- El rincón del poeta
- Relatos breves
- Libros digitales
- Trabajos de investigación
 
 
Cultura en general (museos, exposiciones, patrimonio, etc...)
Enseñanza de español y didáctica de otras lenguas
Cooperación, igualdad, dependencia, desarrollo, etc.
Publicaciones e información sobre el mundo del libro.
 
 
Publicar en Liceus







  Guías culturales

LA VOZ DE UN IRLANDÉS REBELDE


Francisco Arias Solís
aarias@arrakis.es

 

“Una cita en un discurso, un artículo o un libro
es como un rifle en las manos de un soldado de infantería.
Habla con autoridad.”
Brendan Francis Behan.

 

La actividad política de este escritor irlandés es inseparable de su actividad literaria. Sus libros constituyen valiosos documentos para conocer de cerca la atmósfera política y social irlandesa de su época. Toda su obra está escrita en clave de humor, sonrisas y borracheras por doquier, incluso en los temas dramáticos. Se ha hecho de él como una figura mítica, casi de héroe borracho, y, realmente, fue el alcohol el que le arrastró a la tumba. Sin embargo, Behan no era otra cosa que escritor; pobre equipaje para desenvolverse en un mundo metalizado, donde la ambición, la codicia, “el rastreo” tras las prebendas a veces honoríficas, a veces económicas ha sido y es como una norma para triunfar por todos los vericuetos de este mundo que le tocó vivir. Behan murió joven. Esa juventud que a Behan le fueron aniquilando las distintas prisiones por las que fue pasando y los golpes del alcohol.

Brendan Francis Behan nació en Dublín el 9 de febrero de 1923 y falleció en la misma ciudad el 20 de marzo de 1964, a los 41 años de edad, a causa de una cirrosis hepática. Hijo de familia humilde y anti-británica, abandonó los estudios a la edad de catorce años y al poco tiempo se alistó al IRA (Ejército Republicano Irlandés) para defender la libertad de Irlanda del Norte; estuvo en prisión de 1939 a 1941 y de 1942 a 1948 por esta causa, experiencia que servirá de inspiración a gran parte de su producción literaria. En 1952 es deportado a Francia, instalándose en París.

Behan escribió obras teatrales: Víspera de ejecución (1956), centrada en el dramático clima que se crea en una prisión la noche antes de una ejecución, y El rehén (la primera edición apareció en gaélico), brillante sátira social en la que se mezclan homogéneamente el humor, la fantasía y el dramatismo con elementos brechtianos y de teatro del absurdo, considerada su pieza maestra; y las novelas: El muchacho de Borstal (1958), en la que relata su primera detención como miembro del IRA y el posterior encierro en la prisión de Borstal, y El escurridizo (1964), que había aparecido ya publicada por entregas en un periódico irlandés. Fue autor también de La isla de Brendan Behan (1962), libro que reúne en clave de humor, una serie de anécdotas irlandesas; Deja tu hora y coge otra (1963), recopilación de artículos periodísticos sobre Dublín que había publicado en el Irish Press y cuya edición ilustró su esposa Beatrice Salkeld, y su libro de memorias Confesiones de un irlandés rebelde, que apareció en 1965, poco tiempo después de su muerte. Y como nos dijo el irlandés rebelde: “La embarcación iba llena de militares y yo me emborraché sobremanera durante el viaje. Descubrí que no hay mejor manera de cumplir con tu trabajo de soldado de la República Irlandesa que borracho”.

 

 

 


Volver a Publicar en Liceus ...




        
Universidad de Alcalá Confía learning confianza online