- El rincón del poeta
- Relatos breves
- Libros digitales
- Trabajos de investigación
 
 
Cultura en general (museos, exposiciones, patrimonio, etc...)
Enseñanza de español y didáctica de otras lenguas
Cooperación, igualdad, dependencia, desarrollo, etc.
Publicaciones e información sobre el mundo del libro.
 
 
Publicar en Liceus
 
  Guías culturales

LA VOZ DEL PRIMER CRÍTICO LITERARIO INGLÉS


Francisco Arias Solís
aarias@arrakis.es

 

“El mundo ha honrado en demasía a los críticos,
y los ha tomado por hombres de mucho mayor empaque
del que realmente tienen.”
Henry Fielding.

Henry Fielding ha sido considerado, además del primer crítico literario inglés, uno de los renovadores de la novela inglesa y uno de los maestros, junto con Jonathan Swift, de la ironía y la sátira. Walter Scott le llamó el padre de la novela inglesa. Con espíritu mordaz y sátira implacable escribe en El Campeón, periódico dedicado a la crítica, una serie de ensayos de gran interés, arremetiendo contra la sociedad de su tiempo. Tom Jones es no sólo la obra maestra de Fielding, sino una de las más universalmente admiradas, hasta el punto de que el crítico francés La Harpea la llamara la primera novela del mundo. Con Fielding la narrativa inglesa del siglo XVIII alcanzó una de las cumbres. Como pintor de tipos, Fielding posee una fuerza y exactitud, un calor de humanidad, insuperables. No moraliza ni predica: observa lo bueno y lo malo, contentándose con pintarlo honradamente. Su obra ha conservado en buena parte su lozanía y sigue leyéndose con agrado. Sus grandes dotes de novelistas no se manifestaron más que al llegar a la edad madura, empezando a revelarse con Joseph Andrews, y continuando en sus demás obras, hasta alcanzar la cumbre en Tom Jones. En Jonathan Wild the Great surge un humorismo, un punzante y amarga ironía, que recuerdan las novelas picarescas españolas, pues ese Jonathan Wild, el Grande, no es más que un pícaro de los que acaban en la horca. En 1752 fundó La revista de Covent Garden, en la que publica gran número de artículos.

Henry Fielding nació en Sharpham Park, Somerset, el 22 de abril de 1707 y falleció en Lisboa el 8 de octubre de 1754. Hijo de una familia noble pero de escasos recursos económicos, su padre era militar y participó en la Guerra de Sucesión española. A la de edad de once años perdió a su madre quedando al cuidado de su abuela materna. Estudió en el Eton College donde estuvo interno hasta 1724 y más tarde cursó derecho en Londres y en la universidad de Leiden de los Países Bajos. Fue empresario y autor teatral en Londres entre 1729 y 1737. En el año 1740 inició su carrera legal, primero como abogado de Estado y luego como juez de paz en Westiminster y en Middlesex. En noviembre de 1734 contrajo matrimonio con Charlotte Craddock, una rica heredera, cuya fortuna dilapidó en poco tiempo. En 1747 se casó con Mary Daniel que había sido doncella de su esposa. En 1753, Fielding que padecía la gota y la tisis, solicitó una excedencia en su puesto de magistrado. Al empeorar su salud, por consejo médico viaja a Portugal, donde muere.

Fielding comenzó su carrera de escritor con obras de teatro de corte paródico o satírico: La farsa del autor (1730), La tragedia de las tragedias (1731) y Don Quijote en Inglaterra (1734). Cuando se decretó el cierre de los teatros se dedicó a la narrativa: La historia de Joseph Andrews y de su amigo el señor Abrahans Adams (1742), parodia de la Pamela, de Samuel Richardson, La historia de Jonathan Wild, el Grande (1743), Tom Jones (1749), considerada su obra maestra, es una de las mejores novelas satíricas de la literatura en lengua inglesa (Samuel Taylor Coleridge la calificó de “perfecta”), y Amelia (1751). Y como dijo el escritor británico: “Un periódico consta siempre del mismo número de palabras, haya noticias o no las haya”.









Volver a Publicar en Liceus ...




        
Universidad de Alcalá Confía learning confianza online