- El rincón del poeta
- Relatos breves
- Libros digitales
- Trabajos de investigación
 
 
Cultura en general (museos, exposiciones, patrimonio, etc...)
Enseñanza de español y didáctica de otras lenguas
Cooperación, igualdad, dependencia, desarrollo, etc.
Publicaciones e información sobre el mundo del libro.
 
 
Publicar en Liceus
 
  Guías culturales

LA VOZ DE UNA NOVELISTA ÍNTIMA


Francisco Arias Solís
aarias@arrakis.es

 

“Los prejuicios son sumamente difíciles de erradicar
de un corazón cuyo suelo nunca fue preparado
o fertilizado por la educación: crecen ahí,
firmes como malas hierbas entre piedras. “
Charlotte Brontë.

 

A mediados del siglo XIX la lectura de novelas parece convertirse en Inglaterra en una verdadera necesidad y se escriben para todos los gustos. Larga es la lista de autores, aún circunscribiéndose a los famosos, entre los que se cuentan las hermanas Brontë.

Charlotte Bronté nació en Thornton, Yorkshire, el 21 de abril de 1816 y falleció en Haworth, el 31 de marzo de 1855. Hija de un pastor protestante, de origen irlandés, su infancia se desarrolla en un ambiente severo y solitario. Hermana de las también escritoras Emily (1818-1848) y Anne (1820- 1849). En 1820, la familia se trasladó a vivir a Haworth, al ser nombrado su padre rector de dicha ciudad. Su madre murió al año siguiente y Charlotte con sus hermanas fueron enviadas al colegio de Clergy Daughters, en Cowan Bridge, donde enfermaron de tuberculosis, como consecuencia de dicha enfermedad murieron sus hermanas mayores Maria y Elizabeth.

Charlotte Brontë ejerce como maestra en colegios internados y reside varios años en Bruselas. En 1843 fundó junto con sus hermanas una escuela en la que durante un año enseñó francés. En 1846, las tres hermanas publicaron sus poemas bajo los seudónimos de “Ellis” , “Currer” y “Acton Bell”, pero fue la novela Jane Eyre (1847), la que logró consagrar a Charlotte, como escritora de renombre. Los recuerdos de los años que pasó en Bruselas sirvieron de inspiración para sus siguientes novelas, Shirley (1849), Villette (1853) y El profesor, publicada póstumamente en 1857. Un año antes de su muerte Charlotte Brontë contrajo matrimonio con el coadjutor de su padre, Arthur Bell Nicholls. Sus obras se centran particularmente en la descripción de las condicionantes psicológicos y sociales que afectaban a las mujeres británicas en el siglo XIX. Su hermana Emily, más introvertida y profunda, escribió Cumbres borrascosas (1847), que obtuvo extraordinario éxito. Novela varias veces llevada a la pantalla cinematográfica. También, la más pequeña de las tres hermanas, Anne, escribió las novelas Agnes Grey (1847) y La dama de Wildfell Hall (1848).

Las novelas de Charlotte Brontë tienen mucho de autobiográficas, especialmente la primera, que ha gozado siempre de verdadera popularidad, y representa algo muy personal, vigoroso y nuevo en la novela inglesa, aunque se basara, según confesión de la misma autora, en la escuela de Thackeray. Jane Eyre, Shirley y Villette son novelas íntimas, profundos y conmovedores estudios de sentimientos, desarrollados con singular vigor en Jane Eyre, con mayor variedad y encanto en Shirley. Y como dijo la novelista inglesa: “Si te sientes diferente a la mayoría eso no es mérito tuyo. La Naturaleza lo ha hecho”.

 

 

 


Volver a Publicar en Liceus ...




        
Universidad de Alcalá Confía learning confianza online