- El rincón del poeta
- Relatos breves
- Libros digitales
- Trabajos de investigación
 
 
Cultura en general (museos, exposiciones, patrimonio, etc...)
Enseñanza de español y didáctica de otras lenguas
Cooperación, igualdad, dependencia, desarrollo, etc.
Publicaciones e información sobre el mundo del libro.
 
 
Publicar en Liceus

  Guías culturales

RELATOS


Por Iván Esquer Heredia
ivan_sker@hotmail.com


CRIMEN PERFECTO

Obra de teatro en tres actos

De Edgar Iván Esquer
Tijuana Baja California
Julio 2007

PERSONAJES:

Edwin
Ximena
Benigno
Sr. Juez
Manuela
Fátima
Celeste

El escenario esta dividido en tres partes de forma horizontal, tres espacios y tres tiempos diferentes, que corresponden a los tres actos en los que se divide la obra.

Acto 1

Parte derecha actor del escenario. Tendederos y dos lavaderos donde Manuela y Celeste lavan, juguetes tirados, sentada en una silla de la basura y fumando, esta Fátima.

Celeste:
Que injusticia, mi comadre Laura debe estar destrozada, pobrecita; ella no merece que le este pasando todo esto.

Manuela:
La vergüenza; yo me iría lejos de aquí a donde nadie me conozca.

Celeste:
Tiene cinco días sin salir de su casa, ayer dure media hora tocándole a la puerta y nada, pobrecita mi comadre.

Manuela:
¿Y si se mato?

Celeste:
Dios guarde la hora Manuela, pero no, yo he pegado la oreja a las ventanas y oigo ruidos.

Manuela:
Ruidos como de que.

Celeste:
De vasos, como si se levantara de la cama solo para tomar agua.

Manuela:
El Edwin era el único hijo que le quedaba a doña Laura, todos han acabado mal; pero lo que le paso al Edwin…

Fátima:
Pues a el no le ha pasado nada, a la que le pasó fue a Ximena.

Celeste:
Pues yo no encuentro la diferencia entre ser un violador y ser un asesino.

Manuela:
Que estas diciendo Celeste, quien es un asesino.

Celeste:
Nachito…si se acuerdan que hace ya como diez años, poco antes de que el nachito se fuera para el otro lado, encontraron a Conrado tirado en el monte que esta abajo del puente, todo golpeado, y con un puñal atascado en el corazón.

Manuela:
Celeste, no me digas que fue nachito.

Fátima:
A Conrado lo mató el Antonio Gastelum.

Celeste:
Antonio Gastelum no pudo haber matado a Conrado por que Antonio Gastelum, en el momento justo del asesinato estaba en Mazatlán en su luna de miel.

Fátima:
¿Y tu como sabes cual fue el momento justo del asesinato?, si el cadáver de Conrado lo hallaron casi un mes después de su desaparición.

Manuela:
Yo lo único que recuerdo es que lo hallaron un miércoles.

Celeste:
Lo encontraron un lunes, yo tengo todos los recortes de periódico de ese caso…Yo siempre supe que nacho había matado a Conrado pero no podía decirlo, prometí guardarle el secreto a mi comadre Laura, pero ahora que todo mundo acusa a mi ahijado, que dicen todas esas cosas horribles de el; voy a decir todo lo que se, que ni nacho ni ricardito son unos santos…Fue en el cumpleaños de mi ahijado, cumplía diez añitos, ya se habían ido todos los invitados y yo estaba ayudándole a mi comadre a recoger la mesa. De repente abren la puerta y la azotan contra la pared, era nacho que después cerró la puerta con candado y con las dos aldabas. Nacho estaba bañado en sangre y muy desesperado, primero me vio a mi y a Edwin, después se fue a la cocina y cuando miró a mi comadre soltó el llanto y le dijo que era un asesino. No alcance a escuchar mas, no alcance a escuchar a quien había asesinado; pero
el cuerpo de Conrado lo encontraron veintitrés días después. Mi comadre nunca me hablo algo sobre el tema, yo misma fui la que me acerque para decirle que yo era como una tumba, y así fue, hasta hoy…Mi comadre tenía todas sus esperanzas puestas en Edwin, y yo también. (Toma un bebe del suelo) Yo a Edwin lo quiero como si fuera mi hijo, y como no; lo tuve en mis brazos desde que nació. Mi comadre laura nunca movió un solo dedo para cambiarle un pañal, yo se los cambiaba, yo le curé el ombligo… Siempre traté de estar cerca de el y muchas veces estuve a punto de robármelo, por que siempre imaginé que era el hijo que nunca pude tener… ¡Edwin Salazar es mi hijo! Y lo defenderé hasta que me muera…La policía no ha resuelto el caso y no es justo que digan que es un violador.

