- El rincón del poeta
- Relatos breves
- Libros digitales
- Trabajos de investigación
 
 
Cultura en general (museos, exposiciones, patrimonio, etc...)
Enseñanza de español y didáctica de otras lenguas
Cooperación, igualdad, dependencia, desarrollo, etc.
Publicaciones e información sobre el mundo del libro.
 
 
Publicar en Liceus


  Guías culturales

EDUARDO ROJAS OVALLES: LO DEVOCIONAL EN EL ARTE

Eduardo Planchart Licea
eduardoplanchart@yahoo.es

San-Benito-del-Monte-TaborRodeado entre verdes colinas, misteriosas lagunas y altos chorrerones, Don Eduardo Rojas Ovalles (1922), hijo deMacario Rojas y Carmen Isbelia Ovalles, nació en las cercanías de la Grita, en la quebrada de San José. Artista autodidáctica, heredero de una antigua tradición donde gnomos, brujas, demonios, y espíritus conviven con yeguas, pavas, serpientes encantadas y santos.

Sus esculturas y altorrelieves, tienen como tema principal su religiosidad personal, son piezas que fusionan el cristianismo con las creencias populares y sus vivencias; entre sus oficios esta el haber sido agricultor, seminarista, sacristán, obrero, jardinero…Tras abandonar el convento de agustinos en Palmira(1939-1941),fue sacristán en la Iglesia del Espíritu Santo en la Grita. Y de ahí en adelante se desarrolló como escultor entre la soledad y la neblina del Páramo Mariño, en Alto Viento(1958-1988).

Al conversar con él, pareciera que la edad dorada de su vida fue su estancia en el convento, y su purgatorio haber salido de él. Esto puede ayudar a comprender el sentido de su arte y la soledad en que vivió por más de dos décadas en el Páramo,y en diversos lugares de Bailadores hasta el presente. El escultorsiempre es bien recibido cuando sale de su soledad, por sus saberes como yerbatero, rezandero, y por lo curioso de sus expresiones que son proverbiales en Bailadores, es común oír cuando se hace referencia a él, al recordares sus curiosas expresiones: “como totuma boca abajo”, “pa´ se´ avispado hay que hacerse el bobo”, y palabras como: “soponerias,chapones, patusqueria, trompicones, parchonón, chambonada, calamitoso, manadón, trapera...”

Su lenguaje plástico se caracteriza por la tensión entre lo vivido y lo soñado, cada escultura se identifica por la delicadeza del labrado y la búsqueda de la perfección en los más mínimos detalles de los gestos corporales, la indumentaria, y las policromías con que recubre sus esculturas, en las que domina el hieratismo, debido a la quietud y el alejamiento de signos de movimiento potencial en sus piezas.

Reyes MagosHago las esculturas con mi ideología de lo divino. En cada una ellas hay muchas historias, y recordatorios de lo antiguo, si uno no sabe nada qué va a decir a otros.”(Eduardo Rojas Ovalles, testimonio, 2006)

Las versiones de “San Benito del Monte Tabor,” son otras de sus esculturas paradigmáticas, se caracterizan por el alargamiento de las tres figuras que integran el conjunto y su contrastante policromía. Los dos niños que acompañan al santo expresan su anhelo de que vivan en el paraíso y no en el purgatorio de la existencia. Pero también encontramos en ellas, las creencias populares que rodean a este santo como protector a través de sus oraciones, para ahuyentar las alimañas, malos espíritus, bebedizos y hechizos, estos detalles se manifiestan en el libro que lleva uno de los niños entre sus manos, que expresan el poder mágico del conocimiento y de la palabra. Y entre las oraciones que “Eduardo de los Vientos” más aprecia es la de este santo:

“San Benito de Monte Tabor, que cuidas mi casa y mi alrededor,

de brujas, y hechiceras y de hombre malhechor

hoy sábado día de la virgen, y mañana del Señor,

y en víspera de San Cipriano…”

La DolorosaOración que se repite tres veces, y el que esté molestando, ese no vuelve. Esa oración es muy importante hasta contra una plaga que este dando brega po' ahí… pa' eso sirven esas cositas.” (Testimonio. Eduardo Rojas Ovalles, 2006).

Cronología:

Se radica en el Páramo Mariño, en Alto Viento desde mediados de los cincuenta. A principiosde los ochenta se muda a diversos sitiosen las cercanías de Bailadores,hasta radicarse en 1991 enBodoque donde aún mantiene su taller. Desarrollo unaintensa labor como labrador de esculturassacras que se hacen celebres en la región andina.

Participa en diversas colectivas, entre las que destacan “ Nacimientos y tradiciones”, Museo de Arte Popular de Petare Bárbaro Rivas, (1991)y en “Pesebres del Arte Popular Venezolano”Centro Socio Cultural del Ince en el 2002. Realiza su primera exposición individual en el 2006, promovida por el Museo de Arte Popular de Petare Bárbaro Rivas y el Instituto Municipal de la CulturaRivas Dávila como un reconocimiento a su vida y obra se elaboran un catálogo biográfico, y un documental.

Entre las distincionesrecibidas están elhaber sido reconocido por su obraen elconcursoXIX Muestra Internacional de Pesebres Navideños,sala Bramante, Roma 1994-1995;en el 2006 el Ministro de la Culturaen ocasión del Encuentro Nacional de la Diversidad Cultural 2005-2006 le confiere una distinción, por su aporte al fortalecimiento de la cultura tradicional venezolana.

Volver a Publicar en Liceus ...



        
Universidad de Alcalá Confía learning confianza online