- El rincón del poeta
- Relatos breves
- Libros digitales
- Trabajos de investigación
 
 
Cultura en general (museos, exposiciones, patrimonio, etc...)
Enseñanza de español y didáctica de otras lenguas
Cooperación, igualdad, dependencia, desarrollo, etc.
Publicaciones e información sobre el mundo del libro.
 
 
Publicar en Liceus

Agenda: destacados

Festival Escena Contemporánea 2009.

Del 26 de enero al 22 de febrero de 2009
 

EXPOELEARNING 2009.

19 y 20 de marzo de 2009

Publicar en Liceus
Platón y La República

Una de las preocupaciones últimas de Platón, en La república o de lo justo, es la demostración de la inmortalidad del alma. No deduce de ello ningún premio ni castigo de ultratumba. Vicente Adelantado Soriano

 Ir al artículo...

 


 

  Guías culturales

RELATOS


Por Francisco Paniagua Raya
fpraya@yahoo.es

 

EL CAMBIAZO

Traje de marca con corte impecable, camisa de seda y corbata de diseñador italiano . Puro fashion . Arrogancia y lo­ción hidratante destilando del rostro bien afeitado. Nada que ver con el hombrecillo gris a su lado que, sujeto de la barra del autobús, cabecea somnoliento. Traje barato de unos grandes almacenes, zapatos viejos, sin lustre, y un maletín negro. Un perdedor . Un tipo out .

En cambio, él es cool ; un ganador . Seis meses en la empresa y ya gestiona un key project . Además, su mana­ger le ha prometido un bemeúve de la Compañía cuando supere los targets del half . Pulsó la llamada para la si­guiente parada. De repente, un golpe en la pierna le bajó de su rama dorada. El hombre del traje cutre se había desplomado. No sin aversión por el contacto, le ayudó a levan­tarse. Justo en ese momento se detenían en su parada. Bajó de un salto ágil y se volvió hacia al autobús. Durante un fugaz instante, creyó ver que el hombrecillo gris son­reía y le despedía con la mano.

“En fin.”

Enfiló hacia la entrada del edificio de su oficina Las recepcionistas le saludaron, risueñas.

“Mira que estáis buenas.”

Camino de la sala de reuniones, repasó la audien­cia que le esperaba. Curtidos en el acoso y derribo de innovadores, buscarían las fisuras por las que él y su proyecto harían agua hasta hundirse en el mar del olvido. Y adiós al bemeúve .

Apartó esos pensamientos. Él sabía manejar este tipo de situaciones. Era un profesional. Se de­tuvo ante la puerta de la sala.

“Temblad abuelos, que llega un killer .”

Giró con firmeza el abridor y entró. Saludó con cordialidad y confianza autosuficientes.

“Fríos.”

Desde la posición en la cabecera de la mesa miró a todos. Con movimiento desenvuelto, situó el maletín frente a sí.

“Expectantes.”

Sus manos reptaban, ágiles, hacia las cerraduras. Agarró los cierres y tiró. Nada.

Joder.

Fingió una sonrisa. Volvió a tirar. Nothing .

“Hostia, hostia, hostia.”

Alguien carraspeó.

Otro alguien inició una llamada en su móvil.

Fuck .”

Miró con odio a las cerraduras y tiró una tercera vez, con energía desmedida. La uña del pulgar dere­cho se partió. Su dedo sangraba y dolía. El Titanic y su puto iceberg, por alguna asociación extraña, le cruzaron la mente. Recordó también al sonriente hombrecillo del traje cutre. Entonces observó que un hilillo de sangre serpenteaba alegre y risueño por el cuero del negro maletín.


Volver a Relatos Cortos...

 



        
Universidad de Alcalá Confía learning confianza online