- El rincón del poeta
- Relatos breves
- Libros digitales
- Trabajos de investigación
 
 
Cultura en general (museos, exposiciones, patrimonio, etc...)
Enseñanza de español y didáctica de otras lenguas
Cooperación, igualdad, dependencia, desarrollo, etc.
Publicaciones e información sobre el mundo del libro.
 
 
Publicar en Liceus

Agenda: destacados

Festival Escena Contemporánea 2009.

Del 26 de enero al 22 de febrero de 2009
 

EXPOELEARNING 2009.

19 y 20 de marzo de 2009





Publicar en Liceus
Platón y La República

Una de las preocupaciones últimas de Platón, en La república o de lo justo, es la demostración de la inmortalidad del alma. No deduce de ello ningún premio ni castigo de ultratumba. Vicente Adelantado Soriano

 Ir al artículo...


  Guías culturales

FRANCISCO NIEVA: LA VOZ ORIGINAL DEL TEATRO ESPAÑOL CONTEMPORANEO


Francisco Arias Solís
aarias@arrakis.es

 

 

“España era negra y era romántica,
una joya negra, diría mejor.”
Francisco Nieva


 

Francisco Nieva está considerado como uno de los mejores exponentes del teatro español contemporáneo, ha sido escenógrafo, ensayista, director, adaptador de clásicos y autor dramático. Además de escenógrafo profundamente renovador  (y, como tal, de la mayor importancia en el teatro español de los últimos años), autor que continúa, con originalidad y personalidad acusadas, la herencia del surrealismo y del dadaísmo. Su quehacer dramático es de primer orden por su iniciativa y su lenguaje brillante, incisivo y barroco. Sus inicios literarios se relacionan con el postismo, junto a Carlos Edmundo de Ory  y Eduardo Chicharro. Su producción se desarrolla desde 1952, pero sólo comienza a estrenar a partir de 1975. El mismo califica su obra como “teatro furioso”, caracterizado por la ausencia de la linealidad lógica, la libertad escénica, los personajes carnavalescos  y el lenguaje de expresiva condensación. Otra forma de teatro es la que llama “teatro de farsa y calamidad”, que comprende sus primeras obras, dentro de la línea del surrealismo del postismo.

 

Francisco Morales Nieva nace en Valdepeñas, provincia de Ciudad Real, el 29 de septiembre de 1927. En 1931 su familia se traslada a Toledo, con motivo del nombramiento de  su padre como Gobernador Civil,  para regresar a Valdepeñas  cinco años más tarde. Finalizada la guerra civil la familia se refugia en una casita en Sierra Morena. En 1941  la familia pone fin a su  “exilio” y Nieva se traslada a Madrid. Cuatro años más tarde ingresa en la Academia de Bellas Artes para estudiar pintura y entra en contacto con el círculo del postismo. Entre 1948 y 1963 reside en París, donde recibe el premio Polignac por el conjunto de su obra. En  1954 se casa con Genevive Escande de la que se separa nueve años más tarde. Tras residir un año en Venecia regresa a Madrid en 1964, y, salvo largas estancias en Berlín y Roma, ha permanecido afincado en la capital de España. En 1970 es nombrado profesor de la Escuela Superior de Arte Dramático y de la Escuela de Bellas Artes de San Fernando. Nieva  ha  recibido los siguientes premios: Premio Mayte de Teatro (1977), Premio Nacional de Teatro (1980 y 1992), Premio de la Crítica (1983), Premio Mariano de Cavia  (1983, por sus colaboraciones en la prensa) y Premio Príncipe de Asturias (1992). En 1993  se le otorga la Medalla de Oro de la Comunidad de Castilla la Mancha y, en 1997,  la Medalla de Oro de Bellas Artes. Desde 1986 es miembro de la Real Academia Española.

 

Como director estuvo vinculado a la vanguardia europea y puso en escena Pigmalión (1963), Después de la caída (1964), Marat Sade (1968), entre piezas ajenas. En lo que él llama “teatro de farsa  y calamidad”, en la primera clasificación de su teatro, destacan las siguientes obras:  Malditas sean Coronoda y su hija (1952), Tórtolas, crepúsculo ... y telón (1953, estrenada en 1972), La señora Tártara (1980), y en el “teatro furioso”, La carroza de plomo candente (1976),  El combate de Ópalos y Tasia  (1976), Coronada y el toro (1982) y la opereta Corazón de arpía (1989). Su producción teatral se halla reunida en dos volúmenes de su Teatro completo (1991). Entre las obras  estrenadas posteriormente señalaremos: Los españoles bajo tierra  (1992) – “la más optimista de mis piezas”-, Manuscrito encontrado en Zaragoza (1992),  Centón de teatro (1997), y en 1999 dio a conocer dos piezas menores bajo el título De frailes y monstruos. En 1994 publica sus dos primeras novelas El viaje a Pantaélica y Granada de las mil noches y, posteriormente, La llama vestida de negro (1995),  Oceánida (1996), Carne de murciélago (1998) y La mutación del primo mentiroso (2004), que ha sido galardonada con el I Premio de Novela Ducado de Loeches.  Y como dijo nuestro autor: “Los románticos son seres que mueren de deseos de vida”.

 

 


Volver a Publicar en Liceus ...




        
Universidad de Alcalá Confía learning confianza online