- El rincón del poeta
- Relatos breves
- Libros digitales
- Trabajos de investigación
 
 
Cultura en general (museos, exposiciones, patrimonio, etc...)
Enseñanza de español y didáctica de otras lenguas
Cooperación, igualdad, dependencia, desarrollo, etc.
Publicaciones e información sobre el mundo del libro.
 
 
Publicar en Liceus







  Guías culturales

LA VOZ DEFENSORA DE LA MUJER


Francisco Arias Solís
aarias@arrakis.es

 

 

“Detesto la hipocresía y como soy independiente y libre
y no quiero que me amen por cualidades que no poseo,
digo siempre todo lo que siento y se me antoja.
Así los que me quieren, me quieren de veras.
Los que me detractan por la espalda, se quitan el sombrero
delante de mí. Jamás pensé en el medro personal a costa de mi libertad
o de abjurar de mis convicciones.”
Carmen de Burgos.

.

A pesar de las adversas condiciones sociales, algunas mujeres del último tercio del siglo XIX y primer tercio del XX son consideradas, o deben serlos, como agentes históricos. Se inicia con ellas una fase en que la mujer, tantos siglos rebajadas a la condición de “cosa”, empieza a decidir su papel en el marco social y toma parte activa en el proceso histórico. En España citamos a Concepción Arenal, Fernán Caballero, Emilia Pardo Bazán, Victoria Kent, María Lejárraga, Carmen de Burgos...

La actitud de Carmen de Burgos ante la vida es el resultado de una madurez de pensamiento que tiende a la consecución de objetivos liberadores. La vida de nuestra escritora no va a suponernos únicamente un vehículo ni una malla que sustente su producción literaria, sino que nos encontramos, además, ante un caso insólito de vida intensa y desbordante que nos permite centrar nuestro interés en ella misma, constituyendo uno de los mejores documentos que nos lega su autora.

Parte Carmen de Burgos de un amor implacable a la vida; de ella le gusta “todo lo bello y la libertad de hacerlo, lo impensado, lo incierto”. Le atrae lo desconocido y el riesgo de conocerlo, Desengañada, acepta “el amor como una bella mentira, como una forma más perfecta de la amistad”. Ante lo que le disgusta, si puede, lo combate; sus armas. una pluma, un tintero y hojas blancas siempre disponibles. De este amor intenso a la vida nace su espíritu universalista y la eterna vocación de justicia, paz y libertad que animará toda su existencia.

Aún más, Carmen de Burgos Seguí fue todo un símbolo, representó para algunos espíritus progresistas la encarnación viva de la “Nueva Mujer”, era la prueba tangible de esa esperada regeneración que auguraban los pensadores krausistas y en la que la mujer había de intervenir fundamentalmente al ser ella quien forma e informa el corazón y el pensamiento de sus hijos, al tiempo fuerte y dulce, sabia y candorosa, amante del hogar y del mundo.

¿Cómo no recordar a la primera mujer que formó parte de la redacción fija de un periódico en 1903, la primera mujer corresponsal de Guerra -en la de África el año 1909-, la única mujer a la que el Presidente de la República Portuguesa impuso el collar de Portugal, que fue recibida en audiencia por varios presidentes?.

¿Cómo no recordar sus campañas periodísticas en favor del divorcio, ya en el año 1904, del voto femenino en 1907 y 1920, por la defensa sefardita en 1909, por la abolición de la pena de muerte, por la consideración social del niño, por todos los derechos de la mujer?.

Veamos cómo la describe Ramón Gómez de la Serna: “Una mujer liberada, colmada de sensatez, generosa, modesta, natural e imperiosa... Sólo ante Carmen he podido respirar libre sin sentirme mediatizado, arruinado y sobrecogido”.

María del Carmen Burgos Seguí nace en Almería el 10 de diciembre de 1867. Es educada como la mayor parte de las niñas y jóvenes de su época: recato, buenas costumbres, cultura general... En 1884 se casa con Arturo Alvarez Bustos, periodista y poeta. En 1899 presenta una memoria para las oposiciones a plazas de profesoras agregadas en las “Escuelas Normales” y en ella manifiesta claramente su conocimiento y adhesión a la ideas krausistas. Al año siguiente publica en Almería su primer libro Ensayos literarios. Gana las oposiciones y es destinada a Guadalajara donde reside hasta 1907. Publica versos por primera vez en Madrid Cómico, y sus primeros artículos sobre Derecho Penal en La Correspondencia de España. En el Diario Universal aparece su polémica encuesta sobre el divorcio. Comienza las traducciones del francés, inglés e italiano, a través de las cuales va a tomar contacto con la obra de los vanguardistas extranjeros. En 1907 tienen lugar los primeros contactos con Ramón Gómez de la Serna, inicio de una relación intensa y duradera de amor y de amistad entre ambos. Se funda El Cuento Semanal y Carmen de Burgos es una de las primeras firmas que aparece. En la revista Prometeo que publica Gómez de la Serna, figura por primera vez el seudónimo “Colombine”. Anteriormente había utilizado el de “Gabriel Luisa” al tratar temas políticos y el de “Perico el de los Palotes” en sus crónicas de prensa del Heraldo de Madrid. En 1908 funda y dirige la Revista Crítica y desde sus páginas defiende con ahínco las reivindicaciones judías.

En 1919 se publica su Biografía de Larra, la obra más documentada y de mayor nivel intelectual que publica la escritora almeriense. Dos años más tarde una comisión de Damas, entre las que se encuentra Carmen de Burgos, llega a las Cortes llevando un manifiesto en el que pide el voto femenino. En 1931 Carmen de Burgos es Presidenta General de la “Liga Internacional y Cruzada de Mujeres Españolas” y como tal envía al Ministro de Gracia y Justicia un documento en el que se pide la abolición de la pena de muerte.

El 9 de octubre de 1932 se discute en el Círculo Radical Socialista la ponencia que, sobre “política escolar”, presentara D. Aurelio Vázquez. Carmen de Burgos hace uso de la palabra y en ésta le sobrecoge un ataque cardíaco. Serena y sin perder energías pronunció estas palabras. “Muero contenta porque muero republicana, ¡Viva la República! Les ruego a ustedes que digan conmigo: ¡Viva la República!”.

 

 

 


Volver a Publicar en Liceus ...




        
Universidad de Alcalá Confía learning confianza online