- El rincón del poeta
- Relatos breves
- Libros digitales
- Trabajos de investigación
 
 
Cultura en general (museos, exposiciones, patrimonio, etc...)
Enseñanza de español y didáctica de otras lenguas
Cooperación, igualdad, dependencia, desarrollo, etc.
Publicaciones e información sobre el mundo del libro.
 
 
Publicar en Liceus



 

  Guías culturales

RELATOS


Por Israel Jorge Pulido

 

A PUNTA DE NAVAJA, DIARIO DE LA SOLEDAD

“ Ofelia está bajo la ventana,
Por ella siento tanto miedo,
en su 22 cumpleaños es ya una solterona;
Para ella la muerte es totalmente romántica,
Lleva un chaleco de hierro,
su profesión es la religión,
su pecado es la falta de vida,
y aunque sus ojos están fijos
en el gran arco iris de Noé,
pasa su tiempo mirando furtivamente a la Calle Desolación”

“ Desolation Row”, Bob Dylan.

A PUNTA DE NAVAJA: DIARIO DE LA SOLEDAD

La soledad. La utilizamos, la llevamos, sin su permiso casi siempre, a nuestra vida. Unos siempre, otros a veces, algunas raras excepciones casi nunca. (Ellos se la pierden).La utilizamos como culpable de nuestros males, amante ocasional, escapatoria, compañera de correrías etc.….Siempre compañera: maltratada o amada, hasta que desaparece, en silencio, delante de nuestros ojos…. sin que nos demos cuenta…
El ser humano, el animal más egoísta y salvaje entre todos los animales, valga la redundancia, nunca se digno a preguntarse: ¿Quién eres? ¿Cómo estás? ¿Estás sóla también?
Yo, me he dedicado a seguirla durante un tiempo sin que ella me viese, o eso creo.
Después de días, semanas, meses e incluso siglos…. Me arreglé de una manera que no recordaba, para llevarla a bailar…. Pero cuando nos cruzamos…ya era tarde….
DIARIO DE LA SOLEDAD: NOTAS.
Andabas, dando la sensación, de haber hecho frente al insomnio con la luz encendida. Te habías estado mirando a ti misma con los ojos de los otros, y acababas de leerte de un tirón todas las frases del pie de página de tu agenda de Paulo Coelho de dos meses hasta hoy.
Tenías esa media sonrisa, con el cascabel de tu boca dispuesto a sonar. Y yo me preguntaba en que maldito colegio te habían inculcado que era pecado ser feliz.
Pasaron unas cinco horas, y tenías esa mirada dirigida a la nada. Como si te preguntabas a ti misma si la soledad te había hecho así y te habías hecho tu misma así huyendo de la gente. Incluso a ti, ¿que se creían esos inútiles?, también te afecta la maldita soledad. Aunque siempre lo has disimulado bien. Lo peor de todo, es que no te habías dado cuenta, pero ya no había marcha atrás, nunca serias la misma de antes, mientras más intentaras volver, mas te estaras alejando. Rosebud, cariño. Rosebud, Rosebud, Rosebuuuuuuud….
La noche había llegado. Y allí estabas. Ahí estaba tu sonrisa de cascabel desgarrado dejando en nada al murmullo del local. Tan inmensa que conseguías disimular lo sola que estabas entre el humo y la multitud.
El final de la noche, no lo vi, pero era fácil de intuir: Dos cuerpos desnudos, sin hablar, sin sentir, unidos con el único sentido de llenar un espacio vacio. Unidos por palabras tatuadas en la piel, que desde el aire no formaban ni una estrofa.
En mi habitación con falsa valentía, me jugaba una pierna, que si separaban los dos cuerpos, quedaría formado un corazón partido en dos. Luego, con un sentimiento de orgullo adolescente me pregunte: ¿quién cuidaría de ti mañana?
Ofuscado como un bebé, pasaron semanas sin que te volviera a ver. Pues evite calles por las que tú solías pasar. Olvidándome, que el orgullo tras un tiempo se transforma en silencio, y este en soledad.
En Abril, al fin, te volví a ver. Deambulando sin control, sí, esos días en que Noviembre se disfraza de Enero.