Fátima:
Pues al menos ya puedes decir que tu hijo es un hombre.

Celeste:
Edwin es un hombre desde el momento en que nació.

 

Manuela:
Desde que el doctor vio que tenía huevitos.

Fátima:
Sabes a lo que me refiero.

Celeste:
No, no lo se, explícamelo Fátima.

Fátima:
Olvídalo.

Celeste:
No olvido nada, tu eres una pinche marimacha y nadie en tu perra vida te ha dicho nada.

Manuela: (interrumpe inmediatamente)
A mi lo que me parece extraño es que Ximena, siendo una mujer de carácter tan fuerte y agresiva, y Edwin un muchacho tan serio y educado, pero pues, bien dicen, caras vemos…

Celeste:
Es que la pudo haber violado otro, que me dicen de ese tal 19, ese tipo nunca me ha dado buena espina.

Fátima:
Yo al 19 lo conozco, y en primer lugar no le gustan las viejas, en segundo lugar es inútil que traten de buscar a otro culpable, todo apunta a que el violador es Edwin, la historia es demasiado lógica. Edwin Salazar, hijo de Laura Salazar y de padre desconocido es un violador.

Celeste:
¡Cállate!

Manuela:
¿Quién es el 19, y tú como sabes que no le gustan las mujeres?

Fátima:
Es pareja de un amigo.

Manuela.
¿Pareja…hay dos en el pueblo?

Fátima:
Pues yo pensé que había tres.

Celeste:
Basta Fátima, yo nunca me he metido contigo.

Fátima:
Y yo no me estoy metiendo contigo, por mas que alucines que Edwin es tu hijo, no lo es, y ahora no esta su madre para defenderlo.

Manuela:
Dicen que a los que meten a la cárcel acusados de violadores, los mismos presos los violan o hasta los matan.

Celeste:
La policía aún no resuelve nada.

Fátima:
Resígnate mujer, te deberías encerrar unos cinco días tú también como la madre.

Manuela:
Tendrá esperanzas el hombre, con la madre encerrada y con el padre quien sabe donde.

Celeste:
Con el padre quien sabe donde.

Fátima:
Pues al menos ya se puede decir que Edwin Salazar es hombre.

Celeste:
Eres increíble. No te cansas de molestar.

Manuela:
A ese muchacho lo que le hizo falta fue un padre.

Celeste:
Ahora estará mas cerca que nunca de el.

Manuela:
Tú sabes muchas cosas.

Fátima:
O las inventa.

Celeste:
Edwin se va a encontrar con su padre en la cárcel.

Manuela:
Celeste…

Fátima:
¿Quién es el padre?

Celeste:
Un violador.

Manuela:
Entonces si es verdad que esas cosas se heredan.

Celeste:
Violó a una mujer hace veinte años.

Fátima:
Violaron a doña Laura y la embarazaron, y Edwin es…

Celeste:
Es el hijo de Vicente Zamora.

Manuela:
Celeste; es….

Celeste:
Si Manuela, es mi esposo.

OSCURO

 

 

Acto 2

Parte izquierda actor del escenario. Una silla en la que se encuentra Edwin sentado, a un lado un buró con varios documentos.

Sr. Juez:
Jura usted decir la verdad, solamente la verdad y nada mas que la verdad.

