- El rincón del poeta
- Relatos breves
- Libros digitales
- Trabajos de investigación
 
 
Cultura en general (museos, exposiciones, patrimonio, etc...)
Enseñanza de español y didáctica de otras lenguas
Cooperación, igualdad, dependencia, desarrollo, etc.
Publicaciones e información sobre el mundo del libro.
 
 
Publicar en Liceus







  Guías culturales

LA VOZ DE LA FRATERNIDAD


Francisco Arias Solís
aarias@arrakis.es

 

“Quita la niebla
del corazón.
La primavera
tiene razón.”
Ramón de Garciasol.

 

Entre los poetas que pueden inscribirse en la vertiente de la poesía social que atiende sobre todo a la fraternidad y a la compasión por el mundo, está Ramón de Garciasol. Su firma literaria es un seudónimo. Su verdadero nombre es Miguel Alonso Calvo. El poeta nace en Humanes de Mohernando, provincia de Guadalajara, el 29 de septiembre de 1913 -día de San Miguel-. Como Miguel de Cervantes y Miguel de Unamuno fue bautizado con el nombre del santo del día. Hijo de humildes artesanos, estudió el bachillerato en el Instituto de la capital alcarreña. Se licenció en Derecho por la Universidad Central. Trabajó en una importante editorial radicada en Madrid. Poeta, biógrafo, narrador y ensayista nunca olvida sus orígenes populares. Y desde luego, Garciasol es un poeta social. “Solo mediante la cultura, mediante el diálogo –decía el poeta-, se podrá llegar a alcanzar algún día la fraternidad, la solidaridad”. Ramón de Garciasol muere en Madrid el 14 de mayo de 1994. Ramón de Garciasol nos había dicho: “Por eso quisiera que el futuro no hiciera estéril tanto duelo, pido luz y solidaridad para los que no he de ver ni se acordarán de mí”.

Garciasol escribe una poesía sobria, en la que el tema predominante es el hombre en relación con su vida y con su patria. Defensa del hombre es el primer libro de Garciasol, en el significado de veras literario. Este libro apareció en 1950 y está dedicado a Mariuca ( la que sería pronto su esposa, María del Pilar Falcó), como la mayoría de los libros poéticos de Garciasol. La esposa es, potencialmente, madre. Madre significa creación y Garciasol -como Unamuno- tendrá a la madre como uno de los temas centrales de su obra. Un libro suyo se titula, precisamente, La madre.

La ceguera es uno de los más hermosos y tristes temas de Garciasol, tema que se repite en su poesía. Cantando su ceguera, el poeta la conjurará y la transformará en radiante visión final.

En 1952 aparecen dos libros de Garciasol, Canciones y Palabras mayores. El siguiente libro Tierras de España, se publica en 1955, y significa la vuelta al soneto. La geografía y la historia de España, su Naturaleza y sus seres humanos, serán ya preocupación explícita en la prolífica obra poética de Garciasol, un caminante enamorado de su tierra.

A finales de 1956 se publica Del amor de cada día. Este amor es el de los dos, Garciasol y su esposa. La madre (1958) supone la más intensa desolación de toda la poesía de Garciasol. Poemas de andar España aparece en 1962. En 1965 publica Fuente Serena. Libro dedicado a Mariuca y “a las heroicas mujeres de los escritores españoles”. Comienza el libro como un “Homenaje a la poesía popular española”, identificación del poeta con el pueblo que canta, sea de la región que sea. Quiere él que estas canciones que crían alegría, ahuyenten soledad. En el mismo año se publica Herido ver, el prodigio de la visión recuperada. En un breve prólogo, el poeta explica, que fue operado felizmente de su miopía congénita cuando sobrepasaba las treinta dioptrías. El libro trata de la angustia y del agradecimiento: de la ceguera y de la luz.

Garciasol ha dedicado varias obras en prosa a Cervantes y no podía faltar un libro de poemas a él consagrado: Hombres de España: Cervantes. En ese mismo año, 1968, se publica Apelación al tiempo. Dos años más tarde se publica Los que viven por sus manos, poesía que está iluminada por la luz cordial de un sol de amor, o fraternidad. Libro consagrado a la honesta pobreza de quien trabaja “con sus manos”.

En la década de los 70, escribe los siguientes libros poéticos: Del amor y del camino, Decidido vivir, Mariuca, Memoria amarga de la paz de España y Escuela de la pobreza. En 1982 publica Recado de El Escorial y al año siguiente Diario de un trabajador, libro de despedida, por la jubilación del autor de su tarea laboral cotidiana.

Garciasol ha publicado también los siguientes libros de ensayo: Vida heroica de Miguel de Cervantes (1944), Una pregunta mal hecha: ¿Qué es la poesía? (1954), Presencia y lección de Rubén Darío (1961), por el que obtuvo los premios Henríquez Ureña en 1955 y Fastenrath en 1962, y Claves de España: Cervantes y El Quijote (1965).

En su obra, a más de los valores literarios, se percibe un aire moral respirable que la distingue. Siempre ha sido fiel al verso impar: iguala con la vida al pensamiento. Y a un mandato inolvidable: “Estoy con vosotros / hombres que trabajan, / por amor, / porque me manda / el mismo clamor, / igual esperanza”.

 

 


 


Volver a Publicar en Liceus ...




        
Universidad de Alcalá Confía learning confianza online