- El rincón del poeta
- Relatos breves
- Libros digitales
- Trabajos de investigación
 
 
Cultura en general (museos, exposiciones, patrimonio, etc...)
Enseñanza de español y didáctica de otras lenguas
Cooperación, igualdad, dependencia, desarrollo, etc.
Publicaciones e información sobre el mundo del libro.
 
 
Publicar en Liceus

Agenda: destacados

Festival Escena Contemporánea 2009.

Del 26 de enero al 22 de febrero de 2009
 

EXPOELEARNING 2009.

19 y 20 de marzo de 2009






Publicar en Liceus
Platón y La República

Una de las preocupaciones últimas de Platón, en La república o de lo justo, es la demostración de la inmortalidad del alma. No deduce de ello ningún premio ni castigo de ultratumba. Vicente Adelantado Soriano

 Ir al artículo...


  Guías culturales

EL PROBLEMA DE LA DROGA

Francisco Arias Solís
aarias@arrakis.es

“Por mi gusto en la corriente
no sé lo que entré a buscar,
y sin sentir me ha llevado
la corriente hasta la mar.”
Augusto Ferrán

 

Junto al tabaco, el alcohol es la droga de mayor y más grave incidencia en nuestro país, seguida a cierta distancia del abuso de determinados fármacos psicotrópicos y finalmente de las toxicomanías de carácter ilegal. En estas últimas se observa un descenso en el consumo de heroína y el incremento del consumo, especialmente en los últimos años, de la cocaína y de las denominadas “drogas de diseño”. Siendo destacable la tendencia actual a la politoxicomanía.

Al hablar del “problema de la droga” se continúa poniendo el énfasis de las sustancias psicoactivas de venta ilegal, olvidando, por una parte que el consumo de tabaco y alcohol es la puerta de entrada al consumo de otras sustancias y que este consumo está relacionado con las principales causas de muerte en las sociedades occidentales; y por otra, se olvida que el alcohol es la droga que más problemas crea en nuestra sociedad y que su consumo se incrementa en los últimos años de forma espectacular entre nuestros jóvenes los fines de semana.

La propia Organización Mundial de la Salud (OMS) reclama la necesidad de técnicas avanzadas para influir principalmente en los grupos de población particularmente expuestos a la drogodependencia (jóvenes y adolescentes). Para la OMS junto a medidas legales y sociales, las medidas educativas son la base de la labor preventiva. Medidas educativas que deben tener como objeto un cambio en las actitudes hacia las drogas y su consumo.

La reforma y mejora del sistema educativo y el desarrollo de programas de educación integral en la escuela que eviten un tratamiento diferenciado de las drogas, son, sin duda, estrategias importantes a desarrollar y que pueden demostrar un gran potencial a la hora de influir sobre las actitudes y comportamientos de los jóvenes, en relación, también, al problema de las drogas. Sin embargo, estas actuaciones inespecíficas deben cumplimentarse con actuaciones específicas en edades críticas (especialmente con respecto al alcohol y al tabaco), pues, sabemos lo difícil que resulta que el joven cuando se encuentra en una situación real de oferta, en la que tiene que tomar alguna determinación, utilice en el sentido deseable, desde el punto de vista de la salud, la información de que dispone.

Los jóvenes tienen su primer contacto con las drogas en un rango de edad de 12-17 años, y las drogas utilizadas en el primer contacto son el tabaco y el alcohol. Por tanto, el trabajo preventivo debe iniciarse antes de esa edad, obviamente con un planteamiento inespecífico. La Educación para la Salud es el marco ideal para generar en los más pequeños actitudes positivas al mantenimiento de la salud y el “entrenamiento a padres” para coadyuvar al desarrollo personal de los jóvenes. Puede ser de gran utilidad el entrenamiento de padres con un enfoque para la prevención y el tratamiento de los problemas de la conducta infantil , utilizando estrategias por medio de las cuales los padres puedan modificar la conducta de sus hijos en casa.

Sólo si los profesores asumen que principalmente son educadores, que han de hacer de tutores, entendiendo por esto que han de estimular y orientar al joven en ese proceso de desarrollo inseguro y titubeante por el que atraviesa en esas edades, sólo si se preocupan en adquirir la capacidad para influir en ese proceso de maduración podrán prevenir el consumo de drogas.

Una escuela constantemente educadora es preventiva por sí misma. La calidad de la enseñanza y la progresiva y continua mejora del sistema educativo constituyen, en sí, elementos potenciadores de la adquisición de valores, actitudes y conductas saludables, previniendo de este modo la drogadicción. Y como dijo el poeta. “Levántate si te caes, / y antes de volver andar, / mira donde te has caído / y pon allí una señal”.

 


Volver a Publicar en Liceus ...



        
Universidad de Alcalá Confía learning confianza online