- El rincón del poeta
- Relatos breves
- Libros digitales
- Trabajos de investigación
 
 
Cultura en general (museos, exposiciones, patrimonio, etc...)
Enseñanza de español y didáctica de otras lenguas
Cooperación, igualdad, dependencia, desarrollo, etc.
Publicaciones e información sobre el mundo del libro.
 
 
Publicar en Liceus

Agenda: destacados

Festival Escena Contemporánea 2009.

Del 26 de enero al 22 de febrero de 2009
 

EXPOELEARNING 2009.

19 y 20 de marzo de 2009

Publicar en Liceus
Platón y La República

Una de las preocupaciones últimas de Platón, en La república o de lo justo, es la demostración de la inmortalidad del alma. No deduce de ello ningún premio ni castigo de ultratumba. Vicente Adelantado Soriano

 Ir al artículo...

 

 


 

  Guías culturales

POEMAS

Por Jesús Moisupe

pepepoepeta@hotmail.com


QUERRÁS

Me querrás ocultar tras una sonrisa,
al ver que te quedas con mi fuego pero sin calor;
pero tu llanto romperá el cristal de tu risa
y cortará tus labios ; y no podrás soplar mi flama con helor.

Querrás ponerle una soga al cuello vacío
de mi sombra que camina contigo,
y al ver que al jalar la cuerda sientes frío,
te querrás parar donde más queme, pero sólo enfriarás su abrigo.

Y sentiré tras mi espalda tus ojos
y, aunque me toquen los hombros no voltearé;
sentiré tus manos jalando mis manos,
pero yo, seguiré mi camino y por nada me detendré.

Querrás sacarme de algún recuerdo
para saciar la sed de tus mendigos ojos,
pero no me encontrarás ni soñando;
y en tu mirada se juntarán sin oasis todos los desiertos.

Y yo,sentiré tu voz tocando mi oído,
quizá hasta lo golpees con mi nombre,
y andarás mis pasos buscando y pisando,
pero con la carta de mi amor te quedarás sólo con el sobre.

SÉ QUE MAÑANA

Sé que mañana ,cuando tu dolor te advierta
que me amas,aunque tu orgullo te lo niegue,
tranque tu puerta y te haga ver la mía siempre abierta
como si tu mano fuera la única para que la cierre.

Sé que mañana, cuando mi nombre sea ola
en la playa de tu boca, y deje en tu arena
el sabor salado que siente de la vida una anciana sola
o un ciego de sus lágrimas,porque a sus pies sus ojos encadena.

Sé que mañana,alguien tendrá que decirte
que mi puerta , sin ti adentro,ya está cerrada,
y te zafarás de tu orgullo,como una decepcionada amante
ante la explicación de la infidelidad vista con la amiga confiada.

Y sé que mañana, vendrás a buscarme,como una niña
que busca a su madre entre la multitud apretada;
y traerás la promesa de no soltarte jamás,de la asustada niña
con la voz de la desesperada madre que llama apresurada.

Vendrás en un horario desconocido,como la llegada
del beodo al bar,aunque sin dinero y adeude mucho,pero vendrás,
tampoco sabré la calle,por donde te asomes o la ruta elegida,
quizá sola o con quien te vió llorar en alguna esquina,pero vendrás.

Pero al llegarme,verás que no sabrá ya te tu llave mi puerta
y tocarás una y otra vez para decirme que me amas.
Y quizá ya al irte escuchas que lentamente se abre la puerta,
pero no seré yo ,sino esa mano que la cerró antes de que llegaras.

SI DIOS

Si Dios podría de alguna manera ayudarme,
quizá, haciéndola soñar mi dolor cualquier noche
o pudiera poner mi llanto en sus ojos
por tan sólo un momento, quizá logre amarme.

O si pudiera llevarle mi voz susurrando que
la amo, a cualquier instante, entre el silencio o
confuso bullicio, o pudiera en una tarde de invierno
poner en sus manos mi tacto, cuando su maravillosa
imagen me asalta, quizá logre amarme.

Si Dios podría de alguna manera ayudarme,
quizá, haciendo que su alma viva en mi cuerpo
ese momento en que su mirada encaja en la mía
y su mano abraza jugando mi mano; o si pudiera
sentarla en algún rincón de sus oídos, mientras
mi triste rezo está por llegar, quizá después logre amarme.

