- El rincón del poeta
- Relatos breves
- Libros digitales
- Trabajos de investigación
 
 
Cultura en general (museos, exposiciones, patrimonio, etc...)
Enseñanza de español y didáctica de otras lenguas
Cooperación, igualdad, dependencia, desarrollo, etc.
Publicaciones e información sobre el mundo del libro.
 
 
Publicar en Liceus



 

  Guías culturales

RELATOS


Por Javier Leo Silgado
j_leo_s@hotmail.com

 

EN BRAZOS DEL OPIO

Las cinco de la mañana, todo está a oscuras en mi cuarto, todo menos el pequeño haz de luz de la vela que ilumina la pluma y el papel que dispongo a escribir. Espero a mi álter ego divino y romántico para guiar mi mano sobre el pliego amarillento escaso de ideas.
Miro a mi alrededor, arriba, abajo, a los lados… como buscando la inspiración entre el humo del opio que inunda la habitación. Todo se empieza a desvanecer mientras mi mente comienza un viaje por sus laberínticos recovecos, sombras recorren la estancia en la que me encuentro mientras me susurran ideas al oído, llevan mi mano suavemente rellenando impulsivamente el trozo de papel dispuesto ante mí. Uno detrás de otro lleno de garabatos aquellos escritos al igual que un pintor mancha sus lienzos con incomprensibles trazos a lo largo de toda una noche de locura creativa.
Sumiso a los deseos de los entes que guían mi pluma me desvanezco derrotado por la ola de esfuerzo que supone tanto derroche fugaz. Después de dejar a su suerte a mi mano diestra, después de desconectar mi cerebro para dejar a mi cuerpo crear de la nada, despierto entre sollozos mientras veo el montón de folios garabateados contando una historia traída del mismísimo inframundo por aquellas sombras que acechaban en mi morada. Ya despejado, con las ideas claras y el opio desvanecido de mi mente, me dispongo a leer los insólitos folios, me sorprendo al ojear la maravillosa historia que salió de la nada… ¿o quizás, sólo quizás, esto está en mi mente esperando estímulos adyacentes? Mientras las sombras me sigan contando historias maravillosas seguiré haciéndoles caso, dejaré mi mente a sus efímeros deseos.

Volver al Relatos Cortos...

        
Universidad de Alcalá Confía learning confianza online