- El rincón del poeta
- Relatos breves
- Libros digitales
- Trabajos de investigación
 
 
Cultura en general (museos, exposiciones, patrimonio, etc...)
Enseñanza de español y didáctica de otras lenguas
Cooperación, igualdad, dependencia, desarrollo, etc.
Publicaciones e información sobre el mundo del libro.
 
 
Publicar en Liceus

Agenda: destacados

Festival Escena Contemporánea 2009.

Del 26 de enero al 22 de febrero de 2009
 

EXPOELEARNING 2009.

19 y 20 de marzo de 2009





Publicar en Liceus
Platón y La República

Una de las preocupaciones últimas de Platón, en La república o de lo justo, es la demostración de la inmortalidad del alma. No deduce de ello ningún premio ni castigo de ultratumba. Vicente Adelantado Soriano

 Ir al artículo...


  Guías culturales

AGUSTÍN ESPINOSA: LA VOZ CONSUMADA DEL SURREALISMO ESPAÑOL


Francisco Arias Solís
aarias@arrakis.es

“Dame la sed exacta.
El bosque azul recién pintado.
El fauno de espada numerada.
Y el taxímetro de sensualidad.”
Agustín de Espinosa

 

Crimen (1934) es la obra cumbre de Espinosa, considerada - junto a La flor de California del malagueño José María Hinojosa- como la expresión más acabada del surrealismo español, esto es, la obra más próxima al espíritu defendido por los Manifiestos franceses del surrealismo.

El 4 de mayo de 1935, llegaron a Tenerife André Breton, Jacqueline Lamba y Benjamin Péret, invitados por el grupo de la Gaceta de Arte, el día 11, del mismo mes, se inaugura la Exposición Surrealista en la capital tinerfeña, organizada por el Ateneo de Santa Cruz de Tenerife, del que era director Agustín Espinosa. Los surrealistas franceses regresan a París, el día 27, tras una larga actividad artística e intelectual. De esta experiencia nace el Nº 2 del Bulletin International de Surréalisme en el que se incluye el Manifiesto Surrealista firmado por Breton, Agustín Espinosa, Domingo López Torres, Benjamin Péret, Pedro García Cabrera, Eduardo Vesterdahl y Domingo Pérez Minik.

Agustín Espinosa García nace en Puerto de la Cruz, Tenerife, el 23 de marzo 1937. Sus primeros poemas de clara influencia modernista fueron publicados en la revista Castalia, cuando estudiaba el Bachillerato en Instituto Provincial La Laguna. Cursó estudios de Filosofía y Letras en Granada y Madrid, donde conoció a Federico García Lorca, Gerardo Diego, Pedro Salinas, Dámaso Alonso y Ernesto Giménez Caballero. Su tesis doctoral (1924) versó sobre el ilustrado canario José Clavijo y Fajardo. En la segunda mitad de los años 20 viajó por Europa y obtuvo una cátedra de Lengua y Literatura Española de enseñanza media. A retornar a las Islas, desempeña su labor docente en institutos de Arrecife (Lanzarote), Las Palmas de Gran Canaria y Santa Cruz de Tenerife. Animó en Tenerife, junto a Juan Manuel Trujillo y Ernesto Pestana, La Rosa de los Vientos (1927-1928), primera revista de vanguardia en Canarias y momento germinal de un brillante proceso de la cultura literaria y artística en las Islas que a partir de esas fechas, y gracias al efecto dinamizador de un grupo de artistas vanguardistas y, entre ellos, el propio Espinosa, conoce un extraordinario desarrollo, siendo uno de los focos culturales más activos del país. En 1929 publicó en Madrid Lancelot, 28º-7º, “guía integral” de la isla de Lanzarote, en cuyos planteamientos creadores se dan la mano el cubismo y el creacionismo. A partir de 1929, fue asiduo colaborador de La Gaceta Literaria, revista con cuyos planteamientos críticos se sentía muy identificado. La mejor expresión colectiva de este periodo en las Islas es sin duda la revista Gaceta de Arte (1932-1936), considerada por C. B. Morris como “probablemente la mejor revista cultural que viera la luz en España en los años 30”, de la que Espinosa fue redactor y en cuyas ediciones ve la luz precisamente Crimen.

Agustín Espinosa despliega en esos años una amplia actividad de creación y de animación cultural, con artículos –en diarios y revistas tanto insulares como peninsulares ( Prensa de Tenerife, Diario de Las Palmas, La Tarde, El País , etc.)-, conferencias y responsabilidades diversas. De 1932, son los Poemas a Mme. Josephine, de 1933 es Media hora jugando a los dados, sobre el pintor José Jorge Oramas, y de 1935 Sobre el signo de Viera. Para la posteridad, el nombre de Agustín Espinosa ha quedado asociado, esencialmente a un libro, Crimen (1934), que ha sido considerado como uno de los más altos exponentes del surrealismo español. Es la obra culminante de su autor, sin duda, pero no se debe olvidar ni el resto de la producción ni la admirable trayectoria intelectual del que fue uno de los escritores españoles más comprometidos con la poética de las vanguardias de la generación del 27.

La sublevación militar en 1936 acabó con Gaceta de Arte , algunos de sus redactores fueron encarcelados, otros deportados y otros, como Domingo López Torres, arrojados al mar, enfundados en sacos. Agustín Espinosa fue separado de su cátedra, y retorna a la misma en 1938 en el Instituto de Santa Cruz de La Palma. El 28 de enero 1939 muere Agustín Espinosa en Los Realejos, Tenerife. En Crimen ya nos había dicho: “Yo busco una mano desesperanzadamente... Una mano de novia que se ha querido ya hace mucho tiempo. Una mano que ha olvidado ya la caricia del guante. La que me cierre un día los ojos que no podrá la muerte cerrarme; ni mis amigos más fieles, ni mis padres, ni mis hijos, ni mis hermanos. Sino sólo tú, mano de muerta, errante; mano de mis sueños del alba, mano que espera, como una estrella de mi alma, mi cuerpo”.

 


Volver a Publicar en Liceus ...



        
Universidad de Alcalá Confía learning confianza online