- El rincón del poeta
- Relatos breves
- Libros digitales
- Trabajos de investigación
 
 
Cultura en general (museos, exposiciones, patrimonio, etc...)
Enseñanza de español y didáctica de otras lenguas
Cooperación, igualdad, dependencia, desarrollo, etc.
Publicaciones e información sobre el mundo del libro.
 
 
Publicar en Liceus



 

  Guías culturales

ARTÍCULOS


Por Claudio M.Perez Bobasso


DON QUIJOTE DE LA MANCHA

Casi tan leído como la Biblia, se convirtió en paradigma del idealista heroico que jamás cede en sus principios.Un personaje mítico que se añoró en el fin del milenio.

Como suele ocurrir con los grandes personajes creados por lo genios de la literatura, sobrevivió a su autor (Miguel de Cervantes Saavedra) y con el correr del tiempo se convierte en mito y prototipo del aventurero idealista y romántico cuya existencia en el mundo tenía un significado y una misión: luchar contra "los molinos de viento", deshacer entuertos, defender pobres y desvalidos y acabar con la injusticia.


El Quijote es un "loco ético"; sus acciones trascienden el marco de la parodia caballeresca y se encuadran dentro de una óptica de nobles principios que parecen estar por encima de la acción y sus consecuencias. Apaleado, maltrecho, destrozado por los obstáculos que la realidad pone en su camino, el caballero andante retoma su marcha una y otra vez en pos de su ideal. Los herederos del noble caballero ya no tienen espacio en la vida real, la ausencia de modelos dignos de imitación en un contexto de corrupción y de mentira hacen que la nostalgia y la añoranza nos traigan de vuelta la imagen del Quijote literario.
Algunos preferimos el "Quijote Loco", ese que es demasiado bello para ser Kantiano."El Quijote Loco" todo lo embellece, no quiere sirvientas feas, cabalgaduras rotosas, ni doncellas gordas, pero siempre aprecia ver en la "maldad lo feo de la realidad".


Esta muy lejos de lo Kantiano, por eso podríamos decir que la ética del Quijote es una ética estética, porque el bien, para él, está siempre relacionado con la armonía y las formas bellas. Sería bueno preguntar:¿hubo Quijotes fuera de la ficción? Sin duda que sí. La Historia nos habla de hombres que vivieron y murieron como tales, la lista es larga; pero un célebre argentino en una carta a su madre le escribió: "Siento la necesidad de montar de nuevo en mi rocín como Don Quijote" y partió para morir en la selva boliviana; más allá de la literatura y más cerca del mito, porque "en el principio de la literatura está el mito y asimismo en el fin." (Borges-dixit).
¿Es que acaso El Quijote, de Cervantes, planteó un modelo social? H. Cowes en sus estudios sobre la obra de Cervantes afirmaba: "...seguramente él sería un rebelde en cualquier comunidad". El caballero andante es la idealización, ya que Don Quijote no podría vivir en una sociedad burguesa, pero tampoco en una socialista; ninguna le serviría de hogar. Él sólo podría subsistir, en todo caso, en la ciudad de Dios, donde habría amor y consideración, donde no habría traiciones ni corrupción. Él sólo podría sobrevivir en un lugar donde impere la solidaridad y donde no existan los golpes bajos.


Volver a Trabajos de Investigación...


        
Universidad de Alcalá Confía learning confianza online