- El rincón del poeta
- Relatos breves
- Libros digitales
- Trabajos de investigación
 
 
Cultura en general (museos, exposiciones, patrimonio, etc...)
Enseñanza de español y didáctica de otras lenguas
Cooperación, igualdad, dependencia, desarrollo, etc.
Publicaciones e información sobre el mundo del libro.
 
 
Publicar en Liceus








  Guías culturales

HOMERO CANTA AL EMIGRANTE

Edgar Alberto Marroquín Morales
arluta@hotmail.com

Ulises es el espíritu más importante en la historia de la humanidad. La Odisea, la obra en la cual es el protagonista, es el génesis de la literatura universal. Es la metáfora del viaje, de las circunstancias adversas, de los avatares, es la metáfora de la vida misma que es un viaje espiritual por el planeta.

Primero surgió la vida. Desde el punto de vista científico o teológico, el surgimiento de esa vida necesito del fenómeno de la migración para diseminarse por la Tierra, de forma constante, para evitar la endogamia cultural. Espera veneno de las aguas estancadas, decía Blake.

El de Jesucristo fue un viaje de tres años, como un viaje fueron las aventuras de Don Quijote, el de Siddartha Gautama, en busca de su Iluminación, de su Nirvana. Una Odisea fue la de Gulliver, la de Verne, del Principito, la Gioconda. Es una Odisea la evolución de las especies de Darwin; es un Éxodo después del Génesis.

Por el cruce a nado del Río Bravo al inmigrante lo bautizaron con el nombre de "mojado". Así es la creatividad del latino para bautizar fenómenos, circunstancias y hombres y mujeres "mojadas". Literalmente, también Ulises es la metáfora del mojado. Cuenta la leyenda que su vida la pasó bajo de agua, en busca de su norte.

Es un misterio. El desenlace de la Guerra de Troya no aparece en el capítulo final de La Ilíada; aparece en La Odisea, con el mito del caballo de madera (Canto VIII) insertado de forma vaga, somera, breve, ambigua y extraña al libro de las aventuras de Ulises. Por una mujer aplastaron a todo un pueblo. Uribe utilizó el helicóptero de Troya sin hacerle daño a nadie, para liberar a Ingrid Betancourt de su odisea.

Con Homero se entiende mejor la teología monoteísta, la teoría de la acción humana en donde poco margen tiene el hombre ante los caprichos de los dioses que susurran en el fuero interno de los seres humanos, los cuales obedecen la voz de la conciencia intervenida.

En La Odisea, luego de la destrucción de Troya, Ulises y su tropa naufragaron cuando estaban de vuelta a Itaca. La tropa pereció, Ulises (Odiseo) tocó tierra en la isla de Ogigia, en donde reinaba la diosa Calipso, una ninfa temperamental que se enamoró del héroe y lo tuvo cautivo por diez años. En Grecia no se tuvieron noticias de él, por lo que el respeto al peregrino alcanzó niveles de culto, y se instaló en su religión, la religión primigenia. Los aqueos eran los griegos; gente de los Balcanes. No sabían si el divino Ulises estaba muerto o padecía; los vagabundos, los peregrinos, los forasteros, los errantes fueron respetados porque cada uno de ellos podía ser Ulises, el preferido de Atenea. La guerra duró 10 años. Estuvo ausente durante 20 años. Cuando se presentó a Itaca fue con la apariencia de un pordiosero. Penélope no lo reconoció de inmediato.

La travesía de Ogigia hacia Itaca (el material de La Odisea) fue tan angustiosa como los años de la guerra. Pasaba mojado, de naufragio en naufragio. Es el precursor de Leónidas, por la forma en que retomó sus propiedades. Utilizó el ardid sólo entre los anfitriones malvados. "Caminante no hay caminos, se hace camino al andar."

Si Homero es la piedra angular de la Cultura Occidental, es una afrenta la que cometen los europeos y los yankees en esta hora de aflicción para los emigrantes. La Odisea es el patrón por el que atraviesan las familias de los emigrantes.

"Cuéntame, Musa, la historia del hombre de muchos senderos", dice el primer verso de La Odisea. No es necesario el Oráculo de Delfos (ni la fuente de Castalia) ni el consejo de Calcante Testórica, el vidente de los griegos, para saber que la negación de las raíces trae "consecuencias funestas." El vidente de los troyanos, Mérope Percosio, también sabía que Troya iba a caer. El sentimiento antiimigrante, ¿será un síntoma o un presagio?

Dentro del vientre del Caballo de Troya se atrincheraban los expedicionarios más valiosos de Grecia, los que fueron seleccionados para tomar la legendaria ciudad, enclavada en el imaginario global. El Caballo de Troya fue inventado por el ingenioso Ulises, el errante, el sufridor. Por su consejo fue que Agamenón ordenó la construcción de la emboscada. Se lo recordó Atenea en el momento de flaqueza en la vida del estratega griego: "...por tu consejo se tomó la ciudad de Príamo"... (Canto XXII). Los dioses parecían atribuirle algo que en realidad no hizo, que hicieron los dioses. El mismo Homero podría ser una invención de los dioses.