O tal vez pudiera poner en su pecho mi suspiro
cuando la evoco o la veo pasar para que sienta
como se inquieta el alma
como si fuera un globo que agarra y juega un niño;
o únicamente, pudiera retrocederle la edad al destino
hasta que vuelva a su infancia, para comprarlo
con un dulce y preguntarle, si es que ella me ama;
o si pudiera decirme que vino a este destino lo embriaga
para darle de beber y después aprovechar
a preguntarle, si algún día logrará amarme,
si Dios podría de alguna manera ayudarme...

SÓLO QUIERO ALEJARME DE TI

Sólo quiero alejarme de ti,
aunque con la sangre muerta
y una derrota de esqueleto.

Sólo quiero alejarme de ti,
como el eco entre las montañas,
lentamente,y avanzar hasta caer
por el barranco del horizonte,
hasta que la mirada de tus oídos
no logre divisarme, aunque
agudezca sus tímpanos.

O como se aleja el reflejo
del agua en reposo cuando es
perturbada, así lentamente,
hasta desembocar por la cascada
que baña a la puesta del sol,
hasta que tu mano no logre alcanzarme,
aunque enrrolles toda el agua
y hagas una grieta con un sólo dedo...

Sólo quiero alejarme de ti
hasta donde no puedas oír mis ojos,
oler el dolor de mi piel;
a donde tu voz ya no me pueda hablar,
a donde tus manos lleguen ásperas
y no me toquen, a donde tu mirar
llegue ciego y no me encuentre,
y a donde tu sonrisa llegue sin tus labios
o se convierta en un crujido cotidiano...

Sólo quiero alejarme de ti
a donde el olvido sea el único consuelo.

NO TEMAS

Cuando la tristeza caiga en tus labios ,
te sientas sola en medio de tanta gente
y la impaciencia por recobrar tu sonrisa
y querer llenar el vacío de la soledad se incrementa,
aunque el agobio en irse se resista ,no temas...

Si sientes que tu voz es muda porque nadie la escucha,
nadie la alcanza, y el mundo se te quiere alejar
queriendo provocar a que ni un rayo de sol te toque
o cambiarte de cielo para prohibirte las estrellas,
entonces tan sólo di mi nombre y tendrás mi compañía.

Dilo, no importa si lo dices muy quedo,te oiré,
no habrá distancia alguna que me impida tu voz,
y ,entonces ,quizá, no prometo ahuyentar tus tristezas,
hacer que el mundo te oiga ni resolver tu vacío
pero tenlo por seguro que entonces para enfrentarse
a tus penas,para oir tu silencio y sentarse a tu lado
estará mi compañía.

NO SÉ QUÉ HARÍA

Tus besos...
No sé que haría sin tus besos.

Que me falte el aire ,
pero que jamás me falten tus besos,
que más vida me dan cuando los siento
no me atrevería a seguir viviendo sin ellos,
que algún día me puedan faltar
ya es estar muriendo.

No sé que haría si algún día me faltaran tus besos
si son la firma del contrato
para que mi corazón siga latiendo,
no sé que haría si llegara el día
en que deje de ser su dueño
y sólo quede en mis labios su recuerdo
cuando los siento tan eternos.

No sé que haría si algún día
dejaran de asistir a mis labios,

Que me falte el firmamento,sus estrellas
y todo lo demás,pero nunca el milagro de tus besos
que han agrandado el infinito de mi universo
que han dulcificado mi mar tan extenso.

Si son los que mi mundo sostienen
los que me llevan ante Dios sin moverme
para rogarle que prolongue el tiempo
mientras tus labios se aferran a los míos,
como si fueran las manos de unos niños perdidos
que no encuentran su camino,
si son los que al asomarse encienden mi alma,

Por eso no sé que haría
si algún día dejaran de asistir a mis labios,
pues tienen prisionera a mi dicha
y siempre me mantienen tan perfecto.

TE ESTARÉ ESPERANDO

Te estaré esperando, con los ojos de un naúgrago,
estaré el la luz de los faros
sufriendo el insomnio...

En la madera de los puertos...
En el óxido del ancla ahogada...

Dormiré en la huella de tu último paso
con tu promesa de almohada,
y en la silla de mi respiro
sentaré el perfil de tus pies venir...

Te estaré esperando,con las manos pobres
y extendidas de un mendigo
en la isla congestionada de tu nombre.

Estaré en la piel de los bosque
aullando al antípoda plenilunio
que estela tu ida;
y en los peldaños de mis ojos
pondré a escalonar mi pie
hasta el cráter cohibido del ayer.

