- El rincón del poeta
- Relatos breves
- Libros digitales
- Trabajos de investigación
 
 
Cultura en general (museos, exposiciones, patrimonio, etc...)
Enseñanza de español y didáctica de otras lenguas
Cooperación, igualdad, dependencia, desarrollo, etc.
Publicaciones e información sobre el mundo del libro.
 
 
Publicar en Liceus

  Guías culturales

POEMAS


Por Antonio García Palao
lordarnold@telefonica.net


LA TRISTEZA POR COMPAÑERA

Quién os dijo que los animales no sufrían?
¿Quien os dijo que no tenían derecho a la vida?
¿Quién os dio permiso para disponer de sus hijos a vuestro antojo?
¿Quién de vosotros logró devolverle la vida a uno sólo de ellos?
¿Quién tergiversó las palabras santas?
¿Por qué no reflexionaste?
¿Por qué no te compadeciste?
¿Por qué no sentiste respeto por lo que te sobrepasa?
¿Por qué no te comportaste como un hermano?
¿Por qué no alzaste la voz en su defensa?
¿Por qué no cuidaste de ellos?
¿Por qué no les amaste?

Ellos sí te amaron. Fueron pacientes, trabajadores, fieles hasta la muerte.
Te perdonaron una y otra vez, fueron agradecidos, te respetaron, sufrieron
contigo, protegieron a tus hijos, te alimentaron, te vistieron, jugaron contigo,
murieron contigo en la batalla.
No te has hecho merecedor de su compañía. Por eso se han ido...., para siempre.

SI TU NO ESTÁS

Si tú no estás me sobra la aurora,
me sobra la rosa si tú no estás.
Si tú no estás me sobra el rocío,
me sobran las olas si tú no estás.

Si tú no estás me sobra el canto,
me sobra la tarde si tú no estás.
Si tú no estás me sobra la luna,
me sobra la nieve si tú no estás.

Si tú no estás me sobra la risa,
me sobra el cielo si tú no estás.
Si tú no estás me sobra la vida,
Todo me sobra si tú no estás.


LAS CUATRO ESTACIONES

Cuando sea primavera
y el deshielo comience
nadaré por arroyos 
que tu anzuelo no encuentre. 

Si llegara el verano
temeré cada noche
que si tú me abandonas 
perderé el horizonte. 

Con la veda de otoño
correré por el monte, 
si me quitas la vida
partiré para siempre. 

Si nevara en invierno
y me encuentras mojado
no me cierres la puerta,
moriré tiritando.

TOR

Tor de Toro
Tor de Toreo
Tor de Tortura
Tor de Torneo

Tor de Toril
Tor de Torpeza
Tor de Torcido
Tor de Torero

Tor de Tórrido
Tor de Tormenta
Tor de Tornado
Tor de Tormento

Tor de Tórtola
Tor de Pintor
Tor de Tordesillas
Tor de Cantor.

HAY UNA ESPAÑA SENSIBLE

Hay una España sensible y hay una España sin mimbre.
Hay una España que sufre y hay una España que ríe.
Hay una España que cura y hay una España que hiere.
Hay una España que nace y hay una España que muere.

Hay una España despierta y hay una España que duerme.
Hay una España que ora y hay una España que llora.
Hay una España que grita y hay una España que calla.
Hay una España de veras y hay una España que finge.

Hay una España que brilla y hay una España sin lustre.
Hay una España que canta y hay una España que espanta.
Hay una España que acuna y hay una España que asusta.
Hay una España que admiro y hay una España que olvido.

CULTIVO UNA ROSA EN MI PECHO

Cultivo una rosa en mi pecho,
regazo de amor y sosiego,
desprende su aroma a la vida,
jardín de dolor y locura.

Escucho su voz temblorosa
que muestra profundas heridas,
sangre, desierto, deshielo,
violencia que avanza con furia.

Abuso del hombre que aplasta
la frágil belleza que abrigan
la tundra, la selva y los mares
la flor que en tu seno ya anida.

¡Despierta!, que el alba despunta,
levántate ya si me escuchas,
no hay tiempo, que el cielo reclama
mi pecho, su rosa y tu vida.

A MI MPERRO Y EL TUYO

No hay seda como tu pelo
de seda
tu mirada es limpia
como la nieve
siempre dice soy por ti.

Eres el pastor que quiero,
el hermano sincero,
el maestro sencillo
en la virtud que añoro.

Creas el espacio que preciso
para elevarme al cielo,
para comprender
que la vida me sustenta junto a ti
para comprender.

Eres la juventud que conservo,
la madurez que adivino,
ángel a otros escondido,
para mi, guardián de lo legado,
ser bueno y ser amigo.

SONETO "PIEL DE INVIERNO"

Un grito de dolor, desgarro al viento,
su triste situación me revelaba;
piel de otra piel la mano desollaba
infame, con maldad y ensañamiento.

