- El rincón del poeta
- Relatos breves
- Libros digitales
- Trabajos de investigación
 
 
Cultura en general (museos, exposiciones, patrimonio, etc...)
Enseñanza de español y didáctica de otras lenguas
Cooperación, igualdad, dependencia, desarrollo, etc.
Publicaciones e información sobre el mundo del libro.
 
 
Publicar en Liceus

Agenda: destacados

Festival Escena Contemporánea 2009.

Del 26 de enero al 22 de febrero de 2009
 

EXPOELEARNING 2009.

19 y 20 de marzo de 2009

Publicar en Liceus
Platón y La República

Una de las preocupaciones últimas de Platón, en La república o de lo justo, es la demostración de la inmortalidad del alma. No deduce de ello ningún premio ni castigo de ultratumba. Vicente Adelantado Soriano

 Ir al artículo...

 


 

  Guías culturales

POEMAS


Por Jorge del Rosario
aloloco01@telefonica.net

 
ESTOY HARTO

Estoy harto, señora,
de robarle tangos a la noche
y descuartizar boleros
con turbios roedores laríngeos
Y noche y voz mueren
Amanezco
El silencio y yo
sin su amor
señora

ÚLTIMAMENTE NO ESCRIBO SINO TONTERÍAS

Últimamente,
no escribo sino tonterías

De verdad ,
tonterías

Y ya me siento
como ese estudiante de instituto
menos vivo que el resto de la clase

al que le roban el afilador y el bocadillo
y le echan la culpa
de haberle tirado la tiza al maestro

¡Vamos! Que no le dejan jugar
a la pelota en el recreo

Que tiene que comprar
los dibujos de tinta china por su torpeza

Y al que tienen que acompañar
hasta la parada de la guagua
por sus miedos

Y nadie sabe por qué

Sólo yo

Y es que estoy enamorado
de la niña del pupitre
de la segunda fila

¡¡Joder!!

LA CITA

Estuve a la hora prevista
en el bar acordado
en la mesa adecuada
Media hora más tarde
frente a mí no estaba ella
Había una copa de vino
y media ración de albóndigas
Además, albóndigas mudas.
Jamás perdonaré su silencio
El de las albóndigas
A ella, la perdonaré
Seguro

TANTAS VECES TE OLVIDÉ...

Tantas veces te olvidé,
que hoy te quiero…
a mil metros de mi cuerpo.

Tantas veces te olvidé,
que mañana te espero…
a mil tumbas de mi tumba.

Un millón, diez …,
mil millones de veces te olvidaré.
Jamás olvidaré que he de olvidarte.

(en poder de la rabia)

(Nadie tiene el poder de manejar tus sentimientos, para bien o para mal. Es cuestión de creérselo)

BUENOS DÍAS

Buenos días.
No has cambiado mucho cariño,
te veo igual cada mañana.

Tu chata nariz,
tus ojos achinados...
ni el pelo te crece.

No pasa el tiempo por ti.

Yo tampoco he cambiado mucho.
Sigo siendo el mismo.

Incapaz de romper
de una vez esta foto
que veo cada mañana.

CIELO AZUL

Azul era el neón que alumbraba
a la salida del cine

Eran azules corbata y guantes
regalo al padre – es navidad -

Azul el color del nuevo coche
-bien merecido - de la hija mayor

Brillaban los azules ojos de la madre
al ver dorado su plastificado cuello

La puerta del garaje, azul
La del chalet, azul
La alfombra, azul

Azul el tapizado

de las sillas del XIX

Azules sábanas,

colchas y edredones...

c omo el color del cielo
del tercer mundo

Azul

JONATHAN

Con la mano izquierda
maneja perfectamente
l a maquinita para matar

Mata cada vez más

Es el mejor del barrio

Con la otra mano
contesta los mensajes con un móvil
que los Reyes le han echado

Una coleta divide su espalda en dos
y al mismo tiempo
también divide un tatuaje con motivos orientales
que le llega hasta el culo

Calza -brillantes al extremo -
unas zapatillas Nike

Los padres disfrutan
en la barra del bar
de un vodka naranja
y se muestran orgullosos
por el elevado índice intelectual del niño
que se llama Jonathan
y tiene siete años

DECIR ALGO SIMPLE

Después de años y años
de usar trajes de noche
bajo lámparas de lágrimas,
para ver las mías en la oscuridad,
decidí decir algo simple…

Después años y años
de presentar al público una cara de bronce
que se derretía al volver la esquina
con un trago de agua de fuego
decidí decir algo simple…

Después de años y años de caminar
con botas militares,
sin dejar llegar a mi planta del pie
el dolor de la espina de un erizo de la playa
decidí decir algo simple…

Después de no sentir,
de vivir bajo la analgesia de la prisa
después de no vivir
sino de transitar entre nacer y morir
decidí decir algo simple…

decidí decir algo simple...
a la vida:

¡¡ buenos días !!

EL AROMA DEL AIRE

Una casa del barrio.

En el suelo de la sala, juega un niño.
Mientras, un radiante haz de luz
encuentra – preciso –
la rendija por donde colarse
para dar color
al los juegos de la corriente.

Un nauseabundo olor a ron
que desprende la garganta del padre
pone el aroma del aire.

A medio afeitar - de reojo -,
observa al niño que, desnudo,
juega con una maltrecha jeringa
en el suelo de barro de la sala
construida con tablones de madera
entre los cuales se cuela
- junto al haz de luz -,
algún ratoncillo que suele repartir
el aire, el aroma, el color,
el suelo, la sala, la casa
y el barrio,
a las afueras de Managua.

Volver al Rincón del Poeta...

 



        
Universidad de Alcalá Confía learning confianza online