(Edwin asiente con la cabeza)

Sr. Juez:
No escuche. Jura usted decir la verdad, solamente la verdad y nada mas que la verdad.

Edwin:
Si.

Sr. Juez:
Si señor juez. Jura usted decir la verdad, solamente la verdad y nada mas que la verdad.

Edwin:
Si señor juez.

Sr. Juez:
Perfecto. Señor Edwin, ha sido usted acusado por abusar sexualmente de Ximena López Higuera y lamento decirle que existen las suficientes pruebas para declararlo culpable; yo personalmente le recomiendo que sea usted mismo quien se declare culpable, eso le ayudará y además así nos ahorramos el penoso proceso.

Edwin:
Es que yo no he violado a nadie.

Sr. Juez:
La señorita Ximena rindió su declaración y las pruebas confirman todas y cada una de sus palabras.

Edwin:
Yo no se de que pruebas habla, yo tengo derecho a dar mi declaración.

Sr. Juez:
Es que usted no tiene vergüenza. Usted no tiene derecho de réplica, ni siquiera merece vivir. En los años que tengo dedicándome a esto, es el caso mas horrible que se ha presentado, usted no se salva de mínimo, treinta años de cárcel.

Edwin:
Yo no he hecho nada.

Sr. Juez:
Cállese, no sea usted cínico. Yo mismo me encargaré de que su estancia en el reclusorio sea espantosa, tres veces peor a lo que usted a cometido.

Edwin:
Tengo derecho a un abogado.

Sr. Juez:
Su madre no tiene un centavo partido por la mitad, además se ha reportado desaparecida.

Edwin:
Quiero hablar con mi madrina.

Sr. Juez:
Nadie quiere saber nada de usted y a ningún abogado le interesa tomar su caso. Edwin Salazar, declárese culpable, es por su bien.

Edwin:
No señor juez, prefiero el penoso proceso, necesito conocer mi historia.

Sr. Juez:
Lo que a continuación le voy a decir esta respaldado por pruebas, testigos y testimonios recogidos por el psicólogo.

Edwin:
¿Psicólogo?

Sr. Juez:
Claro, ¿Acaso cree que ser violador es normal?

Edwin.
Dígame todo lo que tenga que decirme.

Sr. Juez:
Por favor.

Edwin:
Por favor.

Sr. Juez.
Dígame todo lo que tenga que decirme por…

Edwin.
Dígame todo lo que tenga que decirme por favor Sr. Juez.

Sr. Juez:
Perfecto… Fecha del crimen, diecinueve de mayo…escena del crimen, motel el deseo. ¿Cómo llegaron al motel?…Usted sabia que Ximena sale de su trabajo a las once de la noche, también sabía que ese día había pedido permiso para salir dos horas antes… Usted conoce el trayecto que Ximena recorre del trabajo a su casa, sabe que necesariamente tiene que pasar por debajo del puente, una zona montuosa; allí la estaba esperando, alrededor de las nueve con diez minutos Ximena llegó allí, usted la detuvo y la saludo… Tengo entendido y comprobado que se conocen desde que iban al Kinder, desde ese entonces Ximena ya había notado que tenías actitudes extrañas, que no eras un niño normal… Ella nunca ha establecido una conversación contigo que halla durado mas de un minuto, y esa noche no iba ser la excepción.; ella te dijo que tenía que retirarse y tu le contestaste que no; que no iría a ningún lado, no esa vez. Esa vez tendría que acompañarte a un motel, de lo contrario, era cuestión de que sacaras tu celular, marcaras un número y en un minuto sus padres estarían muertos. Ella no tuvo mas remedio que acompañarte…Cuando llegaron te bebiste una botella de vino que ya llevabas y después con violencia la quebraste…A Ximena la golpeaste hasta cansarte, la ataste de manos dejándola indefensa, le cubriste los ojos, y abusaste de ella…Como por obra de un milagro logró safarse y tirarte contra la pared, era tal tu estado de ebriedad que quedaste inconsciente…Ximena salió del cuarto a duras penas e inmediatamente pidió ayuda a gritos…El resto de la historia, cuando reaccionaste, ya lo conoces.

