- El rincón del poeta
- Relatos breves
- Libros digitales
- Trabajos de investigación
 
 
Cultura en general (museos, exposiciones, patrimonio, etc...)
Enseñanza de español y didáctica de otras lenguas
Cooperación, igualdad, dependencia, desarrollo, etc.
Publicaciones e información sobre el mundo del libro.
 
 
Publicar en Liceus

Agenda: destacados

Festival Escena Contemporánea 2009.

Del 26 de enero al 22 de febrero de 2009
 

EXPOELEARNING 2009.

19 y 20 de marzo de 2009






Publicar en Liceus
Platón y La República

Una de las preocupaciones últimas de Platón, en La república o de lo justo, es la demostración de la inmortalidad del alma. No deduce de ello ningún premio ni castigo de ultratumba. Vicente Adelantado Soriano

 Ir al artículo...


  Guías culturales

ANGEL AMOR RUIBAL: LA VOZ DE UN FILOSOFO SOLITARIO


Francisco Arias Solís
aarias@arrakis.es

MAS CARLYLE: LA VOZ DE LA LITERATURA ESTI“No se puede escribir
con las manos enguantadas.”
Angel Amor Ruibal


En vida de Unamuno y Ortega, un filósofo solitario hacía oír, desde el fondo de su lejana Galicia, una voz nueva a la que sólo se prestaría atención después de su muerte, pero que ha demostrado encontrarse entre las más interesantes de su época; es la voz de un precursor del pensamiento lingüístico y de un instaurador de una metafísica ontológica no escolástica e inclasificable.

Angel Amor Ruibal nace San Verísimo do Barro, provincia de Pontevedra, el 11 de marzo de 1869. Hijo de una familia rural acomodada fue educado en el seminario de Santiago de Compostela y obtuvo siendo muy joven, un premio de la Sociedad Oriental Germánica de Berlín en un concurso de gramática siriocaldea. Siendo sacerdote se fue a estudiar a la Universidad Gregoriana de Roma; después fue nombrado profesor de teología fundamental en Santiago de Compostela. En 1899, accedió a la cátedra de derecho canónico, que conservó hasta su muerte accidental, ocurrida en Santiago de Compostela, el 4 de noviembre de 1930. Canónigo de la basílica de Santiago, vivía en un universo de libros y rechazó el episcopado con estas palabras: “No se puede escribir con las manos enguantadas”. Apartado del ruido mundano y ajeno a la generación del 98 a la que pertenecía, fue un sabio erudito e irónico, soberanamente independiente. Tenía un amplio conocimiento de idiomas tanto de lenguas bíblicas y antiguas, como griego, latín, árabe, hebreo,, sánscrito, siríaco, persa y copto; como modernas, español, gallego, italiano, francés, inglés y alemán. Fue miembro de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas académico de honor de la Real Academia Gallega. A despecho de su inmensa correspondencia cotidiana y de sus actividades en el seno de diversas academias, era sólo conocido en su provincia. Pero, después de seis decenios, su renombre creció de manera notable; en 1969 la Sociedad Española de Filosofía le consagró toda una semana en Compostela; se han escrito libros y artículos sobre él. Se ha visto en su persona a un profeta del estructuralismo, que supo abrir el cristianismo a todas las corrientes nuevas, rompiendo con la más rígida escolástica.

Entusiasta aficionado a la lingüística, Ámor Ruibal se dio a conocer en primer lugar como filólogo. En 1900 tradujo los Principios generales de la lingüística indoeuropea de Régnaud y les añadió una introducción extensa y muy personal, que magnífica la ciencia de las lenguas. En 1904 publica Los problemas fundamentales de la filología comparada (1904-1905) , donde, intenta una reorganización general de los estudios filológicos.

No obstante, el mensaje más original del canónigo de Compostela no se encuentra en su obra de filólogo, sino en su sistema filosófico, de proporciones imponentes, que según sus deseos debía romper con la tradición. Los once tomos de Problemas fundamentales de la filosofía y el dogma (1914-1917) constituyen una verdadera filosofía religiosa, a la que hay que añadir aún copiosos trabajos inéditos.

Como canonista, publica en 1908 su obra Esponsales y matrimonio, en la que elabora un todo orgánico, sistematizado según sus principios teológicos y filosóficos y consiguiendo la compenetración entre Derecho penal, eclesiástico y civil.

La mayoría de los comentaristas subrayan la vehemencia con la que Amor Ruibal se muestra antiescolástico; su mérito es justamente haber limpiado el mensaje cristiano de su ganga heterogénea y quizá caduca, en cualquier caso haberlo aligerado de todo lo que era para él un peso pesado, para abrirlo generosamente a todas las aportaciones de la filosofía contemporánea: estructuralismo, evolucionismo, pensamiento dialéctico (hegeliano o marxista), relativismo, etc. Se trata de una meta llamada a nuevas formulaciones de los dogmas y también de la antropología o de la cosmología. Anticipa muchas de las conquistas de Teilhard de Chardin, aunque es contrario al inmanentismo y partidario resuelto de la ontología espiritualista y dualista; algunos lo han comparado a Whitehead, otros a Nicolai Hartmann, Con toda su ciencia exegética, filosófica, apologética, canónica y biológica parece haber intentado liberar el pensamiento católico español de su sometimiento a los antiguos modelos doctrinales.

 


Volver a Publicar en Liceus ...



        
Universidad de Alcalá Confía learning confianza online