Y estaré esperando,
aunque el charco inunda los oceanos,
aunque el polvo
supere la montaña
y las nubes se tornen glaciar.

Y quizás si mis venas encanecen
y mi cuerpo asesina a la muerte
con su filuda edad,
y tú, no apareces,como una gota
de lluvia sobre el mar,
entonces allá, en donde las cenizas
si arden abrigo,
donde los castillos de arena
se levantan con los suspiros
y donde sólo es una chispa el amor
destinada a esconderse en el pajar
de los cielos...
te estaré esperando , te estaré esperando...

VEN


Ven... quédate conmigo,
haz manantiales de estos fangos,
que este invierno dé abrigo
como umbral de templo a los mendigos.

Iré hasta el horizonte del cosmo,
a donde quieras que vaya,
pero quédate conmigo,ahora mismo
como el sabor de ola a la playa.

Llega y con tus manos
haz que se descuelguen de mi piel
del dolor sus viejos artesanos,
para llenar mis poros de miel.

Muéstrame en tus ojos
que no hay que morir para ir al cielo
o que no está tan lejos
la estrella que a distancia arde hielo.

Acércate y quédate conmigo
como el agua de un río al mar,
para que Dios no se sienta un enemigo
cuando el amor no llega y uno empieza a clamar.

TU VOZ

Dormida tengo tu voz
soñándoce en mis oídos
y tu mirada como una hoz
abriéndome mágicos caminos.

Incansable mis descalzos pies por saber
que atajo o ruta te llega
o si tu nube a de llover
para refrescar mi huella ciega.

Anda tus cabellos viajando
por mis hondas manos
y tu sonrisa está jugando
muy cerca de mis tristes labios.

Nace de tus labios
el puente de la tierra al cielo
e inmóvil doy gritos
a que vengas,y espero...

Y acaricio tu nombre
como un duende a su moneda
mientras en mi sangre
como una sirena,tu aliento navega.

PERO ERA MI AMIGA

Su alegría era mi ancha pena
y día a día de él me hablaba,
mas ser su amigo era mi condena
porque a ella yo la quería y a él ella lo amaba.

A veces no quería escucharla, porque sus palabras
me llegaban como flechas sombrías,
porque en arco se convertía sus labios de rosas
cuando de él su nombre me pronunciaba con alegría.

A veces no quería escucharla.Yo no sé
cómo podía estar vivo mientras de él me hablaba,
mientras me decía; Hoy estuve con él y lo besé.
Quizá,sus palabras me mataban,pero verla a mí,
eso me recucitaba.

A veces no quería escucharla,pero era mi amiga.
Por estar a su lado ya nada me importaba,
aunque,yo en mi silencio le decía dolorosamente que no siga
mientras ella me repetía que sólo a él, puramente amaba.

Y así,ella que lo amaba y el mundo lo sabía.
Yo no compartí con nadie este secreto de amarla,
ella nunca sospechó que había otro que tambien la quería
tampoco que en muchas ocasiones me declaraba en silencio al mirarla.

AHORA VEO

Ahora veo que su calor
era del humo y no de su fuego
y que sólo me dejó del humo su color
porque su amor era sólo un juego.

Que sus volcánicos besos
sólo buscaban un parque para su recreo
como los niños en los domingos,
y el mío fue parte de su sorteo.

Sin embargo, recuerdo su promesa
como un ave a su huida después de estar prisionera,
de serme fiel,a mí quedarse presa
y amarme hasta que en el mismo cielo muera.

Recuerdo más aún, sus besos de septiembre,
pero ni el mismo firmamento puede tener
la estrella que más queme por siempre
o la playa la ola más suave retener.

Mas ella, era como la hoja de otoño
que fácil cae de su rama y se deja llevar
con la primera ráfaga sin empeño
que aparece o llega al azar.

Y ahora veo que me quedaré en ella
como un barco más en su puerto,
mas ella quedará en mí como esa semilla
que el viento arrastró y enterró en el desierto.

NO SÉ

Siento al tiempo cansado
ahora que no estás
lo siento tan debilitado
como si las horas
se hubieran ido contigo
y se hubieran propuesto
que contigo volverán.

Pero transcurre todo
aunque lento
y lento tambien es mi sufrimiento
por tenerte que esperar
detrás de los recuerdos.

No sé cuanto durará el que tan sólo
mi voz tu nombre pueda tocar,
no sé cuanto durará,
no sé cuanto durará...

