- El rincón del poeta
- Relatos breves
- Libros digitales
- Trabajos de investigación
 
 
Cultura en general (museos, exposiciones, patrimonio, etc...)
Enseñanza de español y didáctica de otras lenguas
Cooperación, igualdad, dependencia, desarrollo, etc.
Publicaciones e información sobre el mundo del libro.
 
 
Publicar en Liceus

 

 

 

  Guías culturales

JULIO CORTÁZAR Y “EL DIARIO A DIARIO”


Por Carmen Goimil Peluffo
crgoimil@gmail.com

Julio Cortázar, autor argentino nacido en Bruselas en 1914, pertenece al llamado “boom” literario. Este es un movimiento surgido en la narrativa latinoamericana, luego de superar el regionalismo y el indigenismo. Mientras el primero presentaba a los personajes unidos a su tierra, el segundo se circunscribió a la problemática del indio. Es denominador común para el escritor del siglo XX, concebir la realidad, no como un todo previsible, ordenado y lógico, sino con la presencia de elementos irracionales y misteriosos. Dentro de esta nueva manifestación de la narrativa, es Cortázar uno de sus representantes influido por su antecesor, Jorge Luis Borges. El mismo Cortázar afirma pertenecer al realismo fantástico caracterizado por crear fábulas inverosímiles para mostrarnos que bajo el pretendido orden del mundo, subyace el caos.

Además de esta visión de la realidad, Julio Cortázar concibe la literatura con un fin lúdico, entretener al lector, permitiéndole jugar con los textos como lo evidencian “Rayuela”, “62, modelo para armar” e Historias de Cronopios y de Famas”. Nuestro autor declara en artículos de teorías literarias su deseo de experimentación con el lenguaje, apartándose de cánones de escrituras y de conceptos establecidos para asegurar: “Concibo lo lúdico no como una visión trivial, infantil (en el sentido que dan los adultos a la palabra infantil) sino como una actividad profundamente seria, el juego como algo que tiene su importancia en sí, su sistema de valores y que puede dar una gran plenitud a quien lo esté practicando”.

Con “Historias de Cronopios y de Famas” Julio Cortázar inicia esta etapa y al mismo tiempo una aventura humorística criticando el sentido común de la solemnidad. Desde la propuesta de “Odas elementales” de Pablo Neruda se revaloriza lo cotidiano en el plano poético; siguiendo esta tradición, nuestro autor se detiene en lo usual y lo observa desde una perspectiva diferente a lo normal, dándose una manera de transformar lo ignorado en algo nuevo y original.

Es así que en “Historia de Cronopios y de Famas” todo el universo gira alrededor de objetos cotidianos dotados de un sentido desconocido hasta para el mismo autor, como afirma Luis López del Pecho.

El Diario a Diario

“Un señor toma el tranvía después de comprar el diario y ponérselo bajo el brazo. Media hora más tarde desciende con el mismo diario bajo el mismo brazo. Pero ya no es el mismo diario, ahora es un montón de hojas impresas que el señor abandona en un banco de plaza. Apenas queda solo en el banco, el montón de hojas impresas se convierten otra vez en un diario, hasta que una anciana lo encuentra, lo lee, y lo deja convertido en un montón de hojas impresas. Luego se lo lleva a su casa y en el camino lo usa para empaquetar medio kilo de acelgas, que es para lo que sirven los diarios de estas excitantes metamorfosis”.

El título nos presenta idea de cotidianeidad; en un sentido figurado, lo habitual; literalmente, el periódico. El texto es breve, aplicando su propia teoría literaria al subgénero cuento, “éste gana por knock –aut mientras que la novela gana por puntos.” En su estructura externa, lo compara al cuento “con una esfera porque es algo que tiene un ciclo perfecto e impecable, algo que comienza y acaba satisfactoriamente como la esferaen que ninguna molécula puede estar fuera de sus límites precisos y que ésta debe cerrarse”.

El protagonismo del cuento lo tiene el periódico, elemento fundamental para cada una de las personas que aparecen como primicia del día, hasta el momento en que finalizada la lectura se pierde el interés y pasa a ser simplemente papel impreso. Llega hasta tal punto el desprestigio, que el último lector (la anciana) lo utiliza para cubrir sus necesidades diarias: empaquetar el atado de acelgas. Cabe señalar la gradación en las acciones. Éstas transcurren a medida que lo hace el texto y se van puntualizando con la aparición de las diferentes personas.

Muchas veces, como en este texto, el ritmo de la narración, su sencillez en la exposición del tema, es una forma significativa de mostrar una ansiedad, una excitación o una desilusión. También es frecuente el empleo de perífrasis, anáforas, repeticiones: “Apenas queda solo en el banco” que crean un encanto envolvente, una creciente y matizadísima espiritualización de los objetos.

Carlos Maggi afirma: “La escritura de Cortázar es alegre como un muchacho”. Tiene énfasis coloquial y valores íntimos que muchas veces son verdaderas exposiciones o discursos interiores, devenires del pensamiento profundo del narrador. Ricardo Pallares sostiene que la llaneza del lenguaje no impide advertir un riguroso trabajo arquitectónico con la palabra.

Para terminar, podemos manifestar que Cortázar fue un observador muy certero de esa realidad inmediata que se compone de gestos y palabras banales, de actos triviales sin consistencia, pero fue también un espíritu extraordinariamente alerta para todo lo que denuncie en el hombre una dimensión maravillosa.


La Profesora Carmen Goimil nació en San José, Uruguay en 1966. Es Profesora de Literatura, egresada del Instituto de Profesores Artigas (I. P. A.) y actualmente se encuentra en el grado 5 del Escalafón Docente. Integró Tribunales de Concurso por Efectividad en Literatura en el año 2004, y fue Jurado en el segundo y tercer Concurso Infantil de Cuentos en San José en 2003 y 2004. Actualmente es docente de Bachillerato Diversificado y de Primer Ciclo en su ciudad natal. También trabaja en Docencia Indirecta (Adscripción) en el Liceo Nº 2 , Prof. Héctor Almad

Volver a Trabajos de Investigación...

 



        
Universidad de Alcalá Confía learning confianza online