- El rincón del poeta
- Relatos breves
- Libros digitales
- Trabajos de investigación
 
 
Cultura en general (museos, exposiciones, patrimonio, etc...)
Enseñanza de español y didáctica de otras lenguas
Cooperación, igualdad, dependencia, desarrollo, etc.
Publicaciones e información sobre el mundo del libro.
 
 
Publicar en Liceus

Agenda: destacados

Festival Escena Contemporánea 2009.

Del 26 de enero al 22 de febrero de 2009
 

EXPOELEARNING 2009.

19 y 20 de marzo de 2009





Publicar en Liceus
Platón y La República

Una de las preocupaciones últimas de Platón, en La república o de lo justo, es la demostración de la inmortalidad del alma. No deduce de ello ningún premio ni castigo de ultratumba. Vicente Adelantado Soriano

 Ir al artículo...


  Guías culturales

ALFONSO SASTRE: LA VOZ CENSURADA


Francisco Arias Solís
aarias@arrakis.es

 

 

“Escribí La Mordaza en un momento en que todo
lo que había escrito hasta entonces estaba prohibido (...)
Traté de hacer una protesta cauta: un drama
de apariencia rural y mensaje subterráneo.
Trataría de decir: “Vivimos amordazados.
No somos felices. Este silencio nos agobia.
Todo esto puede apuntar a un futuro sangriento. “
Alfonso Sastre.

 

Alfonso Sastre pertenece a la generación que no hizo la guerra y que se formó, intelectualmente,  en la difícil España de los cuarenta. Sastre conoce su primer estreno con el grupo experimental “Arte Nuevo”, en 1946: Ha sonado la muerte, pieza en un acto, escrita en colaboración con Medardo Fraile. La revelación de Sastre como autor dramático –y además, como el autor dramático de esa nueva generación- se produce con el estreno de Escuadra hacia la muerte, por el TPU (Teatro Popular Universitario) de Madrid, en 1953; estreno que, como los de Historia de una escalera de Buero Vallejo y Tres sombreros de copa de Mihura, marca un hito en el desarrollo del teatro español de este periodo. Partidario desde sus primeras obras del compromiso existencial y social, y luchador incansable contra el teatro burgués, sus obras irán evolucionando hacia piezas de ideología revolucionaria.  Víctima propiciatoria de la censura y el desinterés de los empresarios, en la época del teatro de evasión,  en raras ocasiones el teatro de Sastre ha subido a los escenarios comerciales.

 

Alfonso Sastre nace en Madrid el 20 de febrero de 1926. Hijo de una típica  familia burguesa es educado en el temor de Dios y en la religión católica. Hace sus primeros estudios en la escuela parroquial “Nuestra Señora de los Ángeles” y los secundarios en el Instituto Cardenal Cisneros de Madrid. La experiencia personal y directa del hambre y los bombardeos de la guerra civil es reflejada en sus poesías, que comienza a escribir cuando tenía sólo diez años. A los quince días abandona la carrera de ingeniero aeronáutico e intenta entrar en Aduanas, fracasando de nuevo. En 1947 cursa el primer año de la Facultad de Filosofía y Letras de Madrid donde funda, con otros estudiantes,  la revista Raíz. Al año siguiente comienza a colaborar  en la revista La Hora y funda el grupo teatral “La vaca floja”. En septiembre de 1950 redacta con José María del Quinto el Manifiesto del TAS (Teatro de Agitación Social) publicado en la revista La Hora. En 1953 se matricula en el último curso de la Facultad de Filosofía y Letras de Filosofía de Murcia y conoce a Eva Forest Tarrat, licenciada en medicina y especialista en psiquiatría, que será su esposa y compañera de lucha. Comienza a colaborar en Correo Literario, Cuadernos Hispanoamericanos y en Guía. En 1954 escribe La mordaza, que puede considerarse como la revuelta contra la censura. En 1957 se le retira el pasaporte y durante cuatro años estará en libertad provisional. En 1961 por haber escrito un documento a favor de la amnistía  de los presos políticos sufre una breve reclusión. En 1962 se inscribe en el Partido Comunista de España. Se detiene a su esposa por haber participado en una manifestación, y rechazando la libertad bajo fianza, permanece en la cárcel junto con su  hija Eva  recién nacida.  En 1966 por haber participado Sastre en la “Jornada nacional contra la represión”, acto celebrado en la Universidad de Madrid, se la sanciona con una multa y se le interna en la prisión de Carabanchel al no  pagarla. En 1968 se le encarcela por su participación en asambleas universitarias. En 1972 se le vuelve a retirar el pasaporte. En 1974 se le encarcela bajo la acusación de terrorismo. En todo el mundo se alzan voces de protesta. El 10 de junio de 1975 se le deja en libertad previo pago de una fianza. En su expediente ya no figura la acusación de terrorismo, quedando solo el delito de asociación ilícita. El 4 de febrero de 1977 mientras presenta un libro de su mujer, la policía francesa lo detiene y le acompaña a la frontera donde le entrega a las autoridades españolas. En septiembre del mismo año el Juzgado Militar de Madrid le procesa por un supuesto delito de injurias y ofensas a las Fuerzas Armadas que estarían contenidas en una carta que publicó en el diario El País el día 12 de abril en la sección de “Cartas al director”. Sastre queda en libertad provisional con obligación de residir en Madrid. El 12 de enero de 1978 con ocasión del encarcelamiento del actor Albert Boadella denuncia el hecho de que muchos luchadores antifascistas continúan en las cárceles del Estado español... Entre los numerosos premios otorgados a Sastre señalaremos los siguientes: Premio Nacional de Teatro, Premio Euskadi de Literatura, Premio Nacional de Literatura, Premio de Honor de la S. G. A. E.  y Premio Quijote de las Letras Españolas

