- El rincón del poeta
- Relatos breves
- Libros digitales
- Trabajos de investigación
 
 
Cultura en general (museos, exposiciones, patrimonio, etc...)
Enseñanza de español y didáctica de otras lenguas
Cooperación, igualdad, dependencia, desarrollo, etc.
Publicaciones e información sobre el mundo del libro.
 
 
Publicar en Liceus

Agenda: destacados

Festival Escena Contemporánea 2009.

Del 26 de enero al 22 de febrero de 2009
 

EXPOELEARNING 2009.

19 y 20 de marzo de 2009





Publicar en Liceus
Platón y La República

Una de las preocupaciones últimas de Platón, en La república o de lo justo, es la demostración de la inmortalidad del alma. No deduce de ello ningún premio ni castigo de ultratumba. Vicente Adelantado Soriano

 Ir al artículo...


  Guías culturales

LAURO OLMO GALLEGO: LA VOZ PROTOTIPICA DEL REALISMO SOCIAL


Francisco Arias Solís
aarias@arrakis.es

 

 

“Y ahora apoyad tranquilos la cabeza,
cada cual en su almohada,
ha llegado el instante de contaros
las historias que sé.
Todas son hombres.
¡Un hombre es un poema
acabe como acabe!”
Lauro Olmo


 

Lauro Olmo es el autor prototipo del realismo social y uno de los miembros de la llamada indebidamente “generación realista”, acude al teatro después de haber cultivado otro géneros –novela, poesía, cuento- y conoce un primer estreno fulminante que no pudo superar: La camisa (1962), drama social y popular o, mejor aún, drama  proletario, donde se nos ofrece un testimonio de la emigración obrera en esta época. Los protagonistas, la pareja Lola y Juan, resumen con su “vivir provisionalmente”, las injustas condiciones sociales, que sufría el pueblo español, y a la vez, y por lo mismo, una consecuente actitud de rebeldía. Ambientes, personajes, diálogos: todo en La camisa tiene el indiscutible valor de ser verdadero. La camisa es uno de los grandes éxitos del teatro español contemporáneo, considerada en su época como la mejor obra de teatro social –alcanzó un éxito rotundo y obtuvo el Premio Nacional de Teatro, el Valle-Inclán y Álvarez Quintero, de la Real Academia Española-. Un año después de su estreno, La camisa fue traducida y estrenada en Inglaterra, Suiza, Brasil y Francia. Posteriormente lo ha hecho en Alemania (1964), Argentina (1964), Holanda (1966), otra vez Francia (1970), Suecia (1972), Bélgica (1975)... hasta llegar a ser pieza fundamental de repertorio de los principales teatros europeos.

 

La censura franquista se ensañó especialmente con las obras de Lauro Olmo, quien  llegó a decir en 1974, que la historia del teatro español contemporáneo era “la historia de una gran dificultad”. Los miembros de la Junta de Censura de Obras Teatrales y sus superiores en el Ministerio de Información y Turismo prohibirían su obra teatral La condecoración. Un censor de la Junta de Censura, se mostraba así de radical: “Si esta obra se autoriza y llega al conocimiento de algunas organizaciones de ex combatientes, no me extrañaría que alguien fuera al teatro y lo arrasara; el Sr. Olmo no se merecería otra cosa, por parcial y mal intencionado”. Cada vez más desengañado por el teatro, o de la valoración que se hizo de su teatro, Lauro Olmo, en 1990,  nos muestra su perplejidad: “No tiene explicación el que hoy precisamente hoy, un autor de mis características pueda sentirse marginado”.

 

Lauro Olmo Gallego nace en O Barco de Valdeorras, provincia de Ourense, el 9 de noviembre de 1922. A los ocho años se trasladó a Madrid, marchándose en plena guerra civil. Regresa en 1939, dejando los estudios y entrando a trabajar en un taller de bicicletas. En 1945 regresa, por motivos de salud, a su pueblo natal y dos años más tarde vuelve a Madrid, donde se integra en grupos literarios como “Juglaría”. Totalmente autodidacta se introduce en el mundo de la literatura a través de su afición a la lectura. Desde 1948 es socio del Ateneo de Madrid, del que llega a ser su vicepresidente. En 1954 se casa con la autora teatral Pilar Enciso, con quien dirige, en 1973, la Compañía Popular de Teatro Infantil. Lauro Olmo muere en Madrid el 19 de junio de 1994, a consecuencia de un cáncer.

 

La labor literaria de Olmo se inicia con una serie de relatos breves -Doce cuentos y uno más, La peseta del hermano, Golfos de bien...-, algunos de los cuales pese a contar con el Premio Leopoldo Alas,  son prohibidos por la censura. En 1958 publica Ayer, 27 de octubre, novela finalista del premio Nadal y, en 1963, El gran sapo, novela que obtuvo el premio Elisenda de Moncada en el mismo año. Aunque ninguna obra teatral de Olmo alcanzó la trascendencia de La Camisa, entre los estrenos posteriores destacan: La pechuga de la sardina (1963), El cuerpo (1966), English Spoken (1968), Cronicón del Medioevo (estrenada en teatro independiente, en 1974), Mare Nostrum (1982) y Pablo Iglesias (1984), biografía más narrativa que dramática, del fundador del Partido Socialista Obrero Español. Pero es en El Cuarto Poder, publicada parcialmente en 1970, donde el autor iguala los méritos de La Camisa, si bien dando un giro imprevisto en un orden formal. El Cuarto Poder consiste en una colección de piezas en un acto unidas por un solo tema: la prensa de nuestros días. Tales piezas son: La noticia, de corte épico-brechtiano;  La niña y el pelele, a la manera del teatro de marionetas, de Valle-Inclán o Lorca, Ceros a la izquierda, De cómo el hombre tiró de la manta y Nuevo Retablo de las maravillas y olé. Lauro Olmo es también autor, con  Pilar Enciso, de varias piezas de teatro infantil, entre las que destacan, El león engañado, El león enamorado, El raterillo  y Asamblea general. Sin embargo, el primer libro de Lauro Olmo, fue uno de poemas, titulado Del aire y también cerró su ciclo literario con otro poemario, En  el tiempo, selección de poemas íntimos, solidarios, de intensa expresividad lírica. Lauro del Olmo nos dejó un mensaje para aquietarnos el espíritu: “Basta ya , sosegaos / se halla ante nosotros / la unánime amapola del crepúsculo...”

 


Volver a Publicar en Liceus ...




        
Universidad de Alcalá Confía learning confianza online