desengaños, pero también, con alegría, una gran sonrisa para que todo aquel que te mire se pregunte como puedes estar tan feliz si sabes que la vida es una mierda.
Si habéis leído bien, es una gran mierda, y seca para colmo de males.
¿Son los sentimientos un impedimento para poder hacer realidad tus sueño?, no, para nada, son totalmente complementarios, siempre y cuando tengas en cuenta que nos estas solo y que compartes tu vida y tus cosas con otra persona. ¿Pero, y si tus pensamientos van por otro camino y no quieres que la otra persona entorpezca tu progreso, por mucho que la quieras (esto es siempre dudoso)? En fin que no se por donde iba.
Entonces porque estropear esa comunión, si no es porque tus sentimientos no son ya los mismos, sino que van hacia otra dirección, o otra persona. Cierto, es lo que he dicho, otra persona. Otra que comparte mismos gustos, mismos pensamientos, y usando un tópico, es tu media naranja. Pero sabes que la persona que tienes a tu lado te ama, y se desvive por ti, pero no te aporta emociones nuevas, pero si una monótona relación. Me aburro, se suele decir. Resulta que tu también le quieres, pero, ¿porque no probar la fruta de otro árbol?. Eso si sutilmente sin que nadie se entere porque, pobre de la otra persona si se da cuenta, menudo disgusto. Y resulta que todo vuelve a ser de color de rosa.
Necesito cambiar aspectos de mi vida, hacer cosas distintas, viajar, conocer mundo y a otras personas, vivir mi vida, y no la suya. Me aburro, se suele decir.
Lo más duro es que no te reconozcan los errores que se han cometido, sino que encima te dicen que necesitamos tiempo ¿Qué narices sabe lo que yo necesito si ni yo mismo lo sé?, pero ahí no queda todo, encima te dicen que hay que cambiar, poner nuestra vida en orden y entones quedara esperanza, ¿esperanza de que? ¿De que a ti te vayan mejor las cosas porque no estás al mismo nivel y necesitas a otros para sentirte útil y feliz? Anda ya…mejor sin rodeos, no quiero seguir con esto porque no me interesa, y necesito hacer la vida por mí mismo, sin ataduras y sin sentimientos, necesito ser libre, necesito libre albedrio.
Solo espero que tenga suerte en la vida, pero en el amor que sea la persona más desdichada del mundo, que le duela en el alma igual que me duele a mí la soledad, el saber que nunca la podre tener entre mis brazos, que no podre notar sus caricias y besos, su compañía.

¿Cómo arrancarme este dolor que llevo dentro?, ¿Cómo hacer para que mis pulmones dejen pasar el aire que necesito para vivir?, ¿Cómo dormir toda una noche sin despertarme entre lagrimas?, ¿Cómo forzar a los músculos de mi cara para mostrar una sonrisa?, ¿Cómo persuadir a mi cerebro de que no todos los pensamientos son para ella?, ¿Cómo decirle a mi corazón que lata más lento paro no sentirlo cuando ella está cerca?
Dicen que el tiempo lo cura todo…pues que el tiempo se de prisa, pues yo no tengo todo el tiempo del mundo y no tengo ganas de seguir sufriendo por un amor que no es correspondido y en cambio si compartido.
También dicen que la esperanza es lo último que se pierde, pues vaya mierda.
Quiero que seas feliz, me dijo en una ocasión, sin comentarios.
Bien, después de todo este batiburrillo de pensamientos incompletos, para ponerle fin a este absurdo escrito os expongo otro fragmento de la obra de teatro antes mencionada, no, no pienso deciros el autor ni la obra, como dije antes me lo guardo para mí, es mi secreto y si lo descubrís, me alegrare porque no tendré que deciros nada.
Un saludo a todos y que como dijo no sé quién: en el espacio nadie puede oír tus gritos….
“¡qué le vamos a hacer! ¡Es preciso vivir! (pausa) seguiremos viviendo. Viviremos durante toda una larga serie de días y veladas interminables. Aguantaremos con paciencia las pruebas que el destino nos imponga; trabajaremos para otros, ahora y en la vejez, sin conocer el descanso. Y cuando llegue nuestra hora, moriremos humildemente, y allí, mas allá de la tumba, diremos que hemos sufrido, que hemos llorado, que nuestra vida ha sido amarga y dios se compadecerá de nosotros. Y tú y yo…, veremos una vida clara, delicada y hermosa. Gozaremos de ella, miraremos nuestras penas de ahora con ternura, con una sonrisa, y descansaremos. Lo creo así, con fervor, con pasión… (Se pone de rodillas ante él, apoya la cabeza en las manos de este, y dice con voz cansada.) ¡Entonces descansaremos! ¡Si, descansaremos! Oiremos a los ángeles, veremos el cielo entero cubierto de estrellas como diamantes. Veremos que todos los males terrenos, todos nuestros sufrimientos serán barridos por la misericordia de que todo el mundo estará lleno, y nuestra vida se volverá tranquila, suave y dulce como una caricia…lo creo, lo creo…(le limpia las lagrimas con el pañuelo) ¡pobre! ¡Pobre, estas llorando! (a través de las lagrimas) no has tenido alegrías en esta vida, pero espera, espera…descansaremos… (le abraza) ¡Descansaremos!

EL TELON BAJA DESPACIO

 

Volver al Relatos Cortos...

        
Universidad de Alcalá Confía learning confianza online