- El rincón del poeta
- Relatos breves
- Libros digitales
- Trabajos de investigación
 
 
Cultura en general (museos, exposiciones, patrimonio, etc...)
Enseñanza de español y didáctica de otras lenguas
Cooperación, igualdad, dependencia, desarrollo, etc.
Publicaciones e información sobre el mundo del libro.
 
 
Publicar en Liceus
 
  Guías culturales

LA VOZ EN BUSCA DE LA VERDAD UNIVERSAL


Francisco Arias Solís
aarias@arrakis.es

 

“La dicha es una obra de arte: el menor error la quebranta,
el menor titubeo la altera, la menor pesadez la desluce,
la menor tontería la embrutece.
Marguerite Yourcenar.

 

Considerada una de las figuras clave de las letras francesas contemporáneas, Yourcenar es recordada, además, por haber sido la primera mujer en ser elegida miembro de la Academia francesa (1980). Su obra densa, culta y reflexiva, se caracteriza por un estilo preciso y una meditada y personal visión de la problemática humana contemporánea, centrándose en temas que con frecuencia resultaron polémicos: la homosexualidad, la androginia, el poder, la lucha entre racionalidad e irracionalidad humanas, la mística oriental y la búsqueda de la verdad universal.

Marguerite Yourcenar, seudónimo anagramático de la novelista, poetisa, dramaturga y traductora francesa de origen belga Marguerite Cleenewerck de Crayencour, nació en Bruselas el 8 de junio de 1903 y falleció en Mount Desert Island, Maine, Estados Unidos, el 17 de diciembre de 1987. Su madre falleció a los diez días de su nacimiento por complicaciones en el parto. Su padre la educó en una finca en el norte de Francia. Tras estudiar en Francia e Inglaterra, vivió en varios países europeos. En 1929, su amiga, compañera sentimental y traductora Grace Frick le invita a Estados Unidos, donde impartió clases de Literatura comparada en Nueva York. Se afincó en Estados Unidos, país donde se encontraba al empezar la segunda guerra mundial. Convertida, con su seudónimo, en ciudadana americana en 1947, recuperando su nacionalidad francesa solamente para entrar en la Academia francesa en 1980. En 1986 fue galardonada con la Legión de Honor francesa.

Entre la vastísima producción destacan las novelas Alexis o el tratado del inútil combate (1929), El denario del sueño (1934, 1959 y 1971), El tiro de gracia (1939), Memorias de Adriano (1951), considerada su obra cumbre, en la que reconstruye el mundo romano entremezclando una rigurosa documentación y una hábil imaginación, y Opus Nigrum (1968), en la que se narra la vida de un médico imaginario, Zeno de Brujas; el libro de relatos Cuentos orientales (1938); los poemas recogidos en Fuegos (1936) y Las caridades de Alcipo (1956); textos teatrales como Electra o la caída de las máscaras (1954) o ¿Quién no tiene su minotauro? (1963); los ensayos Presentación crítica de Kavafis (1958), A beneficio de inventario (1962) y Mishima o la visión del vacío (1980); el texto híbrido Píndaro (1932), la trilogía autobiográfica El laberinto del mundo (1937-1988) y varias traducciones de Virginia Woolf, Henry James, Yukio Mishima y del griego y el latín. Pasó los últimos años de su vida en Mount Desert Island, una isla de Maine, a la que Yourcenar rebautizó “Petite Plaisance”, junto a su traductora y compañera sentimental Grace Frick. Y como dijo la escritora francesa: “Existe entre nosotros algo mejor que un amor: una complicidad”.

 

 


Volver a Publicar en Liceus ...




        
Universidad de Alcalá Confía learning confianza online