- El rincón del poeta
- Relatos breves
- Libros digitales
- Trabajos de investigación
 
 
Cultura en general (museos, exposiciones, patrimonio, etc...)
Enseñanza de español y didáctica de otras lenguas
Cooperación, igualdad, dependencia, desarrollo, etc.
Publicaciones e información sobre el mundo del libro.
 
 
Publicar en Liceus

Agenda: destacados

Festival Escena Contemporánea 2009.

Del 26 de enero al 22 de febrero de 2009
 

EXPOELEARNING 2009.

19 y 20 de marzo de 2009


Publicar en Liceus
Platón y La República

Una de las preocupaciones últimas de Platón, en La república o de lo justo, es la demostración de la inmortalidad del alma. No deduce de ello ningún premio ni castigo de ultratumba. Vicente Adelantado Soriano

 Ir al artículo...

 

  Guías culturales

RELATOS


Por Joel Marcelo Porcel
orion_p_m@hotmail.com

VIVENCIAS DE UN MUERTO

El tiempo que uno pasa desesperadamente buscando a alguien en quien pueda confiarle su vida no por dependencia si no para poder compartir con alguien que a uno lo estime.

En la calle veo gente que no conozco caras que pasan riendo, hablando llorando, mientras que yo solo veo sombras, reflejos de lo que llamamos sociedad, en calles oscuras escuchando sonidos que no quiero escuchar tratando de vivir de tal manera que no llame la atención, ja..!! Como si eso fuese posible, un simple paso nos delata ante los ojos curiosos de la calle mientras mas anónimamente quieres pasar mas llamas la atención, mientras que cuando quieres llamar ala atención de una persona esta te ignora sin saber por que.

Es totalmente cierto eso?, o es que solo el destino y la casualidad nos hace seres tan entupidos y engreídos cuando nos sentimos seguros de que hay alguien a quien le interesamos.

La vida nos da sorpresas que solo un ser divino lo hubiese planeado de otra manera no sabemos como explicarlo.

Ante tal obstáculo que toda persona sea hombre o mujer, tiene que enfrentar dando lo mejor de uno, o arreglándoselas para salir airosos de todos los problemas que se presentan en la vida, cosas que aún que no nos parezca no hacen crecer y entender que para encontrar la felicidad es necesario sacrificar mucho de uno mismo, a tal punto que cuando sientes haber superado un problema miras atrás y te das cuenta que necesitaste cambiar algo de ti para superar esa prueba.


Un día mas de la misma rutina, arriba muchacho que hay que aprovechar la vida, ducha desayuno y de vuelta a la realidad.

Jamás entenderé el por que de todas las cosas que nos sucede, mientras caminaba en un día común con los amigos de siempre, la misma charla de chicas, deportes, música de cómo la pasaron el fin de semana. Sentí no se como y no se por que, alguien que llego a despertar mi alma y mis sentidos, alcé la mirada y basto un “hola” para quedar en un estado de sueño, muerto en vida, sin ni siquiera poder responder el saludo, los colores se me subieron al rostro, y una carcajada tan bochornosa de todos mis amigos corono mi primer caída, de regreso a casa, una de sensaciones me golpeaba la cabeza, que fue lo que paso, tal vez solo un día de esos que uno quiere olvidar pero olvidar aquel rostro, aquel color de voz esa presencia tan calida. No pude sacarla de mi cabeza todo el día solo pensaba en ella.

Al día siguiente inconcientemente la buscaba en medio de ese bullicio de lugar, mala suerte no esta ahí, ni modo emprendo mi retirada, con una carita de desconsuelo subo al autobús aún la busco viendo por la ventanilla pero no nada de encontrarla, de pronto esa voz “hola” giro la cabeza y estaba sentada a mi lado, ¿de donde salio?, y me repite: te dije hola, a no esta vez tranquilo muchacho y responde, por fin la charla se hizo hablamos de todo y de nada.

Después de un rato, inolvidable para mí y de un nerviosismo que a duras penas lo oculte, me dijo entonces: esta es mi casa nos vemos mañana. Y un momento después sentí un golpe en la nuca, quienes mas que la bola de amigos que estaban detrás de mi y que habían escuchado todo, otra vez a sufrir con las bromas, pero esta vez las aguante con alegría no me costo nada escuchar sus burlas. Pero que desgracia!!! ¿y como se llama? .Lamentablemente eso lo dije en voz alta, de suerte que hasta el conductor soltó una carcajada ah tragarme tierra.

Caminando rumbo a casa sentía una mezcla de vergüenza y rabia ¿Cómo no le pregunte su nombre? En que estaba pensando, pss en que mas si solo tenia ganas de de abrazarla darle un beso y no soltarla, tengo aún mucho por aprender.

