- El rincón del poeta
- Relatos breves
- Libros digitales
- Trabajos de investigación
 
 
Cultura en general (museos, exposiciones, patrimonio, etc...)
Enseñanza de español y didáctica de otras lenguas
Cooperación, igualdad, dependencia, desarrollo, etc.
Publicaciones e información sobre el mundo del libro.
 
 
Publicar en Liceus

Agenda: destacados

Festival Escena Contemporánea 2009.

Del 26 de enero al 22 de febrero de 2009
 

EXPOELEARNING 2009.

19 y 20 de marzo de 2009






Publicar en Liceus
Platón y La República

Una de las preocupaciones últimas de Platón, en La república o de lo justo, es la demostración de la inmortalidad del alma. No deduce de ello ningún premio ni castigo de ultratumba. Vicente Adelantado Soriano

 Ir al artículo...


  Guías culturales

VICENTE GAOS: LA VOZ DE LA AUTENTICIDAD

Francisco Arias Solís
aarias@arrakis.es

“No sabe qué es amor quien no te ama.
No sabe qué es amor quien no te mira.
Tú arrancaste a su alma y a su lira
el sol más dulce, la más fiera llama.”
Vicente Gaos

 

Cuando Gaos acierta, y acierta muchas veces, su poesía alcanza garra, delicadeza y emoción que pocos pueden superar. Gaos es un poeta inspirado. Hay un cierto romanticismo en su vocabulario, que se compagina en su poética, que tiene que ser romántica si se quiere transmitir su apasionada actitud ante la vida y la muerte. La tristeza, la noche, el sentimiento, la rebeldía, el misterio, parecen conferir a buena parte de la poesía de Gaos tintes que pueden denominarse románticos.

Gaos ama “el otoño y su tristeza”. Ya con sus Primeras poesías, escritas durante la guerra civil, hay un poema titulado “El otoño”, en el que comienza afirmando que “nada es tan venturoso como el otoño” y que finaliza así: “Oh dulce muerte en el otoño”.

Vicente Gaos nace en Valencia el 27 de marzo de 1919 y muere el 17 de octubre de 1980. Hermano del filósofo José Gaos y del poeta Alejandro Gaos. Licenciado en Filosofía y Letras por la Universidad de Madrid y doctor por la de México. Becado por el gobierno francés en París. Fue profesor de Literatura española en los Estados Unidos de 1948 a 1956. Catedrático de inglés en los Institutos de Segunda Enseñanza de Segovia y Valencia. Fue premio Adonais de 1944 con su libro Arcángel de mi noche. En 1963 obtuvo el premio Agora de poesía. Entre sus obras más conocidas, citaremos: Luz desde el sueño, Profecía del recuerdo, Un montón de sombra y Ultima Thule. Fue traductor de Shelley, Rimbaud y Elliot, y nos dejó una importante obra crítica: Poesía y técnica poética, Claves de la literatura española....

El libro Arcángel de mi noche lo escribe entre 1939 y 1943 y se publica en 1944. Gaos logra manifestarse de forma personalísima. Y sus sonetos van a recoger lo que nunca dejó de atosigar al poeta, la sed de saber, la decepción, el asco final, el escepticismo. El soneto será para él luz y libertad. Luz que el poeta quiere alcanzar, que cree que alcanzan, y que no alcanzará.

Gaos dirá que vivir y morir “es lo mismo” y que vivir es “ir muriendo”. Y la muerte es la antesala de la nada, invisible fuego en torno al cual ganará la angustia del poeta: “Yo natural de la Nada , / habitante de la Nada, / destinado a la Nada, anónimo...”

El escepticismo de Gaos es igualmente escepticismo político y social. Aunque en alguna ocasión aluda al deseo de fraternidad: “cada día / me preocupo y me duele todo / lo que ocurre a mi alrededor”. Entre sus inquietudes está el amor , en el que llega a encontrar la única inmortalidad. Varios de sus sonetos recogen la relación amor/eternidad. Y no es raro que Gaos asocie amor con primavera: belleza de la mujer, belleza de la Naturaleza. La tierra es “madre primera”, como dirá “madre” a la luna. Y “madre” llamará también a la Memoria, como en uno de los poemas de Concierto en mí y en nosotros: “Sí, deja que te diga apasionado / mi azar por ti, luz mía y madre mía / memoria mía en mí, puro deseo / de ser memoria en otros”.

A los veintidós días de morir Gaos se imprime Ultima Thule en León. El libro obtiene el Premio Nacional de Literatura. No es la Ultima Thule su mejor libro. ¿Fue una especie de reparación por lo irreparable? Poeta que no se avino a ser manejado. Vicente Gaos no se pliega a las modas literarias, no desiste de su autenticidad. El tema de la autenticidad, tan existencial, se manifiesta con claridad en el poema “El artista adolescente” : “Fui con mis papeles. / Me lo rechazaron. / Me fui a otro lugar. / Me lo rechazaron...”

El poema último “De senectute”, de su último libro, significa el postrero vencimiento del poeta. De noche, en su habitación, hablándose a sí mismo, declara hallarse “en la última milla, en la primera, en la única milla”. Y aunque Gaos afirma que ha plantado un árbol, ha tenido un hijo y ha escrito un libro, el libro es siempre el mismo, “un solo verso interminable” . Al final, luces que se borran, palabras que se cayeron. Y silencio. “... Y quédate solo / con la ilusoria renta de tus muros, / luces borradas, palabras caídas”.

 


Volver a Publicar en Liceus ...



        
Universidad de Alcalá Confía learning confianza online