- El rincón del poeta
- Relatos breves
- Libros digitales
- Trabajos de investigación
 
 
Cultura en general (museos, exposiciones, patrimonio, etc...)
Enseñanza de español y didáctica de otras lenguas
Cooperación, igualdad, dependencia, desarrollo, etc.
Publicaciones e información sobre el mundo del libro.
 
 
Publicar en Liceus

Agenda: destacados

Festival Escena Contemporánea 2009.

Del 26 de enero al 22 de febrero de 2009
 

EXPOELEARNING 2009.

19 y 20 de marzo de 2009


Publicar en Liceus
Platón y La República

Una de las preocupaciones últimas de Platón, en La república o de lo justo, es la demostración de la inmortalidad del alma. No deduce de ello ningún premio ni castigo de ultratumba. Vicente Adelantado Soriano

 Ir al artículo...

 

  Guías culturales

POEMAS


Por José Cobos
josecobosesmas@yahoo.es

 
NO DEJES NADA

Y todo fue un error impulsado por la locura de las voces,
Es que yo oí: "Cómetelo todo.
No dejes nada en el plato",
Y como un dios que guarda no sé qué secretos,
Tragué mucho, sin pundonor,
Con las manos, con las calculadoras, con las pistolas,
Sin vergüenza alguna.

Sí, fue apenas un error casi perfecto.
No es que lo quisiese así...., bueno, no sé si me explico, pero Lázaro ya se había levantado,
y desdeñar el perfil misterioso de tu cuerpo me parecía un derroche imposible.
Y, a la manera del tapiz de los guanaqueros,
El mismo olor que desenvaina la lira
Se comenzaba a deshacerse estrictamente
En tu boca.
Y tu boca, como cuando pruebas lo exquisito de ese guiso exacto a todas las cosas,
La devoré también sin pudor alguno.
Ya te dije que entendí mal,
Que creí me impulsaron a comérmelo todo.
... ... ...
"Cómetelo todo. No dejes nada."
... ... ...

Y tu boca disconforme, se abrió de par en par,
Como huyendo de lo devorado.
Y probé a morderte más fuerte, guardar en mí
Ese sabor tuyo de tus labios tenaces,
De estrecharte impasible la boca, compacta, dulce y suave,
Y casi darnos un beso.
¿Puedo acaso separar de mí esta profunda sustancia
Que identifico con mi voz secreta y reconozco mía
Por lo imposible?
... ... ...
"Cómetelo todo. No dejes nada."
... ... ...

Después de haberte devorado, vehementemente,
Quizá como un castigo de ese profundo deseo,
Quise repetir de nuevo.
Repetirte de nuevo,
Hasta hallar la secretísima esencia que revela lo misterioso de ese afán indecible
Que me lleva a morderte hasta hacerte daño casi,
Morderte,
Prolongarme en ti sin remedio,
germinar aferrándome impasible a tu cuerpo secreto,
como el trigo en la tierra fértil.
Repetirte, repetirte, repetirte y no saber,
Después de devorarte mil veces,
Si te había siquiera alcanzado mi primer mordisco,
De haber comido de ti tu boca hasta la eternidad,
De Estrechar tu carne,
De haberla guardado en mi boca siquiera,
Y hasta de haberte
Besado casi sin hacerte daño.
Repetirte,
Y desear que tu boca me impulsara a morderte de nuevo
En ese error primero que ciegamente me llevase a devorarte:
- "Cómetelo, cómetelo todo.
No dejes nada en el plato." -, dijiste.

NO ERA RARO VERME ASÍ

No era raro verme así. Envuelto en relojes
Amenazando con horas huecas y crepúsculos fingidos
Y días podridos en soledad, sepultados en la monotonía
De su sonido hasta el fin del tiempo.

HUIRTE

Huirte.
No, huirte. ¿Huirte?.
Pero a dónde quiero ir, a dónde
Quiero llevar estos pasos imposibles
que hagan de ti un recuerdo imposible, el olvido en tu forma pensada.
Pensar en huir, en salir corriendo, es recordar tu vértigo, su esencia
Instintiva que crea esto que me das y me quitas como si nada.
Sí, hay entre lo que eres y soy, un abismo de café secular
Que cuelga la realidad en guirnaldas de papel y alambre.
Huir, Sí, huir
De quién. De ti,
De quién, de ti, me lees?
Huir, correr, me lees?
Correr aún más, más a prisa. Aún tus ojos me rozan los versos,
Los hacen sangrar, extrayéndoles el sentimiento puro hasta los tuétanos.
Sí, huir. Pero huir me hace pensar,
Esta huida inútil....
Este espacio cruzado en mis talones...quizá tenga que huir más aprisa
No pensar en nada si corro aún más rápido
Y no pensar, me hace olvidarte,....tal vez esta impresión dure sólo un momento
Quizá, eso sea todo, tal vez un momento, la eternidad cercana hasta hacerme daño en los ojos....
Pero huir me ha hecho pensar, ya te dije que huir me hacía pensar.
¿Qué es lo que me hace huir?
A lo mejor, tú.
Al menos huiría con un fin,
Tú. Pero para qué huir entonces?
Para qué continuarte en un engranaje de visiones que se expían en la lejanía?
Para qué llevarte conmigo en esta huida
Si habría de encontrarte de nuevo allá adonde fuese?
Pero el deseo de huir es más que la huida misma
Es el climax de la huida, pensar en alejarme de ti, en estar presente en mi edad anterior,....
Me da la vida,
Después en la huida, la angustia de tenerte ahí fuera
Me deja distante incluso hasta de mí mismo.

DEJANDO DE LADO...

Dejando de lado cualquier presunción de inocencia,
Me declaro culpable y junto mis manos,
La conciencia de saberme morir, de dirigirme irremediablemente hacia la muerte,
¡tocad mi marcha fúnebre con el carmin de los epítetos!
Cesad mi marcha con la tersa piel de algún sentido de la vida,
Engrasad los grilletes con la cadencia de una incertidumbre,
Pintad estos artefactos de amarillo intenso, casi de fucsia,
Expresad con sus adverbios lo que quieren la Naturaleza misma y el vértigo.
Sed la Naturaleza misma en todas las cosas:
En la carne trepanada de la lira,
En los cuerpos que te muerden casi sin querer,
En todo lo que es así y seguirá, porque así ha de seguir. Lo contrario,
Es una aberración....
Volved a romper la transparencia de las nubes.
Dejadme estar ausente y no ver nada,
Dejadme adormecerme junto a la muerte, hondo y sereno,
Como quien pone fin a lo que funcionaba y ya ha dejado de hacerlo.
Dejadme así ser esto,
Dejadme asi ser esto que es
Dejadme ser así un muerto lúcido en medio del cementerio.

Volver al Rincón del Poeta...


        
Universidad de Alcalá Confía learning confianza online