- El rincón del poeta
- Relatos breves
- Libros digitales
- Trabajos de investigación
 
 
Cultura en general (museos, exposiciones, patrimonio, etc...)
Enseñanza de español y didáctica de otras lenguas
Cooperación, igualdad, dependencia, desarrollo, etc.
Publicaciones e información sobre el mundo del libro.
 
 
Publicar en Liceus

Agenda: destacados

Festival Escena Contemporánea 2009.

Del 26 de enero al 22 de febrero de 2009
 

EXPOELEARNING 2009.

19 y 20 de marzo de 2009






Publicar en Liceus
Platón y La República

Una de las preocupaciones últimas de Platón, en La república o de lo justo, es la demostración de la inmortalidad del alma. No deduce de ello ningún premio ni castigo de ultratumba. Vicente Adelantado Soriano

 Ir al artículo...


  Guías culturales

LA DEPRESIÓN EN LA VEJEZ

Francisco Arias Solís
aarias@arrakis.es

“¡Qué poco me va quedando
de lo poco que tenía!
Todo se me va acabando
Menos la melancolía.”
José Bergamín

 

En los últimos años se ha puesto de manifiesto un notable interés sobre las patologías propias del envejecimiento y las patologías que se van asociando a la senectud. Son muchas las causas de este interés: el mayor envejecimiento de la población y por tanto una cierta invasión de la cronicidad en la sociedad, predominio de enfermedades en edades no demasiado avanzadas a las cuales, la medicina no ha encontrado remedio.

La depresión es con toda seguridad uno de los trastornos más frecuentes del envejecimiento. El porcentaje de depresiones aumenta de un 5% en los jóvenes a un 30% en las personas mayores de 65 años. El proceso de envejecimiento plantea serias complicaciones si además se añaden los problemas derivados de una depresión. La pérdida de la ilusión de vivir, la ausencia de esperanzas y objetivos de superación, la pérdida de puntos de referencia y el olvido de afán de lucha son las características psíquicas de este trastorno. Los síntomas que aparecen son: melancolía, falta de autonomía, tristeza, ansiedad, insomnio, dificultad para levantarse...

A la situación de envejecimiento hay que añadir las alteraciones derivadas de las rupturas afectivas (amigos que desaparecen, soledad familiar... ) y la consecuencia inmediata es que el anciano permanece en una oscuridad emocional que le hace mucho más vulnerable a los trastornos físicos.

Para el estudio del envejecimiento de la población se han utilizado avances científicos en el campo de la medicina, la sociología y la psicología. Las técnicas psicológicas han permitido establecer que el tratamiento farmacológico debe ser completado lo antes posible con una terapia psicológica.

Las estadísticas de los centros especializados demuestran que las personas mayores de 65 años que se sienten deprimidas experimentan una enorme mejoría después de ser tratadas por un psicólogo. Mediante este tratamiento mejoran notablemente la relación y comunicación con su entorno, se evitan la dependencia de los psicofármacos, disminuye su ansiedad y se evita su despersonalización.

Los efectos del agotamiento con sus consecuencias en la actividad, tanto mental como física pueden producirse también por una fuerte impresión psíquica, debida por ejemplo, a la pérdida de una persona querida, de la integridad física (amputación), de un desastre económico... La característica básica de esta depresión es siempre la pérdida. Se ha perdido algo y no se quiere o no se puede acostumbrar a vivir sin ello. Este caso es algo más complejo ya que si no se puede restituir la pérdida fácilmente deberá seguirse un tratamiento psicoterapéutico que trate el duelo no resuelto o sea que le permita aceptar la pérdida irreparable lo antes posible.

 


Volver a Publicar en Liceus ...



        
Universidad de Alcalá Confía learning confianza online