La vida no se apiada, ya lo siento,
la muerte inoportuna no llegaba;
tormento con tormento no se acaba,
perdura en el confín del pensamiento.

Abrigo de su ser hoy te cubría,
el frío del invierno remediaste,
letargo y vanidad, virtud sombría;

horror de su mirada que ignoraste,
lamento del visón y de su cría
reclaman la conciencia que acallaste.

SONETO "ES AMOR LO QUE PIDO"

Cantatas, sinfonías, mil conciertos
no bastaron para abrir tu corazón,
con la sangre de inocentes, sin razón,
reclamaste a las cinco los seis muertos.

De Quevedo y Baroja cien sonetos,
de Unamuno su rechazo, a la sazón,
no frenaron la barbarie del arpón,
pasatiempo de infamia sin respetos.

Es amor lo que pido y te reclamo,
es derecho a la vida lo que exijo,
es justicia la norma que proclamo.

Del cielo y el perdón eres aún hijo,
del sino de los toros no eres amo,
la Bula de San Pío ya lo dijo.

SONETO CIRCENSE

Nací para vivir entre barrotes,
la lona de su carpa fue mi cielo,
crecí bajo tu látigo de hielo,
del circo nadie habló de los azotes.

Si el llano es mi camino no lo acotes,
la bruma de la selva fue mi anhelo,
si llueve, el viento húmedo que huelo,
me ayuda a perdonar que me derrotes.

Cansado de viajar en caravanas,
el humo del escape me marea,
de ver llegada mi hora tengo ganas.

Si soy un pobre esclavo, que lo sea,
mis ansias de ser libre fueron vanas,
que el ciego anfiteatro no lo vea.

¡AY! TORO

Ay! ¡Toro!,
qué te han hecho noble amigo.

¡Toro!, ¡Torito!,
no estés triste compañero.
Para mi eres un valiente,
eres para mi el más digno.

Qué cobarde osó retarte,
qué razón te dio el cretino.

Te han tratado sin respeto,
sin piedad te han malherido
con arpones y muletas,
te humillaron sin motivo.

¡Toro!, ¡mi Torito!,
márchate al cielo tranquilo.
Yo le diré a tu manada,
yo contaré a tus amigos
que fuiste valiente y noble,
que nadie oyó tu quejido.

¡Ay! ¡Toro!, ¡Torito!,
qué silente está la noche,
qué solito está el camino.

COPLAS AL TORO MALTRATADO

Dónde estará Tempranero,
¿alguien del prado le ha visto?,
seis días hace que al alba,
lejos se oyeron bramidos.

La incertidumbre me mata,
un gran vacío me abruma,
le conocí en la dehesa,
manso y absorto en la luna.

Juntos pastamos tranquilos,
años de afecto y respeto,
nadie verá tan buen toro
noble y de porte derecho.

Hubo quien dijo: "sobrero",
otro me habló de trapío,
yo sólo sé que le quiero
junto a mi vera en el río.

Cuentan que allá en la ribera,
serio, callado y sombrío,
vive un gran toro indultado,
de no sé qué feria vino.

Puede que él sepa decirnos
qué significa esta ausencia,
qué sabe de la querencia,
qué suerte tuvo el chiquillo.

Iban pasando las horas,
no respondía a mis dudas,
nunca tan triste semblante
viera, ni tanta amargura.

Sólo en su tierna mirada,
compadecido en la mía,
pude escuchar: "lo lamento,
sé cuánto tú le querías".

EL PULPO Y EL ERIZO

Un pulpo tanteaba inteligente
la roca que con perlas y corales
lucía para orgullo de los mares,
oculta del anhelo de la gente.

Jugando al escondite, ¡qué imprudente!,
de joven sus dolores fueron tales
cuando un día sufriera por clavarse
las púas de un erizo residente.

A librarse de la red y del arpón
conducirse con cautela le ayudó,
evitando en una lonja ser ración.

La memoria del octópodo enseñó
que a su vida has de mostrar admiración
y a tratarlo con respeto y con amor.

EL TRIGO Y LA RETAMA

¡Qué infamia! recubrir con sus colores
los arpones que clavaste en la cerviz,
agraviaste mi bandera en mala lid,
a un toro maltrataste sin amores.

Qué necio el gobernante que entre honores
de pañuelos se levanta en adalid,
malogrando la nobleza de la vid
que heredó la virtud de sus mayores.

Mi divisa alzaré cual oriflama:
De rojo el corazón de la cordura,
de gualda como el trigo y la retama.

Mi blasón es compasión y ternura
mi gente por doquier ya lo proclama
la tortura no es arte ni cultura.


Volver al Rincón del Poeta...


        
Universidad de Alcalá Confía learning confianza online