- El rincón del poeta
- Relatos breves
- Libros digitales
- Trabajos de investigación
 
 
Cultura en general (museos, exposiciones, patrimonio, etc...)
Enseñanza de español y didáctica de otras lenguas
Cooperación, igualdad, dependencia, desarrollo, etc.
Publicaciones e información sobre el mundo del libro.
 
 
Publicar en Liceus







  Guías culturales

LA VOZ DEL PRÍNCIPE DE ASTURIAS DE LAS LETRAS 2008


Francisco Arias Solís
aarias@arrakis.es

 

“Tú creíste
que sólo fui el eco
de tu canto.”
Margaret Atwood.



La poeta y escritora canadiense en lengua inglesa Margaret Atwood está considerada la mejor escritora canadiense del siglo XX y ha sido la ganadora del premio Príncipe de las Letras de este año por “su espléndida obra literaria, que ha explorado diferentes géneros con agudeza e ironía, y en ella porque asume inteligentemente la tradición clásica, defiende la dignidad de las mujeres y denuncia situaciones de injusticia social”. En 1982 recibió el premio Welsh Arts Council’s International Writer como reconocimiento general de su obra. Se le concedió el premio Canadian Governor-General’s en dos ocasiones en 1966 por el libro de poesía El juego del círculo, y en 1986 por su novela Cuento de la criada (1985), de corte futurista. Por su obra El asesino ciego, obtuvo, en el año 2000, el prestigioso Booker Prize, cuyo dinero donó a fines ecologistas y humanitarios. En todas las obras de Atwood subyace su preocupación por la deshumanización de las capas urbanas canadienses y por las consecuencias que esta acarrea: soledad, incomunicación, etc.

Margaret Atwood nació en Ottawa el 18 de noviembre de 1939. Su padre estuvo dedicado al estudio de la fauna entomológica que habita en los bosques, lo que le permitió pasar una parte importante de su infancia entre el norte de Québec, Ottawa y Toronto. “Me impresionó por primera vez en mi vida –nos cuenta Atwood- que mi madre pudiera temerme. Ni siquiera podía consolarla pues sólo era vagamente consciente de la naturaleza de su angustia pero debía haber algo en mí que se hallaba fuera de su alcance”. Atwood realizó estudios en la universidad de Toronto, en el Radcliffe College y en Harvard. Sus primeros poemas se publicaron cuando tenía diecinueve años. Continuó escribiendo mientras ejercía de profesora de Literatura inglesa en diversas universidades canadienses, tales como, la British Columbia en Vancouver, la Sir George Williams en Montreal y la de York en Toronto. En 1968 contrajo matrimonio con Jim Polk del que se divorció cinco años más tarde. Posteriormente se volvió a casar con el novelista Graeme Gibson. Desde 1972 está dedicada plenamente a la escritura y ha desempeñado distintos cargos a lo largo de su vida, entre otros la vicepresidencia de la Unión de escritores de Canadá durante los años 1980 y 1981 y la presidencia del Centro Canadiense del PEN Club Internacional de escritores (1984-1986). Además de sus numerosos títulos honoris causa, es también miembro de la Royal Society de Canadá y de la Order of Canada y miembro honorario dela Academia Americana de las Artes y las Ciencias. Atwood es una escritora comprometida con la promoción y defensa de los derechos humanos y colaboradora de Amnistía Internacional. La escritora canadiense ha señalado que los derechos humanos son como árboles: “Se tarde mucho en conseguir que crezcan, pero muy poco en talarlos”.

Atwood publicó su primera novela, La mujer comestible, en 1965, pero no se publicó hasta 1969, su argumento centrado en la “antropofagia emocional” que tiene lugar en las relaciones de pareja, causó un gran impacto en el público, y le permitió darse a conocer internacionalmente. Sus novelas Surfacing (1972) y Señora Oráculo (1976), ambas sobre la identidad femenina, y La vida antes del hombre (1979), en la que cuestiona el papel que se espera juegue la mujer dentro de la sociedad, la etiquetaron como escritora feminista, aun sin estar ella demasiado de acuerdo. Los libros de poesía Política del poder (1971), Eres feliz (1974) e Historias verdaderas (1981) fueron muy bien recibidos por la crítica. Entre sus publicaciones destacan, además, el libro de relatos El huevo de Barbazul (1987); las novelas Daño corporal (1982), especie de parodia de la narrativa de intriga política, Ojo de gato (1989), finalista del Booker Prize, y las novelas Oráculo (1996) y La novia ladrona (1996); y sus excelentes estudios sobre la literatura canadiense Supervivencia (1972) y The Oxford Book of Canadian Short Stories in English. De sus últimos libros, citaremos: la novela Oryx y Crake (2003), la colección de relatos The Tent (2006) y el libro de poesía The Door (2007). Y como nos dijo la poetisa canadiense: “Oyes ladrar perros distantes. / La puerta está entreabierta / o entrecerrada: / así permanece y tú no puedes despertar”.

 


Volver a Publicar en Liceus ...




        
Universidad de Alcalá Confía learning confianza online