Por fin llego el momento de encontrarla esta vez me tome la molestia de investigar y preguntar donde estaría, la encontré y la misma rutina el muy famoso saludo “hola”, armado de valor como si me enfrentaba a un gigante o a algo que me mataría me anime a iniciar otra vez la tan esperada charla, nos sentamos el césped de una de las jardineras, y entre palabra y palabra le dije, a todo esto me olvide de tu nombre ¿Cómo te llamas?, como te olvidaste si no te lo dije, pues con razón no me acordaba respondí, me sonrió y me despejo las dudas, esta niña es lo que estaba esperando, a pero esta vez solo lo pensé por si las dudas,  Melina y el tuyo?,  Joel eso creo.

Nos quedamos platicando, nos encontrábamos frecuentemente, hasta que me decidí y la invite a salir aprovechando el fin de semana y sorpresa me dijo que no podía.

En mi cabeza pensaba “NO” pero si “NO” que mala suerte “NO”, sentí que me desarmaba, y entonces me dice tengo mucho que hacer acabo de mudarme, si no tienes nada que hacer por que no vienes a ayudarme a ordenar mi departamento. Por poco salte de alegría, claro respondí me escribió la dirección y quedamos en encontrarnos temprano a las 8:00 de la mañana en dicho lugar, puse mi despertador a las 5 por si algo pasaba esta vez quería que todo estuviese en su lugar.

No recuerdo haberme cansado tanto, tantos muebles dije dentro de mi pues ni modo a cargar, hay mujeres indecisas que esto aquí no mejor halla pero se veía mejo así. Al fin comprendí por que decían que las mujeres eran el infierno y el paraíso de los hombres.

Terminamos con todo a eso de las 3 de la tarde no podía ni levantar los brazos, me deje caer en el sofá y ella apareció con una toalla y me tapo el rostro diciéndome, que tal si tomas una ducha mientras yo hago algo de comer. Me levante y me sentía algo raro, YO una ducha mientras ella hace la comida ya me siento como un tipo de jefe de casa o algo así, no! Solo es una amiga, por el momento, soñando despierto me dirigí a la ducha, ah que rico no hay nada como un baño después de sacarse la mugre por una cara bonita, de un momento escuche su voz que me llamaba me apresure a tomar la toalla para cubrirme pero resbalé con el piso mojado, de tal manera que choque con la puerta esta se abrió y caí a sus pies completamente desnudo!!!, mas tarde en caer que en levantarme me cubrí con la toalla, mientras ella se moría de risa yo me moría de vergüenza, me metí de nuevo al baño y ella entre risas me dijo cuando termines tu show de exhibicionismo sales a comer, me mire en el espejo y me dije a mi mismo hay caraj…. que rayazo.

Me vestí y respire hondo para salir, nos sentamos en la mesa callados, un silencio de aquellos, rato en rato la miraba y ella se aguantaba de reír hasta que ya no pude y le dije tontamente: “que”, y se soltó con una risa, me cubrí el rostro con las manos y me puse a reír con ella, que manera mas original de salir de la ducha me dijo, me daba ganas de meterme bajo la mesa y ni salir todo el año, bueno basta ahora a comer, comimos entre risa y risa, y en mi cabeza solo decía para esto me levante tan temprano.

Después de ese momento tan “MEMORABLE” salimos a comprar algunas cosas que necesitaba, cuando regresamos estábamos tan cansados que nos sentamos en el sofá y nos pusimos a ver una buena película, no se en que momento pero me quede dormido, desperté y estaba solo en el sofá, ella estaba ordenando sus libros vi mi reloj y era las 11:45 de la noche, me levante y le dije que tarde es, mejor me voy, y me contesto no me da miedo estar sola en un lugar nuevo quédate si quieres yo duermo en el sofá y tu en mi cama, claro que me quede pero con la condición de que yo dormiría en el sofá, entonces ella entro en su habitación y yo me deje caer otra vez en el sofá.

En medio sueño y todo adormilado la escuche venir, se sentó a mi lado y me dijo: gracias, yo le dije ¿por que? , por aparecer en mi vida, no gracias a ti por existir, se acerco aun más y me dio un beso, y yo me sentí vivo por primera vez, la abrace y expresamos físicamente el sentimiento que nos unió, jamás olvidare ese momento. Juntos descubrimos el cielo, en mis pensamientos repetía una y otra vez, nada ni nadie nos separara pongo mi vida para proteger esto que descubrimos, me enfrentare contra todo por ti.

En la mañana al rayar el sol despertamos juntos en la alfombra de la sala al pie del sofá, ella me miro y me dijo “hola”, yo le conteste “hola”, me abrazo me dio un beso y me dijo te quiero, “te quiero” frase que quedaría pequeña ante el sentimiento que me unía a ella.

