- El rincón del poeta
- Relatos breves
- Libros digitales
- Trabajos de investigación
 
 
Cultura en general (museos, exposiciones, patrimonio, etc...)
Enseñanza de español y didáctica de otras lenguas
Cooperación, igualdad, dependencia, desarrollo, etc.
Publicaciones e información sobre el mundo del libro.
 
 
Publicar en Liceus

  Guías culturales

LA VOZ DE UN SIR CON EL CORAZON A LA IZQUIERDA


Francisco Arias Solís
aarias@arrakis.es

 

“Consideramos otra parábola de los niños españoles:
los niños vascos en Inglaterra
cuando oyeron la noticia de la caída de Bilbao,
destruyeron los muebles de su campamento.

Para nosotros que somos poetas, expresaron
el sentido del cual habíamos estado ajenos muchos años:
la indignación moral que nos había producido a nosotros...”
Stephen Spender.

 

Spender ha sido uno de los portavoces del liberalismo británico tras romper con el comunismo en 1939, partido en el que militó sólo una semana. “Yo era antifascista y estaba al lado de la República –nos dijo el poeta británico- pero no me sentía feliz con los comunistas”. Perteneció al grupo de intelectuales de izquierda liderado por Wystan Hug Auden, y participó en la guerra civil española del lado republicano. Su poesía, que en un primer momento abordó temas sociales y políticos, se decanta luego por la introspección.

En el orden político y social podemos considerar que Stephen Spender estaría próximo al liberalismo solidarista o liberalismo social que surge entre finales del siglo XIX y principios del XX, como se sintieron atraídos algunos de nuestros krausistas. Hasta cierto punto, Stephen Spender tiene también una posición próxima a la de Unamuno, sobre todo cuando el pensador vasco decía: “El liberalismo es socialista”, como lo hizo en la conferencia de Valladolid de enero de 1909. También ha sido dicho: “El hombre de izquierda no comunista se siente a la vez liberal y socialista”. Con Auden, C. Day Lewis y Louis MacNeice, Stephen Spender es uno de los magníficos poetas de la generación que surgió en los años treinta, que cambió los presupuestos estéticos de la poesía inglesa y fue el poeta del grupo de los “treintistas” que mejor conoció la “guerra de España”, provocada por la rebelión militar del general Franco.

Stephen Harold Spender nació en Londres el 28 de febrero de 1909 y murió en la capital inglesa el 16 de julio de 1995. Estudió en el University College de Oxford. En 1930 viaja a Alemania donde comienza a escribir sus poemas. Su conocimiento directo de la Alemania nazi le impulsó a alistarse en 1937 en el Batallón Británico para combatir en defensa de la Segunda República Española durante la fatal guerra civil de 1936 a 1938. Participó en el II Congreso de Escritores convocado por la Alianza Internacional de Intelectuales Antifascistas, que reunió en Valencia, en julio de 1937, a José Bergamín, Corpus Barga, Antonio Machado, Pablo Neruda, Fernando de los Ríos, Ramón J. Sender, Octavio Paz, Nicolás Guillén, Iliá Ehrenburg, André Malraux, Rafael Alberti, John dos Passos, Julien Benda, Martín Andersen-Nexö, Anna Seghers, Tristán Tzara, Emilio Prados, María Teresa León, Arturo Serrano Plaja, Juan Gil-Albert, Herrera Petere, Lorenzo Varela, Miguel Hernández, Ramón Gaya, Juan Marinello, André Chamson, Jef Last, Malcon Cowley, Feedor Kelyin, etc. Al volver a su país se alistó en el servicio de bomberos de Londres donde tuvo parte activa durante la Segunda Guerra Mundial. De 1939 fue director de la revista Horizon y de 1953 a 1967 de la revista Encounter. Enseñó en distintas instituciones americanas, ocupando en 1953 la cátedra Elliston Chair de la Universidad de Cincinnati. Desde 1970 hasta 1977, fue profesor de inglés en el University College de Londres y en 1983 recibió el título de sir.

Entre sus primeras colecciones poéticas destacan Poesía (1933), en la que defiende al movimiento obrero radical, Viena (1934, un largo poema en homenaje al levantamiento de los socialistas vieneses, y Poesías de España (1939); posteriormente aparecieron El centro inmóvil (1939), Ruinas y visiones (1942), la recopilación titulada Poesías selectas (1964) y Los días de la abundancia (1939). En 1938 escribió un drama antifascista en verso, con el título Proceso a un juez. Entre su obra crítica destacan los ensayos El elemento destructor (1935), El elemento creativo (1954), La escritura de un poema (1962) y ¿Modernos o contemporáneos? (1963). En 1951 publicó la obra autobiográfica, Mundo dentro del mundo; en 1982, Diario de China; y en 1985, Diarios 1939-1982. Además tradujo al inglés a poetas como Rilke, Eluard, Schiller, y Federico García Lorca.

Queremos finalizar con algunas de las palabras pronunciadas por Spender en el II Congreso de Escritores: “Nosotros recordamos todos, con la más profunda emoción, lo que vimos ayer en un pueblecito donde almorzamos: Los niños, cantando La Internacional delante de nuestras ventanas, bailando, saludándonos; las mujeres, que lloraban la ausencia total de sus hombres, me preguntaban si no había un miembro del Congreso que pudiese explicarlas en español si habíamos comprendido su suerte”.


 


Volver a Publicar en Liceus ...




        
Universidad de Alcalá Confía learning confianza online