Edwin:
Hábleme de los testimonios del psicólogo.

Sr. Juez:
¿Qué es lo que quieres saber?

Edwin:
Quien hablo.

Sr. Juez:
Personas muy cercanas a ti, excepto tu mamá.

Edwin:
¿Habló mi madrina?

Sr. Juez:
¿Cuál es el nombre de tu madrina?

Edwin:
Maria Celeste Sánchez de Zamora.

Sr. Juez:
Déjame buscar…María Celeste Sánchez de Zamora, aquí esta.

 

Edwin:
¿Habló mi madrina, qué dijo?

Sr. Juez:
Haber, dice que, debido al ambiente en el que has crecido, todas las cosas que has vivido desde que eras un niño, es muy probable que te inclines hacia actitudes criminales. Y que ella no dudaría en que tu fueras el violador.

Edwin:
Eso es imposible.

Sr. Juez:
Muchacho, te doy una oportunidad mas para que seas tu quien se declare culpable; si no lo haces en este momento, lo haré yo.

Edwin:
Yo soy culpable.

Sr. Juez:
Culpable de que.

Edwin:
Yo soy culpable de cometer una violación.

Sr. Juez:
De abusar sexualmente a quien.

Edwin:
Yo soy culpable de haber abusado sexualmente de Ximena López Higuera.

Sr. Juez:
Yo Edwin Salazar me declaro…

Edwin.
Yo Edwin Salazar me declaro culpable de haber abusado sexualmente de Ximena López Higuera.

Sr. Juez:
Perfecto.

OSCURO

 

 

Acto 3

Centro del escenario, utilería básica para recrear el interior del cuarto de un motel de tercera clase.

Edwin:
Hola.

Ximena:
¿Tú eres el amigo del 19?

Edwin:
Solo es un conocido.

Ximena:
Bueno, pero es el que te trajo aquí.

Edwin:
Sí.

Ximena:
¿Y dónde esta el?

Edwin:
Nos citamos abajo del puente, a las nueve, pero yo llegue a las nueve con diez, ya estaba el allí y me dijo donde me estabas esperando.

Ximena:
Ya me habló de ti, ya me lo explicó todo.

Edwin:
Tú eres la hija de la señora Esther.

Ximena:
Si, y tu eres el hijo de doña Laura, ok, tu me conoces, yo te conozco, en este mugre pueblo todo mundo se conoce, pero todo mundo guarda secretos.

Edwin:
¿Te acuerdas de mí, cuando íbamos juntos al kinder?

Ximena:
Si, desde entonces note que eras extraño, no eras un niño normal. Pero ya no perdamos mas tiempo, ven siéntate aquí (una silla) yo solucionaré tu problema, yo no soy cualquier vieja.

(Edwin se sienta, Ximena le venda los ojos y lo ata de manos y pies)

Edwin:
¿Qué haces?

Ximena:
No te asustes, es un juego (le besa la mejilla). Eres guapo sabes; lástima de hombre.

Edwin:
Para eso estoy aquí, tú me vas hacer hombre.

(Ximena se sienta en sus piernas al momento en que entre un hombre con lentes oscuros y notada furia)

Ximena:
Benigno no es lo que tu crees.

Benigno:
Hija de la chingada, no me harás pendejo dos veces (la bofetea) te metiste con la persona menos indicada. Que huevos tienes, te metiste con Benigno García.

Ximena: (de rodillas)
Beni, déjame explicarte.

Benigno:
Nada perra.

Benigno levanta a Ximena y la tira con fuerza a un lado de la cama, la patea, después se monta en ella y la golpea hasta dejarla inconciente, benigno se levanta.

Benigno:
Dices algo de esto a alguien perra y solo bastara que yo saque mi celular, marque un número y en un minuto tus padres estarán muertos.