Se levanto, yo la vi caminar desnuda hasta la ducha. Desayunamos y la tome de la mano y salimos a caminar, que distinta manera de ser el mundo cuando uno tiene alguien a su lado, para mi no existía nada solo ella que me hablaba y hablaba mientras yo soñaba y soñaba, me sentía tan fuerte ante todos pero tan débil ante ella, esos eran buenos tiempos.

Fueron los 3 meses mas rápidos de mi vida y cada día nos sentíamos mas unidos, hasta que se entrometió las maldita voz de la gente. Como todos tuvimos algún que otro problema lo común. Supimos dar la espalda a esas cosas que se oponían a nuestra felicidad.

Un día mientras salíamos de una disco uno de esos “hijos de la calle” se nos acerca y nos encañono, la puse detrás mió tratando de protegerla, ella me repetía que le de lo que quería, ahí descubrí el orgullo del hombre que en la mayoría de las veces nos pone en ridículo, trate de detenerlo se le salio un tiro y me dio en la pierna, noche que preferimos olvidar, dicen que la letra entra con sangre pero no dicen que las enseñanzas que da la vida son aun mas dolorosas.

En fin llego el día donde celebramos el año de avernos conocido, después de caminar por nuestra calle favorita, a la sombra de los árboles de la vereda, platicando de cómo habíamos crecido juntos soñábamos ya con un futuro juntos.

Ya en la noche, sentados en el sofá “el violinista” bautizamos así al sofá por que siempre estaba ahí entre nosotros, ella me abrazo y vi como caía una lágrima, rápidamente y confundido la tome de las manos y le pregunte que le pasaba, me miro y me dijo, estoy embarazada, sentí como mi corazón se acelero “Yo” ¿papa?, me quede mudo, se dibujo una sonrisa en mi rostro, la abrace quería comerla a besos, y le dije por que lloras, no se, me respondió. Quien entiende a las mujeres, yo no pero ellas a nosotros creo que si.

Y llegaron los antojos, y yo cada día mas preocupado de cómo esta, la llamaba cada media hora para preguntar como estaba, hice todas esas cosas que hacen los hombres cuando no saben que hacer, con decirles que me gaste todo el dinero comprando cosas para bebe, y descuide los alimentos y la renta.

Una noche de julio llego mi gran prueba, no se como paso todo pero al final estaba en el hospital con pijama y pantuflas, una de las enfermeras me miro y me dijo “papa por primera vez” con una sonrisa le dije que si, me presto un abrigo y espere, los minutos pasaban tan lentamente, a las 3:17 de la mañana escuche su llanto, una niña, soy papa, “que dirán mis papas”, ya estoy viejo.

A los dos días  Melina salio del hospital con nuestra niña entre sus brazos, yo daba brincos a su alrededor como cuando un cachorro recibe a su amo, la subí con mucho cuidado en el auto, yo la veía por el espejo aun mas bella que nunca, estaba tan agradecido por tantas alegrías que no vi en el curse, el camión el freno chocamos. Cuando desperté tirado en el asfalto y rodeado de gente, todo aturdido busque a  Melina y a mi niña, una anciana tenia en sus brazos a mi niña, me dijo siéntate estas herido, me tome la cabeza y vi que sangraba pero eso no me importaba, donde esta mi mujer la vi dentro del auto, tome a mi niña y me acerque, me miro y me dijo “hola” tenia un nudo en la garganta no sabia que decir me pidió que me acercara y me susurró, estaremos bien, ahí tienes la prueba de nuestros sentimientos, y sin mas se fue, aprendí a llorar no tengo palabras para explicar ese momento, le di un beso me apoye en su pecho y grite NO ahora NO. Ya en el cementerio y con mi niña en mis brazos me puse a hablar con ella, muero con tigo  Melina pero vivo para ella, me enseñaste a ser un hombre, tu me dijiste que en esta vida no todo es felicidad, me preparaste para enfrentar a la vida, pero eso si entre todo esto y cuando llegue mi turno te buscare y te encontrare, te mirare a los ojos y te diré “hola”, te diré que te extrañe, te contare que nuestra hija esta bien, que siempre la cuide, que es igual a ti y que día a día me dio fuerzas para seguir adelante, te contare que aún que estuvo a tu lado unos días ella te recuerda, que nos quedamos dormidos en el sofá viendo tus fotografías, que aún siendo tan pequeña me consolaba con su sola presencia, y te tomare de la mano y nos uniremos para siempre, por que aun con tu partida siento que estas a mi lado.

NIÑOS DEL VIENTO

En los momentos de ansiedad cuando uno se da cuenta que ya no puede seguir adelante, no tenemos fuerzas y nadie esta a nuestro lado para darnos refugio o consuelo, en ese momento es cuando aprendemos a como superar este obstáculo tan enorme que la palabra vida le queda chica.