 

En el aspecto formal siempre guió a Sastre una gran voluntad de renovación del teatro español  acorde con las corrientes europeas. Así, en su primera época se mueve en la corriente existencial, logrando a veces una gran hondura. Tal es el caso de su obra más conocida entonces Escuadra hacia la muerte (1953) y de Uranio 235 (1946), Cargamento de sueños (1948), Prólogo patético (1950) o  El cubo de basura (1951). Posteriormente Sastre toma conciencia política y su teatro se viste de un realismo testimonial acorde con su ideología; es la época de El pan de todos (1953), La mordaza (1954), Tierra roja (1954), Ana Kleiber (1955), Muerte en el barrio (1955), Guillermo Tell tiene los ojos tristes (1955),  En la red (1959) o La cornada (1960). Posteriormente, aplica la forma teatral heredada de Bertold Brecht en obras como La sangre y la ceniza (1965), sobre Miguel Servet, acaso su mejor obra, El banquete (1965), La taberna fantástica (1965), Crónicas romanas (1968), Askatasuna (1971), El camarada oscuro (1972) o Ahola es de leil (1974). Finalmente, citaremos de sus últimas obras, Tragedia fantástica de la gitana Celestina (1978), Los hombres y sus sombras (1983),  El viaje infinito de Sancho Panza (1984), La columna infame (1986),  Teoría de las catástrofes (1993), Lluvia de ángeles sobre París (1994), Alfonso Sastre se suicida (1997) y Drama titulado No (2001). Aparte, ha publicado los ensayos Drama y sociedad (1956), Anatomía del realismo (1965), Revolución y crítica de la cultura (1965), Crítica de la imaginación (1979),  El drama y su lenguaje I y II (2000-2001), Los intelectuales y la utopía (2002), Manifiesto contra el pensamiento débil (2003) y Cuatro dramas en la brecha (2003), así como las obras narrativas Las noches lúgubres (1964), Flores rojas para Miguel Servet (1967),  El lugar del crimen  (1982) e Historia de California (1996). Es autor también de poemas y ha trabajado como guionista de cine.

 

Aquella parte del público que se preocupa por el futuro agradece a Sastre la toma de conciencia a la que obligan sus obras. Y como dijo, desde la cárcel,  nuestro autor : “Mirando al exterior, oh prisión mía, / oigo risas que llegan a mis huesos: / hay quien se piensa libre todavía”.

 


Volver a Publicar en Liceus ...




        
Universidad de Alcalá Confía learning confianza online