Benigno se va muy tranquilo…Edwin que esta aterrorizado por la situación empieza a gritar auxilio…Entra música, de preferencia una canción llamada “voy a ser mama”…Ximena se levanta, esta bañada de sangre y se le dificulta caminar…toma una botella de vino, la abre y se la mete en la boca y en la nariz a Edwin hasta que lo ahoga de alcohol y lo tira al suelo…después quiebra la botella…desata de pies y manos a Edwin y a como puede se ata ella solamente de las manos…baja la música…Ximena sale del cuarto y grita.

Ximena: fuera del escenario.
¡Ayuda!, que alguien me ayude, me violó ¡ayuda por favor! Me violaron.

(Edwin reacciona, se escucha la sirena de policía, entra la canción anterior).

 

TELÓN


MISTERIOSA LLAMADA

Obra de teatro en un acto

De Edgar Iván Esquer
Tijuana Baja California
Julio del 2007.

 

A Mario Sergio B. Esquer. De Mazatlán Sinaloa
El pasado es la única cosa muerta cuyo aroma es dulce.
Edward Lawrence.

 

PERSONAJES:

Ana Rosa
Antonio
Ignacio

 

Es el escenario esta conformado por un sofá mediano colocado en el centro, alrededor del sofá, en el suelo, teléfonos de diferentes colores y formas colocados estratégicamente.

Antonio:
¿Este es un lugar seguro?

Nacho:
Claro, es el sótano de la casa, y a mi madre nadie la molesta.

Antonio:
Tu madre es rara.

Nacho:
Y la tuya y esta loca.

Antonio:
No somos profesionales, y nos falta mucho para serlos.

Nacho:
Nos falta poco toñito, ya veras.

Antonio:
Mi boda es en una semana, y no quiero broncas para esa fecha, necesito estar concentrado.

Nacho:
Una boda no ocupa concentración, esas son mamadas, pero ya te dije que no te preocupes, tu sabes cual es la parte en la que te toca colaborar…toño, como tu dices, pues vamos empezando, pero tenemos que seguirle y en el camino nos vamos a topar con muchas cosas de estas. ¿Vamos a seguirle verdad?

Antonio:
Pos simón, pero no imagine que ya tan pronto tuvieras que hacer una cosa así, ¿Tú crees que de plano no halla otra solución?

Nacho:
De plano no, pero ya te dije que tu no te preocupes, yo soy el que lo va a matar.

Antonio:
Para empezar no creo que vallas hacerlo tu solo. No puedes. Nacho debes de tener mucho cuidado con quien te acercas y platicas ya a quién le pides ayuda; si alguien te va ayudar tengo que saberlo, supuestamente en este asunto estamos tu y yo. Aquel wey valió madres.

Nacho:
Y se lo va llevar la chingada; toño en menos de una semana yo resuelvo esto y así te casas muy a gusto y te vas de luna de miel, por cierto ¿a dónde te vas a llevar a la Ana Rosa?

 

Antonio:
A Mazatlán.

Nacho:
¿A Mazatlán? Con tanto dinero y Mazatlán.

Antonio:
Yo no tengo dinero.

Nacho:
Si te alcanza para Cancún toñito.

Antonio:
Pero yo a Mazatlán no lo cambio por un Cancún, Mazatlán es un lugar muy especial para mí.

Nacho:
Me imagino, si las veces que me has invitado nos la hemos pasado machín

Antonio:
No lo digo precisamente por eso, en Mazatlán conocí a Marisol.

Nacho:
Esa chava de plano te traía de un ala, pero pos la veías cada caída de casa.

Antonio:
Pero nos amábamos, desde que la conocí hace como tres años, la he visto como dos o tres veces al año, a veces cuatro, pero cada ves que nos veíamos yo sentía algo, como si el tiempo no pasara, y yo veía que ella sentía lo mismo, o al menos eso me hacía creer.

Nacho:
No te conocía ese lado tan cursi toñito; oyes pero que tal si allá en tu luna de miel, tu andas caminando por el malecón acá en un atardecer bien machin, bien romántico con tu vieja y que te vas encontrando a la Marisol.

Antonio:
Nada, Marisol ya es cosa del pasado, la vi hace como un mes y todo fue muy indiferente.

Nacho:
Me vas a decir que ya no la quieres.

Antonio:
La amo.

