- El rincón del poeta
- Relatos breves
- Libros digitales
- Trabajos de investigación
 
 
Cultura en general (museos, exposiciones, patrimonio, etc...)
Enseñanza de español y didáctica de otras lenguas
Cooperación, igualdad, dependencia, desarrollo, etc.
Publicaciones e información sobre el mundo del libro.
 
 
Publicar en Liceus
 
  Guías culturales

LA VOZ DE NUEVA INGLATERRA


Francisco Arias Solís
aarias@arrakis.es

 

“Dos caminos se bifurcaban en un bosque y yo,
yo tomé el menos transitado,
y eso hizo toda la diferencia.”
Robert Frost.

El poeta estadounidense Robert Frost está reconocido como uno de los grandes poetas de su país y uno de los fundadores de la poesía moderna de Estados Unidos. En sus intensos poemas cortos elevó la vida en los pequeños pueblos de Nueva Inglaterra a la categoría de quintaesencia. Frost llegó a ser llamado “la voz de Nueva Inglaterra”. Supo incorporar a las rígidas estructuras métricas la vitalidad y frescura del habla coloquial. La relación del individuo frente al universo fue uno de los temas recurrentes en su poesía. Fue galardonado con el premio Pulitzer en 1924, 1931, 1937 y 1943. El estado de Vermont le nombró “poeta laureado” en 1961, y en 1962 recibió la medalla del Congreso de Estados Unidos.

Robert Lee Frost nació en San Francisco el 26 de marzo de 1874 y falleció en Boston el 29 de enero de 1963. A los once años de edad perdió a su padre y se trasladó a Nueva Inglaterra donde vivió en un ambiente rural que posteriormente le inspiraron muchos de sus poemas. A la finalización de sus estudios básicos en el Dartmouth College de New Hampshire, realizó estudios de Derecho en la Universidad de Harvard, que hubo de suspender en 1899 por razones de salud. En 1895 contrajo matrimonio con Elinor Miriam White. Trabajó en diversos oficios, como maestro, zapatero, hilandero, granjero y editor de un periódico rural. En 1912 se trasladó a Inglaterra, donde vivió hasta 1915, y conoció a Ezra Pound y a otras personalidades literarias que le estimularon a escribir. Allí publicó su primer libro de poemas El deseo de un niño (1913). A su regreso a Estados Unidos, enseñó inglés y poesía en las universidades de Amherst y Harvard. Poco después de la muerte de su esposa, se suicidó su hija Carol (1940), lo que le causó un fuerte impacto emocional. En 1941 se marchó a Cambridge y allí vivió el resto de su vida.

Entre sus obras, destacan: El deseo de un niño (1913), Intervalo en la montaña (1916), New Hampshire (1913), El arroyo que fluye del Oeste (1928), Una cordillera de más allá (1936), Un árbol testigo (1942), Una máscara de piedad (1947) y En el calvero (1962). Y como dijo el poeta estadounidense: “La mitad del mundo tiene algo que decir, pero no puede; la otra mitad no tiene nada que decir, pero no calla”.











Volver a Publicar en Liceus ...




        
Universidad de Alcalá Confía learning confianza online