- El rincón del poeta
- Relatos breves
- Libros digitales
- Trabajos de investigación
 
 
Cultura en general (museos, exposiciones, patrimonio, etc...)
Enseñanza de español y didáctica de otras lenguas
Cooperación, igualdad, dependencia, desarrollo, etc.
Publicaciones e información sobre el mundo del libro.
 
 
Publicar en Liceus
 
  Guías culturales

LA VOZ DEL MAESTRO DE LA NOVELA ANALÍTICA


Francisco Arias Solís
aarias@arrakis.es

 

“Sólo hay una regla para todos los políticos del mundo:
no digas en el poder los que decías en la oposición.”
John Galsworthy.

El novelista y dramaturgo inglés John Galsworthy, premio Nobel de Literatura en 1932, era tenido al morir, por una gran figura literaria y ha sido considerado como uno de los escritores más famosos y populares del primer tercio del siglo XX. Como novelista, lo que parece ser su obra maestra definitiva es la serie titulada La saga de los Forsyte (1906-1921), que ha sido llamada el poema épico de la propiedad. Como su título indica, se narra en ella la historia de una dinastía familiar, perteneciente a la alta burguesía inglesa de principios del siglo XX, clase social a la que el mismo pertenecía y a la que critica desde su grandeza a su decadencia, con un tono evocador y elegíaco y con un estilo realista. En esta obra se hace una investigación minuciosa y bastante severa de las clases más altas de la sociedad, situando decisivamente a su autor entre los maestros de la novela analítica.

Galsworthy es duro, agresivo, irónico, de una penetración y una finura digna de Meredith y, al mismo tiempo, con una visión más directa aún y con más sencillez en la forma. Con sus influencias ya ibsenianas, ya rusas y francesas, principalmente de Turguenev, Chéjov, de Maupassant y otros (la misma familia Forsyte que él estudia recuerda los Rougon-Macquart, de Zola); con su afición, más bien que amor, a toda clase de desheredados, y su aversión contra los mimados de la fortuna, entre los cuales hay que contarle a él mismo, Galsworthy, dentro de la novela moderna, resulta no sólo el novelista de más talla que ha tenido Inglaterra en los primeros años del XX, junto con su amigo Joseph Conrad, sino el más representativo de una sociedad que evoluciona sin saber a donde va, que está en guerra consigo misma. Es el que más ha vivido en cierto mundo que describe; es un burgués en pleito con la burguesía o un atrabiliario, riguroso fiscal , que acusa a la época y al país del que forma parte. Según Galsworthy en La cuchara de plata, el gentleman es un animal que no existe en la mentalidad moderna, aunque de él quedan fragmentos mediante los cuales cabe reconstruirlo; y es palabra que no puede usarse “porque hace reír”. Antes había dicho que la fórmula de la moralidad moderna se reduce a esto: “no seas torpe, no seas anticuado”.

John Galsworthy nació en Coombe, Surrey, el 14 de agosto de 1867 y falleció en Hampstead, Londres, el 31 de enero de 1933. Perteneciente a una clase elevada estudió leyes en Harrow y en el New College de Oxford. En 1890 ingresa en el colegio de abogados. Se especializó en Derecho marítimo, viajó por Oriente y mantuvo una larga amistad con Joseph Conrad. En 1905 contrajo matrimonio con Ada Pearson, esposa de su primo A. J. Galsworthy, con la que había mantenido durante diez años relaciones extramatrimoniales. Recibió la Orden del Mérito en 1929 y el premio Nobel de Literatura en 1932.

Galsworthy publicó en 1899 su primera novela, Jocelyn, bajo el seudónimo de John Sinjohn, con el que aparecieron sus primeros trabajos literarios. Su obra maestra es el ciclo de novelas conocido como La saga de los Forsyte (1906-1921). El ciclo, que en 1967 inspiró una exitosa serie televisiva realizada por la BBC, lo forman una conjunto de novelas sobre la familia Forsyte, entre las que se incluyen El propietario (1906), El veranillo de San Martín de un Forsyte (1918), En el tribunal (1920), Despertar (1920) y Se alquila (1921). Estos cinco títulos se publicaron conjuntamente en 1922 con el título La saga de los Forsyte. Después de la primera guerra mundial, Galsworthy prosigue la historia de la familia Forsyte con las novelas El mono blanco (1924), La cuchara de plata (1926) y El canto del cisne (1929), publicadas en 1929 bajo el título de Una comedia moderna. A estas novelas les siguen, a su vez Esperanzas juveniles (1931), Prado florido (1932) y Más allá del río (1933), que fueron reunidas y publicadas póstumamente bajo el título El final del capítulo (1934). En su producción narrativa destacan, además, las novelas Casa de campo (1907), Fraternidad (1909) y El patricio (1911), y la colección de relatos Por los cuatro vientos (1897). Escribió, además, unas treinta piezas teatrales de contenido fundamentalmente social, como La caja de plata (1906), su primer gran éxito, Disputa (1909), Justicia (1910), en la que hace una severa crítica del código penal inglés, La paloma (1912), Una pizca de amor (1915), Lealtades (1922) Un viejo inglés (1924) y El tejado (1929). Su obra poética fue editada póstumamente con el título de Poemas escogidos (1934). Y como dijo el escritor británico: “El idealismo aumenta en proporción directa de la distancia que nos separa del problema”.









Volver a Publicar en Liceus ...




        
Universidad de Alcalá Confía learning confianza online