- El rincón del poeta
- Relatos breves
- Libros digitales
- Trabajos de investigación
 
 
Cultura en general (museos, exposiciones, patrimonio, etc...)
Enseñanza de español y didáctica de otras lenguas
Cooperación, igualdad, dependencia, desarrollo, etc.
Publicaciones e información sobre el mundo del libro.
 
 
Publicar en Liceus

Agenda: destacados

Festival Escena Contemporánea 2009.

Del 26 de enero al 22 de febrero de 2009
 

EXPOELEARNING 2009.

19 y 20 de marzo de 2009





Publicar en Liceus
Platón y La República

Una de las preocupaciones últimas de Platón, en La república o de lo justo, es la demostración de la inmortalidad del alma. No deduce de ello ningún premio ni castigo de ultratumba. Vicente Adelantado Soriano

 Ir al artículo...


  Guías culturales

RAMON LLULL: LA VOZ DEL PRIMER LIRICO DE LA LENGUA CATALANA


Francisco Arias Solís
aarias@arrakis.es

“Estuve casado, tuve hijos, fui rico, lascivo y mundano.
Todo lo dejé de buen grado para procurar el honor de Dios
y el bien público y exaltar la santa fe. Aprendí el árabe,
muchas veces salí a predicar a los sarracenos, fui detenido,
encarcelado y azotado por la fe.“
Ramón Llull

 

Según el filósofo mallorquín, Dios es amor y todos los seres tienen por vocación amar: el amor del hombre hacia Dios, hacia los demás, hacia Jesús, hacia María, hacia su propio cuerpo, hacia su conjunto, hacia los otros seres humanos, hacia la vida eterna; el amor de los ángeles, etc. La ética del amor universal es extendida por Llull al dominio temporal y social: según él, la política debe estar impregnada de espíritu evangélico. La idea de la unidad la informará; en este sentido, parece necesario el Imperio mundial para que reine la paz internacional.

Ramón Llull es la figura más grande del pensamiento ibérico medieval, tanto por la amplitud de su obra como por su personalidad fuera de serie y también por la extensión de su influencia, en su tiempo y a lo largo de los siglos. El conjunto de su obra es asombroso por su volumen, la variedad de los temas tratados y el dominio, cultura y profundidad de pensamiento que revelan. Aunque escribió algunos libros en árabe, no se conserva ninguno en este idioma, son numerosos, en cambio, los escritos en catalán (fue el primero en usarlo en filosofía) y en latín. Poeta y prosista, en lo primero se le considera como el primer lírico que escribió en catalán, si bien denota todavía la influencia provenzal.

Hijo de un senescal de Jaime I, Ramón Llull nació en 1232, en Palma de Mallorca, donde no tardó en convertirse en paje del rey, a quien siguió en todos sus viajes. Preceptor y más adelante mayordomo del Infante (el futuro Jaime II), se casó pronto con una noble y rica heredera, de la que tuvo dos hijos. Entregado al placer, no desdeñaba tampoco componer poemas en la hermosa lengua catalana, llevando una vida mundana y suntuosa. Pero, en 1262, la visión repetida , en pocos días de Cristo crucificado cambió de la noche a la mañana el curso de su vida.

Súbitamente arrepentido, Llull se convirtió a una vida consagrada por completo a la religión y, en particular, al apostolado de los infieles, árabes o judíos. Abandonando a su familia, peregrinó a Montserrat, Compostela y Rocamadour, realizando posteriormente serios estudios superiores en la misma Mallorca, encrucijada de las culturas orientales y occidentales.

En 1272, Llull se retiró al monte Randa (no lejos de Palma), donde recibió la iluminación divina , la cual le ordenó pasar a la acción y convertir a los infieles en masa; el militarismo iba a ser, en efecto, la nota dominante de su carácter y su vocación. En el Monasterio de la Real, pronto escribiría su primera obra Ars Magna. Después , en Montpellier, obtuvo de Jaime I subsidios para construir y dirigir en Miramar, en la isla de Mallorca, un colegio franciscano dedicado a la enseñanza del árabe.

De ahí en adelante, el trovador de Cristo recorrerá incansablemente el vasto mundo para combatir a favor de su ideal de unidad y de reforma moral de la cristiandad, así como de conversión de los musulmanes, e incluso del universo pagano; se le encuentra sucesivamente en Roma, París, Abisinia, Bolonia, Armenia, Nápoles, Pisa, Génova, Egipto, Siria, Malta, Palestina, Sicilia, Túnez y hasta con los tártaros. Discute sin cesar con los musulmanes, en ocasiones tolerado, en otras encarcelado, lapidado o expulsado... El Concilio de Viena en el Delfinado accedió a algunas de sus demandas al decidir la fundación de cátedras de lenguas orientales y la organización de nuevas misiones. Pero el fracaso de “Barbaflorida” (como Ramón Llull se denominaba a sí mismo) fue casi total al dirigirse a los papas Nicolás IV, Celestino V, Bonifacio VIII y ClementeV. Desalentado momentáneamente, el infatigable luchador expresó su decepción en los bellos poemas de Desconhort (1295). El ajuglaramiento de la forma de esta composición reaparecerá en otros poemas de Llull , como Cant de Ramon, Plant de Nostra Dona Santa María, etc. Ramón se recuperaría pronto y volvió con renovado ardor a la obra de evangelización, predicando y polemizando tenazmente. Fue también esta la época de sus grandes obras , el Libre del gentil et dels tres savis (1275), Felix o libre de meravelles (1288), el Blanquerna (1295) y el Arbre de filosofia d”amor (1298). Intentando convencer, una vez más, a los musulmanes de Bugia, en 1315, fue cruelmente lapidado por la multitud, muriendo en el barco que le llevaba a Mallorca. Enterrado en la iglesia de Sant Francesc de su ciudad natal fue objeto de un verdadero culto. Ingenuo y utópico, el doctor illuminatus fue al mismo tiempo un genio dialéctico totalmente auténtico: “alma de gigante con corazón de niño”, este “francotirador del pensamiento catalán” (siguiendo las palabras de Menéndez Pelayo) es la expresión más elevada del espíritu medieval.


Volver a Publicar en Liceus ...



        
Universidad de Alcalá Confía learning confianza online