Deseando que lloviera en tu vida por primera vez en 7 años, para ver, si el agua te llevaba con ella, o si se llevaba todo, que siempre estaba igual.
Tu sonrisa de cascabel llevaba tiempo siendo esa canción de la adolescencia, que por mucho que la escuches, ya no te volverá a emocionar. Era viernes, pero el color de tu voz no dejaba claro si era lunes negro, martes marrón o jueves azul.
Con muchísimo miedo volviste a casa. No sé, ni me interesa, ni a nadie le interesa, de que extraña manera te recuperaste. A los más morbosos les hubiera gustado que lo hubiese escrito, pero por una vez, se van a quedar con las ganas.
Te tiraste a la calle como un alma perdida que se lleva el diablo. A pedirle cuentas al destino, a pedirle a la noche que te devolviera los sueños que el día te había robado. A recuperar lo que era tuyo.
Y la sonrisa de cascabel volvió a llenarlo todo. Y desprendías más vida tu sola que todo el resto de la gente a la vez. Exactamente, media hora después, de haber estado hundiéndote en un estaque vacio lleno de sudor, sentimientos y lagrimas de tinta. Nadie, Nadie! Fue capaz de darse cuenta, maldita sea, de que el oropel también brilla.
11:00 a.m. Te espere en un parque sentado y ahí estabas. Habías vuelto a tomar Berlín antes que Manhattan. ¿Matate y vive? O ¿Duerme y Sálvate? Es igual, mañana espera paciente. Mañana vendrá a por ti.
De que ha servido tanto volar sin ir a ningún lado. Tanto mentirte a ti misma. Tanto que te han engañado, a los que tu tanto has dado.
Tanto mirar a los lados como si alguien te persiguiese, como si hubiera alguien a quien no quisieras encontrar, huir y sin darte cuenta, seguir alejándote del camino de regreso.
Años después supe que fuiste feliz. Entregando dos dvd´s, “Barton Fink” y un concierto del “Live Aid” de 1985. Media sonrisa picara, fingiendo que no eran tuyos. Tenían más retraso que si los hubiera alquilado yo. Estos días haces que cualquier tarde parezca verano a las siete de la tarde. Esos días en los que a tu corazón está a punto de apagársele una pequeña llama, pero a punto de encendérsele un incendio incontrolable. Esos días que el invierno no molesta en tu cama.
¿Era esta tu resurrección definitiva? ¿Cuántas veces más serás capaz de resucitar?¿ Cuántas veces seguidas es capaz un ser humano de subirse a una montaña rusa?
Pero ponerle cadenas a un corazón así, sería como ponerle cadenas al mar, al viento, al monte. Sería como matar a un ruiseñor. Sería injusto.
Estuve muchísimo tiempo sin verte. Pero seguí teniendo noticias tuyas. Cada vez que las crónicas de “El País” hablaban de la chica perdida que estaba en todos los conciertos de la gira de Dylan. Supe que eras tú. Y te imagine bailando “Precious Angel”, parando el tiempo.
Tres Siglos después, hacía tiempo que por mi barrio no salía el sol. Estaba a punto de marchitarse la única flor de mi jardín de hierbajos, escombros y restos de otras vidas. Basuras de casas de otras personas, que cuando le sobraban, las arrojaban a mi jardín. Aunque para ser justos, tampoco me digné a limpiarlo.
Ya harto de buscarte en canciones de Tom Waits, de trenes llenos de chicas de Brooklyn. Decidí echarle valor.
Y tu pasado gritó, se presentó de pronto y paró la función. Se levantó el telón. La sociedad tapó los azulejos amarillos con cemento gris y uniforme. La vida te robó tus zapatos rojos. Y te vi, con la mirada más perdida y triste que nunca, como si vivieras y soñaras mil vidas, mientras la tuya te pasaba por delante. En tu mano derecha, un carro con un bebé. En la izquierda, un anillo.
Me di media vuelta sin que te dieras cuenta. Aunque dudo que me hayas visto alguna vez.
Y me tiré a la calle, como un alma perdida que se lleva el diablo. A buscar mis sueños. A robarlos, si es necesario, a punta de navaja.