La Odisea del ingenioso Ulises es la Biblia del peregrino y era parte de un conjunto fundacional de libros sagrados como el pentateuco. Con La Odisea de Homero cada emigrante puede recordar al verdugo que el libro fue inspirado con el propósito de que en cada peregrino se viera a un divino Ulises.

II

Ulises es un monumento al emigrante. La Odisea, de Homero, es el trabajo en el cual se inspiró Virgilio para escribir La Eneida; en el cual se inspiró Dante para escribir La Divina Comedia; Shakespeare, para escribir Hamlet; Cervantes, Don Quijote de la Mancha; James Joyce, Ulises y Ezra Pound sus Cantos. En las demás artes la influencia también es arrobadora. Estamos hablando de la Civilización Occidental.

No sólo fenicios, judíos, gitanos, han sido emigrantes. Para la existencia del género humano, sus éxodos y sus diásporas la migración ha sido su oxígeno, su agua, su elemento. Es el fenómeno que hace posible la existencia, de la cual es consustancial, inherente. Lo sabían los pilgrims del Mayflower.

Las civilizaciones (y sus ejércitos) han sido construidas por migrantes como Séneca en Roma. La primera civilización occidental fue la indoeuropea Cultura Minoica de Creta, Grecia. Tienen que dar marcha atrás con el Decreto de Expulsión, el último de la serie. Tienen que releer a Homero porque es la botella sagrada con el traicionado genio de donde fluye el grecolatino Occidente. El traicionado gen del peregrino hizo posibles las aventuras de Colón, Marco Polo, Humboldt, del Apolo 11, el que hiere de lejos. Los Cárpatos y Georgia fueron el puente indoeuropeo.

El libro es un espíritu que se mueve como una sinfonía almacenada en el disco o pergamino.

La prosperidad está vinculada con la migración. España decretó la expulsión de los árabes y judíos que rescataron la antigua cultura helena. De inmediato fue pasto de la decadencia. Conforme fueron saliendo los huéspedes se fue consumando el final y otros fueron tomando sus posesiones. Himmler estudió el Decreto de 1492 del internacional Santo Oficio.

No es santo deshonrar a un extraño porque de Zeus son los forasteros y mendigos todos, dice La Odisea en su Canto XIV.

Ulises es sinónimo de Ingenio. Fue quien aconsejó la invasión de Troya, quien neutralizó a Polifemo, el ogro. Tendrá que ser un libro de cabecera. "Ay de mí, ¿a qué tierra de mortales he llegado? ¿Son acaso soberbios, salvajes y carentes de justicia, o amigos de los forasteros y con sentimientos de piedad hacia los dioses?", repite en el Canto VI, VIII y XIII.

Penélope (la paciente esposa, a la que cantó Serrat) fue la que indignada pronunció la mayor defensa de los inmigrantes tras ser testigo de una vejación: "Los dioses andan recorriendo las ciudades bajo la forma de forasteros de otras tierras y con otros mil aspectos, y vigilan la soberbia de los hombres o su rectitud." (Canto XVII)

Cuando Telémaco salió en busca de su padre, visitó a Menelao, compañero de armas de Ulises, en Troya, y ante la duda de su portero en dejarlo entrar al palacio, Menelao respondió irritado:

"Antes no eras tan simple... mas ahora dices sandeces... También nosotros llegamos aquí, los dos, después de comer muchas veces por amor de la hospitalidad de otros hombres. ¡Ojalá Zeus nos quite de la pobreza para el futuro! Desengancha los caballos de los forasteros y hazlos entrar para que se les agasaje en la mesa". (Canto IV)

Ante las salvajadas, en el Canto XIX Penélope lanzó una explícita imprecación seguida de una promesa:

"Los hombres son de corta vida; para quien es cruel y tiene sentimientos crueles piden todos los mortales tristezas en el futuro mientras viva, y una vez que está muerto todos le insultan. En cambio, el que es irreprochable y tiene sentimientos irreprochables... la fama de éste la llevan sus huéspedes a todos los hombres."

Allan Greenspan de seguro meditó sobre este trozo magnífico de Borges, penúltimo párrafo del Aleph, una de las cumbres de todos los tiempos:

...la mezquita data del siglo VII; las columnas proceden de otros templos de religiones anteislámicas, pues como ha escrito Abenjaldún: En las repúblicas fundadas por nómadas, es indispensable el concurso de forasteros para todo lo que sea albañilería".

¿Y quién es El Aleph?


Volver a Publicar en Liceus ...



        
Universidad de Alcalá Confía learning confianza online