No se cuanto durará el que tan sólo
la piel de tu ausencia
mi tacto pueda acariciar,
no sé cuanto durará,
no sé cuanto durará...

Siento al tiempo cansado
ahora que no estás,
lo siento tan debilitado
que las mañanas ingratas
se me quieren comportar,
que el sol a mi cielo
ya no quiere visitar.

Pero transcurre todo
aunque lento
y lento tambien es mi sufrimiento
por tenerte que esperar
detras de los recuerdos.

No sé cuanto durará el que tan sólo
en sueños te pueda mirar,
no sé cuanto durará,
no sé cuanto durará...

No sé cuanto durará el que tan sólo
con pensamientos
te pueda acercar,
no sé cuanto durará,
no sé cuanto durará...

CUÁNTA ENVIDIA SENTÍ

Cuanta envidia sentí al ver tu mano atada a la de él,
sentí que la indeseable muerte era mejor vida para mí,
porque te veía tan alegre con él
mientras el sufrimiento se gozaba en mí.
Que envidia ver como tu mirada terminaba en sus ojos de él
mientras en mí un dolor espantoso se encarnaba
de tus labios la envidiable dicha se desbordaba
y yo cuanta envidia sentí al ver que te estaba amando él.
Por un momento me creí él, te imaginaba tan cerca de mi ser
recibiendo todo el contenido de tu pasión
y yo dándote hasta el último beso de mi ser,
pero no era más que la farsa de mi imaginación
quien podría regalarme esa tan ansiada realidad,
no era más que mi alocado deseo
quien te acercaba para amarte más y más.

Cuanta envidia sentí al ver tu mano atada a la de él
ver como una sola felicidad iban fabricando,
ver como el hálito de tu voz la iba recogiendo él,
sentí que la muerte era mejor vida para mí,
porque mientras tu corazón estaba delirando
el mío estaba agonizando porque el no tenerte era para mí.

Cuanta envidia sentí al ver como se estiraban tus brazos
mientras él un clavel te regalaba,
ver como te apoyabas en su pecho mientras sus latidos
se escondían en lo más recóndito de tu alma,
ver como el tacto de sus desesperadas caricias
por toda tu piel rápidamente las espacía
y como tu sonrisa con sus labios la interrunpía.
Por un momento me creí él, respirando tus palabras,
midiendo el mundo cuando me abrazabas,
contemplando la diversión de nuestras risas en el viento
y sintiendo llegar la primavera de tus labios a los míos, muy lento
pero todo era mentira, yo tambien estaba delirando
era la farsa de mi imaginación quien te acercaba,
quien a su cuerpo de él a mi alma la llevaba,
y yo cuanta envidia sentí al ver que él te estaba amando
mientras mi amor por ti, por mis ojos se iba rebalzando.

CULPABLE

Culpable el destino, que el pensamiento
ahora punce con el latido,
que el alma la sienta de carne,
que me hiervan las horas
que me visitan en cada segundo
y que mi risa me lastime
como si mis labios fueran su enemigo.

Culpable, lo es, porque se descuidó,
cuando no debió ser así,el haberte conocido.
Si ya la llama de la dicha
a ustedes abrigaba,
si ya el reloj que tu pecho guarda
sincronizado con otro se hallaba.

Por qué tuvo que descuidarse,
lo culpo de todos mis quejidos,
de un dolor perfecto,
de que la nostalgia se haya disuelto en el viento,
lo culpo y lo maldigo
que la ponzoña me dio a beber
y se alejó sin dejarme el antídoto.

Lo culpo y lo maldigo,
que una herida me a abierto
y la cicatriz se lo ha llevado;
lo culpo de que mis pasos
tu camino hallan pisado,
un camino que lo siento de pantano
y me ahogo sin hundirme y mi auxilio es callado.

Lo culpo y lo maldigo,
que regrese y repare mi daño,
que no sea tan cobarde
para esconderse en el ayer,
que sus mañanas me repasan contigo
y que yo tan sólo palparte en mi mente consigo,
que vengay que me aclare,aunque sea,
el por qué nací sin vida
si el tenerte es prohibido,
y por qué siento morir
si aún no he vivido.

AHORA VEO

Ahora veo que su calor
era del humo y no de su fuego
y que sólo me dejó del humo su color
porque su amor era sólo un juego.