“Algunos alcanzan la gloria. Otros se quedan con ex – prostitutas y un viaje a Arizona”.
Lynn Bracken (kim Basinguer, L.A. Confidential)

YOU TALKIN´ TO ME? (MONÓLOGO DE UN SUICIDA)

“Y me vas a disculpar si nunca te llevo rosas.
Me vas a permitir contar algunas cosas
Sobre lo poco que sé de tus días de vino y rosas.
Con todas las bromas
Como aquella en que al pasar por delante de una funeraria
Nos decías: “agachaos no vaya a ser que os tomen las medidas”
Eso, era tu consejo, tú sabio consejo.
Y no estuvo mal, pero se te olvido algo importante:
“Tú también tenías que agacharte”.
El ángel Simón. Nacho Vegas.

You talkin´ to me? (monólogo de un suicida).

Hola me llamo Erik, con k, como el vikingo. La frivolidad de la “K”,
supongo ,para ser diferente de los demás, del más común Eric. Tengo 33 años, una Smith and Wesson 29 y voy a matarme. Me encuentro en la tercera planta del Motel Súper 8, 6322 Chef Menteur Hwy. La verdad que no me encuentro excesivamente mal, ni triste, ni nada similar, pero he decidido volarme la tapa de los sesos. A decir verdad, no sé realmente ni quién soy . No sé muy bien como he llegado hasta aquí, tengo la sensación como si ya hubiera estado antes, pero no recuerdo muy bien cuando. Una mezcla entre un flash y un déjá vu. Me he metido la pistola por la boca, pero no solo el principio, como cuando jugueteas con una de mentira para las fotos. No, así no. Me la he metido hasta la garganta. Es realmente desagradable. Nunca he hecho una felación en mi vida, pero debe ser algo así.
Pues, imagínense un pene, ni muy largo ni muy gordo. Pero con la variante de que sea de metal y frio como el hielo. Y lo más importante. No hará falta que lo estimule mucho para llegar al orgasmo.
Bastará un moviento con el dedo para que eyacule una bala y te mande al carajo. Bueno, sólo fantaseaba, el disparo me lo voy a meter en la sien. No entiendo a la gente que se va a suicidar y toma una caja de aspirinas o media de Nolotil. Si se va a suicidar, tómese una caja de Valium de 10 mg. .Ayúdelo a bajar con una botella de vodka. Por la boca caben posibilidades de escapar vivo. En cambio, en la sien no hay fallo.
Lo peor de todo, no se los había contado, es que la estuve buscando con silenciador. ¿ Se han dado cuenta?. Hasta el día de mi muerte preocupándome en que pensaran los demás. Creo que ese es el principio del fin, nos hacemos sin darnos cuentas iguales que los de nuestro entorno. Es el antídoto de la felicidad. Pasamos nuestra vida adaptándonos al resto de la gente. Comportándonos, fingiendo, hablando, incluso pensando en función de los que nos rodean. Y muchas veces, por desgracia, no son las personas realmente importantes. Porque los que nos quieren , si es verdad que lo hacen, nos aceptaran tal como somos. Sitúense. El mismo bar ,la misma esquina, cualquier día de la semana a las 9 de la noche:¿ no son todos iguales?. Un office de cualquier administración pública hora del desayuno:¿ Están clonados?. Cena entre deportistas: las mismas conversaciones de siempre.
Esto es muy extraño. No siento ni pizca de miedo(siempre he sido algo cobarde). Voy a mandarme a mudar al otro barrio y no siento nada. Esa es la palabra de lo que siento ahora. Nada.
Me supongo que todo esto viene por la intolerancia. ¿ Por qué mira con desdén el bon vivant al padre de familia? . No es superior a él, para nada. ¿ Por qué un católico se repele al ver a dos homosexuales magrearse en plena calle?... Creo que deberíamos intentar coger para nuestras vidas, sin dejar de ser nosotros mismos en un ningún momento, lo bueno que tiene cada persona ,así de simple, lleve el estilo de vida que lleve. “ Lo único cierto es el silencio” afirma José Saramago en su Evangelio. Así que si vemos que no podemos, antes de herir: a callar y a marchar.