Nacho:
¿Entonces?

Antonio:
Entonces necesito que me digas quien te va ayudar y cuanto ocupas.

Nacho:
El 19 me va echar la mano.

Antonio:
Ese tipo es una caja de sorpresas. ¿Cuánto te esta cobrando?

Nacho:
Oyes, se me hace muy extraño que me hallas medio platicado de la Marisol, nunca me habías dicho nada, ni me has dicho como es, te lo tenías como un secreto.

Antonio:
Es que eso fue lo que pactamos, que nuestro amor fuera un secreto. Mil veces le pedí que fuera mi novia.

Nacho:
¿ Y te decía que no?

Antonio:
Me decía que no hacia falta.

Nacho:
¿Toño, y nunca te paso por la mente que tuviera otro?

Antonio:
Muchas veces.

Nacho:
¿Pero tú, que piensas?

Antonio:
Pos yo digo que si. ¿Cuánto te va cobrar ese cabrón?

Nacho:
Pos, no se.

Antonio:
¿Cómo que no sabes y ya tienes trato con el?

Nacho:
Bueno si se.

Antonio:
Sabes o no sabes.

Nacho:
Es que el 19 no quiere dinero.

Antonio:
¿Quiere que le pagues con mercancía?

Nacho:
Más o menos.

 

Antonio:
Chingado Nacho explícate, si aquel wey no te esta pidiendo dinero, para que chingados me ocupas a mi.

Nacho:
Necesito que me prestes dinero, mientras tu te vas de luna de miel yo me voy pal otro lado.

Antonio:
Eso sería levantar demasiadas sospechas.

Nacho:
Eso es lo de menos, nosotros no nos vamos a ensuciar las manos.

Antonio:
Y si aquel pendejo habla.

Nacho:
No va hablar, y si hablara, no iba haber ninguna prueba de que yo lo mande a matar; y en parte esa es la verdad, el 19 lo hará como un favor, un favor por otro favor; y además todo mundo trae pleito nacho, cualquiera puede ser sospechoso.

Antonio:
¿Qué chingados te pidió el 19?

(Ignacio se queda serio)

Antonio:
¿En que piensas?

Nacho:
En ti.

Antonio:
¿Cómo que en mi?

Nacho:
Si, me imagina que si la Ana Rosa no hubiera salido panzona, te siguieras jalando para Mazatlán.

Antonio:
La neta si nacho.

Nacho:
Pues no te cases wey.

Antonio:
Como que no me case, voy a tener un plebe.

Nacho:
Tú no lo vas a tener, lo va tener la Ana Rosa.

Antonio:
Bueno pero es mi hijo.

Nacho:
¿Cómo piensas ponerle al plebe?

Antonio:
Mario.

Nacho:
¿No le vas a poner Antonio?

Antonio:
No, mi apellido y además mi nombre, no, tengo el presentimiento de que no sería bueno.

Nacho.
Ponle Conrado.

Antonio:
Esta bien que sea un hijo inesperado, pero no por eso lo odio cabrón.

Nacho:
Te pasas.

Antonio:
Te voy a dar dinero para que te vallas al otro lado, n me importa ya como te la hallas arreglado con el tal 19, pero quiero a nacho Salazar muerto antes del día de mi boda, ¿estamos?

Nacho:
Estamos.

 

Antonio:
Algo mas, necesito que mes des el teléfono del tal 19, por aquello de cualquier cosas que se presente.

Nacho:
A si, déjame lo busco. (Empieza a buscar en su cartera).
Pero dime toño, ¿Cómo es Marisol?

 

Antonio:
Hermosa, muy hermosa…delgada…su cabello es casi dorado, bueno no es ni rubio ni castaño, y es ondulado…y es muy peleonera.

Nacho.
¿Esta buena o no esta buena?

Antonio:
Pendejo; ándale, dame el teléfono de aquel we.

(Suena uno de los teléfonos)

Nacho:
¿Quién será?

