- El rincón del poeta
- Relatos breves
- Libros digitales
- Trabajos de investigación
 
 
Cultura en general (museos, exposiciones, patrimonio, etc...)
Enseñanza de español y didáctica de otras lenguas
Cooperación, igualdad, dependencia, desarrollo, etc.
Publicaciones e información sobre el mundo del libro.
 
 
Publicar en Liceus

Agenda: destacados

Festival Escena Contemporánea 2009.

Del 26 de enero al 22 de febrero de 2009
 

EXPOELEARNING 2009.

19 y 20 de marzo de 2009





Publicar en Liceus
Platón y La República

Una de las preocupaciones últimas de Platón, en La república o de lo justo, es la demostración de la inmortalidad del alma. No deduce de ello ningún premio ni castigo de ultratumba. Vicente Adelantado Soriano

 Ir al artículo...


  Guías culturales

MIGUEL ESPINOSA: LA VOZ DE UN EXILIADO DE SU TIEMPO


Francisco Arias Solís
aarias@arrakis.es

 

 

“Es un pudor que no puedo remediar,
porque mi felicidad consiste en estar marginado.
Yo me margino porque obtengo felicidad.”
Miguel Espinosa

 


El escritor murciano Miguel Espinosa comenzó a publicar en su madurez y su obra se ha convertido en una de las más interesantes de la época actual. Su obra narrativa, que obtuvo repercusión pública después de su muerte, muestra la realidad española con un refinado sentido de humor. El escritor murciano  nos confiesa que es como un griego de la época clásica desterrado en el tiempo y condenado a vivir en el siglo XX.,

 

Miguel Espinosa Gironés nace en Caravacas de la Cruz el 4 de octubre de 1926. Cursa la enseñanza primaria en los colegios de las monjas de la Consolación y de los frailes carmelitas descalzos. Cumplido los ocho años se traslada con su familia a Murcia, donde prosigue  sus estudios en el colegio de la Merced, de los Hermanos Maristas. Inicia sus estudios de bachillerato, en plena guerra civil, en el colegio de San Juan Bautista, y, finalizada aquella,  vuelve al colegio de los Maristas. A la muerte de su padre en 1943, ha de hacerse cargo de la economía familiar, y se ve obligado a compatibilizar el trabajo con los estudios.  En 1951 contrae matrimonio con Teresa Artero. En 1954  conoce a Mercedes Rodríguez, estudiante de Ciencias Química en la Universidad de Murcia y con la que mantiene una especial relación hasta su muerte, siendo la inspiradora del escritor, y convirtiéndose en la Azenaia  de Asklepios, la Clotilde de La fea burguesía y la Juana de La tríbada.  En 1956, Espinosa  obtiene a licenciatura en Derecho,  pero no ejerce la abogacía hasta el final de su vida., antes estaba “ a lo que salta, en mil oficios... He sido empleado de japoneses, he importado cosas de China y Japón, he hecho escritos jurídicos, no como abogado de los tribunales, sino como hacer una cooperativa y cosas de esas. O sea, una forma de vida sin profesión, absolutamente sin profesión”. En 1961 se traslada a Madrid, sin dinero y sin trabajo. Consigue un empleo  en una multinacional de exportación e importación que, en 1964,  le traslada a Murcia. A mediados de 1974 sufre un infarto de miocardio, lo que le hace desentenderse en buena medida de todo aquello que no sea su tarea de escritor. En la tarde de 1 de abril de 1982, participando en una asamblea de la cooperativa agropecuaria en la que trabajaba,  que se celebraba en la sede de la Comunidad Autónoma de Murcia,  le sobrevino un nuevo infarto de miocardio y el escritor cayó al suelo fulminado.

 

Miguel Espinosa publicó un libro de historia política, Las Grandes Etapas de la Historia Americana (Bosquejo de una Morfología de la Historia Política Norteamericana) (1957), prologado por Enrique Tierno Galván, reeditado como Reflexiones sobre Norteamérica. Hasta 1974 no aparece su primera novela Escuela de mandarines, que trata sobre las injusticias del poder y que obtuvo el Premio Ciudad de Barcelona. Esta novela de lenguaje clásico y lectura compleja, está llena de humor y sátira, y sobre todo elaborada  con una consciente voluntad de estilo formal. En ella, un eremita realiza un viaje para descubrir, entre relatos de diverso género,  el sentido del orden social y la vida humana, del arte, la política y la religión. Su segunda gran obra fue La tríbada falsaria (1980); máxima expresión paródica de las relaciones eróticas entre cuatro personajes, tres mujeres y un hombre, se desenvuelve en una amplísima caricatura que recoge procedimientos paródicos de la novela rosa y un lenguaje de altísimo nivel culto, también paródico. La tríbada confusa, apareció póstumamente en 1984, y completa la visión de la anterior, haciendo tal vez más seria y trascendente la reflexión sobre el amor. De publicación póstuma fueron también Asklepios, el último griego (1986), en la que reflexiona sobre el amargo paso del tiempo en la vida de los seres humanos, La fea burguesía (1990), recreación de la burguesía que floreció durante los años de la dictadura franquista. Últimamente, ha aparecido otra obra póstuma Canciones y decires (2004). Y como dijo, el escritor murciano: “Y, además, cambiaría la ética. Porque la sociedad actual se caracteriza por no tener ética. No es que sea inmoral, sino que no tiene capacidad ética”.


Volver a Publicar en Liceus ...




        
Universidad de Alcalá Confía learning confianza online