 

¿ Se ha visto alguna vez hablando por el móvil más alto de lo normal para que la persona que tiene al lado escuche lo que usted habla a su vez con otra persona al otro lado de la línea?. Yo sí. ¿ Se ha visto comportándose de manera distinta dependiendo de con quien se encuentre? Yo sí. ¿ No se ha envalentonado cuando se ha encontrado con una persona más débil, con menos cultura o con menos personalidad incluso que usted? . Pues yo, lamentablemente, sí.
Para finalizar, cuando le ha gustado una chica. ¿ No se ha peinado como a ella le gusta?, ¿ no ha empezado a interesarse por la música, el autor ,que a ella le gusta? ¿ No ha pensado incluso en cambiar y ser un buen chico? ( aunque esto, se quedara en eso, un pensamiento).
Pero, amigo, eso ya son palabras mayores. Las mujeres. No veo mal vivir en función de ellas, nos hacen mejores personas, o como decía antes, que lo intentemos al menos. Se han imaginado un mundo sólo con hombres. Dice John Muir: “ Si alguna vez hubiera un guerra entre razas. Yo estaría de parte de los Osos”. Pues eso, si sólo quedaran hombres en la tierra, me haría oso. O toro. O jabalí. O cacatúa. O mono. O lo que fuese. Hay que tratar a cada mujer como si fuera la más bella del mundo. Por cierto, maldita gracia le va a hacer el peinadito con el que me va a encontrar mañana.
Sea siempre tierno con las personas mayores. ¿ Se ha cruzado alguna vez por la calle con un anciano en silla de ruedas mientras lo pasea alguien?. ¿ Qué pensará esa persona que te ve a ti andando sin ayudas, con 40 años menos que él?. Siempre me lo he preguntado. Fue joven y ágil. Ya ha vivido todo lo que tu estas por vivir mocoso. Así que como poco, respétalo.
¿ Y los niños?. ¿ Sabes cómo puedes ver si estas llevando tu vida dignamente o no?. Mírate a través de los ojos de un niño. Como si tu vida fuera una película vista a través de los ojos de un niño. Yo me he llegado a sentir como una autentica sabandija.
“You talkin' to me? You talkin' to me? You talkin' to me? Then who the hell else are you talkin' to? You talkin' to me? Well I'm the only one here. Who the fuck do you think you're talking to?"”. Joder, que guapo estoy con el revolver. Soy más guapo de lo que pensaba. Hasta el último momento pensando en mí. El egocentrismo ,esa es otra.
Tengo un amigo que acudió a los servicios de una prostituta. El muy imbécil, al acabar se hundió, empezó a contarle lo acabado que estaba. Nada del otro mundo, simplemente se sentía sólo. Había ido borracho y se arrepentía de lo que había hecho. Ella, una mujer honrada, una buena persona. Probablemente más sola que el. Pero además, con hijos a miles de kms. de allí, posiblemente por los que aguanta noches en vela toda la semana dando su cuerpo a todo tipo de hombres. Destrozada, cansada, pero con ganas de vivir. Ni se ha planteado por que vive así. Lo escuchó, lo abrazó y lo tranquilizó. Increíble, ¿no?.
¿ No se han visto alguna vez contándole sus problemas(problemas causados de no tener realmente problemas) a otra persona? .¿ se han parado a pensar que quizás, la otra persona puede que: haya perdido a un familiar, esté enferma o esté más sola que la una?. Pues, pruebe a escuchar. Escuche a la gente, mírela a los ojos y escuche. Póngase en sus pellejos, sus situaciones. Y piense en los problemas de ellos. Así al menos, mientras se preocupa por ellos, no se preocupara por usted mismo. Cuando este en esas tardes con sus amigos/as, novio/ o familia, en las que por su ofuscamiento,(”ooh este amigo que no soporto,oh que desgraciado soy, oh vaya familia tengo…) , le pasa la vida por delante. Levante la cabeza y mírelos. Puede ser que mañana , dentro de unos meses o años en el mejor de los casos no estén. Dé por hecho, que este día que está dejando pasar será mejor que cuando ellos no estén. Pasa en el 95% de los casos. Le aseguro que deseará estar “desgraciado como estaba en su casa”, con su amigo o con su familia. Dice Ximena Sariñana que siempre dice que “sí”, y que luego ya se las apañará. Delo todo.