Caminaba en el jardín cuando sentí un golpe en la cabeza, levante la mirada y vi un cielo de tierra que se caía, me apresure a entrar a casa donde me vi solo, el suelo se estremecía llovía arena, cerré mis ojos el miedo me consumía y de pronto todo quedo en silencio vi entonces que de toda la ciudad solo quedaba un muro con ventanas y la puerta, yo aferrado a la puerta un tenebroso viento empezó a soplar y vi personas que caminaban sin consuelo buscando refugio y lo único que se me ocurrió fue unirme a ellos. Después de caminar toda la noche llegamos a una colina, donde avía una hermosa casa con muros de cristal pero solo tenia un ambiente, el grupo de personas empezó a entrar para refugiarse del frió que hacia, de pronto empezó a soplar un viento tan helado que los árboles se secaban los pájaros caían como muertos, nos apresuramos a entrar a nuestro único refugio entonces vi que no avía ni un solo adulto todos incluyéndome éramos niños.

Lo que me llamo la atención es que todos apilaban piedras en las ventanas y las puertas y pregunte por que hacían eso y una niña me contesto “El viento pronto soplara fuerte”, y dirigí la mirada hacia el norte y vi que se acercaba un muro de polvo, cuando nos golpeo el viento soplaba tan fuerte me acurruque en un rincón de la habitación el viento seguía y se llevaba con sigo a todos los niños que no podían sujetarse así como llego ese coloso soplido se fue, entonces entendí lo que todos hacían y me dispuse a recoger piedras para fortalecer nuestro refugio de cristal, mientras veía como los niños desafortunados eran arrastrados a lo lejos.

De pronto escuche un grito, era la niña que me respondió me pedía ayuda pues estaba al borde de la colina y lo único que hice fue ver como ella resbalaba y se perdía, estaba tan confundido que no sabia que hacer alguien me tomo del brazo y me dio una piedra para seguir apilándolas a rededor de la casa. Sentí entonces otra vez ese frío tenebroso y supe que el viento avía vuelto corrí a la casa pero esta vez el viento rompió las ventanas destrozo nuestras defensas y arranco la casa con nosotros dentro, me sujete al marco de una ventana y todo era silencio, mientras girábamos por los aires dentro la casa vi a mis compañeros callados solo sujetándose tan fuerte, no gritaban pero sus rostros reflejaban desesperación.

Después de un momento el cielo se aclaro y como si fuésemos una pluma caímos nuestra, casa al caer empezó a rodar por el suelo, el aire era tan puro el poderoso soplido se convirtió en una brisa nuestro refugio quedo enganchado en un árbol enorme y con miedo salimos, el campo era verde y hermoso, a lo lejos vi a un niño que se acercaba en una bicicleta y me sonreía, vi un pueblo donde avía un anciano y muchos pero muchos niños pero no había mas personas adultas que el anciano, ellos caminaban y jugaban en calles que parecían unos surcos de no mucha profundidad.

Me sentí confundido de pronto vi acercarse el inmenso muro de polvo pero esta vez no entraban a las calles si no que pasaban por encima de estas, camine hacia el anciano estaba sentado en una pequeña colina donde avía un árbol, se dio la vuelta para verme y me sorprendí por que de un momento a otro cambio su aspecto y se convirtió en un niño, me tomo de la mano y me mostró una plaza donde estaban todos aquellos niños que avían sido arrastrados, baje corriendo y me di la vuelta para despedirme y vi una luz tan pero tan fuerte y al niño que me sonreía pero esta vez sus ropas eran muy viejas me saludaba con la mano y me despedí. Ya en la plaza encontré a la niña que cayó de la colina y sin que yo le pregunte nada ella me dijo “somos niños envueltos en ropajes viejos”.

Ahora entiendo el mensaje todos estamos aquí solo por que queríamos estar aquí y nunca dejamos de aferrarnos a nuestra casa de cristal, por mas desesperanza y terror ante los vientos que golpean nuestras vidas, aquellos que fueron arrastrados encontraran en algún lugar paz pero nosotros aún no perdimos todo, aun nos queda las ganas y deseos de seguir y seguir así solo seamos unos indefensos niños cuando nos enfrentamos a problemas tan grandes que se nos presentan, por mas piedras que apilemos para protegernos alguna vez siempre seremos derrotados pero lo bueno de caer es que aprendemos a levantarnos, tan simple pero tan complicado que nos convierte en niños ansiosos por recibir ayuda. Por que los que se hicieron arrastrar por el viento desearon ver, que la tristeza y el miedo eran calidos, pero si razonas tus miedos y los afrontas encontraras tu destino, despierta el don de ser tan fuerte como el mar, por más que sientas dolor y tristeza, ten fe y no dejes de pelear

Pues aprendí que es mejor perder luchando, que darse por perdido sin luchar…

Volver al Relatos Cortos...
 


        
Universidad de Alcalá Confía learning confianza online