- El rincón del poeta
- Relatos breves
- Libros digitales
- Trabajos de investigación
 
 
Cultura en general (museos, exposiciones, patrimonio, etc...)
Enseñanza de español y didáctica de otras lenguas
Cooperación, igualdad, dependencia, desarrollo, etc.
Publicaciones e información sobre el mundo del libro.
 
 
Publicar en Liceus

Agenda: destacados

Festival Escena Contemporánea 2009.

Del 26 de enero al 22 de febrero de 2009
 

EXPOELEARNING 2009.

19 y 20 de marzo de 2009





Publicar en Liceus
Platón y La República

Una de las preocupaciones últimas de Platón, en La república o de lo justo, es la demostración de la inmortalidad del alma. No deduce de ello ningún premio ni castigo de ultratumba. Vicente Adelantado Soriano

 Ir al artículo...


  Guías culturales

PEDRO FELIPE MONLAU: LA VOZ DEL FUNDADOR DE LA HIGIENE PUBLICA


Francisco Arias Solís
aarias@arrakis.es

 

 

Parece increíble lo que se ha abusado
(y está abusando) de la debilidad del sexo femenino
y de la impotencia muscular de la edad infantil.”
Pedro Felipe Monláu

 

El fundador e introductor de la Higiene pública en España es Pedro Felipe Monláu., personaje polifacético y de extraordinaria inquietud intelectual . Monláu superó los planteamientos claramente de la higiene pública como “policía médica”, deslindándola claramente de la medicina legal y definiéndola en sentido propio como el asesoramiento de la medicina a la administración pública; considera así que su función se limita a garantizar la seguridad, la libertad, la comodidad y la salud del ciudadano.

 

Pedro Felipe Monláu nace en Barcelona . Estudió medicina en su ciudad natal, licenciándose en dicha especialidad en 1831, pero más tarde se licenció en filosofía en la Universidad de Madrid, disciplina a la que dedicó atención importante, llegando a ocupar la cátedra de psicología y lógica en el Instituto de San Isidro, de Madrid, ciudad en la que residió hasta su muerte, ocurrida en 1871.

 

Como filósofo es autor de unos Elementos de Psicología, así como de un Curso de Psicología  y Lógica. Entre 1848 y 1857 Monláu desempeñó la cátedra citada, pero ya unos años antes había sido encargado de la cátedra de Higiene Pública en la Universidad de Madrid. En realidad, su ocupación como higienista de temas referentes  a la medicina preventiva había constituido su principal obsesión dentro de sus múltiples ocupaciones; como especialista en la materia formó parte del Consejo de Sanidad del Reino, trabajando en varias comisiones hasta llegar a consejero de número; también participó como delegado español en la I Conferencia Sanitaria Internacional, celebrada en París en 1851, así como en la II celebrada ocho años después. Monláu fue académico de la Real Academia Española y de la Real de Ciencias Morales y Políticas  y también fue Caballero de la Legión de Honor (Francia).

 

Monláu fue un autor muy prolífico, que se ocupó de temas muy variados, desde obra de creación literaria a estudios etimológicos o de investigación histórica, pero destaca aquí su producción higienista. “Las tres ediciones de sus Elementos de higiene pública –dice López Piñero- ofrecieron a los médicos españoles una síntesis rigurosa y al día de las disciplina, en unas décadas decisivas”.  En este aspecto son notables también sus libros: Higiene privada o arte de conservar la salud del individuo, Higiene del matrimonio, Higiene industrial... La línea marcada por estas publicaciones va a ser objeto de divulgación  y popularización en la revista El Monitor de la salud de las familias y de la salubridad de los pueblos (1858-1864), primera de las dedicadas en España a la educación sanitaria.

 

El punto de vista liberal de Monláu, muy influido por los higienistas  británicos, le hace despreciar la intervención del estado en tales asuntos, con las consiguientes limitaciones, a pesar del avance que tales planteamientos tenían con respecto al optimismo ilustrado de cincuenta años antes.

 

 


Volver a Publicar en Liceus ...




        
Universidad de Alcalá Confía learning confianza online