Lo que se pierde, aunque sea una contradicción, es lo que no se da. Tanto personal como material. Dale cariño a la gente, si no valen la pena, ya te las apañaras como decíamos. Si le has perdido la pista a algo que has regalado o prestado, eso no está perdido. ¿ A dónde irá todo lo que no he dado dentro de media hora cuando me abra la cabeza?. Vaya tela, que monólogo que he soltado frente al espejo del baño.
Vamos al salón, a lo que iba, a matarme. Me siento fatal. Como si me hubiera cogido un colocón y me costase hablar, caminar, pensar. Los pasotes. Hablemos de los pasotes. Considero drogas tanto al alcohol como a las sustancias químicas. Ambas al mismo nivel de peligrosidad.
Pruebe a beberse 14 o 15 copas de cualquier alcohol de alta graduación, muy probablemente no recuerde nada. Pero no estará mal visto socialmente. Pienso que el problema está en la cantidad de lo que uno tome, la frecuencia y la situación personal en que lo tome.Intento comprender (no podemos entrar en la cabeza de todo el mundo y conocer su situación personal) pero no recomiendo, ni lo práctico, ni comparto la dependencia personal a una sustancia bebible, masticable o esnifable.
Pero lo respeto, siempre y cuando no afecten a terceros. He conocido alcohólicos y drogadictos que han destrozado su vida y me supongo , que por extensión, la de los que les rodean. Pero también es cierto que he conocido a algunos con el corazón enorme que no han dañado a nadie. Totalmente distinto es quien necesite para llevar mejor su vida, ya sea por un déficit fisiológico, psicológico o porque necesita engañar a la vida(que habrá sido muy perra con ellos), de ayuda química mediante medicación. Recomiendo un pasote música, de cine, de literatura, de té, de hablar, de pasear y de risas también. La mejor droga que probé en mi vida la tomé un sábado a las 7:30 de la mañana, me desperté porque no podía dormir más y vi “ L.A. Confidential”. Fue un colocón inmenso. Y no tuve resaca.
¿ Contradictorio yo? Si, hasta la muerte.(nunca mejor dicho).
Levántese ,vaya a la playa a las diez de la mañana, pasee y escuche al silencio.Fumese un porro de hachís. Juegue con niños, como un niño.Fumese un porro de marihuana. Pase una tarde hablando con un señor mayor. Fúmese un porro de marihuana y hachís mezclado.
Saque a un perro de la perrera y pasee con él. Tómese dos gin-tonics, un éxtasis y disfrute de una tarde de viernes por los mejores bares de la ciudad sin mirar precios. Haga el amor. Disfrute de un domingo con su familia, los domingos son un día magnifico al contrario de lo que diga la gente: hagan 20 cosas en un día, quiéranse y disfruten (Recuerde levante la vista y mire).Tómese una cerveza en cada garito( sin llegar a emborracharse) y disfrute de buena música. Tome té con alguien que quiera. Beba, almuerce ,vuelva a beber y métase una raya de coca y siga de fiesta hasta el sábado por la mañana. Visite a sus abuelos y si no tiene haga visitas a conocidos de la tercera edad, se lo agradecerán. Madrugue, comprase el periódico y léalo en una terraza.
Ecuche jazz a solas en casa mientras lee un buen libro. Si no tiene pareja estable, folle, a poder ser con alguien al que le tenga aprecio.Emborráchese con un amigo un día laboral que no venga a cuento. Salga a hacer deporte a las 7 de la tarde y dese una ducha todo lo larga que quiera. Pille una caja de cervezas y bébasela con su mejor amigo:emborrachemonos y cambiemos el mundo. Vaya al cine caminando lentamente, vea una película que le haga pensar y vuelva andando a casa mientras la comenta. Madrugue,asomese a la ventana a las seis y media de la mañana, respire hondo y de las gracias por estar vivo. Salga el viernes, duerma lo justo o no duerma, métase una buena raya de anfeta , de punta a punta de la caratula del CD, a poder ser dándole el sol, y vaya a buen bar, y disfrute de dos días de fiesta.
