- El rincón del poeta
- Relatos breves
- Libros digitales
- Trabajos de investigación
 
 
Cultura en general (museos, exposiciones, patrimonio, etc...)
Enseñanza de español y didáctica de otras lenguas
Cooperación, igualdad, dependencia, desarrollo, etc.
Publicaciones e información sobre el mundo del libro.
 
 
Publicar en Liceus

Agenda: destacados

Festival Escena Contemporánea 2009.

Del 26 de enero al 22 de febrero de 2009
 

EXPOELEARNING 2009.

19 y 20 de marzo de 2009






Publicar en Liceus
Platón y La República

Una de las preocupaciones últimas de Platón, en La república o de lo justo, es la demostración de la inmortalidad del alma. No deduce de ello ningún premio ni castigo de ultratumba. Vicente Adelantado Soriano

 Ir al artículo...


  Guías culturales

FRANCISCO LUIS BERNARDEZ: LA VOZ RENOVADORA DE LA POESIA


Francisco Arias Solís
aarias@arrakis.es

“Estar enamorado, amigos, es padecer espacio y tiempo con dulzura.
Es despertarse una mañana con el secreto de las flores y las frutas.
Es libertarse de sí mismo y estar unido con las otras criaturas.
Es no saber si son ajenas o sin son propias las lejanas amarguras.”
Francisco Luis Bernárdez

 

En el clima borgiano la Argentina experimenta la afirmación de otros poetas de particular relieve entre los que podemos contar a Ricardo Molinari, Eduardo González Lanuza, Leopoldo Marechal y Francisco Luis Bernardez. Es un gran momento para la poesía argentina, todos ellos, al igual que Borges, pertenecieron al grupo ultraísta.

Francisco Luis Bernárdez nace en Buenos Aires el 5 de octubre de 1900. A los veinte años interrumpe sus estudios universitarios y vive en España cuatro años; conoce a Antonio Machado y Juan Ramón Jiménez y se vincula al ultraísmo y otros movimientos afines. A su regreso a Buenos Aires, militó en el grupo literario “Martín Fierro” que representa el espíritu más vivaz y renovador dela literatura argentina .Fue redactor de La Nación y en 1928 se incorpora a la revista Criterio. En 1937 es nombrado secretario de las Bibliotecas Públicas de Buenos Aires y en 1944 es director general de Cultura Intelectual del Ministerio de Justicia e Instrucción Pública. Ese año obtuvo el Premio Nacional de Literatura y en 1948 ingresa en la Academia Argentina de las Letras. Francisco Luis Bernárdez muere en Buenos Aires el 24 de octubre de 1978.

Bernárdez contribuyó a la producción ultraísta con libros de poesía como Kindergarten y Alcándara. Más tarde se orientó hacia una forma sobria, tonos depurados y temática de genuina espiritualidad católica, como es el caso también de Leopoldo Marechal.

El libro del alma de Bernárdez es El buque, poema teológico, testimonio de su conversión, que afirma una fe desbordante, dentro del magisterio de la tradición clásica hispánica, especialmente de fray Luis de León y de la escuela salmantina, desde la cárcel terrenal hasta la contemplación de la belleza eterna.

En Cielo y tierra el misticismo de Bernárdez se vuelve hacia las cosas familiares en un transporte que funde el amor humano con el divino. La ciudad sin Laura es la meta final, en el descubrimiento del amor, que llena de una especie de gozo místico al autor, como rescate del olvido. A partir de este momento la poesía se hace compresión universal; en los Poemas elementales Bernárdez canta a la tierra y al mar, al viento y al silencio, a todos los elementos sobre los que se funda la vida material y espiritual del hombre. Vienen después los Poemas de carne y hueso, cantos a la realización plena del poeta en la paternidad.

En los libros que sigue publicando desde El ruiseñor a La flor , el poeta cede a una melancolía sutil, vuelve a cantar con recogidos acentos a Cristo, al alma con su deseo de redención y unión, afirmando cada vez más su categoría única en el ámbito de la poesía hispanoamericana, tan apremiada por lo contingente. Y como dijo el poeta argentino: “Estar enamorado, amigos, es encontrar el nombre justo de la vida. / Es dar al fin con la palabra que para hacer frente a la muerte se precisa. / Es recobrar la llave oculta que abre la cárcel en que el alma está cautiva. / Es levantarse de la tierra con una fuerza que reclama desde arriba”.

 


Volver a Publicar en Liceus ...



        
Universidad de Alcalá Confía learning confianza online