- El rincón del poeta
- Relatos breves
- Libros digitales
- Trabajos de investigación
 
 
Cultura en general (museos, exposiciones, patrimonio, etc...)
Enseñanza de español y didáctica de otras lenguas
Cooperación, igualdad, dependencia, desarrollo, etc.
Publicaciones e información sobre el mundo del libro.
 
 
Publicar en Liceus







  Guías culturales

LA VOZ DEL PADRE DE LA PATRIA ANDALUZA


Francisco Arias Solís
aarias@arrakis.es

 

 

“Yo tengo clavada en la conciencia, desde mi infancia,
la visión sombría del jornalero. Yo le he visto pasear
su hambre por las calles del pueblo, confundiendo su agonía
con la agonía triste de las tardes invernales”.
Blas Infante.

 

 

 

 

La vida y la obra de Blas Infante se encuentran íntimamente ligadas a la génesis y desarrollo del andalucismo bajo presupuestos que aún hoy tienen vigencia. Para Blas Infante, la autonomía andaluza tiene que responder a las necesidades del pueblo andaluz en el orden político, en el cultural y en el económico. De momento el pueblo andaluz ha conquistado el reconocimiento del derecho a disponer de esa herramienta que es la autonomía privilegiada que recoge nuestra Constitución.

Blas Infante Pérez nació en Casares, provincia de Málaga, el 5 de julio de 1885. De 1896 a 1900, es alumno interno en el colegio de los Escolapios de Archidona. Pero a sus quince años ha de interrumpir sus estudios y ha de trabajar como auxiliar en el Juzgado de su pueblo. Hasta, 1904 no puede proseguir sus estudios. El esfuerzo de sus padres -pequeños labradores- por los dos hijos, les dejará definitivamente empobrecidos.

Blas Infante estudia en Granada en dos durísimos intensivos cursos toda la carrera de Derecho y algo de Filosofía. Con veinticuatro años es notario Desde 1910, ejerce de notario en Cantillana. Viajando del campo a Sevilla asiste a los brotes andalucistas en su Ateneo. Presenta una Memoria al Ateneo sevillano, que es su primer libro. El máximo georgista español, Antonio Albendín, ingeniero agrónomo, llega a Cantillana interesando a Infante en esta doctrina. Con ocasión del Congreso Internacional Georgista (Ronda, 1913) el mentor de la Patria Andaluza busca su primera síntesis socioeconómica y dirá: “Ha llegado la hora en que el hombre se emancipe del yugo del hombre”.

La publicación de El Ideal Andaluz provoca un enfrentamiento con Albendín. En 1913 Francesc Cambó, líder de la Lliga catalana, representante de uno de los nacionalismos del Norte, visita el Ateneo sevillano. De él vendrá una propuesta de alianza que reportaría apoyo económico. Infante tuvo en sus manos la solución para las arcas vacías de los Centros Andaluces cuando Cambó volvió de nuevo en 1917. En junio de 1916, Infante con otros colaboradores de Bética, fundan la revista Andalucía, que es el órgano de los Centros Andaluces. La Asamblea de las provincias andaluzas en Ronda, celebrada en 1917, asume la reclamación de Infante a favor de la autonomía “de la Patria Andaluza”, ante la Sociedad de Naciones, y determina “la bandera nacional de Andalucía, su himno, y su escudo”. La letra del himno incorpora el binomio “Tierra y Libertad”, nombre del más representativo lema y periódico anarquista leído en los pueblos andaluces.

“Andaluces. levantaos -pedid tierra y libertad-” es una tremenda e inusual frase en los himnos de este tipo. En el escudo, herencia ajustable a heráldica pero sin castillo alguno ni más leones que los gaditanos, campea el lema: “Andalucía por sí, para España y la Humanidad”.

En noviembre, el patriota andaluz grita por primera vez la aspiración del pueblo andaluz: “¡Andalucía libre!”, que, será “¡Viva Andalucía libre!” en Córdoba, a los tres meses.

El 19 de febrero de 1919 Blas Infante contrae matrimonio con Angustias García Paria, rica heredera de Peñaflor. El nuevo matrimonio fija su residencia en Sevilla. En 1920, escribe el drama: Motamid, último rey de Sevilla, y otra obra menor Cuentos de animales. De 1929 a 1931 redacta Orígenes de lo flamenco y secreto del cante jondo. La última operación de Infante y los suyos será la acción hacia el Estatuto de Autonomía Andaluz. Las Juntas Liberalistas, al mes, de proclamada la República, piden a la Diputación de Sevilla una asamblea de las Diputaciones andaluzas para que elaboren un proyecto de Estatuto. Las Bases para el Estatuto se aprueban el 26 de febrero de 1932. Infante, por mandato de Acción Pro Estatuto Andaluz, firma su Manifiesto a todos los andaluces. Lo fecha el 15 de junio de 1936. Es el último y dramático documento escrito por él. Blas Infante fue fusilado sin juicio ni sentencia el 11 de Agosto de 1936, porque “formó parte de una candidatura de tendencia revolucionaria en las elecciones de 1931 y en los años sucesivos hasta 1936 se significó como propagandista de un partido andalucista o regionalista andaluz”. ”Identificado con el pueblo andaluz -escribía Tierno Galván- hasta sentirse fuera de la clase a que pertenecía, cualidad que no noto en ninguno de los autores de los autonomistas o nacionalistas catalanes, vascos o gallegos de la misma época”.



Volver a Publicar en Liceus ...




        
Universidad de Alcalá Confía learning confianza online