- El rincón del poeta
- Relatos breves
- Libros digitales
- Trabajos de investigación
 
 
Cultura en general (museos, exposiciones, patrimonio, etc...)
Enseñanza de español y didáctica de otras lenguas
Cooperación, igualdad, dependencia, desarrollo, etc.
Publicaciones e información sobre el mundo del libro.
 
 
Publicar en Liceus

Agenda: destacados

Festival Escena Contemporánea 2009.

Del 26 de enero al 22 de febrero de 2009
 

EXPOELEARNING 2009.

19 y 20 de marzo de 2009





Publicar en Liceus
Platón y La República

Una de las preocupaciones últimas de Platón, en La república o de lo justo, es la demostración de la inmortalidad del alma. No deduce de ello ningún premio ni castigo de ultratumba. Vicente Adelantado Soriano

 Ir al artículo...


  Guías culturales

MARIA ROSA GALVEZ DE CABRERA: LA VOZ DE LA DRAMATURGA ILUSTRADA


Francisco Arias Solís
aarias@arrakis.es

“Allí mi sexo; la nobleza

de la corte española

a su Reina benéfica imitando,

la gloria de hacer bien disfruta sola;

la inocencia a su vista está implorando

en su favor la bendición del cielo

por su prosperidad y su consuelo.”
María Rosa Gálvez de Cabrera

 

La malagueña María Rosa Gálvez de Cabrera está considerada en la actualidad como una de las primeras mujeres feministas del mundo hispánico, no obstante, con esta dramaturga ilustrada ha sucedido  algo análogo a lo ocurrido  con la “Hija del Sol”: su  obra ha quedado relegada a segundo plano tras lo novelesco de su existencia. Pero aquí lo fantástico empieza en la cuna pues no se ha sabido con certeza si María Rosa era o no hija de quienes la adoptaron por tal . Más tarde, la estampa de su vida aparece con tonos licenciosos, para representar convenientemente la escena: Godoy, el ·”Príncipe de la Paz”, favorito de la Reina María Luisa de Parma, saboreando a un tiempo su jícara de chocolate y el soneto libertino que le leía su culta y nada gazmoña amiga. Según los contemporáneos, la escena se repetía diariamente, con lo cual los sonetos tendrían que  ser muchos.

 

Pero, no obstante las malas lenguas, era opinión general que la gloria literaria de Gálvez radicaba en sus obras dramáticas. Tampoco éstas adolecían de pusilánimes en la expresión, y su excesiva licencia fue causa  de que algunas, como la tragedia en cinco actos Ali-Bek (1801), fueran acerbamente censuradas, por su crudeza;  o no pudieran representarse como La familia a la moda, prohibida por “inmoral y ser escuela de la corrupción y el libertinaje”, cuando ya tenían repartidos sus papeles los cómicos del Coliseo de los Caños del Peral. El desenfado de la amiga de Godoy es harto probado para que intentemos enmendarlo con la excusa de la mojigatería de los censores de su tiempo; pero el hecho es que ésta llegaba en ocasiones a las lindes del ridículo.

 

María Rosa Gálvez de Cabrera nace en Málaga en 1768, siendo sus padres adoptivos el coronel Antonio Gálvez y su esposa  María Ana Ramírez de Velasco, una de las familias más ilustres de Macharaviaya, pueblo malagueño. Se casa en Málaga con el capitán y diplomático  José Cabrera y Ramírez, con quien se traslada a Madrid, quizás antes de 1790. Gálvez entra plenamente en la vida social de la corte, donde conoce a varios personajes claves de la época, tales como Gaspar Melchor de Jovellanos, Manuel José Quintana  y Manuel Godoy. Su amistad con el Príncipe de la Paz le ocasionó grandes  disgustos con su marido, a causa de los celos, hasta el punto que llegaron a divorciarse. María Rosa Gálvez muere en Madrid,  de una enfermedad desconocida y en apuros económicos, en 1806, a los 38 años de edad.

 

La dramaturga malagueña se hizo famosa  en el teatro dieciochesco dominado por los hombres. Escribió 17 obras para el teatro, seis tragedias, tres comedias, cuatro obras breves, una zarzuela y tres traducciones. Sus obras se representaron en los teatros principales de la época, como el Príncipe y los Caños del Peral, y con los actores más famosos de aquel tiempo. Sus obras dramáticas principales, aparte  las citadas, son La delirante, El egoísta, Los figurones literarios, Florinda, Blanca de Rossi, Safo,  Zinda, Amnon, Las esclavas amazonas y Un loco hace ciento. Sus poemas aparecen recogido en el volumen titulado Obras poéticas (1804). Colaboró en varias publicaciones Variedades de Ciencia, Literatura y Artes y en La Minerva o El Revisor General.

 

La malagueña ilustrada desarrolla en su teatro   una amplia temática, ataca los abusos de la esclavitud, apoya la reforma del teatro neoclásico español, se opone a los padres que intentan casar a sus hijas con los candidatos de su preferencia sin contar con los deseos de los cónyuges, señala el peligro de la rebeldía y la necesidad del control de las pasiones, además de tratar otros temas que demuestran la  “autoconciencia femenina” de la dramaturga ilustrada, tales como, la violación, la amistad femenina, la parte positiva de la sociedad matriarcal, la locura femenina, el suicidio femenino, la necesidad de apoyar a la viuda, la opción para la esposa de separarse del marido incumplidor de sus responsabilidades familiares, el aspecto positivo del amor libre,  el derecho a escoger marido... Pero además de temas que encarnan los preceptos de la Ilustración,  la malagueña María Rosa Gálvez empieza a desarrollar los temas favoritos (el amor imposible, el destino hostil, el suicidio por una amor fracasado, cierta preferencia por el argumento histórico) del teatro romántico, que llegará a España casi treinta años después de su muerte. Por todo ello, María Rosa Gálvez puede considerarse como una de las figuras de transición del teatro clásico al romántico y es, sin duda, con  Gertrudis Gómez de Avellaneda, la figura femenina más destacada en el arte dramático del siglo XIX español. Y como dijo la malagueña ilustrada, a la que se pretende rescatar de su   secular olvido: “Almas sensibles, escuchad mi canto. / Para vosotras mi olvidada lira / vuelve a sonar no más, bañada en llanto, / en llanto de ternura...”


Volver a Publicar en Liceus ...



        
Universidad de Alcalá Confía learning confianza online