Que sus volcánicos besos
sólo buscaban un parque para su recreo
como los niños en los domingos,
y el mío fue parte de su sorteo.

Sin embargo, recuerdo su promesa
como un ave a su huida despues de estar prisionera
de serme fiel,a mí quedarse presa
y amarme hasta que en el mismo cielo muera.

Recuerdo más aún, sus besos de septiembre,
pero ni el mismo firmamento puede tener
la estrella que más queme por siempre
o la playa la ola más suave retener.

Mas ella, era como la hoja de otoño
que fácil cae de su rama y se deja llevar
con la primera ráfaga sin empeño
que aparece o llega al azar.

Y ahora veo que me quedaré en ella
como un barco más en su puerto,
mas ella quedará en mí como esa semilla
que el viento arrastró y enterró en el desierto.

TE TENGO AQUÍ

Te tengo aquí, amueblando el universo,
entre una cruz y mi mano que toca la montaña
donde estás posando,donde se ríe la lejanìa
de lo que no está cerca,donde hay árboles
con raíces enredados a tus pies y donde sus brazos
cargan hojas furiosas por quemar.

Te tengo aquí,entre el aire y mi piel,
entre mi piel y mi alma.
Entre la sed del fuego y la lluvia
entre la resistencia de la obscuridad
ante la invasión del brillo de la luz;
apuñalándome y simultáneamente animándome
a resisitir,cubriendo mis ojos
y empujándome hacia el abismo
y a la vez haciéndome sentir tu promesa
de esperarme abajo para huir hacia el mañana.

Te tengo aquí,en medio de las flores por donde
el otoño pasa y busca tu aliento para abonar
el aire que vive enterrado y que siente ahogarse.

Te tengo aquí,entre el canto del ruiseñor y el silencio
de los ojos de un ciego
cuya mirada sirve de bastón y guía
para unos pies descalzos;

Te tengo aquí,sentada sobre el horizonte
y eclipzando el sol,
y con un auréola de primavera revoleteando
en torno a tus cabellos y haciendo giros de invierno
que hace nevar desde la tierra al cielo,
porque estoy amando tu alma
y sólo me falta tu bendito cuerpo.

POR QUÉ

Por qué amarte, si tú no me amas,
amarte de esta manera,
amarte con toda la fuerza
que sostiene a las estrellas;
cuando debería odiarte,
odiarte con esa misma intensidad
que tengo para amarte,
porque un gran daño me causas.

Por qué amarte, sin ninguna razón;
amarte de esta manera,
amarte con la magia
que a la luna la suspende,
amarte exageradamente
con todos mis sentidos
como un niño cuando ama
su juguete preferido.

Por qué amarte, en medio de este dolor
por qué ,si tú no me amas;
amarte de esta manera,
amarte con ese poder
que hace girar a la tierra,
amarte como si el mañana no existiera,
amarte como si tú me amaras.

Por qué amarte, si tú no me amas,
amarte con todo el encanto
que al viento lo hace correr sin descanso,
amarte de esta manera,
como si lo dejara de hacer
alguien de los dos feneciera
o como si todo lo que vida tuviera
sobreviviera del afecto que rebalzo en ti
y de mí todos dependieran.

Por qué , si tú no me amas,
amarte de esta manera,
amarte con la vida del tiempo,
amarte como si nuestro
omnisciente Dios me insistiera,
aunque nunca me aclare
que yo tu amor ¡Jamás lo recibiera!

EN TU CUERPO

Navegar y hacer caminos
entre el caudal de tu sudor y el cauce de tu piel,
y sentirme como un naúfrago
tocando la arena de alguna playa.


Dejarte la silueta de mis manos acariciándote,
detrás de tu febril piel
como una olvidada ancla en el fondo del mar.


Que mi aliento emerga de tu boca
y que mi boca se tienda en ti como una sábana
mientras tu voz se aferra de mi nombre
y tu mirada rasguña la oscuridad.


Dejar enrredado en tus cabellos
el color y lenguaje de mi almohada
y en tus pechos como si colgara desde tu cuello
un collar de perlas ,mis besos.


Oir tu respirar agitado callar al silencio,
caer en tus muslos y escalar hasta tu espalda
con mi respiro de soga , y resbalar hasta tus pies.


Y navegar en tu infinito cuerpo
como un ciego sobre una balsa sin remos
sin importar irse a la deriva o hundirse.

Volver al Rincón del Poeta ...

 

 



        
Universidad de Alcalá Confía learning confianza online