Si va a hacer esto último , le doy unos consejos: 1-. Aprenda cosas de la vida, en los bares también hay gente buena y magnifica de las que se puede aprender mucho. Apúntelas si es necesario. Que el lunes no le quede la sensación de que ha perdido el tiempo. 2.- Haga parones, no se exceda con el alcohol, muy importante recordarlo todo y saber lo que uno hace y dice en todo momento. No falte el respeto a nadie que no esté en su situación 4. - No se rodeo de juerguistas amargadores ,violentos o caraduras. Ni tampoco de “ no juerguistas” que le den sermones saludables-existencialistas-morales que le harán sentir como si usted hubiese hecho algo malo, ni caso.
4.- Disfrute del placer que le proporcionan el alcohol y las drogas. Pero si su vida es un tango y lo utiliza como escapatoria, no olvide que es un placer proporcionado por una sustancia artificial. Hay que volver a la vida real en algún momento. 5.- La última, pero la más importante, no lo haga todo los fines de semana, perderá su gracia, y pasará a ser costumbre. En fin a lo que iba, sonría. Escuché una vez que la risa trae la felicidad y no al revés. Y es así. De qué sirve ser rico sino sonríes. En cambio puedes ser pobre y sonreír, o lo que es lo mismo, feliz. Resumiendo: SEA LI-BRE, LIIII-BREEE. HA-GA LO QUE US-TED QUI-ERA, QUE LE HA-GA FE-LIZ.
¿ Les ha pasado alguna vez que tienen dinero y van a comprar ropa y no hay nada que le guste?.Y luego salen a pasear sin un duro y ven cientos de cosas. Pues eso me está pasando a mí ahora, he encontrado la lucidez el día de mi muerte.
Llegó la hora. Allá voy. Antes de marcharme, quiero decir lo que creo acerca de a dónde van los muertos. No soy creyente, ni creo en la resurrección. Creo que somos energía. Al morirnos , volvemos a ser energía. Algunas veces el mundo, bello, nos regala un atardecer, un amanecer, el agua, la luz de las estrellas. Creo que ahí están los que se han ido. Transformándose en energía y haciéndonos la vida mejor.
¿Igual siguen transformándose y transformándose en otras energías y cuerpos más complejos y están por ahí en otro universo?
¿Quién sabe? No me lo negaran, al menos es una bonita teoría a la que aferrarse. Bueno cuando salgan a dar un paseo a las entre las seis de la tarde y las ocho de la noche, y les de aire en la cara. Ese aire seré yo.
Ya esta, estoy muerto. No he reproducido el sonido del disparo porque es indescriptible.Olvídese de las películas, de los disparos. Olvídese de los petardos en Navidad. Es horrible, ahora sí que tengo miedo. Deberían borrar de los libros de Historia a quien inventó las pistolas, las balas y las armas. Propongo eliminar todas las armas del mundo.Imaginese el espacio justamente donde acaban entre los pulmones y los bronquios y empieza la traquea.Imaginese que se lo llenan de odio y rabia. Y le explota dentro. Pero en vez de explotar y reventarte en mil pedazos, te consume. Eso es un disparo, eso es quitar una vida. Recomiendo a todo aquel que quiera quitar una vida, que pruebe a quitársela el mismo primero.
Llevo 25 minutos muerto y la verdad que no se está tan mal. Está demasiado oscuro como para ir a trabajar, pero demasiado claro como para estar muerto. Claro, es sábado. Mierda, la de disparates que he dicho, menos mal que estaba soñando. A ver, son las diez. Ni muy tarde, ni muy temprano. Tenemos todo el día por delante. La verdad que se está mejor que en el Motel Súper 8 de New Orleans, pero me hubiera gustado visitar la ciudad, la verdad. Bueno aquí tampoco se esta tan mal. ¡Venga arriba! Y a ver si aprendes algo del sueño.

 

 

 

Volver al Relatos Cortos...

        
Universidad de Alcalá Confía learning confianza online