Antonio:
Yo contesto (se agacha para contestar). Bueno…el habla…¿Qué dices?...¿ese fue el trato?...si, si lo recuerdo; es que todavía me sorprende..si yo tengo el lugar…en mi casa…si en mi casa…en el sótano…te espero hoy…¿estas urgido o que?...esta bien, por mi no hay problema…hecho, 15 minutos.

Nacho:
¿Qué hiciste?

Antonio:
Que ya me entere de cual fue el trato que hiciste con el 19, nacho, eres muy inteligente, te felicito, te daré el doble de lo que te pensaba dar para que te fueras al otro lado.

Nacho:
Pero…Antonio.

 

Antonio:
En pocos minutos llega, y yo estaré aquí para ver como cumples tu parte del trato, solamente así el podrá cumplir la suya, me lo dijo muy claro y mañana mismo Conrado va estar bien muerto y tirado en el monte… Tratos son tratos nachitos, cúmplelo como un hombre que eres… (Rie) que alo mejor después de esta noche no pueda decir lo mismo.

Nacho: como un niño se esconde detrás del sofá.
Tengo miedo.

Suena un teléfono

Antonio:
Bueno…como que todavía no se hace, estoy a un pinche día de casarme…si el nacho se rajo mátalo de todos modos…yo te pago…

Suena otro teléfono, Antonio corre a contestarlo.

Bueno…en Mazatlán, en mi luna de miel…ya te deposite el dinero… ¿se lo diste a nacho?, ese dinero es tuyo, yo le voy dar un dinero a nacho para que se largue… ¿Cómo que se te adelanto? (cuelga desconcertado)

Nacho se levanta detrás del sofá, esta lleno de sangre, se agalla y toma un teléfono.

Suena un teléfono, Antonio corre a contestarlo, Antonio y nacho deberán quedar en diferentes extremos.
Nacho:
Toño, lo maté, yo lo maté.

Antonio:
Nacho, tu ni siquiera tienes un arma.

Nacho:
Le atasque un puñal en el corazón, y lo tire en el monte que esta abajo del puente.

Antonio:
¿Dónde estas?

Nacho:
En mi casa, ¿tu en Mazatlán, con Ana Rosa verdad?

Antonio:
Si.

Nacho:
Has visto ha Marisol.

Antonio:
No.

Nacho:
¿Quisieras verla?

Antonio:
Si.

Nacho:
Toño, tengo que jalarme pal otro lado lo más pronto posible.

 

Antonio:
Si nachito, te voy a depositar un dinero, para mañana mas tardar te llamo y te doy un número de cuenta.

Nacho:
Muchas gracias toñito…vas haber toñito, que la vamos hacer en grande.

 

Antonio:
Si nachito…eso de mi cuenta corre…yo te voy a levantar, estamos en esto juntos nachito…

Nacho:
Claro mi toñin, tengo que colgar, esperare su llamada.

Antonio:
Se va llamar Mario Ignacio, así le pondré a mi hijo.

Nacho:
Órale toño, adiós.

Nacho cuelga y sale del escenario

Antonio: (aún con el teléfono.)
Nachito…te quiero mucho.

Suena otro teléfono, colocado justo en el medio del escenario, Antonio esta exhausto demora mucho tiempo en contestarlo, el teléfono suena mas de cinco veces y deja de sonar…después de un breve silencio vuelve a sonar..entra Ana Rosa en ropa de dormir.

 

Ana Rosa:
¿Qué no piensas contestar? Ese teléfono ya me tiene harta, ni siquiera nuestra luna de miel la podemos pasar en paz…nacho voltéame a ver.

El teléfono deja de sonar.

Antonio:
Ya dejó de sonar.

El teléfono vuelve a sonar.

Ana rosa:
Allí esta otra vez el pinche teléfono.

Antonio:
¡Contéstalo tú!

Ana rosa:
Bueno…quién lo busca…por el momento no se encuentra, pero le puede dejar un recado si gusta…su esposa… ¡colgó!

Antonio:
¿Quién era?

Ana rosa:
Una tal Marisol.

 

TELON

 

Volver al Relatos Cortos...


        
Universidad de Alcalá Confía learning confianza online